Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 11/04/11

11 de abril de 2002: Titulares de la golpista prensa fascista

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 11 abril 2011

00001451.jpg

Diario El Nacional / Jueves 11 de abril 2002

Diario El Mundo / Jueves 11 de abril de 2002

Diario El Mundo / Jueves 11 de abril de 2002

Diario El Mundo / Jueves 11 de abril de 2002

Tal Cual / Jueves 11 de abril de 2002

Tal Cual / Jueves 11 de abril de 2002

Tal Cual / Jueves 11 de abril de 2002

Diario Abril / Jueves 11 de abril de 2002

Diario Abril / Jueves 11 de abril de 2002

Diario El Nacional / Jueves 11 de abril 2002

Diario El Nacional / Jueves 11 de abril 2002

Diario El Nacional / Jueves 11 de abril 2002

Diario El Nacional / Jueves 11 de abril 2002

Posted in General | 3 Comments »

El golpe de estado en Venezuela 2002

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 11 abril 2011

Tres días marcaron para siempre la historia de Venezuela. La ambición de poder de quienes lideraban los sectores privados del país no pudo más que la fuerza del pueblo revolucionario que, con coraje, salió sin descanso a defender la institución y las leyes de la República. Un recuento que pone a la luz pública una serie de hechos detrás del golpe de abril

 

“Te dije que lo íbamos a lograr”, así celebraba el general Medina Gómez, vía telefónica, desde horas del mediodía del 11 de abril de 2002, el golpe fascista que aún no había sido consumado. Uno de los escoltas del general Vásquez Velasco, asegura haber presenciado dicha conversación.

Este hombre vivió muy de cerca todo el entramado de aquèl día. “Alrededor de las 2:00 de la tarde nos dieron la orden de que nos vistiéramos de civil y le quitáramos las placas a los automóviles”, recordó. Para entonces, estaban reunidos un conjunto de generales en la oficina del comandante general de las Escuelas. “Yo observé como se pasaban el teléfono entre ellos y se decían ‘toma, convéncelo tú, es Baduel que no quiere sumarse’. Debido a que el volumen en el teléfono era bastante alto, llegué a escuchar a Baduel decir ‘eso no puede ser, es inconstitucional’”.

Según declaraciones de este escolta, quien prefirió no revelar su nombre por motivos de seguridad, el general González González planeaba ir a buscar al también general García Carneiro, por lo que dijo: “necesito un escolta al que no le tiemble el pulso”, y escogió a un hombre que, al saber cual sería su misión (asesinar a García Carneiro), sorprendió a todos cuando de manera firme les dio la respuesta menos esperada: “yo soy un escolta para proteger, no para matar”.

 Posteriormente, algunos de los generales se encontrarían en el batallón Codazzi para ofrecer una rueda de prensa, en la que fueron convocados los medios privados, para hacer públicamente manifiesto su desacuerdo con el presidente constitucional, Hugo Chávez Frías. “En esa rueda de prensa tal era el interés de los medios privados, que los declarantes dijeron que necesitaban un microondas para poder transmitir y fue impresionante como sacaban uno de todas partes, porque, claro, les convenía, pues eran los generales en revelación”, indicó quien para entonces estaba encargado de la seguridad del disidente Vásquez Velasco.

Mientras estos acontecimientos se suscitaban, los contrarrevolucionarios habían convocado a sus seguidores a una marcha, cuya ruta iba desde las instalaciones del Parque del Este hasta, supuestamente, la sede de Pdvsa en Chuao, pero, una vez en el lugar, Carlos Ortega, Carmona Estanga, Molina Tamayo, entre otros, incitaron a la multitud a dirigirse a un nuevo destino: Miraflores, tal cual como la habían planificado.

Al respecto, la diputada Iris Valera refiere: “cuando me informan que la marcha iba hasta el Palacio de Gobierno, me fui para allá, pero nunca imaginé que se trataba

 de un golpe de Estado. Sin embargo, recuerdo que las pancartas decían “hasta hoy llegaste Chávez, vete ya”.

El presidente Chávez se pronunció en cadena nacional a las 3:45 de la tarde, pero su comunicación era constantemente saboteada por los medios privados. “Dividieron la pantalla en dos para mostrar la marcha de la oposición y, además, estos medios privados querían hacer creer que Chávez había mandado a dispersar con violencia la concentración de ellos”, relata la diputada Varela. Sin embargo, si hacemos recuento de las palabras pronunciadas por el mandatario venezolano encontramos lo siguiente:

“(…) Este llamado es a la reflexión y a buscar un camino de conciliación, en torno a la aceptación de lo que hay que comenzar aceptando: una constitucionalidad, un estado de derecho, unas instituciones legítimas entre ellas la Presidencia de la República. ‘calma y cordura’ decía algún venezolano en alguna época. Lo repito hoy: ‘calma y cordura a todos los venezolanos’ (…)”.

 A la altura de Puente Llaguno, en Caracas, la Policía Metropolitana (PM) arremetía en contra de los simpatizantes del gobierno que se encontraban allí concentrados: “ La gente que estaba en Puente Llaguno se lanzaba al piso. Un compatriota se me acercó y me dijo ‘camarada nos están matando’. Yo intenté conversar con funcionarios, pero no me hicieron caso, porque estaban a la orden, entre muchos otros, de Alfredo Peña y Henry Vivas. Todo era parte de un plan preconcebido con francotiradores dispuestos en distintos puntos”, precisa la diputada.

Esa misma tarde, en el quinto piso de la Comandancia General del Ejército, estaban reunidos todos los generales que se habían revelado. “En el encuentro escuché al general Romer Fuenmayor decir: ‘si Chávez no sale, vamos a bombardear a Miraflores’”, asegura el escolta de Vásquez Velasco.

La diputada Iris Varela comenta que entre mucha confusión llegó la noche de aquel 11 de abril. “En la noche observé a un hombre herido a quien los compatriotas acusaban de haberlo visto disparar, yo los convencí de que no lo lincharan, para que nos contara quienes lo habían mandado, y lo llevé para que le dieran asistencia médica en Miraflores. Allí le quité las credenciales y nos dimos cuenta de que

 

pertenecía a una compañía de los Pérez Recao”, asegura.

La figura detrás del discurso de Carmona

El escolta de Vásquez Velasco asegura haber visto a Isaac Pérez Recao dejando por escrito lo que al día siguiente diría Carmona Estanga.

“En el escritorio del general Vàsquez Velasco, se encontraba Pérez Recao junto a Carmona, dictándole lo que diría al día siguiente y, este, a su vez, en un papelito iba copiando con atención lo que aquél joven le decía. A mi me impresionaba como todos le hacían caso a ese señor. Parecía que temblaban ante su presencia”, refiere el declarante.

“Esa basura vamos a sacarla del aire”

“…Esa basura, ¡asimismo! que se llama el Canal 8, vamos a sacarla fuera del aire, va fuera del aire…Esa es la advertencia que les digo, porque aquí no nos estamos chupando el dedo ni somos ningunos pendejos (…) el Canal 8 va en las próximas

horas fuera del aire…”, de esta manera se refirió al canal del Estado, el entonces gobernador de Miranda, Enrique Mendoza.

Con estas palabras se puso, aún más en evidencia, la participación de Mendoza en el golpe y el apoyo que dieron los medios privados, vía que usó para vociferar sus amenazas. “…Los vamos a sacar de Miraflores, les quedan pocas horas y van a salir por las buenas o por las malas de Miraflores…”, decía frente a las cámaras.

No tardaron en cumplir su cometido. Las instalaciones del canal fueron tomadas policialmente, clausurando así su señal. De esta manera, el país quedaba sin un medio de comunicación de contrapeso que mostrara lo que a los medios privados no les convenía transmitir.

Chávez queda secuestrado

Cerca de la media noche, tanquetas militares llegaron a Miraflores. Bajo amenaza

 de bombardeo, el Ejecutivo venezolano decide entregarse a los golpistas. “Observé cuando subieron al presidente Chávez por el ascensor del Palacio, en compañía de dos norteamericanos. Recuerdo que mientras lo esperaban, el general González González decía: ‘no lo vamos a llevar para Cuba, que pague aquí mismo. Tráemelo, yo le caigo a golpes’. Ya arriba, pude ver cómo a mansalva se repartían cargos, y al llegar al auditorio de Inspectoría del Ejército, abrí la puerta. Se encontraba el presidente Chávez sentado con las manos estiradas y su boina a la izquierda, de pronto me tiran la puerta en la cara y quien lo hace era nada más y nada menos que el secretario general del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (Ipsfa), otro traicionero más”, relata el escolta de Vásquez Velasco.

Por su parte, Iris Varela comenta el acto de entrega de Chávez como una acción para evitar más violencia en el país. “Para salvarnos la vida a todos los que estábamos allí, el presidente Chávez accedió a irse con ellos. No olvido que nos dijo: “no voy a aceptar que haya más derramamiento de sangre, si ellos me quieren a mí, yo voy a ver que es lo que quieren conmigo”. Quedó secuestrado en Fuerte Tiuna de donde seria trasladado a Turiamo y posteriormente a La Orchila. Entre los personajes que se lo llevan se encontraba el general Rosendo y el ministro Hurtado Sucre.

Posted in General | 3 Comments »

Que el mundo lo sepa, en Venezuela todo 11 tendrá su 13

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 11 abril 2011

Posted in General | Leave a Comment »