Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

COMPAÑERO GUILLERMO OSSANDON HASTA LA VICTORIA!

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 29 julio 2009

guillermoossandon-fidelvasquezFundador de esta organización revolucionaria, pasó más de 10 años preso en la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago, hasta que el gobierno le indultó en 2004.

A su funeral llegaban personeros de gobierno (antiguos compañeros del Partido MAPU) hoy, sentados en los sillones del poder, como el ministro Viera-Gallo, o Víctor Barrueto, quienes se confundían con militantes armados que gritaban las consignas del “Lauta”. Nadie quedó impávido ante la muerte de este rebelde que provocó con su Movimiento las más graves fracturas de la nueva democracia chilena.

COMPAÑERO GUILLERMO OSSANDON HASTA LA VICTORIA!

De sus compañeros militantes del MAPU, las FRPL y el MJL.

PALABRAS AL COMPAÑERO GUILLERMO OSSANDON EN SU DESPEDIDA

Todos tenemos debilidades y grandezas al mismo tiempo, esta contradicción es lo que permite comprender el sello del heroísmo y grandeza. Todos tenemos genialidades y torpezas, tensión en la que se alcanza la sabiduría. Nosotros los compañeros de aventura y compromiso te recordamos e invocamos, y mañana te volveremos a decir y a hablar, para convocar lo que importa, lo mejor de tu vivencia que distinguió tu humanidad.

No son las palabras el mejor homenaje, pero permiten comunicar lo que siente. A pesar del tiempo de no estar juntos, atesoré tus mejores rasgos, consciente de haber sido compañero de un militante lúcido, genial y atrevido. Los que te conocimos podemos decir que te acompañó el signo de la contradicción, de la sorpresa y de la innovación, el mirar distinto a la tradición. Como decía un compañero, hablando de ti: convertías en simple lo complejo, lo desconocido en lo obvio. Viviste rebelde y hasta el último día con altivez. No hay en nosotros la convicción que te extingues derrotado…

No fue como afirmaste, que explotaría la esperanza del pueblo llevándonos al umbral del triunfo en el último decenio del 2000 y que ello arrasaría la impotencia que se venía como noche negra y una parálisis encima de nuestro pueblo… no hubo victoria y moriste sin verla. La izquierda siempre apela a la victoria final como convicción para seguir; luchando aún en las condiciones más difíciles. Pareciera que lo único que justifica la lucha, el aliento para seguir, es la convicción de la victoria… Tú nos decías la izquierda revolucionaria tiene muchas luchas y pocas victorias.

Sin embargo, la convicción es que no sólo la victoria o el triunfo es lo que vale la pena o prevalece en las acciones humanas… Hay otras lecciones que son importantes en la vida de toda persona.

Contigo aprendimos en medio de la lucha que podíamos pelear no sólo invocando el martirio, sino que apelando a la vida plena, no solo apelando a la decisión de morir por la lucha, sino que vivir para luchar, que luchar nos hacía más grandes.

Contigo aprendimos que la lucha no debía ser por migajas, sino que sólo valía la pena si éramos ambiciosos… que la revolución sólo era posible si la apuesta era grande y total, reclamando toda la patria para el pueblo.

Contigo aprendimos que la lucha política tenía que ver con las cosas cotidianas de la gente… que la política no era cuento de la superestructura, de temas complejos, lejos del entendimiento de la gente simple y humilde de nuestro pueblo… la política no servía si no ayudaba a entender y solucionar las cosas simples y básicas y los anhelos diarios de hombres y mujeres de nuestro pueblo, como los pollos, los condones, los zapatos.

Contigo aprendimos a ser atrevidos, insolentes, audaces cuando el enemigo intentaba rendirnos por el temor… a desatar la guerra contra un enemigo que amenazaba con tanquetas y el estado de sitio… cuando sólo teníamos piedras y llamas.

Contigo aprendimos a ser intransigentes cuando éramos una minoría, porque era la estrategia para crecer y convocar al pueblo.

Los medios de comunicación de las clases dominantes nos tildaron de locos, de secta, de fanáticos, todo ello fue por nuestra intransigencia, por nuestra tozudez, por nuestra genuina y decidida convicción de la necesidad de luchar por convicciones puras y con honestidad.

Los MAPU y los Lautaro fuimos un grito decidido de resistencia, expresión propia y genuina que nació de las poblaciones y sectores populares… nacimos al margen de la tradición de la izquierda, siendo profundamente allendistas.

Nos enseñaste con tu gigante lucidez a ser mejores políticos, combatientes y personas, desde el seno del pueblo y en los márgenes de la izquierda.

Es cierto que nosotros, el partido y tampoco tú alcanzamos la Victoria… que el triunfo de la izquierda y el pueblo seguirá en el futuro sonando como un eco de esperanza por muchos años más.

Pero tenemos la convicción que, esparcidas como semillas, en diversos terrenos, los MAPU y Lautaro continuarán germinando brotes de rebeldía, haciendo huellas y nuevos caminos; y en ese tranco lento o rápido, tus enseñanzas, tu visión de la política seguirá recreándose una y otra vez…

Ayer como hoy, para la izquierda será importante la victoria final como fermento de la lucha, pero también lo será construir una nueva forma de ser y vivir… como aún dicen las murallas de la Malaquías concha: alegres, rebeldes y subversivos… herencia del Mapu Lautaro y Diego Carvajal su Secretario General.

WICHAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: