Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 23/01/11

La “verdadera” dictadura

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 enero 2011

Por Oscar Jiménez

FABRICIO OJEDA 

Hay hombres que nacen para la gloria, Fabricio Ojeda es uno de esos apóstoles de la libertad, valientes guerreros que no vacilan en desprenderse de todo para perseguir un ideal, una ilusión, una verdadera convicción. 

Para la historia quedó su mensaje de despedida al entonces Congreso de La República, cuando se desprendió de su puesto de diputado y se fue a la montaña, fusil en mano a combatir en la verdadera lucha por la dignidad del pueblo venezolano. Claro estuvo su mensaje hacia Rómulo Betancourt y su gobierno; claro estuvo para todos, el sentimiento de indignación y la imposibilidad de luchar desde esa cómoda trinchera con aire acondicionado que asfixiaba al preclaro combatiente popular. 

Fabricio Ojeda fue un visionario quien después de luchar en la clandestinidad contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, después de organizar con éxito una resistencia civil que fue el apoyo imprescindible al momento de la acción; después de tantos peligros vividos, de tantos momentos donde el aliento se cortó, no por el temor a la muerte sino por el temor a no completar la misión, después de logrado el objetivo, el corazón del verdadero revolucionario le hizo ver a tiempo que no todo estaba bien, que algo malo estaba naciendo sobre las humeantes cenizas del pasado que no acababa de pasar. 

El corazón del revolucionario no se sentía a gusto rodeado de las vibraciones que recibía, su inteligencia superior le hizo entrar en discordia con el proyecto que nacía, para eso no se luchó, para eso no se invocó al pueblo, para eso no se combatió. 

El pacto de Punto Fijo ofendía la dignidad de la lucha y le quitaba el brillo a la gloria del triunfo, Fabricio Ojeda de inmediato supo que su puesto no estaba ahí, que la lucha continuaba, que el camino no había terminado, que faltaba mucho por andar y decidió marchar, decidió continuar la lucha, decidió entregar el corazón al pueblo que lo vio nacer y se convirtió en un quijote universal. 

Su liderazgo y su nombre lo llevaron de inmediato a las altas jefaturas de la recién organizada lucha armada en las montañas de Lara, Falcón, Yaracuy; apresado logró escaparse, mas los días del guerrillero estaban contados; los días, mas no su obra; los días, mas no su legado. 

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

Huracán bolivariano y patrio afianzará la revolución este año y en el 2012

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 enero 2011

El presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Hugo Chávez Frías, exhortó este domingo a todos los sectores de la sociedad venezolana a acelerar la conformación del Polo Patriótico como parte de lo que denominó “el huracán bolivariano y patrio”, con miras a fortalecer la revolución este año y el siguiente, cuando se efectuarán las elecciones presidenciales.

“Invito a todos a desarrollar un gran huracán bolivariano, político, patrio, de pueblo por todas partes, para acelerar la conformación del Polo Patriótico para mediados de este año”, conminó.

Esta invitación la hizo Chávez durante su mensaje pronunciado ante el pueblo concentrado a las afueras del Palacio de Miraflores, en Caracas, con motivo de la conmemoración del 23 de enero de 1958, cuando una rebelión cívico militar derrocó la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez.

De acuerdo con Chávez, esta acción será determinante para darle continuidad al proceso de cambios que vive el país, por ello designó al actual presidente de la Asamblea Nacional (AN), Fernando Soto Rojas, a conformar esta instancia con la participación de las distintas expresiones de la vida nacional, incluyendo a la clase media, a la cual también le pertenece la revolución.

Asimismo, consideró que este polo podría estar listo y activado a mediados de año, específicamente para el próximo 5 de julio, cuando se celebrará el bicentenario de la gesta independentista venezolana.

“Si comenzamos ahora mismo los debates y discusiones, creo que para el 5 de julio, con motivo del bicentenario, podamos conformar un polo patriótico que abarque todo el país, las distintas expresiones de la vida nacional, del pueblo y de la sociedad, incluida la clase media a la que también le pertenece la Revolución Bolivariana”, apuntó.

Explicó que en dicho polo patriótico deberán estar reflejados todos los sectores de la sociedad y precisó que para ello debe tomarse en cuenta a los pequeños y medianos empresarios, entre otros grupos del país.

“Para ellos la revolución no debe ser una amenaza. Nuestros diputados también defienden los intereses de la clase media y de aquellos que militen en partidos contrarrevolucionarios”, apuntó.

Líneas estratégicas

Chávez también consideró vitales las líneas estratégicas que deberán ejecutarse durante este año y el venidero para concretar una gran alianza patriótica bolivariana y socialista que permita la continuidad de la revolución en el país.

Estas líneas incluyen el impulso hacia una militancia y una cultura socialista, así como la conversión de la maquinaria del partido en un movimiento de lucha para mejorar la vida, satisfacer las necesidades humanas y liderar la lucha del pueblo.

Para ello consideró necesario pasar de la vieja cultura política capitalista y burguesa a la militancia socialista verdadera.

Detalló que se trata de “enraizar los valores socialistas y eliminar los viejos vicios de aquellos partidos del puntofijismo de manera de consolidar una militancia social de verdad”.

Consideró además que la maquinaria del PSUV debe convertirse en un poderoso movimiento que no sólo se active cuando haya elecciones, sino que lo esté de manera permanente desde las bases.

“Allí radica la importancia de las patrullas, de los comandos y de las células socialistas”, sostuvo.

Se refirió igualmente a convertir al partido rojo en un poderoso instrumento de propaganda y de comunicación social.

“No debemos dejar que los medios burgueses de la derecha tomen las mentes del pueblo con campañas venenosas, rumores y demás mensajes contra la revolución”, indicó.

La última línea estratégica del PSUV trata sobre la conformación del Polo Patriótico, lo cual consideró Chávez será el resultado de todo ese gran esfuerzo y despliegue político que deberán acometer las diversas fuerzas revolucionarias de la nación.

En Venezuela cada día habrá más democracia

Del mismo modo, Chávez enfatizó que en Venezuela habrá cada día más democracia, pero de la verdadera, la cual se traduce en más poder y participación para el pueblo.

“La democracia es tan necesaria al socialismo como el oxígeno para la vida de los seres vivos. Cada día en Venezuela habrá más democracia, esta democracia que le da más poder al pueblo”, agregó.

Aseveró que quienes en el pasado representaron al llamado puntofijismo no volverán a tomar las riendas del país, puesto que ellos, traicionando la democracia, se constituyeron en una de las más largas dictaduras que vivió Venzuela en toda su historia.

“Hay que recordarlo. El denominado Pacto de Punto Fijo fue una traición al 23 de enero de 1958, a los mártires de la dictadura de Pérez Jiménez, y comenzó la historia de otra dictadura, la bipartidista, Rómulo Gallegos por Acción Democrática (AD), Rafael Caldera por Copei, los ricos de Fedecámaras, los militares de derecha, para repartirse la
torta. Fue una traición a la voluntad y el sacrificio del pueblo y eso todos debemos saberlo”, expresó.

Resaltó que a pesar de los intentos por parte del capitalismo y de la oposición venezolana por desconocer la historia del país, los revolucionarios se encargarán de recordarle todas las luchas emprendidas a favor del pueblo y de la libertad.

Diputados revolucionarios representan verdaderos intereses del pueblo

Durante su alocución, Chávez manifestó que los diputados revolucionarios representan los verdaderos intereses del pueblo venezolano, contrario a los parlamentarios derechistas, quienes trabajan a favor de la burguesía y del imperio estadounidense.

“Aunque se llenen la boca hablando del pueblo, ellos representan la burguesía venezolana”, reiteró.

Añadió que la demostración más grande de democracia en el país es la presencia de diputados de derecha en la Asamblea Nacional.

“Es bueno que esté la oposición en la AN. Soy uno de los más felices cuando los veo sentados allí, porque ahora se van a tener que enfrentar no a Chávez sino a los diputados del PSUV”, dijo.

Ley Habilitante

Sobre la Ley Habilitante, el Presidente reiteró que pese a los intentos de los parlamentarios derechistas de eliminarla, esta normativa seguirá su curso para dar respuestas al pueblo y solventar la emergencia presentada por las fuertes precipitaciones caídas durante los meses de noviembre y diciembre del año pasado.

“Las leyes habilitantes son leyes para el pueblo y los más necesitados. Ellos pretenden eliminarlas, pero no lo vamos hacer”, dijo el Mandatario, quien agregó: “Ellos (representantes de la oligarquía y la clase empresarial) eliminaron las leyes cuando llegó (Pedro) Carmona, pero en pocas horas volvió la democracia”.

Condonación de deuda a productores

Como parte de las acciones de esta Ley Habilitante, el Mandatario Nacional informó que en pocas horas el Ejecutivo condonará la deuda a los productores agrícolas que perdieron su cosecha a causa de las intensas precipitaciones caídas en el país entre los meses de noviembre y diciembre de 2010.

Destacó que esta medida se materializará gracias a la aprobación de la Ley Habilitante por parte de la Asamblea Nacional, la cual le permite firmar decretos-leyes para contrarrestar la situación de emergencia por las precipitaciones, las cuales dejaron más de 130 mil personas afectadas.

Aclaró que el decreto-ley mediante el cual se condonará la deuda deberá ser acatado tanto por las instituciones públicas como privadas, así como por los fondos regionales.

“Esas son las leyes que a ellos (derecha venezolana) no les gustan, esa es la dictadura que ellos dicen. Aquí hay democracia, democracia y más democracia, poder para el pueblo y eso lo seguiremos fortaleciendo todo este año y el 2012, cuando ganaremos las elecciones presidenciales”, concluyó.

Posted in General | Leave a Comment »

Aristóbulo Istúriz: El 23 de enero el pueblo se levantó para dar al traste con la dictadura

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 enero 2011

El 23 de enero de 1958 se produjo el levantamiento del pueblo que luego fue traicionado, pero después recuperó la calle el 27 de febrero de 1989 y ahora está haciendo la revolución y construyendo junto al presidente, Hugo Chávez Frías, una sociedad de iguales y de justicia social, expresó el primer vicepresidente del parlamento, Aristóbulo Istúriz.

Su señalamiento lo hizo desde el Parque del Oeste, en la parroquia Sucre de Caracas, uno de los puntos de donde arrancará la marcha convocada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en conmemoración de esta fecha.

El destino de la caminata será el Palacio de Miraflores, al final de la avenida Urdaneta, donde se tiene prevista la intervención del presidente, Hugo Chávez Frías.

El 23 de enero de 1958, un movimiento cívico-militar derrocó el régimen dictatorial de Marcos Pérez Jiménez, quien abandonaría el país rumbo a República Dominicana, a bordo del avión presidencial denominado la Vaca Sagrada.

El dictador tachirense se había entronizado desde 1952, cuando desconoció los resultados de las elecciones generales, en las que había ganado el partido Unión Republicana Democrática (URD), dirigido por Jóvito Villalba.

Así, Pérez Jiménez se declara en ejercicio de la Presidencia de la República, a través de la Seguridad Nacional, cuerpo autónomo dirigido por Pedro Estrada, hombre de confianza del dictador, que se encargó de silenciar a los opositores a la dictadura, por medio de la cárcel y torturas.

Aristóbulo Istúriz destacó que ésta es una de las fechas más importantes de la historia política del país, cuando el pueblo se levantó para dar al traste con la dictadura y construir un proceso democrático de igualdad, de justicia social.

Sin embargo, se dio una gran traición al pueblo que salió a las calles en búsqueda de ese cambio, ya que una vez pasada la euforia del triunfo por el derrocamiento de la dictadura, se conoció del pacto firmado, primero, en Nueva York, Estados Unidos, y, luego, en Venezuela, denominado el Pacto de Punto Fijo, entre los jefes de los partidos Acción Democrática (AD), Copei y Unión Republicana Democrática (URD), que excluyó el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

A partir de ese momento lo que se empezó a realizar en la práctica era un reparto de cuotas de poder y atrás quedaban los sueños del pueblo de una patria plena de igualdad y de justicia social.

Istúriz hizo mención de los acontecimientos del 27 de febrero de 1989, cuando se dieron los hechos conocidos como el Caracazo, cuando el pueblo retomó las calles, después de ese 23 de enero de 1958, para rebelarse contras las medidas neoliberales impuestas por el Gobierno de entonces, por lo cual ese pueblo fue brutalmente reprimido.

Sobre lo que actualmente ocurre en la Asamblea Nacional (AN) en los debates en lo que se miden los argumentos de la revolución y de la derecha, Istúriz expresó: “Se están confrontando dos modelos: el capitalismo y el socialismo, y el pueblo y el mundo ahora puede conocer los argumentos y razones de cada uno, por lo que considero importante que la derecha haya asumido la política por esta vía y no por la vía de la violencia o la desestabilización”.

Este domingo, el pueblo revolucionario se encuentra concentrado en varios puntos de la ciudad para arrancar su marcha hacia el Palacio de Miraflores. Una de las salidas de la marcha está ubicada en el Parque del Oeste, parroquia Sucre; otra, en la avenida San Martín, a la altura de la Plaza Martí; también en Parque Carabobo, avenida México; en la Plaza Candelaria, avenida Urdaneta y por último en la Plaza Madariaga, frente a la Universidad Santa María, en El Paraíso.

Posted in General | 1 Comment »

23 de Enero de 1959: El Comandante Fidel Castro en Venezuela

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 enero 2011

Por Fidel Ernesto Vásquez I.

El 23 de enero de 1959, el Comandante  Fidel Castro inició una visita a Venezuela. Era su primer viaje al exterior luego del triunfo de la Revolución.

El viaje tuvo un motivo principal, expresar agradecimiento al pueblo de Venezuela por su valiosa contribución moral y material a la causa por la libertad de Cuba. Durante los años de la lucha en la Sierra Maestra fueron muchos los gestos y acciones de solidaridad de la patria de Bolívar con el Movimiento 26 de Julio.

“Vine a Venezuela –dijo Fidel en una masiva concentración en Caracas— en primer lugar, por un sentimiento de gratitud; y, además, por un deber elemental de reciprocidad con las instituciones que lo invitaron a participar en la alegría de Venezuela por el 23 de enero, al celebrarse el primer aniversario de la caída de la dictadura militar de Pérez Jiménez, quien al igual que Batista tuvo relaciones amistosas con Estados Unidos y recibió armas para reprimir al pueblo y condecoraciones del gobierno de Washington”.

Bolívar estuvo muy presente durante esta visita del líder de la Revolución Cubana. Y en distintos discursos, el Comandante Fidel Castro recordó que el Libertador no se olvidó de Cuba y que entre sus planes estuvo libertar a Cuba.

Decenas de miles de personas esperaron al Comandante Fidel en el aeropuerto de Maiquetía, entre la marea humana que asistieron a darle la bienvenida, estaba el héroe y coordinador del movimiento cívico-militar que desato en definitiva el derrocamiento de la dictadura, nuestro Fabricio Ojeda, presidente de la Junta Patriótica que contribuyó a forjar la victoria del 23 de enero, el maestro Luis Beltrán Prieto, el contralmirante Wolfgang Larrazábal y muchos otros.

En el trayecto hacia Caracas decenas de miles de personas lanzaban flores a su paso. Muchos lloraban por la emoción. Una buena parte del camino, el pueblo venezolano lo llevó en hombros. Estuvo en una ceremonia de bienvenida que le ofreció el Congreso, y también en la Universidad Central de Venezuela, en el Concejo Municipal de Caracas y en la concentración en la Plaza O´Leary.

En la UCV, conoció al gran poeta de América, al chileno Pablo Neruda, quien habló en un masivo acto de estudiantes y leyó su Canción a Bolívar. Esto fue lo expresado por Neruda: “En esta hora dolorosa y victoriosa que viven los pueblos de América, mi poema con cambios de lugar, puede entenderse dirigido a Fidel Castro, porque en las luchas por la libertad cada vez surge el destino de un hombre para dar confianza al espíritu de grandeza en la historia de nuestros pueblos”.

Fidel y Betancourt charlaron en privado  por espacio de dos horas.

El día del regreso a la patria Cubana, la delegación tuvo una gran pérdida: el comandante Paco Cabrera cuando  fue golpeado en la pista del aeropuerto por una hélice de una nave que estaba a punto de despegar.

Aquella primera visita de Fidel a Venezuela fue profética. Fidel, en sus declaraciones, prometió a los estudiantes venezolanos que les iba a conceder numerosas becas y que en Cuba se iban a hacer numerosos centros universitarios. En la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), creada en Cuba en 1999, ya se han graduado médicos venezolanos. 

Por otra parte,  Fidel, en la Plaza El Silencio, afirmó que “Venezuela debe ser país líder de la unión de los pueblos de América” y que “Venezuela tiene asegurado un formidable y brillante porvenir en América”.

Posted in General | 1 Comment »

Discurso del Comandante Fidel Castro en la Plaza El Silencio en Caracas el 23 de Enero de 1959

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 enero 2011

DISCURSO PRONUNCIADO POR EL COMANDANTE FIDEL CASTRO RUZ, PRIMER MINISTRO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO, EN LA PLAZA AEREA EL SILENCIO, EN CARACAS, VENEZUELA, EL 23 DE ENERO DE 1959.

(VERSION TAQUIGRAFICA)

Por: Fidel Ernesto Vásquez I.

Hermanos de Venezuela:

Si pudiera con alguna frase expresar la emoción que he experimentado en el día de hoy, lo diría todo afirmando que he sentido una emoción mayor al entrar en Caracas que la que experimenté al entrar en La Habana (APLAUSOS).

De algún modo era, en cierto sentido, natural que el pueblo cubano quisiese dar al Ejército Rebelde las pruebas de cariño que nos dio. Por el pueblo de Cuba habíamos estado luchando durante siete años; de nosotros esperaba el pueblo de Cuba la liberación, de nosotros esperaba el pueblo de Cuba su libertad y, al fin, cuando tras largos años de sacrificio por parte del pueblo y por parte nuestra, que no fuimos más que sus conductores en esa lucha, cuando vimos coronada con la victoria aquella lucha, era lógico que los cubanos abriesen sus brazos para recibirnos. Sin embargo, de Venezuela solo hemos recibido favores (APLAUSOS). De nosotros nada han recibido los venezolanos y, en cambio, nos alentaron durante la lucha con su simpatía y con su cariño; hicieron llegar el bolívar hasta la Sierra Maestra (APLAUSOS), divulgaron por toda la América las trasmisiones de Radio Rebelde, nos abrieron las páginas de sus periódicos y algunas cosas más recibimos de Venezuela (APLAUSOS). Y después de haberlo recibido todo, después de haber estado recibiendo favores de este pueblo en nuestra lucha por la libertad, al llegar a Venezuela nos encontramos con que nos reciben con el mismo cariño con que nos recibieron los cubanos (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES).

No podía haber sido más puro este homenaje, no podía haber sido más noble este gesto, ni podía tampoco, hermanos de Venezuela, haber recibido de este pueblo noble y heroico un favor más grande que el que ha recibido el pueblo de Cuba del pueblo de Venezuela esta noche (APLAUSOS).

¿Por qué vine a Venezuela? Vine a Venezuela, en primer lugar, por un sentimiento de gratitud; en segundo lugar, por un deber elemental de reciprocidad para todas las instituciones que tan generosamente me invitaron a participar de la alegría de Venezuela este día glorioso del 23 de enero (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES), pero también por otra razón: porque el pueblo de Cuba necesita la ayuda del pueblo de Venezuela, porque el pueblo de Cuba, en este minuto difícil, aunque glorioso de su historia, necesita el respaldo moral del pueblo de Venezuela (APLAUSOS). Porque nuestra patria está sufriendo hoy la campaña más criminal, canallesca y cobarde que se ha lanzado contra pueblo alguno, porque los eternos enemigos de los pueblos de América, los eternos enemigos de nuestras libertades, los eternos enemigos de nuestra independencia política y económica, los eternos aliados de las dictaduras, no se resignan tranquilamente a presenciar la formidable y extraordinaria victoria del pueblo de Cuba que, sin más ayuda que la simpatía y la solidaridad de los pueblos hermanos del continente, sin más armas que las que supo arrebatar al enemigo en cada combate, libró durante dos años una guerra cruenta contra un ejército numeroso, bien armado, que contaba con tanques, con cañones, con aviones y con armas de todo tipo, armas modernas, las que se decía que eran invencibles, y nuestro pueblo, que estaba desarmado, que no tenía tanques, ni cañones, ni bombas de 500 libras, ni aviones, que no tenía entrenamiento militar, un pueblo inerme, sin entrenamiento, sin prácticas de guerra, pudo derrocar, en dos años de lucha frontal, a las fuerzas armadas de una dictadura que contaba con 60 000 hombres sobre las armas (APLAUSOS).

Se decía que era imposible una revolución contra el ejército, que las revoluciones podían hacerse con el ejército o sin el ejército, pero nunca contra el ejército, e hicimos una revolución contra el ejército (APLAUSOS).

Se decía que si no había una crisis económica, si no había hambre, no era posible una revolución y, sin embargo, se hizo la Revolución (APLAUSOS).

Todos los complejos rodaron por tierra, todas las mentiras que se habían ideado para mantener sometidos y desalentados a los pueblos rodaron por tierra, las fuerzas armadas de la tiranía fueron destrozadas y desarmadas, los tanques, los cañones y los aviones están hoy en manos de los rebeldes (APLAUSOS). Fue, lo que puede calificarse en toda la extensión de la palabra, una verdadera revolución, una revolución para empezar (APLAUSOS).

¿Y cómo se hizo esa revolución? ¿Cuál fue la conducta del Ejército Rebelde durante la guerra? Cientos de heridos fueron abandonados por el enemigo en el campo de batalla, nuestros médicos los recogieron, los curaron y los devolvieron. Miles de prisioneros fueron capturados en los campos de batalla, jamás se golpeó a un prisionero, jamás se asesinó a un prisionero. Nunca un ejército en el mundo, nunca una revolución en el mundo se llevó a cabo tan ejemplarmente, tan caballerosamente, como se llevó a cabo la Revolución Cubana (APLAUSOS).

Enseñamos a nuestros hombres que torturar a un prisionero era una cobardía, que únicamente los esbirros torturaban. Enseñamos a nuestros compañeros que asesinar prisioneros, asesinar a un combatiente cuando se ha rendido y cuando se le ha ofrecido la vida si se rinde era una cobardía, y no fue asesinado jamás un prisionero (APLAUSOS).

Pero hicimos algo más: le dijimos al pueblo que cuando la tiranía cayera no queríamos una sola casa saqueada, porque esas casas de los funcionarios malversadores y de los enemigos del pueblo, desde el mismo instante en que la Revolución triunfara, pertenecían al pueblo y había que cuidarlas (APLAUSOS).

Le dijimos al pueblo que cuando la tiranía fuese derrocada nadie tomase venganza por sus propias manos, porque las revoluciones eran calumniadas cuando después de la victoria aparecían los cadáveres de los esbirros arrastrados por las calles. ¿Es que esté mal que se arrastre a un esbirro? (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”) No, no está mal; pero nosotros le dijimos al pueblo: no arrastren a nadie para que los eternos detractores de las revoluciones no tengan pretexto para atacarla, porque ustedes saben que la reacción, la contrarrevolución comienza a desacreditar a la Revolución, basándose en los hechos que ocurren inmediatamente después del triunfo, y uno de los argumentos que usan son los saqueos y los hombres arrastrados por las calles (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES).

Nosotros le dijimos al pueblo cubano: no arrastren a nadie y no teman absolutamente nada, los crímenes no quedarán impunes; habrá justicia para que no haya venganza, y el pueblo confió en nosotros. Le dijimos que habría justicia y confió en nosotros: no arrastró a nadie, no golpeó siquiera a ninguno de los esbirros que cayeron en sus manos, los entregaron a las autoridades revolucionarias. Tenía fe en que íbamos a hacer justicia, y era indispensable que hubiera justicia, porque sin justicia no puede haber democracia, sin justicia no puede haber paz, sin justicia no puede haber libertad (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES).

El más terrible daño que se le ha hecho a nuestros pueblos es la impunidad del crimen, es la ausencia de justicia, porque en nuestros pueblos no ha habido justicia nunca (EXCLAMACIONES DE: “¡Arriba Fidel!”)

No me corresponde a mí hacer análisis sobre el proceso y sobre la historia de Venezuela, no; pero basta con analizar las cosas de nuestra patria, porque a fin de cuentas lo que ocurre en Cuba es lo mismo que ocurre aquí y lo que ocurre en todos los pueblos de América. Por algo nos sentimos tan identificados, por algo nos duelen las mismas cosas, por algo sentimos las mismas ansias ustedes los venezolanos y nosotros los cubanos (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES).

En nuestra patria nunca hubo justicia. La justicia era para el infeliz, la justicia era para el pobre, la justicia era para el que robaba poco. Jamás un millonario fue a la cárcel, esa es la verdad; jamás un malversador de los fondos públicos fue a la cárcel. Existían y existieron siempre una serie de privilegios onerosos.

Se hablaba de igualdad ante la ley, y era un mito, la ley caía sobre aquel que no tenía padrino, sobre aquel que no tenía dinero, sobre aquel que no tenía privilegio (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES). Los malversadores se postulaban para senadores y representantes, contaban con dinero suficiente para sobornar conciencias, porque donde hay hambre, donde no hay trabajo, donde hay miseria, desgraciadamente pueden los politiqueros y los mercaderes de la política hacer buenos negocios, y siempre había algún necesitado de llevar a su hijo a un hospital, o algún necesitado de llevar a sus hijos a alguna escuela, o algún padre de familia con hambre a quien ir a sobornar en ese momento de la necesidad para comprarle el voto (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES). Así, el que robaba millones de pesos siempre encontraba postulación en algún partido y salía electo.

Desde el momento en que era senador o representante, era impune, podía matar y no le pasaba nada. Los tribunales tenían que elevar un suplicatorio al Congreso, y jamás el Congreso accedía. No accedía a ningún suplicatorio para ningún miembro de la pandilla (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES); podían robar y no les pasaba nada. Cuando el juez elevaba el suplicatorio, el resultado era que lo negaban. Jamás el Congreso accedió a ningún suplicatorio judicial que fuese contra algún miembro de la pandilla. Si había robado antes de ser senador, pues tampoco lo alcanzaba la ley, porque tampoco accedían a la petición judicial. ¡Ah!, si en cambio la víctima era un miembro del Congreso, si un representante mataba a otro representante, ¡ah!, entonces sí accedían a los suplicatorios porque el interés lesionado, el derecho lesionado era el derecho de un miembro de la pandilla (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES).

A la cárcel iba a parar el que se robaba una gallina, un caballo. ¡Ah!, el que se robaba millones de pesos pertenecía al mismo club aristocrático que pertenecía el magistrado y allí almorzaban juntos (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES). La fuerza pública vivía del saqueo. No había policía que fuera a comprar a un establecimiento y quisiera pagar; los oficiales y los sargentos del ejército destacados en las zonas rurales cobraban dos sueldos, un sueldo del Estado y un sueldo mayor de la compañía propietaria de aquellas tierras. En cada central azucarero, la administración del central le pagaba un sueldo aparte al jefe del destacamento militar, que estaba siempre, por tanto, incondicionalmente al servicio de los intereses de la compañía contra los campesinos y los trabajadores (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES). Pero, aparte de eso, el principal delincuente era el agente de autoridad. La ley prohibía el juego, y el que protegía el juego era el agente de autoridad; la ley prohibía el tráfico de drogas, o la venta de drogas y estupefacientes, y el agente de autoridad era el que facilitaba el negocio (EXCLAMACIONES).

Les voy a exponer un dato: en el Buró de Investigaciones, el jefe del departamento contra el tráfico de drogas era el encargado de la distribución de la droga en La Habana (RISAS Y EXCLAMACIONES). No había jefe de policía, ni había coronel, ni había general que no se hiciera millonario a costa del juego, del contrabando, de la exigencia.

Esa era la historia de nuestra patria y esa fue la historia de nuestra patria durante 50 años. No había habido en el mundo, por lo menos en los últimos tiempos, un pueblo que hubiese luchado más por su libertad y por su felicidad que el pueblo cubano (APLAUSOS).

Recordarán ustedes la historia de América. ¡Quiénes mejor que los venezolanos pueden conocer la historia de América, si los venezolanos hicieron la historia de América! (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES)

Fue en la época en que los ejércitos de Napoleón invadieron a España. Mientras España se debatía en luchas intestinas, todas las colonias se sublevaron. No es que hayan dejado de ser colonias, pero la verdad es que aquella vez se sublevaron contra la metrópoli española. Se levantaron las colonias contra la metrópoli y lucharon heroicamente pero en un territorio inmenso, un puñado de pueblos valerosos, guiados por aquel conductor extraordinario que fue Simón Bolívar, lograron su independencia política en las primeras décadas del siglo pasado (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES).

Recordarán también que Bolívar no se olvidó de Cuba, recordarán también que entre sus planes estaba aquel que nunca llegó a realizarse —porque no pudo realizarlo, pero que no la dejó en el olvido— de libertar también a la isla de Cuba (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES DE: “¡Viva Fidel!”). No pudo El Libertador unir aquella isla al racimo de pueblos que libertara, y nuestra isla permaneció casi un siglo más bajo el yugo de la opresión y de la colonización.

Sola se quedó nuestra patria, los gobiernos de América la olvidaron, y sola tuvo que luchar contra España durante 30 años, sola tuvo que librar la batalla que todos los demás pueblos de América habían librado juntos. Y cuando después de 30 años de lucha, nuestro pueblo, nuestros ejércitos libertadores habían ya vencido virtualmente al ejército español, entonces Estados Unidos interviene en Cuba, dijeron que para liberarla, porque —según declararon— la República de Cuba, de hecho y de derecho, debía ser libre e independiente, y lo que pasó fue que cuando llegó la hora de entregarles a los cubanos la isla por la cual habían estado luchando durante 30 años, resultó que los mambises ni siquiera pudieron entrar en Santiago de Cuba; se quedaron allí dos años ocupándola militarmente y, al final, el Congreso se apareció con una enmienda impuesta por la fuerza a la Constitución de la república, mediante la cual le daba derecho a intervenir en los asuntos internos de Cuba (ABUCHEOS).

El resultado fue que todos los delatores, todos los confidentes que habían estado asesinando a cubanos durante la guerra, todos los esbirros, todos los asesinos, todos los que les robaron la tierra a los cubanos mientras estaban peleando, se quedaron con la tierra y se quedaron allí tan campantes en la isla sin que les pasara absolutamente nada, porque el poder extranjero los protegió. No hubo justicia, no hubo justicia, ¡no hubo justicia! Y así empezamos mal los primeros años de nuestra semirrepública, o mejor dicho, nada de república, de nuestra caricatura de república; porque cuando un país se reserva el derecho de intervenir en otro, ya ese país no se puede llamar independiente, porque la independencia no admite término medio, o se es independiente o no se es independiente (APLAUSOS).

¿Podía progresar nuestra patria bajo aquel régimen? (EXCLAMACIONES DE: “,No!”) No. Los gobiernos robaban, había crímenes, había injusticias y el pueblo tenía que soportar, porque si protestaba, si luchaba contra aquello, entonces decían: “Vas a perder tu soberanía; mira, van a intervenir.” Entonces el pueblo tenía que soportar resignadamente todos los horrores, todos los abusos y todas las injusticias de los gobernantes y de los intereses explotadores en nuestra patria.

Así transcurrieron tres décadas. Aquello, naturalmente, derivó hacia la primera tiranía que padeció nuestro pueblo en la república: la tiranía de Machado. Lucha nuestro pueblo bravamente contra aquella tiranía, la derrota mediante el esfuerzo de las masas, el sacrificio de los estudiantes, de los obreros, de la juventud, y cuando el tirano se va, decide fugarse, pasó algo parecido a lo que quisieron que pasara esta vez, pero que no pasó. El general Herrera, entonces jefe del ejército, se queda de jefe del ejército y designan a un presidente de estos, descoloridos, cuyo único objeto es darle algún matiz de libertad al pueblo, tranquilizarlo y esperar la oportunidad de que se apacigüe; porque los pueblos cuando se embravecen, la reacción, los enemigos de sus libertades lo que hacen es que los apaciguan un poco, les conceden algunas libertades y esperan la oportunidad en que se duerman otra vez para imponerles de nuevo la fuerza (EXCLAMACIONES). Por eso lo pueblos no deben dormirse nunca, y ahora menos que nunca ningún pueblo de América debe dormirse (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”).

A los 20 días los soldados y las clases del ejército se sublevan contra aquella oficialidad y derrocan al gobierno que siguió a la caída de Machado. Bien, los sargentos se hicieron coroneles, hubo un momento en que parecieron adoptar una postura revolucionaria —eso suele pasar—, aunque corto tiempo; se sumaron al movimiento distintos elementos civiles, revolucionarios, hubo un gobierno revolucionario durante tres meses, que fue el gobierno de Guiteras, o mejor dicho, el gobierno donde la figura más destacada fue la de Antonio Guiteras, que comenzó por adoptar una serie de medidas revolucionarias contra los monopolios que explotaban los servicios eléctricos, y el resultado fue que Jefferson Caffery, embajador de Estados Unidos, comenzó a hacerle la corte al sargento Batista, que ya era coronel, y a los tres meses el sargento Batista, siguiendo las orientaciones del embajador norteamericano, desaloja del poder al gobierno revolucionario, e instaura una dictadura que duró 11 años en el poder.

Esta es la verdad que nosotros no nos vamos a ocultar para decirla ni aquí ni en ninguna parte (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES). Al pan pan y al vino vino.

Viene la guerra mundial, un estado de opinión en el mundo entero contra la dictadura, porque a los infelices pueblos los volvieron a engatusar una vez más y les hablaron mucho de Hitler, de Mussolini, etcétera, etcétera, etcétera, les dijeron que era la guerra contra la tiranía, les dijeron que era la guerra por los derechos del pueblo, que los derechos humanos serían respetados, que existiría la Carta de las Naciones Unidas donde esos derechos estarían consagrados, etcétera, etcétera, etcétera y, efectivamente, en Cuba, en Venezuela, en Perú, en Guatemala y en distintos países, las dictaduras se replegaron ante el empuje de la opinión pública mundial, que estaba bajo los efectos del engaño, y sucedieron una serie de regímenes constitucionales con permiso de su “majestad”, los ejércitos (EXCLAMACIONES).

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | 1 Comment »

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro en la UCV el 24 de Enero de 1959

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 enero 2011

DISCURSO PRONUNCIADO POR EL COMANDANTE FIDEL CASTRO RUZ, PRIMER MINISTRO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO, EN LA UNIVERSIDAD CENTRAL DE  VENEZUELA, EL 24 DE ENERO DE 1959.

(VERSION TAQUIGRAFICA)

Por Fidel Ernesto Vásquez I.

Una señora, que no quiso dar su nombre, ha entregado un cheque por 500 bolívares (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES). Esto es, sencillamente, para empezar. Estos fondos se les entregarán a los dirigentes de la Unión Patriótica Dominicana. Es para que se vea que no es cuestión de los gobiernos, no es intervención de los gobiernos, es intervención de los pueblos (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES).

No voy a poderme extender hoy mucho con ustedes (EXCLAMACIONES). Es que el itinerario —me han hecho trabajar en Venezuela— está saturado de actos que no puedo dejar de atender. Lo mismo que me preocupaba mucho cuando estaba en El Parlamento el llegar aquí, aunque algo retrasado pero llegar, tengo el compromiso de asistir a una invitación de la Junta de Gobierno de Venezuela (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES), y realmente hace rato que están esperando (EXCLAMACIONES), por lo tanto… Ustedes sí, ustedes pueden decir, pero yo no (EXCLAMACIONES).

Bueno, ustedes no vayan a pensar que yo soy de hierro (EXCLAMACIONES DE: “¡Viva Fidel Castro Ruz!”). Es que cuando tengo que llegar a algún lugar, es una lucha grecorromana la que tengo que librar para entrar. Llevo muchas semanas en esa tarea, y no es que me falten fuerzas, lo que necesito es un poquito de descanso. Y yo que pensé que iba a descansar algo en Venezuela, me encontré con que me han puesto más trabajo que en ninguna otra parte, y, además, me han hecho firmar más autógrafos que en ninguna otra parte. Voy a hacer una campaña contra la firma de autógrafos (EXCLAMACIONES DE: “¡No, no!”), porque, además de todas las obligaciones que tengo, tengo que firmar como 1 000 autógrafos todos los días. Bueno, ¿me aceptan que les firme en imprenta? (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”) ¿Entonces qué ustedes quieren que yo haga? ¿De dónde saco el tiempo? (EXCLAMACIONES)

Bueno, yo les voy a hacer una pregunta: ¿Ustedes quieren que yo me dedique a la Revolución o a firmar autógrafos? (EXCLAMACIONES) Yo no soy artista (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES), soy revolucionario, y mi debilidad mayor es querer complacer a todo ciudadano que se me acerca, aquí, en Cuba y en todas partes, porque primero atiendo a un hombre humilde del pueblo que a un poderoso (EXCLAMACIONES), y cuando se me acerca a pedirme algo, me cuesta mucho trabajo decir que no; pero como son miles de personas que me piden algo que no las puedo complacer, pues no sé cómo me las voy a arreglar. Por eso voy a hacer una campaña contra la firma de autógrafos, porque mi arma, el arma de la Revolución, es la opinión pública, y tengo que convencer a la opinión pública de que renuncie a los autógrafos (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”).

Me sorprendieron, ya me traían uno para que lo firmara y me puse a firmarlo (RISAS. LE DICEN: “Van a coger miedo con la boina”). ¿Y por qué no con la gorra? Yo le di mi gorra al Rector de la universidad (APLAUSOS).

 Aquí me acaban de informar que los muchachos del Orfeón van a pasar por el público, por los estudiantes, para recoger la contribución, para que ustedes no tengan que molestarse en venir hasta acá (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS).

… Por lo menos, el pueblo cubano está dispuesto a darles todos los recursos (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS).

Les decía que me ha gustado mucho lo que dijo aquí un revolucionario dominicano, de que este año estarían ellos combatiendo en Santo Domingo (APLAUSOS).

Yo dije una vez, cuando salí de Cuba, que en el año 1956 seríamos libres o seríamos mártires, y se me criticó extraordinariamente por aquello; se dijo que no podía haber revolución a plazo fijo, se dijeron veinte mil cosas, lo que no entendían era el sentido de aquella frase. Aquella frase quería decir: Yo sé que los pueblos están cansados de promesas falsas, yo sé que los pueblos han perdido la fe en los líderes, yo sé que los pueblos no creen. Pues bien, para que el pueblo crea, ponemos nuestro honor por delante y le prometemos que iniciaremos la Revolución en Cuba en 1956. Eso fue lo que yo dije, y cuando lo dijimos fue porque estábamos seguros de que íbamos a cumplir, o de que al menos estábamos dispuestos a cumplir aquella palabra. Nos comprometimos con el pueblo y aquello ayudó a mantener encendida la fe del pueblo.

Aquí, un revolucionario dominicano acaba de decir también, emocionado, que será este año. Pues, bien, va a tener muchas más facilidades que nosotros, porque al menos no les va a pasar lo que nos pasó a nosotros, que cuando nos faltaban seis meses para que se acabara el año, nos metieron presos y nos quitaron todas las armas; que cuando volvimos a reunir fondos y a comprar armas, nos quitaron la mitad de las armas, y, por suerte, no nos metieron presos y pudimos salir, atravesar el golfo, atravesar el mar Caribe, atravesarlo todo y poder llegar a Cuba; pero que realmente se nos hizo todo muy difícil.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

23 de enero de 2011: Venezuela territorio de hombres y mujeres libres

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 enero 2011

Por Fidel Ernesto Vásquez I.

Más de medio siglo ha transcurrido desde que la dictadura de Marcos Pérez Jiménez fue derrocada. Más de cincuenta años que parecían ser llevados por la inercia, por una trayectoria fija que cambió hace una década, cuando las cosas tomaron por fin un curso distinto, orientado hacia la sociedad y concebido desde las bases.

Muchos desconocen el carácter democrático de esos 40 años, otros aseguran que se gozaron de “casi” todas las garantías de un legítimo “gobierno del pueblo”, raíz etimológica del término democracia.

Lo que sí es un punto coincidente entre quienes divergen acerca de lo que en esencia fueron las cuatro décadas posteriores al 23 de enero de 1958, es el hecho de que se mantuvo permanentemente un modelo de mando homogéneo, con cambios en la forma pero no en el fondo que, si bien constituyeron la vuelta a la moneda de la cruenta dictadura que mantenía oprimidos a los venezolanos, no llenaron las expectativas ni dieron respuesta a las demandas de la sociedad entendida como un todo y no como sectores diferenciados con intereses específicos.

Al término de la dictadura perezjimenista, se implementa casi automáticamente lo que muchos califican como el error primigenio de la anhelada democracia: El Pacto de Punto Fijo, un acuerdo firmado el 31 de octubre del 58 (antes de las elecciones de diciembre de ese mismo año) entre los partidos políticos Acción Democrática (AD), Copei y Unión Republicana Democrática (URD).

El objetivo del pacto era conseguir que la recién instaurada democracia fuera sostenible mediante la supuesta participación equitativa de todos los partidos en el gabinete ejecutivo. No obstante, se dejó fuera al Partido Comunista de Venezuela (PCV), uno de los principales activistas en la lucha contra la dictadura de Pérez Jiménez.

Allí nació el bipartidismo entre AD y Copei, puesto que el URD perdió influencia progresivamente en el sistema.

En teoría, el pacto sólo duró hasta el primer gobierno de Rafael Caldera (1969-1974), pero en la práctica, se mantuvo hasta 1999, cuando accedió a la Presidencia de la República, nuestro Comandante  Hugo Chávez Frías, con el consecuente desplome político de dichos partidos y el fin real del llamado sistema puntofijista.
Desde el mismísimo día de las primeras elecciones presidenciales post-dictadura, el tráfico de influencias en la quinta Maritmar (residencia de Betancourt antes de mudarse a Miraflores en 1959) se incrementó notablemente. Sobre la mesa comenzaron a colocarse los nombres de los candidatos a ocupar los más importantes cargos en el esperado Gobierno de Unidad Nacional. Y fue así como se manejaron las cosas durante cuatro décadas. A dedo. Algunas veces se vería en el Gobierno a la pálida pulpa de la guanábana, otras a la concha verde, pero siempre sería la oligarquía criolla que acumulaba el mayor poder económico y político.

El puntofijismo se afianzó en el concepto de democracia representativa con el aparente propósito de recuperar la democracia, adecentar la administración pública, modernizar al país y gobernar para las mayorías con alternatividad en el poder. Bonitas palabras para un cuento bien montado que convenció durante muchos años a una mayoría esperanzada en que el cambio llegaría algún día.

Exactamente cuatro décadas después, el Pacto de Punto Fijo terminó de desmoronarse y fue enterrado con el nacimiento de un nuevo proceso político: la Revolución Bolivariana. Era 1998. Tardó en caer, pero era lógico que sucediera, en vista de la traición que el puntofijismo representó al esfuerzo político, ideológico y humano de tantos hombres y mujeres. Genuino esfuerzo que fue desvirtuado por cúpulas que negociaron su permanencia en el poder.

Tantos años después de aquella firma el país es otro, sin duda alguna. Una nueva arquitectura legal, basada en la Constitución de 1999, está conformando una Venezuela distinta.

Es cierto que aún permanecen vicios, es verdad que aún hay que luchar contra la corrupción y que el sectarismo es un mal no extirpado en su totalidad. Es cierto también que quedan hijos políticos de aquellos 40 años de desgobiernos con los mismos argumentos manidos.

Eso significa que quedan por delante muchos años de esfuerzo. Pero los logros están allí y uno de ellos es la realidad que estamos viviendo. Una realidad sin puntofijismo donde, cada vez más, la población ha ido ganando herramientas para controlar, cambiar o reestructurar los poderes que antes estuvieron lejos de sus manos. Verdadera democracia participativa.

La patria de Bolívar avanza en la construcción de ese sueño anhelado de generar la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo venezolano, la america y los pueblos hermanos, bajo el liderazgo de nuestro Comandante Hugo Chávez, un compatriota que ha entregado su vida a construir la patria grande que Bolívar soñó.

El espiritu del 23 de enero renace con la patria bonita del socialismo venezolano, ahora el pueblo ha venido generando politicas, acciones y es que la venezuela del hoy y del mañana es y sera del poder popular.

La esperanza de lograr la suprema felicidad de nuestros pueblos descanza en su lider, el Presidente Hugo Chávez Frías, quien ha devuelto a los olvidados y parias de la sociedad burguesa, la razón de la vida. A lo que era un promontorio de marginados por los gobiernos de AD-Copey y sus aliados, ahora el Presidente Chávez los ha convertido en un ejercito de hombres y mujeres libres, que participan en la construcción de una sociedad mejor, con libertad y democracia verdadera. Ahora el poder reside en el pueblo.

Por eso decimos que Chávez no es ya un hombre, Chávez es idea, es teoria, en definitiva, Chávez es el pueblo.

Este 23 de enero consigue a Venezuela como el territorio de hombres y mujeres libres.

Eso es avanzar, eso es Hugo Chávez Frías.

Posted in General | Leave a Comment »