Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 29/03/10

Una gran victoria; la mayor humillación

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 29 marzo 2010

El pueblo de Vietnam tiene sobrados motivos para recordar la gesta de 1973 y celebrarla. Un día como hoy, el 29 de marzo de 1973, el último soldado del Ejército estadounidense abandona precipitadamente Vietnam después de haber sufrido la peor derrota, la más humillante en el plano militar y politico de su historia. Foto: el estratega, el impresionante Ho.

Durante 10 años ocuparon militarmente Vietnam cobrando la vida de unos 57.000 soldados norteamericanos y más de dos millones de vietnamitas, tanto civiles como militares, 300.000 heridos, centenares de miles de soldados adictos a las drogas y con serios problemas de adaptación a la vida civil.

La guerra de Vietnam ha sido hasta ahora, la más larga de la historia estadounidense, supuso para este país una experiencia de fracaso y frustración, constituyendo, sin lugar a dudas, el más serio traspiés de EEUU durante la guerra fría.

En 1963, el presidente John F. Kennedy promovió un golpe militar de los grupos reaccionarios del sur de Vietnam y la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) se encargó de asesinar al presidente Ngo Dinh Diem y su sustitución por una Junta Militar con el objeto de impedir la libre determinación de sus habitantes de unirse a la República Democrática de Vietnam, dirigida por Ho Chi Minh.

Con esta acción, Estados Unidos se involucró más y abiertamente en la guerra. De 165.000 soldados en 1965, pasó a 500.000 en 1968. El territorio y la población de Vietnam fueron sometidos a los más crueles y destructivos bombardeos, incluso con el uso de la guerra química que provocó inmensos daños.

A pesar de su superioridad en armamento, la guerra asimétrica de los vietnamitas provocó derrotas tras derrotas al Ejército estadounidense. El presidente Richard Nixon aceptó un alto al fuego ratificado en abril de 1973, pero ya desde el 2 de marzo de ese año comenzó el retiro de las tropas estadounidenses en medio de la mayor humillación política y militar. El día 29 de marzo salió el último Marine.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | 1 Comment »

La crucifixión de Chávez

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 29 marzo 2010

Por Raúl Bracho

Allá por los patios de la Academia Militar llegó un día un llanero llamado Tribilín. El mismo nos cuenta en sus discursos que Adán Chávez, su hermano mayor, fue su primer ductor en su formación ideológica izquierdista. Tribilín jugaba baseball y leía a Bolívar, escribía diarios donde desde su corta edad iba guardando notas para lo que sería su vida. Llegó a dudar que había nacido para soldado, pero no desistió y siguió catequizando entre sus compañeros lo que sería su proyecto de vida: Bolívar, Zamora y Simón Rodríguez, como las tres raíces para una nueva república, la quinta republica de Venezuela.

Flaco, alto, medio poeta y soñador. Con un verbo especial que convertía en extraordinarios discursos cada vez que hablaba, fueron atrayendo a su alrededor a muchos de sus compañeros. Quizá pensaba a veces que hubiera sido mejor ser guerrillero, pero el movimiento armado de esos años ya estaba en su decadencia y terminó aceptando la pacificación que proponía Rafael Caldera. Siguió con rigor sus años de militar, ya estaba sentenciado al dedo que lo señalaba como peligroso, pero seguía hablando y leyendo, leyendo y hablando.

Por aquellos años que siguieron al Caracazo, ya le parecía que solo tomar el poder con un levantamiento armado sería la forma de poder crear la Quinta República que soñaba. Todos sabemos más o menos lo que ocurrió. Una madrugada del 4 de Febrero Tribilín y sus amigos comenzaron el levantamiento. Blindados, tanques y aviones se movilizaron bajo la voz del Teniente Coronel   Hugo Chávez Frías aquella noche previa y al despuntar del alba todos despertamos bajo el asombro y el tiroteo. El comandante Chávez había intentado sublevarse, movilizó al ejército a nivel nacional y logró tomar casi todos los blancos propuestos, pero falló en Caracas. Rápidamente la reacción del generalato fiel a Carlos Andrés Pérez había logrado someterlos, todos los que estábamos vivos no podremos olvidar su alocución a la patria diciendo que no se habían logrado los objetivos: “por ahora”.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »