Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 5/10/10

Carlos González pasó a la historia del béisbol mayor

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 octubre 2010

El zuliano Carlos González se convirtió este año en el tercer venezolano y el quinto latino en conseguir el título de mejor bateador de la Liga Nacional del Béisbol Mayor.

González despide la temporada representando a los Rockies de Colorado, como uno de los más grandes, al acumular varios logros personales, entre ellos la tan codiciada corona de bateo de la Liga Nacional.

El criollo logró la hazaña al promediar 336; ser líder del viejo circuito en hits, con 197, y en bases impulsadas con 351, segundo en impulsadas con 117, tercero en anotadas con 111, y cuarto en jonrones con 34 vuelacercas.

Gracias al entrenamiento, la disciplina y la constancia que le permitió chocar la bola para dejar su average en 336, el marabino se unió a figuras del béisbol nacional como Andrés Galárraga y Magglio Ordóñez.

“Ahora la responsabilidad es más grande, tengo el deber de ser un ejemplo para muchos, pues cuando era niño yo tenía como ejemplo a Bob Abreu, y estar ahora en esta situación te hace trabajar con más responsabilidad, pues muchos jóvenes se reflejan en lo que uno puede ser en este nivel”, indicó, Carlos González a los medios de comunicación.

Como fanático confeso del juego de pelotas y de los Navegantes del Magallanes específicamente, el Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, durante su programa dominical, aprovechó la ocasión para destacar la hazaña del zuliano: “Carlitos González se tituló Campeón Bate de la Liga Nacional. Vamos a felicitarlo, le dio palo a todo el mundo allá, bateó 336, ¡Naguará! Palo y palo el Magallanes; ¡Ay los caraquistas!.”

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | 4 Comments »

Agua de Bhopal todavía es tóxica, 25 años después de mortal escape de gas

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 octubre 2010

Alrededor de la medianoche del 2 de diciembre de 1984, unas 40 toneladas de gases tóxicos envenenaron a los ciudadanos de Bhopal, India, una urbe del centro del país con más de 500.000 habitantes, en el peor desastre industrial de la historia. Los gases venenosos fueron vertidos en el aire nocturno, en un escape largamente previsto, por una planta química de insecticidas, en gran parte abandonada, de la corporación estadounidense Unión Carbide [“Unión Carburo”], ahora Dow Chemical.
Por negligencia y fallas de equipamiento escaparon gases de isocianato metílico, fosgeno, y otros altamente tóxicos, que mataron inmediatamente a un estimado de 8.000 personas. El número de víctimas mortales, atribuido a que “era de noche”, aumentó en las semanas y meses siguientes a 20.000 personas. Otros cientos de miles sufrieron daños, en muchos casos permanentes, como ceguera y afecciones del pulmón, hígado, riñón y sistema inmunológico. El Consejo Indio de Investigación Médica [ICMR, por su sigla en inglés] concluyó que más de 520.000 personas expuestas adquirieron venenos en su circulación sanguínea, causantes de diversos grados de daño a casi todos los sistemas de su organismo.
El desastre de 1984 puede haberse descolorado en la memoria del mundo, pero en Bhopal hasta hoy continúan naciendo niños con daños. Los restos de la misma fábrica que arrojó los gases tóxicos han estado dejando escapar sustancias químicas mortales en el agua potable de unas 30.000 personas. En las comunidades afectadas existen epidemias de enfermedad renal, cáncer y cientos de niños con daño congénito.
La escritora Indra Sinha, galardonada por su libro Animal’s People (Gente de Animal) sobre el desastre de Bhopal, explicó por qué sigue siendo un escándalo nacional el escape de gas que hace 25 años mató a 20.000 personas y continúa creando problemas de salud para incontables personas más: “La fábrica fue cerrada después de la noche del horror, pero adentro siguió teniendo miles de toneladas de pesticidas y basura tóxica. La Union Carbide nunca se molesto en limpiarla. Las sustancias químicas quedaron abandonadas en los almacenes abiertos al viento y la lluvia. Veinticuatro monzones han aherrumbrado y descompuesto la fábrica de la muerte. Las lluvias introducen los venenos profundamente en el suelo. Ingresan al agua subterránea, se filtran a los pozos y agujerean las tuberías. Permanentemente manan fluidos que se introducen en los cuerpos de la gente. Queman los estómagos, corroen la piel, dañan órganos y llegan a las matrices que alimentan a los niños en gestación, todavía nonatos. Si los bebés logran llegar vivos al mundo, los aguardan los venenos en la leche materna”.
Una encuesta de Greenpeace encontró substancial y, en algunas locaciones, severa contaminación de metales pesados y químicos clorados en la tierra y las fuentes de agua. Las muestras de agua subterránea extraídas de pozos alrededor del sitio mostraron presencia de químicos clorados, incluyendo cloroformo y tetracloruro de carbono, indicadores de una contaminación de larga data. Adicionalmente, en las muestras de suelo se encontró plomo, níquel, cobre, cromo, hexaclorociclohexano y clorobencenos. La contaminación total del sitio y de sus alrededores inmediatos se originó en derramamientos y accidentes rutinarios, mientras la fábrica estuvo en actividad, y las basuras tóxicas que siguen permaneciendo en el lugar todavía continúan emanando sustancias químicas.
El Centro para la Ciencia y el Ambiente de Delhi dijo que a más de tres kilómetros de la fábrica encontró agua conteniendo pesticidas en niveles 40 veces más altos que el estándar de seguridad indio. En un segundo estudio, la entidad británica Súplica Médica de Bhopal (BMA, por su sigla en inglés) encontró un cóctel químico en el agua potable local, con la presencia del agente carcinógeno tetrafluoruro del carbono en un nivel 2.400 veces más alto que las pautas de la Organización Mundial de Salud (OMS).

 

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »