Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 16/11/10

Las dos Iglesias

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 noviembre 2010

Por Jaime Richart

En todo caso es seguro que para dar esas cifras, quien lo ha difundido ha tenido que se­guir contando a todos los bautizados -todos sin per­miso del bauti­zado-, muy mermados tras la dicta­dura cuando el cese de los bautizos generalizados tuvo que ser enorme… Es decir, esos que di­cen que hay en Es­paña un 72 por ciento de católicos cuentan como tales no a quienes profe­san la creencia vaticana y frecuentan las iglesias como hacen por el con­trario, por ejemplo, los islámicos; tampoco a quienes sienten devoción y se han compro­metido con un credo y praxis católicos, sino a quienes, re­cién nacidos, fueron ins­critos en un re­gistro religioso por sus proge­ni­tores, obliga­dos estos por la dictadura fran­quista a bautizarlos so pena de excomunión y de negarles la existencia. Y esto se extiende hasta el mismísimo año en que fallece cómoda­mente el dictador.

  Pero sea como fuere, dentro de la Iglesia católica hay dos Iglesias, como hay dos Españas:  la Iglesia de los “duros”, de los extremistas sólo in­tere­sados en la superficie o apariencia de las cosas, de los de pocos escrúpu­los y mu­cha determi­nación para impo­nerse, y la Igle­sia de los “bue­nos”, de los ingenuos, de los de buena fe y de los en­tregados a su misión espiritual; gracias a todos los cuales los otros se jactan de una pre­sunta santi­dad, de una recti­tud de conciencia y de unas buenas in­ten­cio­nes que en ellos brillan por su ausencia.

  El primer grupo es la Iglesia de la jerarquía: desde el papa hasta el último obispo. El otro grupo es la tropa: desde el párroco de la última parroquia hasta el último coadjutor. Qué duda cabe que eso mismo sucede en todos los colectivos institucionales y en toda clase de corporaciones profesionales que se dotan de reglas éticas que unos respetan y otros concul­can para su provecho personal. Pero en el caso de la Iglesia, por su deriva a lo largo de los siglos, la cosa es mucho más sangrante. Los párrocos han estado siempre entre la espada y la pared, es decir, entre las exigencias de la jerarquía –a menudo de carácter mercantil y empresarial- y el consuelo que bus­can en ellos sus feli­greses. Muchos han tenido que decidirse en­tre la santidad y la heroicidad. Pero si ser santo, en estos tiempos es signo de debilidad, ser héroe, en todo tiempo, es mucho pedir.

  No obstante estos reparos, quiero destacar hoy aquí que la clase estrictamente sacerdotal que vive honda espiritualidad, que no ol­vida las bienaventuranzas ni los pasajes evan­géli­cos más consola­dores que dotan de grandeza a la religión cristiana, y desea transmi­tir no sólo con prédicas sino también contagiando a la feligresía de sus creencias, puede ser injus­ta­mente vista y tratada. Injustamente tratada tanto por la jerarquía que distingue entre pá­rrocos obe­dien­tes y párrocos indóciles, como por nosotros: agnósticos, escépti­cos, ateos y profun­damente in­diferentes. Nosotros los vemos con indife­rencia o ira, pues en ellos atisbamos, con­centrada, la miseria moral del papa, de los cardena­les, de los arzobispos y de los obis­pos. Y esa miseria tiene un fundamento. El fundamento de que, para llegar a donde están, han debido adquirir la catadura de todo aquél que está al frente de la sociedad, en la que destaca una laxa o nula con­ciencia. Esa gente que alcanza el poder, difí­cilmente puede du­rar a donde llega, si la tiene, pues muy pronto ha de comprobar el precio que ha de pagar para mantenerse, y por encima de cuántos ha de pasar para retenerlo, pues si no mirase a otra parte, si no cometiese o con­sintiese injusticias por acción u omisión, si no se corrompe de­bería abandonarlo inmediatamente…

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

El Ejército Zapatista EZLN cumple 27 años de lucha popular en México

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 noviembre 2010

El 17 de noviembre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de México cumple 27 años de lucha y resistencia desde que nació en 1983 no como una guerrilla, sino como un ejercito popular relacionado estrechamente con las comunidades indígenas en defensa de los ataques tanto de policías como militares.

Su primeras consignas anunciaban que “hemos empezado la lucha que necesitamos hacer para alcanzar demandas que nunca ha satisfecho el Estado mexicano: trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz”.

Estas proclamas se concretaron en los acuerdos de San Andrés sobre Derechos y Cultura Indígena que rubricaron el gobierno de México y el EZLN el 16 de febrero de 1996.

El objetivo del acuerdo fue el compromiso por parte del gobierno de modificar la constitución de manera que se incluyera el respeto a los derechos de los pueblos indígenas, el reconocimiento a su autonomía y la atención de las demandas en materia de justicia e igualdad.

Sin embargo no es hasta 1994 cuando el mundo entero conoció la naturaleza, fuerza y temple del pueblo mexicano chiapaneco.

Fue el 1º de enero de 1994 en ocasión de que comandos armados y grupos sociales tomaron las cabeceras de varios municipios de Chiapas en protesta por la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC o Nafta, según sus siglas en inglés) rubricada por Estados Unidos, Canadá y México, cuando a través de esa acción se conoce ampliamente la existencia del EZLN.

En el libro de Gloria Muñoz Ramírez, titulado: “20 y 10: el fuego y la palabra”, una serie de testimonios recogidos por la autora indican que el movimiento nació entre 1983 y 1994.

Muñoz afirmó en su libro que “entre 1983 y 1994 el EZLN dedicaría sus principales esfuerzos a una paciente organización interna. El encuentro entre la tradición marxista-leninista con una realidad que no puede explicar, de la que no puede dar cuenta y con la que tiene que trabajar”.

Esta organización indígena-militar tiene como mando el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General (CCRI-CG) del EZLN, que surge de una composición mayoritariamente indígena.

Los comandantes son los que mandan en común, en un tipo de mandato que obedece al pueblo.

El ELZN nace en el mismo parto donde vieron la luz movimientos como Los Sin Tierra de Brasil, El Piquetero de Argentina, El Cocalero de Bolivia, El Okupa de Europa, los cuales comparten la misma raíz en teoría y praxis.

Son los años en que la corriente ultraconservadora en Estados Unidos comienza a impactar al mundo desde la presidencia de Ronald Reagan (1981-1989) y la jefatura de la CIA en manos de George H.Bush (padre) quien luego fue presidente (1989-1993) y activo anticomunista que desplegó una fuerte labor contra el campo socialista y la Unión Soviética.

En esa década de los 80 ocurren los extraños accidentes o atentados mortíferos de líderes populares como Omar Torrijos (Panamá), Jaimes Roldós (Ecuador), Olof Palme (Suecia), Indira Ghandi (India), Ernesto Jovel (El Salvador), Maurice Bishop (Granada), todos considerados adversarios de EEUU por la corriente ultraderechista en el poder estadounidense.

Es a mediados de esa década, según el politólogo y excandidato presidencial de México, Andrés Manuel López Obrador, en que la tecnocracia llegó al más alto poder y se negoció el TLC o Nafta con EEUU y Canadá que tantos problemas económicos, sociales y políticos ha ocasionado al país por la desestructuración y la articulación de los mexicanos a los negocios legales y turbios estadounidenses.

A diferencia de otros movimientos tipificados como “estadocentristas” el ELZN no pretende ni aspira a la toma del poder estatal.

Sus objetivos giran en torno a la defensa de los derechos humanos, colectivos e individuales; la construcción de un modelo nuevo de nación donde impere la democracia, libertad y justicia y la creación de redes de resistencia y rebeldías que luchen en nombre de la humanidad contra el neoliberalismo.

De acuerdo con el portal de zapateando wordpress el movimiento zapatista padeció y padece la represión del Estado mexicano ante las iniciativas de defensa de su territorio, a su expansión geográfica fuera de Chiapas.

Entre los logros que la organización ha cosechado según reportó el sitio web, resaltó la construcción de la autonomía forjada a través de años de lucha y resistencia.

Así se ha constituido en un referente nacional e internacional de organización el autogobierno que consolidaron las comunidades zapatistas de Chiapas, sentando así las bases de gobierno donde el pueblo es quien manda.

El Subcomandante Marcos es el líder, principal ideólogo, portavoz y mando militar del grupo, ha declarado en numerosas oportunidades que “es necesario hacer un mundo nuevo. Un mundo donde quepan muchos mundos, donde quepan todos los mundos”.

Hermann Bellinghausen, en su artículo titulado “México: Gracias a los Zapatistas”, publicado por el diario La Jornada, aseguró que “gracias a los zapatistas, en la izquierda desmoronada tras el colapso del muro de Berlín renació algo más que una esperanza (…) Los indígenas se volvieron extrovertidos, dejaron de pedir, determinados a exigir y resistir. El epicentro de su onda expansiva fue la recuperación de las tierras acaparadas por finqueros y ganaderos que despreciaban a los pueblos, y a sus peones, acasillados o no”.

También agradeció a los zapatistas por “el concepto latinoamericano de guerrilla –y su larga causa de dolor– dio paso a algo nuevo, y a la vez tan viejo como la civilización: un ejército campesino. Éste, comprometido con la vida, sus pueblos y la liberación nacional desde una insospechada lucidez. Mientras, la sociedad civil se percataba de su propia existencia”.

La lucha emancipadora de los pueblos por la defensa de sus derechos, por el trabajo digno, por la justicia y la paz, es un batalla que día a día libran todos los pueblos de nuestra América quienes rebeldes y plenos de esperanza no cesan en su empeño por la liberación del dominio y la explotación.

Posted in General | Leave a Comment »

Cultura basura

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 noviembre 2010

Por Carlo Frabetti

Alaska, Albert Boadella, Gustavo Bueno, Luis Alberto de Cuenca, Antonio Escohotado, José Luis Garci, Luis Racionero y Fernando Savater, entre otros, han firmado un manifiesto de apoyo a Fernando Sánchez Dragó a raíz de las críticas de que este ha sido objeto por alardear, tanto literaria como literalmente, de sus relaciones sexuales con niñas.

      ¿Qué tienen en común los defensores y el defendido, amén de su rentable oficio de payasos del circo de la cultura? Bastantes cosas. Por ejemplo, su derechismo flagrante, su condición de mediocres encumbrados o el hecho de que la mayoría de ellos, si no todos, defienden abiertamente las corridas de toros. Pero de igual modo que sería tendencioso establecer una relación directa entre la pederastia y la tortura de animales (más allá de la evidente relación que hay entre todas las formas de crueldad y abuso), no lo sería menos convertir a Sánchez Dragó en chivo expiatorio de una degradación ética y estética cuyos responsables, cómplices y beneficiarios notorios se cuentan por docenas. Que nadie se rasgue las vestiduras ante la incontinencia del patético viejo verde oficial de la derechona, porque si él y sus no menos patéticos defensores (entre los que hay dos ex directores de la Biblioteca Nacional y dos filósofos institucionales) están donde están y pueden decir públicamente lo que dicen, es porque un amplio sector de la sociedad -y lo que es más grave, del mundo de la cultura y de los medios de comunicación- les ríe las gracias desde hace décadas (no hay que olvidar que el propio Sánchez Dragó se hizo rico y famoso con Gárgoris y Habidis, una delirante “historia mágica de España”, en la estela del “realismo fantástico” de Pauwels y Bergier, por la que la crítica seria lo calificó de fascista, confusionario y analfabeto).

      Pero si convertir a Sánchez Dragó en chivo expiatorio sería claramente tendencioso (no hay más que ver quiénes piden su cabeza), pretender erigirlo en mártir de la libertad de expresión es sencillamente grotesco (el antes aludido manifiesto de apoyo se titula nada menos que Contra la quema de libros); tan grotesco como lo fue, no hace mucho, intentar convertir a Garzón en un mártir de la democracia y el antifranquismo. Hitler era vegetariano, pero para defender la noble causa del vegetarianismo no es necesario ensalzar al Führer.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »