Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

NO TODO ES MARX, PERO SIN EL MARXISMO JAMÁS UN MUNDO MEJOR SERÁ POSIBLE.

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 abril 2009

[…] nosotros no anticipamos dogmáticamente el mundo, sino que queremos encontrar el mundo nuevo a partir de la crítica del viejo,… No es cosa nuestra la construcción de futuro o de un resultado definitivo para todos los tiempos; pero tanto más claro está en mi opinión lo que nos toca hacer actualmente: criticar sin contemplaciones todo lo existente; sin contemplaciones en el sentido de que la crítica no se asuste ni de sus consecuencias ni de entrar con los poderes establecidos.

Carta de Marx a Arnold Ruge. Septiembre / 1843

 

 

Por Leonel González Díaz

 

 

Karl Marx: News of the Coming RevoltHay quien considera el Marxismo-Leninismo como una filosofía en constante desarrollo, en enriquecimiento permanente e incorporar los aportes de otros muchos revolucionarios como Rosa, el formidable Gramsci, Kosch, Lukács, Mariategui, Che. Hay que incorporar las notables enseñanzas de otros revolucionarios radicales Marti, Bolívar, etc.

Tenemos que estar abiertos también a los aportes emancipatorios de otros pensadores humanistas. También hay que salir de un discurso puramente ético, moral, educacional a fin de empezar a hacer Economía política, sin abandonar la ética. Democracia real y humanismo. Tenemos que asumir nuestras insuficiencias y crear. Basta de acusar de todo al enemigo.

Todo eso significa una revolución cultural en las mentalidades de la “izquierda”.

No es necesario postular un modelo único de socialismo, error ya cometido, pero es imprescindible definir lo esencial, es mejor definir los principios ECONOMICOS, político-jurídicos generales por los que ha de regirse una sociedad de iguales y atender luego a las diferencias geográficas y culturales a la hora de aplicarlos, pues estas diferencias condicionan ciertas posibilidades. Tal, nos revela un compañero.

Sabemos sin embargo, que el marxismo estatista, socialismo feudal o cuartelero, como quiera llamársele ha hecho tanto contra Marx como el capitalismo declarado. Muchos luchadores que se formaron en el marxismo-leninismo como ideología de Estado reconocen que nunca leyeron a Marx, y al Lenin que leyeron fue al Lenin de los estalinistas. Y los otros ni existen.

Los grandes errores del “socialismo del siglo XX” incluyen, el de confundir el socialismo con un método de desarrollo acelerado de países pobres; luego, haber utilizado para la construcción del nuevo régimen el trabajo asalariado base del capitalismo y después utilizar la democracia representativa y no la directa como base del sistema político. Se completan con la traición al internacionalismo o su distorsión ajena a los intereses del proletariado, que no debe derramar su sangre para ayudar al capitalismo en cualquier variante. Incluyendo el menosprecio de otras emancipaciones.

Sin dudas. Hay diferentes modos posibles de combinar Estado, mercado, sociedad en una perspectiva socialista. Existen experiencias inadecuadas de estatalización forzada como de dejarlo todo al libre juego de las fuerzas del mercado. Los devoradores a los que hay que mantener bajo observación permanente, en cualquier época, son: el estado, el mercado, los medios de formación y socialización, la enajenación – alienación y la insolidaridad. Y todo hay que hacerlo a la vez.

Creemos que algunas de las tareas realizadas por el Estado será necesarias en cualquier civilización humana futura – coerción incluida-, pero afirmamos que la pirámide verticalista y jerárquica del estado actual debe aplanarse y horizontalizarse en correspondencia con el cambio de cultura actual y que son más eficaces organizaciones democráticas de base trabajando sin el peso de una burocracia, o una élite puesta por encima del resto de la sociedad haciendo las políticas en lugar del pueblo -. Sin el riesgo de la restauración de una nueva sociedad de clases inherente a cualquier estado.

También es verdad que la mayoría de los movimientos revolucionarios han cometido errores groseros que los han llevado a prácticas y políticas que son la antitesis de sus principios fundacionales y que – los han convertido en lo contrario de lo que afirman defender. El enemigo ha potenciado esos errores con presión, agresiones brutales y su calculada distorsión basándose en el chantaje o la incultura de los propios revolucionarios. Si, sin dudas hemos tenidos mucho de “señala para la izquierda y gira para la derecha” e hipócritas, que han cultivado esmeradamente el deterioro de ideales, medios y fines.

Pero en el origen de las teorías emancipadoras siempre han estado presentes respuestas a cuestiones medulares que una y otra vez se han deslizados por senderos traicioneros.

El marxismo declarado muerto muchas veces, esta regresando, básicamente, debido a la agudización de la crisis que ha producido el capitalismo animalizado, léase globalización neoliberal; la exclusión social y agotamiento de más del 60 % del planeta por ese paradigma, la destrucción de la naturaleza y aumento de las desigualdades, y las guerras interminables.

Es un escándalo inaceptable para la decencia y la moral; Crece, entonces, la sensación de que aplicando el espíritu critico y emancipador del marxismo al propio marxismo luchando con los oprimidos y vilipendiados puede haber otro mundo mejor.

Sólo combatiendo realmente al capitalismo podemos intentar construir una sociedad verdaderamente democrática y humana. Porque el capitalismo no sólo es explotador, excluyente, antidemocrático y alienante, sino también un sistema rebosante de amoralidades y ausente de sentido común, pero si no construimos una sociedad verdaderamente participativa y democrática, cualquier modelo intermedio nos regresara al capital.

En ese sentido ayudaría mucho volver a interrogarnos y repasar la historia de las ideas socialistas hasta acá.

ES NECESARIO VOLVER A INTERROGARNOS.

Hay que volver a plantear la cuestión de lo que podría ser el socialismo. Vista la confusión y desesperanza que impera actualmente.

La utopía debe perder la inocencia, el socialismo del siglo XXI debería pensar en aplicar las innovaciones necesarias para contener tanto el encantamiento del capital, la dañina hipertrofia de cualquier estado, como la conversión del Partido de vanguardia en una secta.

Esas concepciones revolucionarias siempre han estado en el origen de las teorías emancipadoras

En primer lugar, hay que dejar de intentar humanizar al capitalismo y secundar un modelo socio-económico de cambio real que dé primacía, no a nuestra “competitividad y desarrollo”, sino a las necesidades de nuestros propios trabajadores, y pueblos vilipendiados y excluidos. Es preciso fundar la cohesión social en la igualdad, la libertad y la bondad y en la seguridad de la existencia.

Está perfectamente demostrado que El Estado del bienestar generalizado es una imposibilidad material bajo el capitalismo, por razones económicas, sociales, ecológicas y culturales, el extremo egoísmo y el lucro lo impiden. Sólo con un cambio radical del modo de vida, producción y consumo actualmente dominante se podría hablar con propiedad de un Estado de nuevo tipo.

Esta vigente la definición de Marx. (El nuevo sistema) es la superación de la reproducción de individuo socializados enajenados por la reproducción de individuos socialmente emancipados, humanamente emancipados.

Sigue teniendo plena vigencia lo planteado por Engels.”La administración de la industria y de todas las ramas de la producción en general dejará de pertenecer a uno u otro individuo en competencia. En lugar de esto pasaran a manos de toda la sociedad, es decir, serán administrada en beneficio de toda la sociedad, con arreglo a un Plan general y con la participación de todos los miembros de la sociedad. Por tanto el nuevo orden social, suprimirá la competencia y la sustituirá con la asociación.

También afirmó…No, no será posible suprimir de golpe la propiedad privada, del mismo modo que no se puede aumentar del golpe las fuerzas productivas existentes en la medida necesaria para crear una economía colectiva. A la pregunta. ¿Que vía de desarrollo tomara la revolución?, respondió rotundamente… Establecerá ante todo un régimen democrático…de los trabajadores.

NECESITAMOS UNA HISTORIA DE LAS IDEAS SOCIALISTAS.

En el Manifiesto del Partido Comunista sostendrán que “El primer paso de la revolución obrera lo constituye la elevación del proletariado a clase dominante, la conquista de la democracia” y más adelante dirán que el lugar de la sociedad burguesa “será ocupado por una asociación en la cual el libre desarrollo de cada cual será la condición para el libre desarrollo de todos” A lo anterior debemos sumarsu crítica contra el bonapartismo y su identificación de la “dictadura del proletariado” con las medidas democráticas tomadas por la “Comuna de Paris”.

Nos dice un lúcido compañero, “Marx inaugura la filosofía de la praxis. Arranca de los problemas prácticos a los que tiene que enfrentarse el ser humano y a partir de ahí se pregunta qué cuestiones generales de naturaleza teórica hay que afrontar para resolver estos problemas prácticos. Marx tenía que enlazar necesariamente con la historia de las ideas Y en ese enlace a veces es un ilustrado y a veces un romántico.

…Parafraseando a Marx se podría decir que, para hacer posible otro mundo, se necesita tanta ciencia como compasión especialmente por los oprimidos y excluidos.

… La renovación de lo que se llama marxismo, si quiere hacerse en la línea de Marx, Vendrá, nuevamente, de la atención que se preste a los problemas prácticos de los hombres y mujeres de nuestro tiempo… No hay marxismo sin materialismo histórico, vocación científica e idealismo moral”.

Las últimas obras de Lenin, cuando ya tenía la experiencia de los intentos de plasmar el socialismo son decisivas, Rosa vio claro los defectos del socialismo ruso y la necesidad de potenciar la democracia y la libertad militante.

No podemos obviar aquí lo que dijo Rosa frente a una frase de Trotsky respecto a la democracia. Trotsky, un revolucionario culto, antiburócrata por excelencia, que intento salvar la revolución, era también hombre ruso de su tiempo y cometió sus errores. Como marxistas nunca fuimos adoradores fetichistas de la democracia formal. Afirmó el creador del ejército rojo y destacado revolucionario ruso, Rosa le contestó. Es cierto que nunca fuimos adoradores fetichistas de la democracia formal. Ni tampoco fuimos nunca adoradores fetichistas del socialismo, ni tampoco del marxismo…Lo que realmente quiere decir-esa frase-es, siempre hemos diferenciado el contenido social de la forma política de la democracia burguesa, siempre hemos denunciado el duro contenido de desigualdad social y falta de libertad que se esconde bajo la dulce cobertura de la igualdad y la libertad formales.

Y no lo hicimos para repudiar a estas sino para impulsar a la clase obrera a no contentarse con la cobertura sino a conquistar el poder político, parar crear una democracia socialista en reemplazo de la democracia burguesa, no para eliminar la democracia.

Por su parte, Gramsci resalta su manera de entender la relación entre ética y política; su manera de entender la política como ética de lo colectivo y la importancia de la superestructura, la dinámica de esta y sobre el lenguaje para que las ideas se conviertan en creencias populares.

Un comunista que enfrenta tanto la naturaleza como al enemigo. Un hombre que escribe, la preocupación del frío no me permite estudiar… o después, retardado en los exámenes, a causa de un tipo de anemia cerebral, que me quita la memoria, que me devasta el cerebro. Su gran preocupación. …Como hace el pensar para actuar…como las ideas se vuelven fuerza práctica. Como unir filosofía y política, teoría y práctica.

Gramsci no solo caracterizó magistralmente al fascismo sino que a la muerte de Lenin escribe una carta al partido bolchevique. Hoy Uds. Están destruyendo vuestra propia obra y corren el riesgo de anular la función dirigente que el partido comunista de la URSS había conquistado…vuestros deberes rusos pueden y deben ser llevados a cabo solo en el cuadro de los intereses del proletariado internacional. 

Desarrolló el análisis de la superestructura y destacó que no es solo por la base económica o los cuerpos represivos que el capital domina y somete, dado que la hegemonía cultural de las clases dominantes logran ejercer una influencia decisiva a través del control de la educación, la propaganda, y otras instituciones religiosas y de socialización. A través de ellos, nos dice, educan a los dominados para que acepten como natural la supremacía de los valores y el poder de los dominadores.

La fuerza y el consentimiento es parte de la política del estado capitalista y hoy con la explosión de los medios de influencia propagandística-que ni conocieron Marx ni tampoco el propio Gramsci-esto se multiplica. Son aportes decisivos del gran pequeño italiano

Lukács por su parte había llegado a la conclusión de que la experiencia Rusa tenía limitaciones-Como Rosa creía que no había que hacer de la necesidad virtud- y postuló “un nuevo comienzo”.Se planteó la posibilidad de un “retorno a Marx”. Y, propone centrar el análisis en limpiar el marxismo del vulgar determinismo, vincularse más al de la calle, de los obreros y estudiar las nuevas alienaciones que surgían del capitalismo moderno.

Hoy también estaría muy preocupado por algo que Marx, Lenin o el mismo, no conoció. El creciente poder de manipulación y control de los estados y los poderosos medios de información-influencia propagandísticos.

Kart Kosch, intenta acercar el marxismo mucho más a los problemas cotidianos de la gente, privilegiando el filo social y enfrentando la excesiva elitización de los intelectuales comunista, no estaba de acuerdo con el materialismo histórico como una formula de manual, sino una concepción abierta a nuevas aportaciones.

El Che, desarrolló su eje teórico sobre la creatividad en las condiciones de su área geográfica de actuación y la necesidad de profundizar los valores humanistas e incluyentes y antidogmáticos en el sujeto revolucionario. Él nos dijo,…nosotros tenemos que tener la suficiente capacidad como para destruir todas las opiniones contrarias. Opinión que haya que destruir a palos es opinión que nos lleva ventaja a nosotros…es lo que mata todo el desarrollo, el desarrollo libre de la inteligencia.

Fidel nos legó un soberbio aporte al definir su concepto de revolución, no suficientemente estudiado aún. Igualdad y libertad plena…no mentir jamás, ni violar principios éticos…

Y no solo ellos. Profundos y radicales pensadores de todas partes, pero en especial de nuestro continente- Bolívar, Marti, Mariategui, -cultivadores de la ética y lo autóctono han aportados paradigmas que no se pueden soslayar en la construcción de una nueva sociedad.

La incultura, el dogmatismo, el reduccionismo y las divisiones impidieron aplicar todas esas enseñanzas e integrarlas…y fuimos derrotados.

En pleno siglo XXI y la época de la mundialización del capitalismo y de la homogeneización cultural, el Marx el Lenin que más nos interesa es el Marx que nunca leyeron ni dieron a leer al pueblo los supuestos marxistas-leninistas del Socialismo real y religiosos estatistas de otros lugares. El Martí que nos interesa es el Marti total. De esa lectura no debe salir un nuevo Reglamento de combate, sino preguntas y políticas críticas y creativas

Cuba, que ha realizado aportes extraordinarios a la práctica y el pensamiento revolucionario, La revolución Cubana, que se realizó contra dogmas y sectarismos necesita aprender de esa historia y su propio creativo camino recorrido-algunas veces no suficientemente incorporado-recordar que no solo hay que avizorar los peligros sino… neutralizarlos. Nuestros cuadros, nuestros dirigentes que tan alto han puesto la coherencia y el honor en su practica política tienen que reflexionar y estudiar de nuevo. No importa cuan sacrificados sean- y la mayoría lo es -el problema es filosófico y sistémico esencialmente.”No hay transformación social posible si no hay transformación de mentalidades,”.

No debemos permitir que este cerebro continúe pensando dijo el fiscal fascista en el juicio que condeno a Gramsci a prisión. Es lo que desea el capitalismo sobre el cerebro de todos los revolucionarios. Ese cerebro y la obra de los comunistas reseñados aquí y muchos otros- debe continuar pensando en Cuba tal como siempre nos ha pedido nuestra vanguardia.

La palabra de orden es fidelidad al ideal, al pueblo y creatividad. Si, la continuidad esta en el cambio hacia mas socialismo.

Socialismo o Barbarie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: