Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 7/05/09

LA FUNDACIÓN DEL ESTADO DE ISRAEL: 60 años de ocupación y genocidio

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 7 mayo 2009

El 14 de mayo el Estado de Israel celebró 60 años de existencia. El 15 de mayo el pueblo palestino conmemoró 60 años de “Nakba”, la catástrofe que produjo el Estado de Israel expropiando sus tierras milenarias y expulsando al exilio a un millón de personas. A fines del siglo XVIII la formación de los estados nacionales cumplía una función progresiva, unificando los mercados y desarrollando las fuerzas productivas. Por el contrario, la formación del Estado de Israel fue una resolución íntegramente reaccionaria a la cuestión judía, a partir de la creación de un Estado artificial, funcional a los intereses del imperialismo, como un enclave colonial destinado a someter a los pueblos árabes oprimidos de Medio Oriente.

Durante siglos los judíos circularon por diversas regiones ejerciendo el comercio y la usura, las formas que adquirió el capital mucho antes de desarrollarse como fuerza social. Esas profesiones “impuras” los inhibían a integrarse a las comunidades por expreso mandato de las clases dominantes, ya que actuaban como intermediarios entre éstas y los campesinos pobres mediante el préstamo de dinero. Cuando los terratenientes elevaban los impuestos a los judíos, estos subían los intereses a los campesinos, los cuales reaccionaban contra los judíos con linchamientos violentos promovidos por los mismos señores feudales que acababan expulsándolos de la comarca. Estas características distinguían a los judíos como un pueblo-clase, tal como señaló el gran revolucionario belga Abraham León. Las revoluciones burguesas en Inglaterra, Francia y los países bajos permitieron la integración y la asimilación progresiva de los judíos a dichas sociedades. Sin embargo, el desarrollo burgués atrasado en Europa oriental empujó a los judíos a la proletarización, la pobreza y a la confinación aislada en guetos. Esta separación sirvió a la burguesía para utilizar a los judíos como chivos expiatorios de los padecimientos de las grandes masas. A fines del siglo XIX el antisemitismo había cobrado tal virulencia que se expresaba en las turbas de los pogroms con miles de judíos asesinados. Estas condiciones generaron el flujo de muchas personas de origen judío de Europa oriental hacia los partidos obreros, destacándose Leon Trotsky, Rosa Luxemburgo, Lev Kamenev, David Riazanov, etc. Simultáneamente, en 1897 comenzó a desarrollarse el sionismo como un movimiento político de un pequeño sector de la burguesía judía. Teodoro Hertzl, su dirigente más destacado, sostenía en su libro “El Estado judío” que la colonización judía de Palestina representaba el avance europeo corporizado como “un muro contra el barbarismo” de los pueblos árabes. Hertzl sostenía que Palestina era “una tierra sin pueblo, para un pueblo sin tierra”, “olvidando” que los palestinos moraban esas tierras históricamente. En su prédica sionista, Hertzl no vaciló en reunirse con ministros de la autocracia zarista, responsables de los pogroms y las campañas antisemitas, quienes le prometieron ayuda a cambio de persuadir a los judíos de abandonar su militancia en los partidos obreros. Si bien el sionismo era un movimiento minoritario, el desarrollo del nazismo y el genocidio de 6 millones de judíos en los campos de concentración durante la 2º guerra mundial, fueron utilizados por Inglaterra y EE.UU. como soporte para poner en pie el Estado de Israel, una política reaccionaria promovida por los mismos países que cerraron sus fronteras a los millones de judíos que huían de los nazis.

Las bases del Estado sionista

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »