Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Ayrton Senna: Hace 50 años nacio el más grande de la Formula 1 de todos los tiempos

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 marzo 2010

El impetuoso piloto brasileño nacido en San Pablo, el 21 de marzo de 1960, deja una huella imborrable en el automovilismo mundial, al conquistar tres títulos de Fórmula Uno con su manejo privilegiado.

Ayrton Senna simplemente vivió el más puro sabor del automovilismo. En las pistas de la Fórmula Uno dejó un legado que hoy en día los que tuvimos la  oportunidad de verlo tripular su auto o conocer su trayectoria, no podemos olvidarlo. 

El piloto brasileño pasó a la historia y a las páginas doradas de la Fórmula Uno por su entrega, su manera de conducir y sus dotes de ser humano.

Su paso por los karts en Brasil, Fórmula Ford 1600, Fórmula 2000 Europea, en los que cosechó múltiples campeonatos, le abrieron la puerta en la Fórmula Uno, donde se convirtió en el ídolo de miles de fanáticos. 
Nadie puede olvidar los momentos de felicidad que nos dio a sus “torcedores”, pero a la vez se viene el recuerdo del repentino final y el último instante de su vida. Ayrton Senna no pudo haber sabido qué lo  golpeó. No pudo no haber visto qué, en el siguiente momento, lo mataría. Esto no era posible, ni siquiera para Senna. Cuando su Williams-Renault FW 16 no giró bien en la curva llamada Tamburello en el Gran Premio de San Marino en Imola, Italia, el 1 de mayo de 1994, el auto de Senna salió disparado del circuito y se estrelló en un muro de contención de concreto, un impacto tan instantáneo a 300 kilómetros por hora que no pudo haber cambiado su mirada de la pista abierta de adelante a tiempo para verlo.

Los penetrantes ojos café de Ayrton Senna da Silva siempre estuvieron puestos firmemente en el premio, y el fin de semana anterior a la competencia se había colocado en la pole position por 65 ocasión en su carrera en la Fórmula Uno, más del doble que cualquier otro piloto en la historia del deporte. 

Con un poco más de 10 años de correr en la Fórmula Uno, Senna había ganado 41 competencias y tres campeonatos mundiales. Nunca sucumbió al  astigmatismo  paralizante  peculiar  en  los  pilotos  de carreras  conocido  como  mirada  restringida,  cuyos  síntomas  son palmas de las manos sudorosas e incapacidad para ver más allá del auto que está  del ante  de  uno. En su imaginación, Senna veía más allá de la siguiente curva, a menudo más allá de la siguiente vuelta, con una omnisciencia casi aterradora. 

Michael Andretti, quien fue compañero de equipo de Senna con McLaren, una vez trató de explicar lo que separaba a Senna de otros pilotos de Fórmula Uno. “Es confianza”, dijo Andretti. “Cuando él se ve en aprietos, sabe que el auto le va a responder. El sólo pasa de largo por los problemas (mecánicos). Yo necesito que el auto esté trabajando para mí para tener una oportunidad. El no”. 

En San Marino, una semana antes de la competencia, Senna parecía tener  una  premonición  de  que  algo  iba  a ocurrir que no podría cambiar. Senna comentó a un reportero que su auto reaccionó un poco  nervioso  sobre   esa  clase  de  superficie,  y  mencionó una dificultad en  la suspensión.  Las  nuevas  reglas de la F1 exigen el retiro  de  los  sistemas  de  control  de  tracción y las suspensiones activas de los autos, dejando la tarea de controlar los vehículos más a los pilotos  que  a  las  computadoras.  Senna  había  dicho a un periodista brasileño a principios de la temporada que los cambios habían hecho a los autos más difíciles de manejar. “Va a ser una temporada con muchos accidentes”, comentó, “me arriesgaré al decir que tendremos suerte si algo realmente serio no ocurre”. Cuando la carrera empezó, un accidente involucrando los autos de Pedro Lamy y J.J. Lehto obligó a correr las primeras seis vueltas bajo precaución. Sin embargo, cuando los autos restablecieron la velocidad al inicio de la séptima vuelta, Senna iba de líder cuando se aproximó a Tamburello. “Se veía nervioso desde la primera vuelta”, dijo Schumacher, quien seguía a Senna en la curva. “No puedo decir qué ocurrió exactamente. Vi que su auto ya estaba rozando (la pista) bastante en la parte de atrás en la vuelta anterior. Estaba muy nervioso en esa vuelta, y casi lo pierde. En la siguiente vuelta lo perdió”. 

El cuerpo laxo de Senna fue sacado del auto destrozado y llevado en helicóptero a un hospital en Bolonia. Casi cinco horas después del accidente, el neurocirujano Álvaro Andreoli salió de la unidad de emergencia del hospital para explicar por qué la operación sería inútil. “Desafortunadamente nos enfrentamos al sufrimiento global de todo el cerebro”, dijo. Y así fue, Senna estaba muerto y millones de personas nos enfrentamos al sufrimiento global del corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: