Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 25/05/11

El Partido Socialista Unido de Venezuela llama a la solidaridad Internacional, frente a una nueva agresión imperialista

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 mayo 2011

La Dirección Nacional del PSUV, ante la nueva agresión del gobierno norteamericano contra la República Bolivariana de Venezuela, esta vez aplicando sanciones unilaterales contra nuestra industria petrolera estatal, PDVSA, se ve en la obligación de denunciar ante los pueblos del mundo, partidos políticos progresistas, de izquierda, socialistas y movimientos sociales, esta nueva injerencia imperial en la soberanía de nuestra patria.
La justificación para sancionar a PDVSA, es una flagrante violación del Derecho al comercio libre sustentado en programas de cooperación internacional, que nuestra República ha firmado en el campo alimentario, industrial, energético y tecnológico, con múltiples naciones del planeta, entre ellas, con la República Islámica de Irán.
Nuestra República es libre y soberana para decidir quienes son los países o economías con los cuales establecerá relaciones de amistad, cooperación e integración.
No estamos ni estaremos nunca subordinados a ninguna potencia o interés económico transnacional, por muy poderoso que sea. Nuestra industria petrolera continuará sus programas de cooperación e inversión con quienes hayamos decidido soberanamente.
Debe resaltarse, que el gobierno de la República Islámica de Irán en reiteradas oportunidades ha negado la campaña de acusaciones que desde los Estados Unidos se hace para desprestigiar su programa de energía nuclear con fines pacíficos. El gobierno de los Estados Unidos ha recurrido a las mas descaradas mentiras y calumnias para lograr objetivos geoestratégicos en el campo energético y militar, tal y como ocurrió con el invento de las armas de destrucción masiva que le atribuyeron a Irak y que les permitió justificar su invasión militar, ocasionando la tragedia del fallecimiento de mas de 650 mil ciudadanos iraquíes y 4.000 soldados norteamericanos.
El gobierno del Presidente Barack Obama debería estar preocupado por resolver los problemas que aquejan a la sociedad y a la economía norteamericana, tales como, la gigantesca deuda de 14,2 billones de dólares que los hace ser la nación mas endeudada del planeta, un astronómico déficit fiscal del 11% del PIB, un desempleo abierto de mas de 15 millones de trabajadores y trabajadoras norteamericanos, mas de 2 millones de familias que perdieron sus hogares por la crisis financiera, 42 millones de norteamericanos fuera del régimen de protección de seguros de salud, mas de 40 millones de norteamericanos consumidores de drogas y una criminalidad que le lleva a tener solo en el Estado de Florida 156 mil presidiarios, siendo un mal ejemplo de hacinamiento y violación de los Derechos Humanos.
El Partido Socialista Unido de Venezuela, al denunciar la ya reiterada hostilidad unilateral del gobierno norteamericano contra nuestra nación, solicita a los partidos políticos, movimientos sociales y personalidades del mundo democrático, progresista, de izquierda y socialistas, la mas amplia solidaridad con el pueblo venezolano, con los trabajadores y trabajadoras petroleros venezolanos, que libran en esta hora una gran jornada de movilización para reiterar que somos una nación libre, independiente y que estamos dispuestos a resistir, cualquiera sea la suerte, las agresiones, las mentiras de la oligarquía, que la derecha y el gobierno norteamericano lancen contra nuestra patria.
Como lo dijo nuestro Presidente Hugo Chávez Frías: “que no se olviden que somos los hijos del Libertador Simón Bolívar”.

En Caracas a los 25 días del mes de mayo de 2011.

¡Patria Socialista o Muerte, Venceremos!.

Posted in General | Leave a Comment »

Las secretarias de Lenin

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 mayo 2011

Parece razonable asignar subalternidad a las secretarias, sin temor a ser despectivo ni a desmerecer su tarea. De hecho, aun siendo indispensables, orbitan por definición alrededor de aquel o aquella de quien resultan ser secretarias. Si esa figura a la que asisten es por caso el hombre fuerte de una gran revolución (sin ir más lejos: si es Lenin), el efecto se acrecienta a nivel exponencial.
Existe no obstante un poder en el subalterno, y ese poder, aunque suene paradójico, se debe en parte a su misma subalternidad. Porque el jefe es también, en parte, el que depende; aunque mande y aunque sea Lenin. Y eso vuelve doblemente interesante el diario de sus secretarias, que acaba de reeditarse en la colección de kiosco que Anagrama y Página/12 vienen publicando en conjunto.
Lenin a esta altura ya es un héroe tan cierto como irreversible, pero lo aqueja una enfermedad no menos cierta y no menos irreversible que lo reduce prácticamente a la invalidez. La asistencia de sus secretarias empieza a ser en consecuencia mucho más determinante, se diría que vital. Los impedimentos de la enfermedad le complican en especial el acceso a la palabra: a Lenin le cuesta hablar, a Lenin le es imposible escribir. ¿Qué puede hacer, sin las palabras, el líder de una revolución?
Una de las secretarias, M. A. Volodícheva, recuerda el 6 de febrero de 1924 lo mucho que Lenin prefiere escribir y no dictar. Precisa “ver ante sus ojos el manuscrito” para poder detenerse a reflexionar y de hecho todavía “lo asalta el deseo de tomar el lápiz y escribir o de hacer él mismo las correcciones”. Está claro que no puede, la enfermedad no se lo permite, y por eso se ve en la necesidad de dictar. Las secretarias cobran ahora un protagonismo total. Y en el punto exacto en el que se encuentran y se tocan la voz y la escritura, la palabra dicha y la anotación, el cuerpo que dicta y el oído que atiende, brota un saber fuera de serie que corre en paralelo con el saber de los propios médicos.
El dictado pasa a funcionar poco menos que como una auscultación; las secretarias van midiendo, por medio de las palabras que escuchan y escriben, las mejoras y desmejoras que día a día va presentando Lenin. El 23 de diciembre anota Volodícheva: “Ha dictado rápidamente, pero se sentía que estaba mal. Al final ha preguntado qué día era”. Y el 2 de febrero: “No lo veía desde el 23 de enero. En su aspecto hay un notable mejoramiento: tiene un aire fresco, vivaz. Dicta, como siempre, en una forma excelente: sin detenerse, hallando muy raramente dificultad en la expresión; mejor, no dicta, sino que habla gesticulando”. Y el 4 de febrero: “El ritmo del dictado ha sido más lento que de costumbre (…). Evidentemente se ha cansado”. Y el 7 de febrero: “Tenía la voz cansada, con un tono enfermo”. Y ese mismo día, pero más tarde: “Ha dictado con rapidez y sin fatiga, sin detenerse, gesticulando”. Y la otra secretaria, L. A. Fótieva, el 10 de febrero: “Aspecto cansado, habla con gran dificultad, perdiendo el hilo y equivocando las palabras”.
Hay una prodigiosa intimidad entre Lenin y las secretarias, que no es otra que la del dictado. Ellas aplican, para escribir lo que él dice, la más meticulosa atención a los matices de la voz y al sentido de cada pausa. Lenin, por su parte, les prodiga la mayor de las confianzas, porque debe delegarles esa tarea imperiosa, la de escribir, que ya quisiera llevar a cabo por sí mismo, pero no puede. Entre una cosa y la otra, obtienen estas secretarias esa revelación cotidiana y minuciosa de cómo está el cuerpo de Lenin.

 

Lee el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »