Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 9/05/09

Tupac Amaru

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 9 mayo 2009

tupac_amaru-Fidel Ernesto VásquezHabían pasado apenas 80 años desde que unos hombres blancos, barbudos y soberbios, llegaron a lo que hoy es América, creyendo que lo hacían a las Indias. Los dueños de esta tierra les recibieron amablemente, pero éstos les sometieron de inmediato. Les llamaron “indios” y de principio declararon que éstos no tenían alma. Así comenzó el saqueo, el pillaje y el sometimiento.
Era 1572, cuando el último soberano del imperio del Tahuantinsuyo, el Inca Tupac Amaru, fue sometido por los españoles. Durante 40 años, había resistido en las montañas del Perú. Cuando el sable de su verdugo, le partió el pescuezo, los sabios y los profetas del imperio aseguraron que en algún momento del futuro, la cabeza se juntaría nuevamente con el cuerpo para seguir la resistencia. (1)

Tuvieron que pasar dos siglos, en 1781, José Gabriel Condorcanqui Noguera, era el líder de la rebelión más grande de estas tierras. La cabeza y el cuerpo separados se juntaron en él, cuando tomó el nombre de “Tupac Amaru”, cumpliéndose así la profecía de su resurrección. Los gratuitos trabajadores de las minas, las haciendas y los talleres, se levantaron, siguiendo al líder que sumaba victoria tras victoria, haciendo peligrar al imperio español.

No habia otro camino que la rebelión

Los “indios” habían perdido su propiedad con la imposición del repartimiento y su libertad personal con la encomienda. Para recaudar impuestos, el rey había concedido repartimientos y encomiendas, “por una vida” o sea por una generación, es decir, la del primer colonizador.

Pero los herederos, reclamaron y decidieron al rey su ampliación a “dos vidas” y finalmente a “tres vidas” (2). Las tierras debían volver a poder de sus legítimos dueños, pero eso nunca más ocurrió. Las “leyes de composición”, únicamente reafirmaron el sometimiento y el despojo, que por “herencia” sigue aún ahora como único título de propiedad.

No había otro camino que la rebelión. Ardieron los Andes, con los sublevados avanzando hacia el ombligo del mundo para tomarlo. El Cuzco, era el bastión de la defensa española, su conquista los derrumbaría. De haber ocurrido, no se tendría que esperar otros 50 años, para que en La Plata se incendiara nuevamente la América.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »