Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 21/02/11

El ejército egipcio maniobra en un intento de terminar con las protestas de los trabajadores

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 febrero 2011

Por Fred Weston

La cúpula militar egipcia se ha hecho cargo de la dirección del país y, al mismo tiempo que promete una transición hacia la “democracia” en algún momento, está más preocupada a corto plazo sobre lo que considera “caos y desorden”. Es decir, preocupada no sólo por las manifestaciones que han sacudido las principales ciudades de Egipto, sino por algo mucho más peligroso en su opinión: la creciente oleada de huelgas.
Según los últimos informes, miles de trabajadores del sector público, incluidos los conductores de ambulancias y los trabajadores del transporte, están protestando por mejores salarios y condiciones. Incluso la policía se ha visto afectada por este nuevo estado de ánimo de militancia de los trabajadores. Alrededor de 200 de ellos han estado manifestándose, exigiendo mejores salarios. Trabajadores petroleros y del gas han estado protestando, al igual que los trabajadores de la industria siderúrgica nacional, así como en el sector textil, telecomunicaciones, ferrocarriles, oficinas de correos, bancos, empresas petroleras y farmacéuticas. Incluso los trabajadores de la industria del turismo realizaron una protesta cerca de las grandes pirámides.
Cientos de trabajadores bancarios se reunieron a las afueras de una sucursal del Banco de Alejandría en El Cairo. Exigían que sus jefes dimitieran. Como resultado, Tarek Amer renunció como presidente del Banco Nacional de Egipto de propiedad estatal, el principal banco comercial del país. Esto se produjo después de que airados trabajadores le impidieran llegar a su oficina. Ha sido tan grande la ola de huelgas entre los trabajadores de la banca, que el ejército declaró el lunes un día feriado, esperando así calmar el movimiento de huelga.

 

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

Egipto: los movimientos sociales, la CIA y el Mossad

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 febrero 2011

Por  James Petras

Los límites de los movimientos sociales

Los movimientos de masas que obligaron a la retirada de Mubarak revelan a la vez la fortaleza y las debilidades de los levantamientos espontáneos.
Por una parte, los movimientos sociales han demostrado su capacidad para movilizar a cientos de miles de personas, quizás millones, en una exitosa lucha sostenida que culminó con el derrocamiento del dictador de una manera que los partidos de oposición y las personalidades preexistentes no pudieron o no quisieron hacer.
En cambio, por otra parte, a falta de un liderazgo político nacional, los movimientos no fueron capaces de tomar el poder político y hacer realidad sus demandas, lo que permitió a los altos mandos militares de Mubarak tomar el poder y definir el post mubarakismo, garantizando la continuidad de la subordinación de Egipto a los EE.UU., la protección de la riqueza ilícita del clan Mubarak (70 millones de dólares), el mantenimiento de las numerosas empresas en propiedad de la élite militar y la protección de las clases altas.
Los millones de personas movilizados por los movimientos sociales para derrocar a la dictadura han sido excluidos en la práctica por la nueva junta militar, autoproclamada “revolucionaria”, a la hora de definir las instituciones y las políticas, por no hablar de las reformas socioeconómicas necesarias para atender las necesidades básicas de la población (el 40% de la población vive con menos de dos dólares al día y el desempleo juvenil asciende a más de 30%). Egipto, como en el caso de los movimientos sociales y estudiantiles populares contra las dictaduras de Corea del Sur, Taiwán, Filipinas e Indonesia, es una demostración de que la falta de una organización política de ámbito estatal permite que personajes neoliberales y conservadores “de oposición” reemplacen al régimen. Estos personajes proceden a establecer un régimen electoral que continúe sirviendo a los intereses imperiales dependientes y defienda el aparato estatal existente. En algunos casos, sustituyen a los viejos compinches capitalistas por otros de nuevo cuño. No es casual que los medios de comunicación alaben la “espontánea” naturaleza de las luchas (no las demandas socioeconómicas) y presenten bajo una luz favorable el papel de los militares (sin tener en cuenta los 30 años en los que han sido un baluarte de la dictadura). Las masas son alabadas por su “heroísmo” y los jóvenes por su “idealismo”, pero en ningún caso se les reconoce como actores políticos centrales en el nuevo régimen.
Una vez caída la dictadura, los militares y la oposición electoralista “celebraron” el éxito de la revolución y se movieron rápidamente para desmovilizar y desmantelar el movimiento espontáneo, con el fin de dar paso a las negociaciones entre los políticos liberales electoralistas, Washington y la élite militar en el poder.
Mientras la Casa Blanca puede tolerar o incluso fomentar movimientos sociales que conduzcan al derrocamiento (“sacrificio”) de las dictaduras, tienen todo el interés en preservar el Estado. En el caso de Egipto, el principal aliado estratégico del imperialismo de EE.UU., no es Mubarak, es el ejército, con el que Washington ha estado en constante colaboración antes, durante y después del derrocamiento de Mubarak, asegurándose que la “transición” a la democracia (sic) garantice la permanente subordinación de Egipto a los intereses y las políticas para Oriente Próximo de EE.UU. e Israel.

La rebelión del pueblo: los fracasos de la CIA y el Mossad

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

¿Qué es el socialismo?

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 febrero 2011

Por Iñaki Gil de San Vicente

Los conocimientos sobre las Américas, siendo importantes, fueron dejados en un segundo lugar porque la prioridad económica, política y cultural estaba en otros continentes. Esto explica en parte la casi total ausencia de estudios sobre las luchas populares y sociales en las Américas por parte del socialismo europeo en todas sus corrientes, no sólo en la marxista.

Preguntar sobre qué es el socialismo, parece algo obvio a estas alturas de la lucha de clases a nivel mundial. Por todas partes vemos escrita la palabra “socialismo”, pero si observamos con cierto detalle qué uso se le da en cada caso, vemos que pueden ser muy diferentes, llegando a contradecirse entre ellos. Ocurre así, sobre todo, cuando las masas avanzan en sus reivindicaciones y aparecen diferentes partidos “socialistas”: socialdemócratas, socialcristianos, socialiberales, socialistas a secas y socialistas con todos los matices. La cosa se complica al leer los debates sobre el “socialismo del siglo XXI”, como si con el cambio de milenio de la era cristiana el socialismo adquiriera un contenido nuevo. En este breve artículo intentaremos aclarar un poco este galimatías.

El socialismo premoderno

Desde finales del siglo XIV las luchas contra la explotación asalariada empiezan a arrojar alguna luz sobre características básicas iniciales del socialismo. En el norte de Italia y algo más tarde en algunas ciudades europeas, un complejo movimiento formado por artesanos y trabajadores urbanos, campesinos desarraigados y masas empobrecidas, plantean reivindicaciones entre las que destacan tres: aumento salarial y reducción del tiempo de trabajo, forma de propiedad colectiva y forma de poder popular que vigile el cumplimiento de los dos logros anteriores. Según la ubicación espacio-temporal de cada lucha, las reivindicaciones toman diversos ropajes y van acompañadas por otras como la prohibición de torturas, justicia igual para todos, fin de la corrupción, fin de los privilegios de la Iglesia y de la devolución de sus riquezas, etc. Pero la lección fundamental es que ya entonces aparecen en ciudades como Florencia reivindicaciones que serán esenciales del socialismo moderno.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

Asamblea Nacional: Debates y Principios.

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 febrero 2011

Por William Fariñas

Los debates que se están realizando en la Asamblea Nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela ilustran los niveles de profundidad que está logrando  el nuevo Estado Democrático  y Social. 

La  teoría del Derecho y la Justicia como sustento de la convivencia pública así lo demuestra. Allí en ese escenario del hemiciclo del Palacio Federal se captan muy bien los valores de un pueblo en su plena vida y actuación. Un principio fundamental de las sociedades del siglo XXI es el pluralismo político. La Asamblea Nacional se convierte en un centro de encuentros y desencuentros como ocurre en la mayoría de las sociedades democráticas del mundo. La presencia y exposición  mediática de distintos actores políticos tanto en lo personal como en lo institucional con sus diferencias de enfoques, conductas, intereses, ideologías, evidencian que en la Venezuela Bicentenaria el debate como esencia de la Política con “P” mayúscula es una realidad.

Uno de los atributos de “La Política” es la confrontación civilizada de las visiones que tenemos los seres humanos de cómo construir la convivencia y ordenamiento de la vida en sociedad; de la defensa de los colectivos  y las personas en particular, tanto en su desarrollo integral como el respeto a su dignidad; de la igualdad y la justicia sin distingos de ningún tipo; de la libertad y los derechos humanos, de la voluntad popular, de la búsqueda de una humanidad justa y amante de la paz, de la promoción  de la prosperidad y bienestar del pueblo venezolano  y nuestra relación humana y civilizada con otras naciones del mundo, de la solidaridad, cooperación y corresponsabilidad social e individual en el marco de nuestra actuación personal y colectiva, de la “Soberanía” como principio irrenunciable del “Poder de Pueblo” que tienen los venezolanos en la patria bolivariana, de la intransferibilidad  de ese  “Poder” para desplegar el dominio sobre los asuntos públicos: para elegir, controlar, ejecutar, legislar y su potestad para ejercerlo directamente o indirectamente  de acuerdo a lo más sagrado  de nuestro contrato social: La Constitución Bolivariana. Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »