Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Angostura: Dos años de la masacre…¡no lo olvidamos!

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 1 marzo 2010

Por Pablo Arciniegas Avila

El primero de marzo de 2008 las fuerzas mercenarias del ejército colombiano, en coordinación con elementos de la CIA, con apoyo logístico de los EEUU y sus bases emplazadas en América Latina, se produjo en territorio ecuatoriano el cobarde ataque contra un campamento de las FARC, en horas en la madrugada del día primero. El paso de dos aviones Supertucano rasando al selva, rompió el silencio de la noche, luego la explosión de once bombas iluminó la oscuridad de la selva y sembró muerte. La precisión de los artefactos, que cayeron certeros por los cuatro flancos del campamento guerrillero, destruyó todo cuanto estaba en el radio de explosión. Cada una de la bombas dejaron cráteres de más de tres metros de profundidad y de más de cinco metros de diámetro. Es de esta forma que los mercenarios asesinaron a sangre fría a Raúl Reyes y a más de 30 hombres y mujeres combatientes. El ataque fue de tal magnitud, que el estruendo y el temblor de la tierra por las explosiones fueron escuchados y sentidos a más de 30 kilómetros de distancia, según testimonio de campesinos de las localidades de Cuembi y Santa Rosa. Es conocido por todos que la llamada política de seguridad democrática implantada por Uribe, con el objetivo de derrotar militarmente a la insurgencia, ha sido un fracaso de grandes proporciones para el Estado burgués colombiano. Dicha política no tiene otro norte que el de lanzar todas las fuerzas mercenarias del ejército, la policía y de los grupos paramilitares contra los movimientos armados, sembrando el terror entre los campesinos y propiciando desplazamientos de la población. El Estado terrorista colombiano se ha valido, desde hace mucho, de la ayuda de asesinos, genocidas profesionales auspiciados por EEUU quienes apoyados por sus armas de guerra de última generación, no han podido siquiera debilitar, peor derrotar, a las fuerzas insurgentes. Al contrario, crece día a día, el desprecio de los campesinos colombianos contra el Estado colombiano, al que identifican claramente contrario a sus intereses, contrario contra sus vidas. El ataque a Angostura fue una masacre planificada a mejor estilo de los que pelean sucio, sabían que no podrían contra la fuerzas insurgentes, entonces era necesario sorprenderlos dormidos, en la noche y con toda la fuerza bélica posible. En el campamento murieron mujeres y hombres que hicieron de la selva el lugar desde donde día a día se fajaban contra las fuerzas proimperialistas, mujeres y hombres que hicieron de la selva el lugar desde donde gritaban su lucha contra el colonialismo capitalista. A dos años de la masacre rendimos homenaje a sus vidas y a la del Comandante Raúl Reyes, protagonistas de la resistencia contra el terrorismo de Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: