Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 22/08/10

Tarek William Saab. “He podido descender a los infiernos y sobrevivir”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 22 agosto 2010

Por Douglas Bolívar

Antes que nada, Tarek William Saab es poeta, oficio en el que ha sido reconocido como un baluarte por otros oficiantes del verso en Venezuela y América Latina. Sólo que esta condición se le ha agazapado por la ebullición política de la época.

-Tu trayectoria fundamental es en la poesía, ¿que ha sido de la vida del poeta en estos años de brega política?

-He tenido un respeto muy grande a la poesía y a la literatura, porque ha sido una de las bases de mi formación humana, como persona, como ciudadano, como revolucionario, desde la lectura y desde la escritura, las dos cosas, no solamente escribir poesía, sino leer mucha literatura. Yo creo que es un placer para mí que se ha convertido en un método, en una forma de vida, en una característica de mi existencia. Como tú entenderás, independientemente del hecho político, he seguido leyendo de manera enorme, casi diaria, sobre todo literatura, y en el caso de que no sea literatura, narrativa y ensayo político y filosofía. Y también psicología, en un grado importante.

Pero el ritmo de lectura de Saab no es proporcional al de su escritura. Reconoce que lo hace menos que antes, cuando tenía más tiempo, como en los años 80 y 90. A pesar de eso, en los últimos diez años ha publicado de tres a cuatro libros, incluido En un paisaje boreal, una especia de antología de 1984 a 2007, editado por El Perro y La Rana.

escribo menos que antes, que los años 90 y 80, cuando tenía más tiempo. Para escribir hay que tener tiempo. No es que no haya escrito, sí lo he hecho: en los últimos diez años he publicado de tres a cuatro libros. Y recientemente hubo que me publicó la editorial El Perro y la Rana, En un paisaje boreal, que es una especie de antología de 1984 hasta el 2007.

“Yo no tengo una disciplina que levanto todos los días a las seis de la mañana a escribir, como un método mecánico… a mí me surgen como unas imágenes que se me van cruzando, cruzando en el tiempo y llega el momento en que cuando comienzo a escribir, salen. Entiendo que hay escritores que lo hacen así (con método), pero no es mi caso.

-¿Nunca ha seguido un método?

-Nunca. Lo que sí ha sido como una constante es escribir de noche o de madrugada. Y cuando comienzo a escribir no paro hasta que termino ese largo poema o ese libro de poemas que va surgiendo. No es que escribo un poema y luego espero veinte días para otro poema. Cuando empiezo algo lo voy terminado, independientemente que tarde meses incluso años en ponerme a escribir un texto. Te pongo como ejemplo un libro al que le guardo un afecto enorme: Los niños del infortunio. Lo escribí en nueve días. Tiene casi 120 páginas. Lo escribí de día, de noche y de madrugada durante esos nueve días. Dormía dos horas. Era una necesidad de terminarlo.

-¿Cuál era esa necesidad?

-Yo asumí un compromiso, creo que es la única vez que me ha ocurrido, con Fidel Castro, a quien yo había visitado en el año 2005 en La Habana, cuando fui a hacer una actividad política, y me ocurrió como muchas veces, que él me llama para conversar. Él estaba muy emocionado por los médicos cubanos que estaban en Pakistán, por el terremoto que dejó más de tres millones de damnificados y 100.000 muertos, algo similar a lo ocurrido en Haití. Él estaba muy emocionado y agitado por la organización de treinta hospitales de campaña que envió Cuba, y al final fue una cosa impresionante, una atención de más de millón de pakistaníes entre octubre de 2005 y junio de 2006.

La visita no se quedó allí, el propio Comandante le dijo a Tarek William Saab que quería que fuera a Pakistán a ver cómo los médicos cubanos a los habitantes de uno de los países más pobres del planeta. “Me lo insistió durante la entrevista, que fue desde la noche hasta la madrugada, donde incluso me tocó despedir junto con él a unos médicos que iban a Pakistán. De verdad yo me sentí comprometido con él de ir. Aprovechando que en enero la actividad merma mucho, me fui el 2 de enero y estuve una semana (salí de La Habana a Pakistán). Vi cosas impresionantes. Yo le dije que no quería ir por ir, que quería escribir un libro. Le dije: voy a asumir el reto de escribir el libro, pero quisiera pedirte un sólo favor: que pudiera ser presentado en la Feria del Libro de La Habana, que es espectacular, en el sentido de que el libro pudiera estar a tiempo para la feria. Me dijo: “eso no depende de nosotros, depende de ti, del tiempo en que lo escribas y que lo escribas bien”. Yo sabía que había cosas que me iban a estremecer, investigué mucho, de hecho él me había dicho que ir a Pakistán me iba a rememorar todas las historias de mis antepasados, porque ese es un pueblo musulmán, y así fue.

-Tomé notas durante esos siete días, visité campamentos, llegué hasta el Himalaya, vi tropas pakistaníes. El hotel donde me quedé la noche que me iba (antes lo hice en campamentos) a los días fue volado por unos terroristas… fue una cosa tan increíble que llegando a Anzoátegui descansé una semana de todo ese viaje para asimilarlo y comencé a escribir y escribir. Fue una cosa impresionante, no paré.

Cada capítulo que escribía se lo mandaba a Fidel a su despacho por correo electrónico y él lo revisaba y lo llamaba por teléfono “y me decía que me gustó eso, esta imagen, sin corregir nada, simplemente comentando. Pero me decía, oye, se está acercando ya la fecha y tú sigues escribiendo y me sigues mandando capítulos. Yo le dije me quedan nada más dos capítulos. Me preguntó: cuánto tiempo te falta. Yo recuerdo que eso era un 23 de enero. Le dije: en dos días escribo los dos capítulos, y así fue. Él después me dice, cuando se bautizó el libro, que por cierto estuvo el presidente Chávez, que junto con Fidel fueron los presentadores del libro, me confesó: mira, yo pensaba que tú nunca ibas a poder escribir ese libro, no porque no tuvieras la capacidad, sino en el tiempo que te comprometiste. De verdad él se sintió tan conectado con el libro que sinceramente la distribución que hicieron fue espectacular. Sacaron dos millones de ejemplares y lo distribuyeron por toda América Latina y España a través de las redes que tienen los cubanos de solidaridad y las embajadas. Ahí coloqué un número de teléfono y un correo y todavía a esta fecha, a cuatro años, he recibido llamadas de Perú, de Colombia, de Chile, diciéndome que habían leído el libro y que los había conmovido mucho. Escribí ese libro en medio de un trance. Al principio comencé a escribirlo y luego tuve que dictarlo, tuve que tener un equipo de transcriptores. Corregía la gramática y después lo enviaba. De verdad que fue una experiencia inédita que me enseñó mucho, porque incluso ahora yo la uso, me quedó como método, cosa que yo no creía, normalmente yo escribía con el lápiz y el papel. Pero ahora dicto y me ha resultado muy bien.

-Es una revolución en tu manera de concebir la poesía.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

Las líneas de Chávez: ¡¡No pasarán!!

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 22 agosto 2010

La podrida burguesía venezolana hizo todo lo posible para que llegáramos al mes de agosto en medio del caos. Desde el año pasado vienen montados en ese plan, pero ya transcurrida más de la mitad del mes de agosto, sus pretensiones están más que lejanas

I
Estamos enrumbados en marcha hacia el socialismo y nada ni nadie podrán apartar a nuestro pueblo del camino que ha elegido. Así lo demuestran los hechos y resultados positivos de todos estos días.

La podrida burguesía venezolana hizo todo lo posible para que llegáramos al mes de agosto en medio del caos. Desde el año pasado vienen montados en ese plan, pero ya transcurrida más de la mitad del mes de agosto, sus pretensiones están más que lejanas: la férrea voluntad de un gobierno y un pueblo, como un solo hombre y una sola mujer, han hecho trizas todos los planes que, siguiendo los dictados del imperio, la quinta columna venezolana ha pretendido ejecutar.

Sucede que soy y que sigo (…) Déjenme solo con el día. / Pido permiso para nacer, cantaba el gran Neruda. Esta revolución no pidió permiso a nadie para nacer: el permiso se lo impuso un Pueblo consiente que, desde hace once años, es dueño y señor de su destino.

Vuelvo, otra vez, a Neruda: Ahora como siempre es temprano / vuela la luz con sus abejas. Por supuesto que, para nosotros, nunca será tarde, siempre es temprano, acostumbrados como estamos a vivir de amanecer en amanecer: ésta es y será siempre nuestra principal defensa y la más contundente de nuestras ofensivas. En este sentido, se equivocan y se seguirán estrellando contra nosotros, los acostumbrados a vivir de horas postreras en horas postreras. Ellos, por sus perversos propósitos, no tienen otras armas y métodos que aquellos de la guerra sucia, conscientes como están de no tener la razón y, por supuesto, convencidos de su cada vez más escaso poder de convocatoria.

Y porque somos luz, hemos desbaratado todas las conjuras que se han venido montando, hasta hoy, en la oscuridad.

Primero, pretendieron encender la pradera con aquella pequeña “crisis” bancaria que quisieron llevar a mayores; luego, fue el lenguaje del Apocalipsis en ocasión de la grave sequía que padecimos y que nos obligó a declarar la emergencia eléctrica para contrarrestar el déficit como consecuencia del bajo nivel de agua que alcanzó el sistema Guri. A renglón seguido, trataron de pescar en río revuelto para dar al traste con Pdval, Mercal y todo nuestro sistema de seguridad y soberanía alimentaria. Y ahora, más recientemente, intentaron imponernos el terrorismo financiero, tras la intervención del Federal, las Casas de Bolsas y de Econoinvest; intervención necesaria por la podredumbre que caracterizaba a todos estos entes privados. Pues bien, la quinta columna vino estrellándose, de fracaso en fracaso: y la revolución salió airosa de cada una de estas coyunturas, quedando demostrada la fortaleza de la Venezuela Bolivariana.

Internacionalmente, la oposición venezolana y sus medios no dejaron de echar leña al fuego para tratar de llevarnos a una guerra fratricida con Colombia. Volvieron a fracasar, otra vez, como lo demuestra, fehacientemente, la visita que nos dispensara el presidente del Congreso de Colombia, Armando Benedetti, el lunes 16. En el mismo sentido, hay que destacar la presencia de una importante delegación colombiana, encabezada por la cancillera María Ángela Holguín, el viernes 20. Quiero felicitar a las comisiones binacionales que, en este día, instalaron las mesas de trabajo para diseñar el nuevo mapa que exprese el pleno restablecimiento de nuestras relaciones en todas las áreas. Cómo le duele a la contrarrevolución todo lo que ha acontecido desde la reunión presidencial en Santa Marta el pasado 10 de agosto, cómo le duele la voluntad política común que se está abriendo camino en clave de respeto y confianza.
Últimamente, la contra ha optado por explotar morbosamente el problema crónico de la inseguridad que arrastra nuestro país desde hace décadas; problema que ningún gobierno del pasado había abordado, como ahora, para darle solución, yendo a las causas profundas del mismo, tal y como lo está haciendo la Revolución Bolivariana. Una vez más, los apátridas han acudido al expediente del “periodismo pornográfico”. El dueño de un medio de comunicación admitió, vía Twitter, que ese es el tipo de práctica que ellos ejercen; “la intención editorial de la foto era crear un shock para la gente, para que de alguna manera reaccionara ante la situación”, fue la declaración de este personajillo a un medio internacional. A confesión de parte, relevo de pruebas, dicen los juristas. Se trata de otro caso más de terrorismo mediático contra el cual la Venezuela decente ha reaccionado, poniendo de manifiesto su rechazo contra este tipo de prácticas perversas y rastreras, que ponen de manifiesto la pudrición que carcome la mentalidad de la oligarquía venezolana.

No se equivoquen, el caos no se decreta y, mucho menos, se le impone a un pueblo con niveles crecientes de conciencia. A un pueblo que se ha acostumbrado a estar uno, dos y hasta tres pasos delante del caos cuando es real y verdadero, no van a amedrentarlo con mentiras salidas de los laboratorios de la guerra sucia.

II

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »