Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 2/06/09

PROHIBIDO OLVIDAR: Un día como hoy son asesinados Ramón Antonio Alvarez (Comandante Rubén) y Rafael Bottini Marín

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 2 junio 2009

Jose R  Botini y Ramon A. Alvarez,  del grupo Punto Cero acribillados por los esbirros de la DISIP venezolana en 1972 en la epoca  que  Posada Carriles era alto oficial de ese organo.

Jose R Botini y Ramon A. Alvarez, del grupo Punto Cero acribillados por los esbirros de la DISIP venezolana en 1972 en la epoca que Posada Carriles era alto oficial de ese organo.

El Comandante Rubén paso a formar parte de los primeros destacamentos armados del pueblo y luego es uno de los combatientes de la FAN urbana. Las misiones mas riesgosas siempre fue aceptada por su espíritu revolucionario, siempre en recuerdo de sus primos Mario y Amado Petit.
En enero del 1965 paso a formar parte del Frente Guerrillero “José Leonardo Chirino”
Rubén es perseguido implacablemente por las fuerzas represivas, hasta que el 2 de Junio en plena verborrea de la pacificación cae asesinado de 30 disparos por la Disip de Posada Carriles, frente a la casa del Industrial Domínguez que en aquellos momentos estaba sintiendo la fuerza de la justicia revolucionaria.

Contaba 27 años para la fecha de su asesinato.

El 2 de Junio de 1972, En el Gobierno de Caldera, Posada Carriles asesinó al combatiente Ramón Antonio Álvarez (comandante Rubén), el junto a Bottini Marín habían sido detenidos días antes, fueron torturados y sedados, los ubicaron frente a la residencia del Industrial Domínguez (el rey de la hojalata) quien había sido secuestrado por un comando de la FALN. Allí los acribillaron vilmente, simulando un enfrentamiento.

Posteriormente se dirigen a la población de la Victoria, donde estaba el resto de sus compañeros y en una acción de comando, con helicóptero y todo, masacran a los siete hombres que allí se encontraban, fusilándolos una vez reunidos y llevándose a los sótanos de la Disip en Maracay a las mujeres y niños sobrevivientes, gracias a la acción de la comunidad allí presente evitaron que fuesen también ajusticiados.

Tanto las mujeres como los niños (dos mujeres y dos niños) fueron torturados físicamente las mujeres y sicológicamente los niños a quienes les ofrecían comidas si decían donde estaban los amigos de sus padres.
Brenda, la mujer de Ramón Antonio Alvarez, quien tenia ocho meses de embarazo, recibió una patada en el vientre de parte de un esbirro, siguiendo las instrucciones del Inspector Basilio (Posada Carriles) quien al enterarse que Brenda estaba en estado ordenó se le golpeara para “acabar con esa semilla antes de que nazca seguramente será también un guerrillero”
Con lágrimas en sus ojos, cuenta que la trasladaron a una sala donde fue torturada, “intentaron ahogar mi cabeza dentro de una bañera llena de agua y me dieron fuertes patadas en el vientre hasta que comencé a expulsar sangre. Allí sentí el dolor inmenso y me dije: ¡Mataron a mi bebe!”.

Al negarse a delatar a su gente, la metieron a un calabozo con presos comunes que estaban desnudos, y le gritaron a los reos “miren, aquí les traemos algo para ustedes”, continuó Brenda.

“Pero la noticia se expandió en todo el pueblo y los presos ya tenían conocimiento de lo sucedido. Uno de ellos me preguntó si yo era una de las guerrilleras que se enfrentó a la policía. Cuando dije que si, el hombre se paró frente a los demás y advirtió: ¡Que a ninguno se le ocurra tocarla, ella no es una delincuente, es una luchadora”.

Con el niño muerto en su vientre, y torturada permanentemente, permaneció doce días incomunicada hasta que gracias a la intervención de José Vicente Rangel, para entonces Diputado, se logró su traslado, esposada, hasta la maternidad Concepción Palacios, donde una intervención quirúrgica le salvo la vida.
Hoy los dos niños que se salvaron, Rosalva Alvarez García, Abogada, y Edmundo Hernández, al igual que nosotros, continuamos nuestra lucha pidiendo castigo para los infames asesinos que nos quitaron de una manera vil, salvaje y despiadada a nuestro compatriotas..

“No queremos que sientan lástima o dolor por nosotros. Queremos que todos conozcan la verdad, somos uno de muchos casos. Yo le pido a todos aquellos que fueron víctimas de esos abusos que denuncien y cuenten la manera como fueron torturados y violentados” Brenda aclaró que seguirán luchando por la verdad, porque mientras puedan ser oídos, le enviarán un mensaje a la juventud actual para que se de cuenta de todo lo que hay detrás de esos asesinatos
“Los jóvenes no tienen conocimiento de las injusticias de la IV República, en los gobiernos de AD y Copei, por eso salen a marchar injustamente en contra de un proceso revolucionario que lo único que ha hecho es brindar todas las libertades posibles a su pueblo”, dijo.

Como víctima directa manifestó que se unen y solidarizan con todas las víctimas de América Latina que han sufrido por acciones del imperio estadounidense, y las invitan a formar un equipo que exija la extradición de LPC a Venezuela, para que pague por todos los crímenes horrendos que cometió.
Ese 2 de Junio de 1972, en plena verborrea de la pacificación o “Paz Democrática” preconizada por algunos camaradas de ideales entreguistas, ya suficientemente desenmascarados y que hoy hacen vida política con los fascistas de AD-Copey, guarimberos de pacotilla y militares felones de Altamira, caen asesinados de múltiples disparos el combatiente Ramón Antonio Alvarez (Comandante Rubén). El Cabezón o Monche Álvarez y el combatiente Jose Rafael Bottini Marín. Que en aquellos momentos de desgracia estaba sintiendo todo el peso de las fuerzas represivas del régimen. ¡ Gloria eterna a los Camaradas, Rubén y a Rafael Bottini

Anuncios

Posted in General | 4 Comments »

PROHIBIDO OLVIDAR: Masacre de La Victoria, una obra original de Luis Posada Carriles

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 2 junio 2009

En la historia del terrorismo de Estado en América Latina, a partir de la década de 1960, figura un hombre de origen cubano, que durante su vida también portó nacionalidad estadounidense y venezolana, llamado Luis Posada Carriles (LPC), conocido por planificar y materializar actos terroristas en naciones como Honduras, Nicaragua, El Salvador, Panamá, Cuba y Venezuela.

Conocido también como el “Comisario Basilio”, se ubica entre los más fieles soldados de una fuerza invisible de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés) dedicada al entrenamiento y formación de mercenarios y asesinos, con la misión de intervenir a los gobiernos progresistas del mundo.

Un enemigo nato de la Revolución cubana y de cualquier movimiento progresista que surgiera en Latinoamérica, fue destacado funcionario de la Dirección General de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) de Venezuela durante los años 70, un cargo que aprovechó para infundir terror en la sociedad y llevar a cabo horrorosas torturas, asesinatos, secuestros y extorsiones.
En su historial criminal tiene el recuerdo de miles de venezolanos torturados, tanto física, como psicológica y moralmente; víctimas de las atrocidades de la tenebrosa policía política venezolana de la época.

Dos de esas venezolanas son Brenda y Marlene Esquivel, hermanas que vivieron en carne propia las torturas de LPC a la corta edad de 20 años durante la llamada “Masacre de La Victoria”, operación dirigida por “Basilio” en contra del movimiento de izquierda Punto Cero, que se manifestaba en contra de la política del entonces presidente Rafael Caldera.

Brenda era compañera de Ramón Antonio Álvarez, mientras Marlene lo era de Luis Eduardo Colls, dos venezolanos asesinados por las fuerzas policiales que dirigía LPC.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | 1 Comment »