Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 8/04/09

Analizando la crisis del capitalismo

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 8 abril 2009

Por Enrique Javier Díez Gutierrez, Profesor Titular del Dpto. de Didáctica General de la Universidad de León

 Crisis y depresión del capitalismo

La crisis que sufrimos obedece a la estructura básica del vigente sistema político-económico capitalista y neoliberal. No se trata de la acción depredadora de unos cuantos banqueros y financieros corruptos, o la distorsión del mercado. No es una distorsión del capitalismo contemporáneo sino, al contrario, el medio para que funcione plenamente, la esencia del mismo: la búsqueda del máximo beneficio de unos pocos a costa de la explotación de los trabajadores y las trabajadoras de todo el planeta. Por eso, esta crisis afecta a los fundamentos mismos del capitalismo.

La crisis que sufrimos obedece a la estructura básica del vigente sistema político-económico capitalista y neoliberal. No se trata de la acción depredadora de unos cuantos banqueros y financieros corruptos, o la distorsión del mercado. No es una distorsión del capitalismo contemporáneo sino, al contrario, el medio para que funcione plenamente, la esencia del mismo: la búsqueda del máximo beneficio de unos pocos a costa de la explotación de los trabajadores y las trabajadoras de todo el planeta. Por eso, esta crisis afecta a los fundamentos mismos del capitalismo: el desplome de Wall Street es comparable a lo que representó, en el ámbito geopolítico, la caída del muro de Berlín.
El capitalismo no se puede humanizar porque es, en sí mismo, injusto e inhumano. Este sistema, junto al colonialismo y el imperialismo, ha sido y continúa siendo responsable, como nunca antes en la historia, de la explotación extrema de los seres humanos, de la destrucción, del derroche y de la degradación de los recursos naturales planetarios que son centrales para sustentar la vida y la dignidad humana. La consecuencia de la globalización ha sido la destrucción de lo colectivo, la apropiación por el mercado y las entidades privadas de las esferas pública y social.

La voracidad del capitalismo no tiene límites. Necesita expandirse continuamente para tener mayores tasas de ganancia. De ahí la huida hacia delante en las inversiones financieras. Pero esto no podía durar eternamente cuando la base productiva sólo crecía con una tasa débil. La llamada “burbuja financiera”, significa que el volumen de las transacciones financieras es del orden de dos mil trillones de dólares cuando la base productiva, el PIB mundial, sólo es de unos 44 trillones de dólares. Hace treinta años, el volumen relativo de las transacciones financieras no tenía ese tamaño. Esas transacciones se destinaban entonces principalmente a la cobertura de las operaciones directamente exigidas por la producción y por el comercio nacional e internacional. La crisis debía pues estallar por una debacle financiera.

Cuando ésta estalló y los bancos comenzaron a desmoronarse, los neoliberales se quedaron afónicos exigiendo la protección del Estado. Archivaron sus doctrinas de libre comercio y reclamaron la salvación del sistema financiero argumentando que, dado que los bancos y las grandes empresas son las que bombean el dinero requerido por toda la sociedad, debían ser preservadas con fondos públicos de esa sociedad (Katz, 2009). Desde mediados de 2007 se han venido incrementando las masivas inyecciones de dinero, extraído mágicamente de los impuestos de los contribuyentes, en un intento por evitar el colapso de los más grandes bancos y empresas, principales responsables de la crisis.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

Bicentenario: la epopeya cotinúa

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 8 abril 2009

Por: Héctor Enrique Soto Castellanos, Ministro del Poder Popular para la Cultura de la República Bolivariana de Venezuela

hectorsoto-fidelvasquezLa programación de celebraciones por el bicentenario de nuestra Independencia ha sido concebida como una gran fiesta popular, superando la visión meramente academicista. La idea es que el pueblo se incorpore, vibre y asuma que es un proceso no culminado por lo que permanecemos en esa lucha, más ahora con el despertar de los pueblos latinoamericanos.

Durante tres años tendremos diversas actividades alusivas, tales como: publicaciones históricas, actividades de teatro en las calles, micros para radio y televisión, artes plásticas en la calle y en los parques, distribución de libros y revistas en las salidas del metro, producciones importantes cinematográficas, cine para adultos y para niños en cinematecas, salas de cine comunitario y en instalaciones militares, exposiciones de documentos históricos, recreaciones de batallas en los escenarios reales, con la participación de los Consejos Comunales de cada lugar oídas sus propuestas. Foros simultáneos en todo el país, certámenes para niños y adultos sobre textos históricos, himnos y marchas. Calendario Ciclo del Bicentenario, construcción de murales y muchas cosas más.

La Comisión Presidencial coordinada por el vicepresidente ha trabajado arduamente en los preparativos y ya se han dado varias actividades. El 19 de abril se recrearán los sucesos ocurridos ese día en 1810, por un grupo de teatro que actuará en los lugares exactos donde ocurrieron los hechos (plaza Bolívar, Cabildo, balcón del pronunciamiento).

Estas actividades serán replicadas en los estados según sus capacidades. El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información está incorporado, lo cual garantiza la difusión y promoción así como, otros organismos y personalidades miembros de la comisión.

Además se está articulando con otros países que también vivieron — y viven— esta epopeya liberadora para la realización de actividades conjuntas.

Lo importante es el concepto de “fiesta popular”. Ya no será un ejercicio endogámico entre expertos, que intercambian libros y conocimientos para el consumo de un grupo reducido de personas. Para eso son transversales las actividades entre: el Ministerio del Poder Popular para las Comunas (garantizando la participación comunal en cada zona), el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información (garantizando difusión y cobertura de las actividades) y otros con responsabilidades precisas.

¡Vivamos pues nuestra construcción de la historia de liberación que aún no termina. Protagonicemos nuestra emancipación, cerrando el ciclo liberador iniciado por nuestro libertador!

Posted in General | Leave a Comment »