Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Malcolm X: Un 21 de febrero fue asesinado por los mismos de siempre

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 febrero 2010

Por Fidel Ernesto Vásquez I.

Así como la CIA, la mafia y el narcotráfico, se asociaron en la invasión de Bahía Cochinos, en los intentos de asesinar al Presidente cubano Fidel Castro y en el atroz homicidio del líder congoleño Patricio Lumumba, en este caso de Malcolm X también el trinomio asesino acciono su plan.  

Su nombre de pila fue Malcolm Little, que cambió más adelante por la X que lo identifica. Con la X aludía al apellido desconocido de los esclavos de los que Malcolm descendía.

Activista político estadounidense. Creció en Lansing, en el estado de Michigan, donde sufrió la violencia del Ku Klux Klan: su casa fue incendiada y poco después su padre murió asesinado, a resultas de lo cual su madre fue internada en un manicomio.

En 1946, acusado de hurto, fue detenido, juzgado y encarcelado. En prisión entró en contacto con la Nación del Islam, una secta que pregonaba la superioridad de la raza negra. Convertido en uno de sus más destacados miembros, fue enviado a la mezquita número siete de Nueva York, una de las más importantes del país, en la cual destacó por sus dotes oratorias y capacidad de congregación. Prontamente evolucionó su discurso ideológico, e hizo énfasis en la necesidad de la convivencia entre las razas y en la urgencia de un orden social que erradicara la injusticia. Este hecho, sumado a su creciente protagonismo en el seno del movimiento, lo enfrentó al líder de la Nación del Islam. En 1959 conoció al líder cubano Fidel Castro durante la estancia de este en el barrio neoyorquino de Harlem.

Tres teorías sobre los autores del crimen que segó la vida de Malcolm X:

– La sospecha de que el asesinato fue perpetrado por los propios Musulmanes Negros es alentada por el FBI en la información que contienen las investigaciones a que era sometida la Nación del Islam, de Elijah Muhammad, el antiguo maestro de Malcolm X. Evidentemente, estos tenían razones, medios y momentos, para hacerlo, sobre todo por la lucha interna y los celos políticos por el crecimiento de la figura de Malcolm X.

– Otra hipótesis induce a sospechar de la mafia y los carteles de la droga, por la influencia de la prédica de Malcolm X sobre las comunidades negras de Estados Unidos en contra de las drogas. Por lo tanto, los narcotraficantes salían ganando con su eliminación física.

– La última sospecha recae sobre los servicios de inteligencia norteamericanos, principalmente el FBI y la CIA. J. Edgar Hoover, director del FBI, tenía bajo seguimiento desde hacía mucho tiempo las actividades de Malcolm X y sus discípulos. Su principal temor era que se concretara una alianza entre éste y Martin Luther King Jr. Para la CIA, la presentación que Malcolm X hizo en la ONU contra los Estados Unidos acusando al gobierno por la violación de los derechos humanos de los afroamericanos tenía implicancias en la política exterior norteamericana. Documentos desclasificados del FBI y la CIA, manifiestan la preocupación de estos organismos por la admiración de Malcolm X hacia Fidel Castro y Ernesto Che Guevara, así como con otros líderes tercermundistas. En la oficina de Planes de la CIA, la división comprometida en el derrocamiento y asesinato de diversos gobernantes del Tercer Mundo, también estaban inquietos por Malcolm X y espiaron sus actividades hasta el mismo día de su muerte.

Como era de esperar, de estas tres sospechas, el FBI demostró las dos primeras. Luego de una investigación de 72 horas, concluyó que no hubo “implicaciones internacionales” en el asesinato de Malcolm X. Llegó a tal conclusión con la misma velocidad con que acusó a Lee Harvey Oswald, como único autor del crimen de John F. Kennedy y de que James Earl Ray, actuó en soledad al matar a Martin Luther King Jr..

Hasta se ha llegado a afirmar que el FBI y la BOSSI (Oficina de Servicios Especiales) del Departamento de Policía de Nueva York, infiltraron dos grupos fundados por Malcolm X en 1964: la Organización de la Unidad Afro-Americana y la Mezquita Musulmana Inc., hasta uno de los guardaespaldas de Malcolm X, presente el día del asesinato, era un agente infiltrado del FBI.

Así como la CIA, la mafia y el narcotráfico, se asociaron en la invasión de Bahía Cochinos, en los intentos de asesinar al Presidente cubano Fidel Castro y en el atroz homicidio del líder congoleño Patricio Lumumba, en este caso de Malcolm X también el trinomio asesino acciono su plan.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: