Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 20/03/10

Una nueva oficina de enlace

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 20 marzo 2010

Por Farruco Sesto

Las oficinas de enlace del Ministerio del Poder Popular para la Cultura dependen directamente del despacho del Ministro.
A través de ellas, tanto el Ministro como los tres viceministros atienden muy de cerca los problemas de aquellas comunidades a las cuales consideramos que, por sus características, debe dársele un tratamiento especial. Estas son: las comunidades indígenas, las comunidades afrodescendientes, las comunidades inmigrantes y las comunidades en situaciones excepcionales.
Las oficinas de enlace son estructuras muy pequeñas, de dos o tres personas, batalladoras, aguerridas, que sirven de vínculo entre las comunidades y toda la estructura ministerial, con sus gabinetes y plataformas. Con ellas tenemos garantizada la comunicación y el conocimiento de las cuestiones que afectan a estas comunidades, a fin de trazar las mejores estrategias para darles respuesta.
Hasta ahora eran cuatro las oficinas de enlace. A partir de la próxima semana estará en funcionamiento una quinta: la Oficina de Enlace con las Comunidades de Artesanos. Esperamos con ello atender a este sector que no siempre ha encontrado en la institucionalidad cultural la repuesta a sus requerimientos.
Esta nueva oficina la llevará personalmente Yamileth Romero, artesana, hija de artesanos, con estudios casi terminados de antropología (creo que le falta la tesis) y quien fue con nosotros ya hace un par de años Directora de Artesanías del Conac.

Con ella al frente, hacemos votos para que esta nueva Oficina de Enlace del Ministerio del Poder popular para la Cultura, zarpe de una vez con buen rumbo.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

Arrecian las hostilidades contra Cuba: posiciones y declaraciones

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 20 marzo 2010

Por Lohania Aruca Alonso

La mayor esperanza que tiene el gobierno norteamericano para la destrucción “pacífica” de Cuba socialista en estos momentos, consiste en la división interna, entre los cubanos. Un momento excepcional: la desaparición por causa biológica de la “generación histórica” – la que llevó a cabo la insurrección armada contra el gobierno del dictador Fulgencio Batista y Zaldívar, y unida a esta, la de los entonces jóvenes que se les incorporaron al triunfo del 1º de enero de 1959- es este instante, al parecer, cuando se provocará “inevitablemente” un “vacío político”, para el que posiblemente no habrá sustitutos, adecuadamente reconocidos y preparados, para enfrentar la dirección revolucionaria, y, por eso mismo, se produciría una “marea de arribistas”, que “inevitablemente” chocarían violentamente con los que estuvieran ya establecidos, ocupando cargos en el gobierno del Poder Popular o en la dirección del Partido Comunista de Cuba. Esta quinta columna, abriría el paso a la contrarrevolución para una toma inmediata del poder.

Desde luego, no hay que ser sabios para comprender que los EUA de ningún modo estarían dispuestos a aceptar con pasividad una nueva etapa de socialismo cubano, con nuevos dirigentes. Así que, preventivamente, intentan fomentar, desde hace mucho tiempo, un escenario de controversias internas, evidenciando problemas que no se han resuelto hasta el momento (por diversas causas de orden objetivo o subjetivo), y/o, aumentar la ansiedad por todos los otros que aparezcan –a consecuencia de la crisis capitalista mundial, del cambio climático, de una posible catástrofe natural, por la actividad sísmica o huracanes), o de alguna cosa que afecte directamente a la población y haga todavía más difícil y conflictiva la vida en Cuba-, en todos los casos, habría ganancia neta para los políticos encabezados por Obama.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

Lenin por Trotsky, dos en un “fuera de serie”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 20 marzo 2010

Por Noé Jitrik

No es condición necesaria ser seguidor político de Trotsky, literal o disidente, para admirar lo que podríamos considerar su “personalidad”, los múltiples registros que describen su paso por las principales transformaciones que alteraron el rostro del siglo XX. En cierto sentido, en tanto tipo, y vaya si lo es, tan siglo XX –y quizás eso sea lo que ha hecho que no haya desaparecido de la memoria política y cultural en más de siete décadas–, tiene por un lado algo de héroe individual, en ese sentido un heredero del Romanticismo, con un fuerte ingrediente reflexivo y melancólico y, por otro, es un raro ejemplar de filósofo de la acción, un poco siglo XVIII. Ambas direcciones, lo individual y la razón instrumental, llegaron, una a finales del siglo XVIII y la otra a mediados del XV, y se quedaron para siempre, a veces antagonizándose, otras encontrando zonas de intersección o de acuerdo, psicoanálisis y marxismo por ejemplo. Pero lo esencial es que es difícil sacárselas de encima o ignorarlas, podemos encontrar su impronta en los mayores actores de la historia, hasta nuestros días inclusive. Trotsky da muy bien cuenta de ello.
Y, tal vez por la conjugación de ambos aspectos, ha sido “seguible” durante generaciones, sin importar si lograba o no imponer sus ideas estrictamente políticas, revolucionarias o críticas; más bien, si en ese sentido sus comienzos fueron deslumbrantes, y aun cuando siempre conservó una visionaria lucidez, a partir de cierto momento el éxito lo abandona, del mismo modo en que lo abandonan quienes debían haber seguido siendo sus soportes; pero la fuerza no lo abandona. Además, y para completar la descripción, fue alguien para quien la palabra escrita era al mismo tiempo un arma y un objeto de perfección, no sólo eficaz en sus objetivos sino contundente en la posesión de sus medios; en otras palabras lo que podía significar íntimamente la literatura, en sí misma y para el comunismo –así lo proclamó en artículos escritos en 1924 en los que atacaba a la sedicente “literatura proletaria”, más política que literaria–; ese arrojo teórico era tan poco habitual como escasamente comprendido, aun por aquellos que se fascinaron con su lección de vida y de posibilidades revolucionarias y que incluso fueron inmolados en la hoguera estaliniana por seguirlo o porque se les imputaba seguirlo.

 

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

La revolución es un acto de locura

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 20 marzo 2010

Por Raúl Bracho

Ir contra el orden establecido, ser irreverentes con el sistema y atreverse a plantear otro, eso suena a desquicio y a locura. Denominar a los revolucionarios como exaltados, violentos, subversivos y fuera de orden es lo que siempre a respondido este grande y pesado sistema que nos atrevemos a contradecir.

Si este hermoso sistema en el que vivimos es la suma de todas las luchas de la sociedad, de todas las reivindicaciones logradas, es absolutamente una locura ir en contra de él. ¿Con qué derecho?

Con el mismo derecho del hambriento a luchar por su alimento, con el mismo derecho del desprotegido a tener vivienda, con el mismo derecho de los ignorantes y excluidos a pedir educación y el de los enfermos a exigir salud, con ese mismo derecho.

Siempre he escuchado que el paso del esclavismo al feudalismo y de éste al capitalismo son “victorias de la clase trabajadora”. Discúlpenme de nuevo que me remita al marxismo, pues no es mi idea convertirme en este libro en un adoctrinador, sino que es la única forma de entender las cosas que pasan en nuestra sociedad y sólo lo uso para que juntos entendamos mejor o se entienda mejor mi manera de ver las cosas; sin perder, por supuesto el objeto de mis escritos, que es el de lograr una posibilidad de respuesta al problema que vivimos, que aporte verdadera recuperación y mejoras a nuestra calidad de vida.

Bueno, esas supuestas victorias ¿Quién las provocó o mejor dicho a quién favoreció? Veamos, en el esclavismo, el esclavista era responsable de la vida y de la salud de sus esclavos, de su alimentación, de su vivienda, etc., el esclavista tenía que cuidar su instrumento de trabajo (sus esclavos), tenía que ser responsable de todos sus esclavos, que lo hiciera mal o de mala gana, está bien, pero lo tenía que hacer, era una responsabilidad que ya se le hacía innecesaria, ahora cuando aparece el feudalismo ¿qué es lo que pasa?, ese mismo señor esclavista convertido ahora en “señor feudal”, le asigna una pequeña parte de sus tierras a sus esclavos donde ellos se harán responsables de si mismos, una mal llamada “libertad”, ya no son su propiedad, dejan de ser su responsabilidad, ellos ahora tienen su casa, seguirán trabajando para el mismo amo, pero éste, hábilmente y en nombre de la “libertad” ya no tiene nada que ver cuando “sus siervos” se enferman, cuando sus mujeres van a parir, si tienen o no comida, no, ahora él ya les dio “libertad, casa y trabajo”.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »