Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 18/06/10

globovisión.com coloca foto de silueta truncada del Comandante tras las rejas

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 18 junio 2010

El sitio web del canal fascista de televisión usó la imagen para acompañar la noticia que informa la detención de 3 ciudadanos, presuntamente relacionados con la muerte de la hermana de una juez del estado Bolívar. Las reacciones de repudio de los seguidores del Presidente no se hicieron esperar

La silueta de un hombre tras las rejas, cuyo perfil muy parecido al del presidente Chávez, generó una nueva polémica en torno a la televisora Globovisión.

“Mensaje subliminal en Globovisión: Globovisión coloca en página web foto silueta del Comandante tras las rejas”, escribió Eva Golinger, en su cuenta de la red social Twitter.

Las reacciones de repudio de los seguidores del Presidente no se hicieron esperar. “Por colocar a Chávez de silueta preso y con sus manos y hasta su reloj en su portal, a Globovisión se le debe abrir un proceso fuerte y ya.

El sitio web del canal de televisión usó la imagen para acompañar la noticia que informa la detención de 3 ciudadanos, presuntamente relacionados con la muerte de la hermana de una juez del estado Bolívar. Minutos después, Globovisión procedió a cambiar la fotografía por una en la que se aprecia el detalle de dos personas esposadas.

Anuncios

Posted in General | 1 Comment »

Se fue Saramago… el único crítico serio de “dios”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 18 junio 2010

Por Enrique Castillo González

Hoy los periódicos nos dicen que hace algunas horas murió José Saramago, a los 88 años el escritor antes poeta se separó del añoso cuerpo de arrugada piel y fluidos incontrolables para salir en fuga hacia el cielo, pero, ¡oh contrariedad!; seguramente que al estar frente a las rejas que custodia san Pedro, el tenedor de las llaves del paraíso apuntará con índice definitivo hacia el nadir y dirá, “tú lugar es allá abajo”, y como respuesta a san Pedro, el que escribiera “el evangelio según Jesucristo” no hará mas que dibujar media sonrisa y con las manos en las bolsillos caminará hasta los infiernos.

Además de ese Evangelio Saramago (apellido tomado del apodo familiar) a los 85 años escribió “Caín” con ese escrito se ganó algo más que la excomunión; permita que inserte un fragmento de la obra y después proponga una sentencia, ya con vuestra venia va entonces.- “Cuando el señor, también conocido como dios, se dio cuenta de que a adán y eva, perfectos en todo lo que se mostraba a la vista, no les salía ni una palabra de la boca ni emitían un simple sonido, por primario que fuera, no tuvo otro remedio que irritarse consigo mismo, ya que no había nadie más en el jardín del edén a quien responsabilizar de la gravísima falta, mientras que los otros animales, producto todos ellos, así como los dos humanos, del hágase divino, unos a través de mugidos y rugidos, otros con gruñidos, graznidos, silbos y cacareos, disfrutaban ya de voz propia. En un acceso de ira, sorprendente en quien todo lo podría solucionar con otro rápido fíat, corrió hacia la pareja y, a uno y luego al otro, sin contemplaciones, sin medias tintas, les metió la lengua garganta adentro”.
Es decir, el casi nonagenario escritor portugués llegó al extremo de debatir con dios (escribía con minúsculas el nombre de Dios) a cuestionarlo, lea usted lo que José dijo de Dios “dios es sanguinario-caprichoso-sádico”.

 

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

“El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 18 junio 2010

Nuestro camarada José Saramago, expreso estas palabras al recibir el premio nobel de literatura.

El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir. A las cuatro de la madrugada, cuando la promesa de un nuevo día aún venía por tierras de Francia, se levantaba del catre y salía al campo, llevando hasta el pasto la media docena de cerdas de cuya fertilidad se alimentaban él y la mujer. Vivían de esta escasez mis abuelos maternos, de la pequeña cría de cerdos que después del desmame eran vendidos a los vecinos de la aldea. Azinhaga era su nombre, en la provincia del Ribatejo. Se llamaban Jerónimo Melrinho y Josefa Caixinha esos abuelos, y eran analfabetos uno y otro. En el invierno, cuando el frío de la noche apretaba hasta el punto de que el agua de los cántaros se helaba dentro de la casa, recogían de las pocilgas a los lechones más débiles y se los llevaban a su cama. Debajo de las mantas ásperas, el calor de los humanos libraba a los animalillos de una muerte cierta.

Aunque fuera gente de buen carácter, no era por primores de alma compasiva por lo que los dos viejos procedían así: lo que les preocupaba, sin sentimentalismos ni retóricas, era proteger su pan de cada día, con la naturalidad de quien, para mantener la vida, no aprendió a pensar mucho más de lo que es indispensable. Ayudé muchas veces a éste mi abuelo Jerónimo en sus andanzas de pastor, cavé muchas veces la tierra del huerto anejo a la casa y corté leña para la lumbre, muchas veces, dando vueltas y vueltas a la gran rueda de hierro que accionaba la bomba, hice subir agua del pozo comunitario y la transporté al hombro, muchas veces, a escondidas de los guardas de las cosechas, fui con mi abuela, también de madrugada, pertrechados de rastrillo, paño y cuerda, a recoger en los rastrojos la paja suelta que después habría de servir para lecho del ganado. Y algunas veces, en noches calientes de verano, después de la cena, mi abuelo me decía: “José, hoy vamos a dormir los dos debajo de la higuera”. Había otras dos higueras, pero aquélla, ciertamente por ser la mayor, por ser la más antigua, por ser la de siempre, era, para todas las personas de la casa, la higuera. Más o menos por antonomasia, palabra erudita que sólo muchos años después acabaría conociendo y sabiendo lo que significaba. En medio de la paz nocturna, entre las ramas altas del árbol, una estrella se me aparecía, y después, lentamente, se escondía detrás de una hoja, y, mirando en otra dirección, tal como un río corriendo en silencio por el cielo cóncavo, surgía la claridad traslúcida de la Vía Láctea, el camino de Santiago, como todavía le llamábamos en la aldea. Mientras el sueño llegaba, la noche se poblaba con las historias y los sucesos que mi abuelo iba contando: leyendas, apariciones, asombros, episodios singulares, muertes antiguas, escaramuzas de palo y piedra, palabras de antepasados, un incansable rumor de memorias que me mantenía despierto, al mismo que suavemente me acunaba. Nunca supe si él se callaba cuando descubría que me había dormido, o si seguía hablando para no dejar a medias la respuesta a la pregunta que invariablemente le hacía en las pausas más demoradas que él, calculadamente, le introducía en el relato: “¿Y después?”. Tal vez repitiese las historias para sí mismo, quizá para no olvidarlas, quizá para enriquecerlas con peripecias nuevas. En aquella edad mía y en aquel tiempo de todos nosotros, no será necesario decir que yo imaginaba que mi abuelo Jerónimo era señor de toda la ciencia del mundo. Cuando, con la primera luz de la mañana, el canto de los pájaros me despertaba, él ya no estaba allí, se había ido al campo con sus animales, dejándome dormir. Entonces me levantaba, doblaba la manta, y, descalzo (en la aldea anduve siempre descalzo hasta los catorce años), todavía con pajas enredadas en el pelo, pasaba de la parte cultivada del huerto a la otra, donde se encontraban las pocilgas, al lado de la casa. Mi abuela, ya en pie desde antes que mi abuelo, me ponía delante un tazón de café con trozos de pan y me preguntaba si había dormido bien. Si le contaba algún mal sueño nacido de las historias del abuelo, ella siempre me tranquilizaba: “No hagas caso, en sueños no hay firmeza”.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

Muere el escritor José Saramago

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 18 junio 2010

El escritor portugués José Saramago, premio Nobel de Literatura en 1998, murió este viernes a los 87 años de edad en su residencia de Lanzarote (Canarias, España), luego que se complicara el estado estacionario en el que se encontraba debido a una enfermedad.

José de Sousa Saramago, natural de Azinhaga, fue novelista antes que poeta y siempre estuvo vinculado con el periodismo en una fusión que le proporcionó los éxitos que vio a lo largo de su carrera como dramaturgo.

El autor de obras como “La Balsa de Piedra” obtuvo el máximo galardón de literatura en 1998.

Posted in General | Leave a Comment »

Estrategias de supremacía y los costos de la tensión bélica

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 18 junio 2010

Por Juan Francisco Coloane

Durante el casi medio siglo de la confrontación Estados Unidos – ex Unión Soviética (1945-1991), la búsqueda de la supremacía por una u otra potencia, y la imperativa necesidad de preservar la paz, significó un nivel de tensión mundial permanente sin precedentes. Se comprueba, por el nivel de tensión actual en las relaciones internacionales, que sus efectos han sido de una magnitud subestimada hasta el día de hoy.

Eric Hobsbawn dice que la segunda mitad del siglo 20 ha sido la época donde más revoluciones hubo. Hay que agregar que ha sido también la que más tensión generó en las vidas de las personas y de las naciones.
Se incorporó una determinante cultural de tensión bélica omnipresente sobre la cual el análisis parece todavía insuficiente. Esto se hace más evidente considerando -en lo esencial- las actuales guerras en Irak y Afganistán, el ataque armado israelí al barco humanitario turco, el zarpazo norcoreano al barco de guerra de Corea del Sur, el acoso al desarrollo nuclear de Irán, y la actual carrera armamentista.

El mercado de las armas no exhibió niveles importantes de contracción a pesar de la crisis económica de 2008, y por el contrario se recuperó fácilmente, según un informe del propio Congreso de Estados Unidos de 2009.
Es así que al observar el frágil ámbito que se está creando para un desarme nuclear entre Estados Unidos y Rusia, es importante tener presente que la confrontación del formato anterior entre Estados Unidos y la ex Unión Soviética estuvo marcada por la situación límite más crítica: el uso efectivo del arma nuclear con resultados devastadores. Hoy, al parecer, esta coyuntura es menos probable de lo que era 20 años atrás, sin embargo el nivel de tensión en las relaciones internacionales no ha disminuido más allá de la debilidad intrínseca de una comunidad internacional ultra fragmentada por múltiples intereses en esta etapa de la globalización.

En la confrontación bipolar que acaba con el desmembramiento de la ex Unión Soviética (1991), el elemento de base consistía en obtener la supremacía política y el control. Considerando que la aspiración era expandir el área de influencia, la política y el componente ideológico ocupaban un lugar central en la estrategia.

La articulación de potentes mensajes por ambos bloques finalmente conducía a formar espacios subordinados. Esta tensión se expandía en los cuatro puntos cardinales del planeta y el resto de los países trazaba sus espacios de supervivencia en relaciones de subordinación a la confrontación central. Aún así, el elemento que le entregaba el principal sustento y que poseía un enorme efecto persuasivo, consistió en el poderío militar de cada bloque, sobretodo el de la capacidad bélica nuclear, y en el montar ejércitos poderosos en los países de cada bloque para contener la insurrección interna.

En este sentido se produce un desgaste en la economía global al ponerse al servicio de la supremacía bélica. Por el lado de la ex Unión Soviética, la economía desde sus bases contenía el componente de ser una economía más de guerra que las de los países de la alianza occidental. La evaluación económica de la experiencia que se acumulaba en la ex Unión Soviética, jugaba un rol razonablemente secundario ante la posibilidad de la expansión de la ideología comunista y el posicionamiento en piezas claves en la expansión territorial, principalmente en África y Asia.

En el ámbito económico que rodeaba a la alianza occidental encabezada por los Estados Unidos, la evaluación era marcadamente negativa y jugaba un rol central en lo que más sustentación le daba al sistema: su jerarquía económica y social por sobre del que detentaba el polo contendor.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »