Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 17/01/09

“JUSTICIA” GOLPISTA DE CLASE: LA FARSA DEL “JUICIO” A NICOLAE CEAUSESCU Y ELENA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 17 enero 2009

Nicolae & Elena Ceausescu-fidelvasquezEl 22 de diciembre de 1989 fueron arrestados por efectivos militares Nicolae y Elena Ceausescu. Se les trasladó a la base militar de Tirgoviste, donde tuvo lugar la farsa de juicio que presentamos al lector.

Queremos dar el contexto y un análisis de este vergonzoso “juicio” que no fue sino un vulgar ajuste de cuentas, eso sí, de clase.

La contrarrevolución interna estaba muy presente en los países socialistas. Era ampliamente animada, instruida y financiada por las agencias del imperialismo de múltiples maneras: mediante emisiones provocativas del tipo de las de Radio Europa Libre, con fondos de las “ONG” yanquis, y finalmente con la penetración directa de agentes, sin ir más lejos, del CESID español, del que no hace demasiado pudimos ver en Antena 3 unas grabaciones hechas en Rumanía ¡tres meses antes de la contrarrevolución!

Sólo esto bastaría para demostrar qué es lo que estaba ocurriendo. Si agentes del CESID se paseaban grabando imágenes por Bucarest y otros lugares, ¡qué conspiraciones no tendrían lugar en el seno de un ejército que en realidad nunca abandonó sus concepciones monárquico-reaccionarias!

Esto nos habla sin duda, de serios errores de la dirigencia comunista y del Estado. No en vano Ceausescu, hombre que mantenía las mejores relaciones con alguien como Santiago Carrillo, y esto no por casualidad, sino por su antisovietismo, practicó un alejamiento de la URSS mediante una línea de “independencia” más teórica que real, pues se traducía, al igual que en el caso de Yugoslavia, en la dependencia respecto de occidente, cuyos créditos debía utilizar. Cierto que, esto fue logrado con una deuda externa cero.

Así, Ceausescu era bien recibido anteriormente en Europa y se le ponía de modelo diferente al soviético o alemán oriental.

Esta política sólo podía tener como consecuencia el desarrollo de los sectores antisocialistas.
El que estos sectores se desarrollasen también en otros lugares e incluso llegasen a tomar el mando como en el caso de la URSS, no hace sino demostrar doblemente el peligro del oportunismo.

Sin embargo, cuando se estaba produciendo la caída del socialismo en Europa, habiendo caido ya el Muro de Defensa Antifascista de Berlin, y países como Hungría y Polonia, etc., Rumanía se resistía a caer.

Y es que Ceausescu no tenía intención de que cayera el socialismo rumano. En el último momento decisivo, tomó la decisión de no dar pábulo a las corrientes “reformadoras” y contrarrevolucionarias, lo que selló su destino: Ceausescu debía ser eliminado.

El último Congreso del PC rumano tuvo lugar en noviembre de 1989, un mes después de la caida del muro de Berlin, es decir, en un contexto sumamente peligroso. Sin embargo los resultados de dicho Congreso son hoy poco menos que irrelevantes, visto que carecieron de efectividad.

Se recordarán quizá aquellas imágenes que pudieron verse por la televisión occidental: Ceausescu habla en Bucarest, y las masas “se rebelan” allí mismo.

Es el momento en que se desencadena la campaña de falsedades sobre Timisoara. Ceausescu ya ha sido caracterizado como el “vampiro rojo” o el “tirano de los Cárpatos”, gráficas denominaciones típicamente propagandísticas y que no cesan de aparecer con referencia a otros personajes como por ejemplo Milosevic (“carnicero de los Balcanes”) (1). No es baladí que la mención a los Cárpatos o Transilvania, o a los Balcanes, cause una especie de miedo ancestral a la Europa occidental, fruto de viejas leyendas sobre esas tierras. También se lanzaron calumnias acerca de los “terroristas palestinos y sirios” que luchaban al mando de la Securitate contra el golpe en estos momentos. Lo cierto es que la Securitate se vio desbordada por la abrumadora violencia del Ejército golpista (2).

El Ejército es precisamente el núcleo de la contrarrevolución, y ello se debe a su origen que no se basa en la guerrilla antifascista o milicias populares como en otros países, sino que se trata del mismo Ejército existente anteriormente en Rumanía y que firmó una paz separada con los aliados en la guerra, incorporándose al nuevo Ejército.

El “juicio” que se le hizo a Ceausescu (y, no lo olvidemos, a su mujer Elena) se enmarca en este contexto. Teniendo lugar en el mismo momento del golpe, sus características son aún peores que las de los procesos habidos en la RDA o Hungría, y se podría encontrar un paralelo (en cuanto al descarado anticomunismo reaccionario) con el proceso checoslovaco. Si se complementa la lectura del documento que presentamos con la visión del video correspondiente de la Televisión rumana tomada por los golpistas, se obtiene una imagen completa del horror de lo que en esencia es el asesinato de un Jefe de Estado.

Un juicio con un tribunal formado “ad hoc” compuesto de militares golpistas y enemigos del pueblo, una “defensa” nombrada del mismo modo y que solicita la pena de muerte para sus “defendidos”, y el propio desarrollo del proceso completamente ajeno a cualquier noción de derecho procesal (incluso militar e incluso de tiempo de guerra), demuestran que el nuevo régimen no tenía ninguna intención de ser justo, democrático, etc., sino simplemente (y es lógico) de suprimir el socialismo e implantar la “democracia” imperialista.

En estas condiciones, la actitud de Nicolae y Elena Ceausescu fue la adecuada. No podían reconocer semejante “tribunal” y no tenían por qué entrar al juego que justificase semejante “juicio”. Desgraciadamente, su suerte estaba sellada.
La lección fundamental es, una vez más, que la justicia y el derecho son simples instrumentos políticos, que por otra parte, los imperialistas no dudan en echar al cubo de la basura cuando hace falta, manteniendo sólo la fachada o farsa suficiente a efectos de propaganda.

 (1) Sobre la preparación del golpe, véase “Un general admite la planificación del golpe a largo plazo”. Sam Marcy, 1990. De hecho, cuando se da el golpe Ceausescu se encuentra en Irán, de donde vuelve precipitadamente.

(2) Sobre el desarrollo de los acontecimientos en Rumanía: “De Tien An Men à Timisoara”, EPO, Bruselas, y “La URSS y la contrarrevolución de terciopelo”, idem.

TRANSCRIPCIÓN DEL JUICIO A PUERTA CERRADA CONTRA NICOLAE Y ELENA CEAUCESCU (resumen) Base Militar Tirgoviste – 25 de Diciembre de 1989

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »