Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

¿ES POSIBLE UNA PLANIFICACIÓN SOCIALISTA DEL TRABAJO?

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 19 julio 2009

La crisis económica atraviesa el planeta y mucha gente se pregunta si hay una forma mejor de organizar la sociedad. Aquí se explica cómo una planificación socialista de la economía podría funcionar.

Por Kate Connelly y Esme Choonara

Con la crisis económica atravesando el planeta, muchas personas se preguntan si hay una mejor manera de organizar la sociedad. Kate Connelly y Esme Choonara explican cómo una planificación socialista de la economía podría funcionar.

El capitalismo es caótico y muy destructivo. La guerra, el hambre y el desempleo son características permanentes de este sistema. Esto se debe a que la dinámica central del capitalismo es la competencia, cuyo último objetivo es el lucro y no la satisfacción de las necesidades humanas.

Esta visión con fines de lucro también tiene impactos sobre el medio ambiente, con un inmenso coste para nuestro planeta. Pero tenemos la planificación socialista para poner fin a la destrucción de nuestro mundo.

La planificación existe bajo el capitalismo, pero se lleva a cabo dentro de las empresas individuales, dejando al margen para la toma de decisiones en lo que se produce ó no se produce a la sociedad en su conjunto.

El capitalismo es inmensamente antidemocrático. Incluso en las partes del mundo en el que llegamos a votar a nuestros representantes parlamentarios, no tenemos ningún control sobre la mayoría de las decisiones económicas que afectan a nuestras vidas.

El concepto de planificación socialista significa alcanzar el objetivo de una verdadera democracia en la que todos podemos decidir cuales son las prioridades y decidir colectivamente la mejor forma de utilizar y distribuir los recursos.

Esto significa el final del sistema que obliga a la mayoría en el mundo a trabajar para crear la riqueza que pertenece y es controlada por una pequeña elite.

Para los socialistas, la planificación trata sobre el control colectivo de la sociedad de los medios de producción, para que se pueda ejecutar en interés de la mayoría.

¿Es demasiado complejo planificar la economía hoy en día?

El mundo de hoy está más integrado a nivel mundial y técnicamente más avanzado que en cualquier momento de la historia. Esto no significa que la planificación no sea posible; de hecho, las nuevas tecnologías facilitan la comunicación instantánea y la información recorre todo el mundo.

Miremos cómo funciona esto en el capitalismo. Los supermercados, por ejemplo, participan en la planificación del transporte, la transformación y la promoción de los alimentos y otras mercancías de todo el mundo. La producción de la medicina es otro ejemplo de una planificación compleja; pero también muestra cómo se ve obstaculizada por el capitalismo.

Los productos farmacéuticos deben ser probados y, a continuación, transportados por los trabajadores a las farmacias y hospitales. Después son administradas por los y las trabajadoras que han pasado años en las universidades estudiando medicina ó enfermería.

Sin embargo bajo el capitalismo los medicamentos son patentados, ya que son altamente rentables, a pesar de ser productos básicos.

El resultado es que algunas personas que necesitan desesperadamente medicamentos no pueden permitirse el lujo de comprarlos, porque el mercado ha privatizado el esfuerzo intelectual invertido en la creación de dichos medicamentos, es ilegal para cualquier otra persona utilizar ese conocimiento para producir medicamentos similares.

Esto es lo que está sucediendo en el sur de África, donde hay actualmente una escasez de fármacos y las personas están muriendo porque son pobres y no pueden comprarlos.

La competencia es también una barrera para el desarrollo de la medicina. Las empresas no comparten los conocimientos científicos entre sí mismas, con la esperanza de que, en caso de desarrollar nuevas curas en primer lugar, obtengan todos los beneficios para ellas.

Si los científicos e investigadores trabajaran juntos, las curas para las enfermedades podrían desarrollarse más rápidamente, se aliviaría mucho del sufrimiento, la discapacidad y las muertes prematuras que se producen como resultado de virus como el del VIH a día de hoy.

¿No sería la planificación demasiado ineficiente?

El capitalismo es un sistema muy ineficiente. Se basa en la competencia en lugar de una cooperación que puede dar lugar a formas más productivas en la creación de las cosas que la gente necesita.

Una sociedad planificada democráticamente podría eliminar los residuos que se generan en el capitalismo. Debido a que el sistema actual es no planificado, las empresas y los inversores persiguen desesperadamente lo que crea la última fuente de beneficios.

Esto significa que el capitalismo produce demasiado de algunos bienes y demasiado poco de los demás. Debido a que la producción no está vinculada a lo que la gente necesita las crisis se producen cuando las empresas ven que sus productos no pueden venderse. Karl Marx explicó que el capitalismo es el primer sistema económico que puede tener una crisis de sobreproducción, en lugar de una crisis de escasez.

La locura de este sistema es que los bienes no vendidos se acumulan al mismo tiempo que la gente no tiene todo lo que necesita. Por lo tanto, justo antes de que apareciera el crédito, fueron las empresas que participan en los programas de fomento las que aprovecharon al máximo los beneficios de los ridículamente altos precios de la vivienda.

Ahora, en cada ciudad vemos vacías la mitad de las casas construidas. Estas casas podrían haber sido utilizadas para proporcionar viviendas asequibles.

Pero estas han sido abandonadas porque no son rentables. No es cierto que no se hayan dejado sin terminar porque las personas no necesitan hogares.

El comercio de armas y la industria de la publicidad son otros ejemplos de despilfarro o industrias destructivas donde se podría producir cosas para beneficio de toda la humanidad.

La clase trabajadora se encuentra en el extremo receptor de las ineficiencias del capitalismo. Por lo tanto, miles de trabajadores en todo el mundo se enfrentan ahora al paro exactamente al mismo tiempo que miles más están trabajando más tiempo y más horas sólo para poder subsistir. La anarquía del capitalismo está destruyendo la base misma de la vida humana, sin duda un sistema que perjudica a la mayoría de la humanidad.

Un sistema de planificación sería capaz de ofrecer soluciones racionales a las preguntas formuladas por la destrucción del medio ambiente y la necesidad de alimentar a todo el planeta.

¿La planificación puede destruir la innovación?

La planificación socialista es la participación masiva en las decisiones sobre las prioridades de la economía y la dirección general del desarrollo, algo que no existe en este momento.

Pero la forma en que se aplica en cada parte del sistema puede ser flexible. Por lo tanto, si la sociedad decide que los ingenieros que desarrollan armas deben utilizar sus habilidades para producir fuentes de energía renovables en lugar de ello, los ingenieros pueden trabajar por sí mismos la mejor manera de hacerlo. Esto significa la máxima flexibilidad, pero dentro de un enfoque global, una planificación democrática.

Bajo el capitalismo la mayoría de los trabajadores son engranajes de una máquina. Debido a que no tienen ningún control sobre el proceso productivo, los trabajadores no se animan a pensar en maneras de mejorar la forma de hacer las cosas.

Sin embargo, en virtud de la planificación socialista las personas desempeñan un papel activo en todas las decisiones y, por tanto, están motivados para pensar en mejores formas de hacer las cosas. Los y las trabajadoras, que participan directamente en la producción y la prestación de servicios, son los y las mejor situadas para pensar nuevas ideas y entender la forma de mejorar las cosas.

La toma de decisiones participativa también puede acabar con los muchos niveles de gestión y burocracia que existe bajo el capitalismo. Observemos el sistema de salud o el sistema de educación por ejemplo; los y las profesoras y los y las trabajadoras de la salud tienen una mejor idea sobre lo que hay que mejorar y cómo debe ser mejorado.

¿Podría ser la planificación socialista democrática?

El capitalismo se nos presenta como una sociedad libre basada en un beneficio mutuo, el intercambio voluntario. Pero en realidad, la inmensa mayoría de las personas se ven obligadas por la coacción económica o directa para trabajar y para competir por cosas como la educación o la vivienda. Trabajar o morir de hambre es la elección que se les ofrece.

La planificación socialista es completamente diferente, las prioridades para la producción son en base a las necesidades, no con fines de lucro. Es imposible determinar cuáles son esas necesidades sin ampliar la democracia y la participación de la mayoría de la población en la toma de decisiones.

Pero la democracia no tiene por qué significar ir a una urna cada día; significa tener debates, tomar las decisiones de forma colectiva y a continuación actuar en base a ellas.

Cuando la mayoría de la gente piensa en la planificación socialista, piensan en los horrores del estalinismo, el régimen represivo y autoritario de los planes quinquenales. Sin embargo, la planificación de Stalin no era socialista, se basaba en la competencia a nivel mundial.

En 1917 se produjo la Revolución Rusa, los trabajadores tomaron el poder y por un tiempo experimentaron una nueva manera de organizar la sociedad por sí mismos y unas nuevas formas de vida. Sin embargo, la revolución fue aislada, ya que no se extendió a otros países y fue aplastada.

Stalin acabó con los logros de la revolución y condujo a que en Rusia la prioridad fuera ponerse al día con el desarrollo industrial de los países rivales. La Rusia estalinista se convirtió en un estado que de forma implacable luchaba por competir militarmente y económicamente con sus rivales mundiales, a través de un enorme costo para los trabajadores y campesinos del país. La experiencia de esto es que el socialismo no es posible aislado en un mar de capitalismo y que la propiedad estatal no es lo mismo que socialismo. Planificación socialista significa que los trabajadores deben controlar la economía, y no ser víctimas de ella.

¿Podemos realizar la planificación del trabajo nosotros mismos?

El capitalismo se basa en la ideología del ser humano como individualidad, pero en realidad se aplasta el potencial de la mayoría de la gente. Millones de personas nunca llegan a desarrollar sus talentos o intereses.

El socialismo es la liberación del potencial de los seres humanos desde un sistema donde un pequeño grupo de personas monopoliza los recursos del mundo a nuestra costa. Se trata de invertir la tendencia, haciendo que la mayoría salga beneficiada frente a la impotencia en que se basa el capitalismo para esa mayoría.

Por supuesto, la gente tendría muchas y diferentes ideas en conflicto acerca de qué hacer, por lo que una sociedad socialista se caracteriza más por el debate y la argumentación que por cualquier otra característica.

Esto no significa que todo el mundo sería igual o que no habría espacio para la individualidad. Pero sí significa que habría una auténtica democracia sobre la base de las decisiones que la mayoría de la sociedad apoya.

No existe un modelo estricto sobre como se debe de llevar a cabo la planificación, debe ser creada por millones de mujeres y hombres para cambiar las cosas para mejor. Pero hay mucho que podemos decir sobre la base de experiencias anteriores acerca de cómo las cosas podrían organizarse de otra manera.

Bajo el capitalismo la democracia no está sólo podrida porque muchos políticos son corruptos. También es porque no tenemos derecho a opinar en muchas de las decisiones reales que afectan a nuestras vidas, las que se deciden en los consejos de administración de las empresas de todo el mundo.

Bajo el socialismo la democracia sería un proceso activo de abajo hacia arriba. Decisiones que significan algo, porque los trabajadores controlan la economía, que significaría que podrían llevarse a la práctica. Los grupos de trabajadores tendrían que elegir representantes a veces, pero estos deben ser inmediatamente revocables y no existir como una privilegiada clase política.

Esto significa que las personas sean consideradas y tenidas en cuenta. También significa que las decisiones se pueden cambiar si se observa que hay mejores maneras de hacer las cosas o si surgen nuevas prioridades.

¿Cómo podemos conseguir la planificación socialista?

La base de la planificación socialista sólo puede ser creada por los movimientos que luchan por el cambio, donde la gente discute nuevas formas de dirigir la sociedad. Hay muchos ejemplos de este proceso.

En la Comuna de París de 1871, el Sindicato de Trabajadores del Metal y la Mecánica sostenían que la igualdad significa “la emancipación económica” que “sólo puede alcanzarse a través de la formación de asociaciones de trabajadores, que son los únicos que pueden transformar nuestra posición de asalariados a la de asociados”.

La Comuna establecía los salarios mínimos y fijaba precios máximos. Se experimentó con nuevas formas de toma de decisiones y de justicia. Es a partir de sus observaciones de la Comuna de París que el revolucionario Karl Marx vio que la organización de una sociedad futura podría salir de la resistencia a la vieja sociedad.

Durante el último siglo hemos visto ejemplos similares de control obrero en el Estado español en 1936, en Francia en 1968, en Chile en 1973, Polonia en 1980 y más recientemente en Argentina y Venezuela. En Gran Bretaña en la década de los 70 los trabajadores que ocuparon sus fábricas y los hospitales tuvieron que organizarse para decidir sobre el funcionamiento de sus lugares de trabajo y elegir sus prioridades.

Por supuesto, ningún ejemplo de control de los trabajadores puede existir por mucho tiempo en aislamiento o en el contexto del capitalismo global; necesitamos una transformación revolucionaria de la sociedad para que sea permanente. Sin embargo, estos ejemplos muestran cómo la confianza de la gente y las expectativas de la misma se hacen realidad cuando se da la oportunidad de que puedan organizarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: