Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Archive for 23/10/11

Reflexiones del Comandante Fidel: El papel genocida de la OTAN

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 octubre 2011

Esa brutal alianza militar se ha convertido en el más pérfido instrumento de represión que ha conocido la historia de la humanidad.

La OTAN asumió ese papel represivo global tan pronto la URSS, que había servido a Estados Unidos de pretexto para crearla, dejó de existir. Su criminal propósito se hizo patente en Serbia, un país de origen eslavo, cuyo pueblo tan heroicamente luchó contra las tropas nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Cuando en marzo de 1999 los países de esa nefasta organización, en sus esfuerzos por desintegrar Yugoslavia después de la muerte de Josip Broz Tito, enviaron sus tropas en apoyo de los secesionistas kosovares, encontraron una fuerte resistencia de aquella nación cuyas experimentadas fuerzas estaban intactas.

La administración yanki, aconsejada por el Gobierno derechista español de José María Aznar, atacó las emisoras de televisión de Serbia, los puentes sobre el río Danubio y Belgrado, la capital de ese país. La embajada de la República Popular China fue destruida por las bombas yankis, varios de los funcionarios murieron, y no podía haber error posible como alegaron los autores. Numerosos patriotas serbios perdieron la vida. El presidente Slobodan Miloševiс, abrumado por el poder de los agresores y la desaparición de la URSS, cedió a las exigencias de la OTAN y admitió la presencia de las tropas de esa alianza dentro de Kosovo bajo el mandato de la ONU, lo que finalmente condujo a su derrota política y su posterior enjuiciamiento por los tribunales nada imparciales de La Haya. Murió extrañamente en la prisión. De haber resistido unos días más el líder serbio, la OTAN habría entrado en una grave crisis que estuvo a punto de estallar. El imperio dispuso así de mucho más tiempo para imponer su hegemonía entre los cada vez más subordinados miembros de esa organización.

Entre el 21 de febrero y el 27 de abril del presente año, publiqué en el sitio web CubaDebate nueve Reflexiones sobre el tema, en las que abordé con amplitud el papel de la OTAN en Libia y lo que a mi juicio iba a suceder.

Me veo por ello obligado a una síntesis de las ideas esenciales que expuse, y de los hechos que han ido ocurriendo tal como fueron previstos, ahora que un personaje central de tal historia, Muammar Al-Gaddafi, fue herido de gravedad por los más modernos cazabombarderos de la OTAN que interceptaron e inutilizaron su vehículo, capturado todavía vivo y asesinado por los hombres que esa organización militar armó.

Su cadáver ha sido secuestrado y exhibido como trofeo de guerra, una conducta que viola los más elementales principios de las normas musulmanas y otras creencias religiosas prevalecientes en el mundo. Se anuncia que muy pronto Libia será declarada “Estado democrático y defensor de los derechos humanos”.
Me veo obligado a dedicar varias Reflexiones a estos importantes y significativos hechos.
Proseguirá mañana lunes.

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

Presidente Hugo Chávez incrementó, en 372%, el número de pensionados y pensionadas

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 octubre 2011

El Gobierno Bolivariano incrementó el número de pensionados de 387 mil 7, en el año1998, aun millón 826 mil 552 pensionados y pensionadas; es decir, el número de beneficiados y beneficiadas del IVSS se incrementó en 372%.

Cada año, nuevas políticas y decretos reivindican la acción de mujeres y hombres que, anteriormente, fueron excluidos de beneficios, como la pensión de vejez. En tal sentido, podemos mencionar, en el año 2010, entre otros, el decreto que estableció completarle a las personas adultas mayores la cantidad de cotizaciones necesarias para pudieran acceder a su merecida pensión.

El salario mínimo uno de los más alto de latinoamérica

Para 1998, fin del período puntofijista, el salario mínimo venezolano era de 100 bolívares; uno de los más bajos del mundo. Durante 1989-1998, éste se mostró invariable, hasta por tres años consecutivos, mientras que la inflación mantenía porcentajes de variabilidad elevados, alcanzando, en el año 1996, el índice más alto registrado en la historia económica del país: 103,2%. Ello, obviamente, se traducía en mayores niveles de pobreza.

Para la llegada del Gobierno Bolivariano, el salario mínimo se ubicaba en 100 bolívares, y la inflación tocaba el 30%. Esta tendencia se mantuvo a la baja, hasta el período del golpe de Estado y del sabotaje petrolero (2002-2003), perpetrados por la contrarrevolución, cuando, a pesar de que el salario ya se había elevado a 190 bolívares, la inflación llegó a 31,2%.

Después de la nefasta experiencia, la situación fue revertida en el año 2004 – 2005, cuando el sueldo mínimo alcanzó los 247 bolívares y la tasa de inflación se situó en 19,2%.

Pese a la crisis económica global, el Estado venezolano no ha dejado de incrementar el salario mínimo todos los años. Desde 2005 hasta 2008, el incremento fue de 97%; y entre 2010 y 2011, el incremento ha sido de 26%, mientras que la inflación ha venido descendiendo, hasta llegar a 22,9%, en 2011.

El Ingreso Mínimo Legal en Venezuela, que responde al salario mínimo más cesta ticket, desde 1999, cubre el valor de la canasta alimentaria normativa.

Para el año 2007, el Gobierno Bolivariano ajustó las pensiones del Seguro Social al salario mínimo, garantizando a los beneficiarios una pensión digna.

La inversión para el pago de las pensiones, en el año 1998, fue de 273 millones 24 mil 387 bolívares, para mayo de 2011, la inversión del Estado para el pago a los pensionados y pensionadas del Seguro Social, alcanzó los 12 mil 772 millones 89 mil 654 bolívares. 

Posted in General | Leave a Comment »

Alfredo Maneiro: Siempre presente

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 octubre 2011

Hace 29 años falleció Alfredo Maneiro

Nace en Caracas el 30.1.1937
Muere en Caracas el 24.10.1982

“En esta revolución lo que hay que hacer, es hacer con eficiencia política y la calidad revolucionaria”

Alfredo Maneiro

Fue un conversador vehemente, un orador inteligente y memorioso jamás alardeaba de nada de nada aunque había hecho pasantía por la lucha armada, era profesor universitario y se había graduado con altas calificaciones en filosofía. Te envolvía con gran lucidez en su oratoria, nunca sus interlocutores se enteraban si esta mintiendo o diciendo la verdad. Cuando Alfredo Maneiro hablaba seducía sin remedio. Era bajo regordete y ágil con su verbo.

Maneiro aunque no fue un escritor sistemático dejó muchos escritos políticos sueltos, entrevistas, artículos de opinión y discursos políticos recopilados en un libro póstumo titulado “Notas políticas “. Un fragmento importante de su tesis se publicó en libro, “Maquiavelo, Política y filosofía”. Estos dos libros son testimonios fehacientes de su agudeza mental, de su compleja y penetrante genialidad política.

Acotar que Maneiro fue un teórico acechante de la praxis política es recuadrarlo de manera simplista. Fue en realidad un pragmático vitalista y entusiasta. Más que teorizar parece que disfrutó vivir la política desde la piel y la entraña. Para corroborar esto hay una anécdota que vale pena mencionar. Cuando Alfredo estuvo de vuelta en la vida mundana y silvestre continuaba conspirando. En ese trance consiguió dinero para adquirir armas. Viajó al exterior y realizó los contactos pertinentes. Durante el viaje conoció a un viejo impresor europeo que estaba rematando una maquinaria de impresión Heidelberg. Sin pensarlo mucho cerro el trato con el impresor. Compró una arma poderosa: una imprenta. Cuando los bisoños camaradas le reclamaban su falta de visión, Alfredo sólo exclamaba: “Ustedes no podrían diferenciar una K-40 de una lavadora automática”

Las salidas retóricas y los malabarismos dialécticos de Alfredo siempre fueron brillantes. Siempre le preguntaban: ¿Cuál era la ideología de la Causa R?.

Él respondía sin ambages: “Democrática en el sentido que le daba Marx: cuando el movimiento revolucionario conquista el poder, conquista la democracia. Maneiro luego de salir de la clandestinidad, la cárcel y la montaña no se retira tampoco a escribir su librito testimonial sobre su experiencia como guerrillero, no se deja ganar ni por la frustración, o nostalgia, sino que teoriza para preparar una nueva trinchera de lucha más acorde con los nuevos tiempos.

Fue un filósofo a su modo. Un Maquiavelo exquisito. Un inspirado del marxismo. Como intelectual estuvo siempre tratando de cambiar la realidad. Era un político culto. Un pequeño burgués que fumaba puros y que leía a los clásicos. Fue un maestro del arte político. Sus alumnos y deudos políticos son una mierda.Le sobró inteligencia, claridad y visión. Entre tanta chatarra y hojalata retórica de los brutazos de hoy, habría que rescatar el metal reluciente de sus ideas y opiniones. Sus seguidores le deben una lectura más política que luctuosa. Para terminar le dedico esta frase de Alfredo “Tenemos que desconfiar de esos cruzados que van a Tierra Santa montados en la grupa del caballo saladino, de esa gente que abotona el florete y hace digerible su reforma, de esos tardíos alumnos de Lampedusa”.

Luego vendrían años de definiciones ideológicas dentro de la izquierda venezolana; Maneiro participó entonces activamente como uno de los dirigentes que lideraron la disidencia dentro del comunismo venezolano que culminó con la división del partido en 1970, pero no se incorporó a la dirección del partido Movimiento al Socialismo (MAS), permaneciendo al margen de la euforia que levantó el nacimiento de ese nuevo partido político.

Presidente Chavez habla de Alfredo Maneiro

Los hermanos Ruiz me llevan a conocer a Alfredo Maneiro.

Conversé con Maneiro en un apartamentico donde yo vivía por allá en Maracay, yo tenía 25 años, era el año 1978.

Recuerdo a Maneiro clarito cuando me dijo: .Chávez, hemos conseguido la cuarta pata de la mesa.. Él hablaba de la clase obrera -la pata en Guayana-, de los sectores populares, los intelectuales y clase media y, la Fuerza Armada que era la cuarta pata. Y agregó: .Sólo le voy a pedir algo a usted: tiene que comprometerse conmigo en que cualquier cosa que aquí vayamos a hacer no es para ahora, es para mediano plazo, para una década.

A menudo recuerdo aquella tesis que manejaba de que en política había que tener dos cosas: Eficacia política y Calidad revolucionaria, cuando veo a muchos revolucionarios que no tienen eficacia política, no saben gerenciar, tu les das un cargo de gobierno y salen con las tablas en la cabeza, o consigues el otro tipo de gente que es muy eficaz pero no tiene calidad revolucionaria, no entiende el proyecto.

También, él hablaba del movimiento y sobre todo tenía clara la idea de la estrategia.
Mi encuentro con Maneiro y, por qué no decirlo, hicieron que me acercara más a La Causa R, sobre todo por su trabajo en el movimiento popular, que era vital para la visión cívico-militar de la lucha que comenzaba a germinar en mí. Yo tenía entonces muy clara la idea del trabajo de masas en La Causa R yo olía a masas, lástima que sus herederos no hayan tenido esa misma visión.

Posted in General | Leave a Comment »

Doña Rosa Rojas de Soto una vida en la lucha revolucionaria por la patria bonita

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 octubre 2011

Doña Rosa fue reconocida como “Madre Ilustre” por la Asamblea Nacional en 2005 por su dedicada trayectoria en la lucha revolucionaria.

Madre de nuestro valiente luchador revolucionario, hoy presidente de la Asamblea Nacional, el camarada Fernando Soto Rojas.

La señora Rosa Rojas de Soto dejó de pagar avisos de prensa todos los días solicitando a su hijo desaparecido, Víctor Soto Rojas, hermano del actual presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Soto Rojas, cuando un militar le confesó cómo lo había asesinado, lanzándolo de un helicóptero, “No lo busque, lo lancé de un helicóptero”

El 23 de octubre de 1905 nació en el caserío Paural de Orituco, en los terrenos del musiú Vicente Gargano, una niña que fue llamada Rosa Servanda, hija de Eugenia Rojas y del abogado Luis Amestói, para ese entonces diputado legislativo a la Asamblea por el estado Miranda durante el gobierno de Cipriano Castro. A partir de ese momento comenzó su trajinar por la vida. Procreó ocho hijos: Ismenia Soto de Machado, Víctor Ramón Soto Rojas (+), Fernando Soto Rojas, Zoila Soto Rojas, Mirna Soto de Hernández, Pura Soto Rojas, Víctor Manuel Soto Rojas.

Desde muy joven le atrajo la política y tuvo una notable influencia del general revolucionario Emilio Arévalo Cedeño, fuerte oponente al gobierno del dictador Juan Vicente Gómez.

Doña Rosa fue reconocida como “Madre Ilustre” por la Asamblea Nacional en 2005 por su dedicada trayectoria en la lucha revolucionaria.

La Madre de Víctor soto rojas recorrió todo el país en la búsqueda de nuestro camarada hermano del movimiento revolucionario en la búsqueda de este camarada .

La señora Rosa Rojas de Soto dejó de pagar avisos de prensa todos los días solicitando a su hijo desaparecido, Víctor Soto Rojas, hermano del actual presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Soto Rojas, cuando un militar le confesó cómo lo había asesinado, lanzándolo de un helicóptero.

En 2003, la señora Rosa, cinco años antes de fallecer, narró el vía crucis por la desaparición de su hijo en una entrevista realizada por Aldemaro Barrios Romero para mostrar un ejemplo de la historia de torturas, asesinatos y desapariciones ocurridas durante el gobierno del entonces militante de Acción Democrática, Raúl Leoni. Así fue la entre vista.

“No lo busque más, yo lo lancé de un helicóptero”, es el testimonio de doña Rosa Rojas de Soto sobre la desaparición de su hijo Víctor Ramón Soto Rojas.

Es uno de los relatos de las operaciones de terrorismo aplicadas por los gobiernos de Acción Democrática y Copei, urdidos en violaciones flagrantes a los derechos humanos, infligiendo castigos, torturas físicas y psicológicas, asesinatos y desapariciones a prisioneros o detenidos vinculados a las luchas sociales durante los años 60, 70 y 80. Este testimonio es uno de los tantos capítulos que debe ser recordado y refrendado en la memoria de la historia contemporánea de Venezuela.

“Mi hijo Víctor Ramón se me graduó y se desapareció, hasta que encontré un señor militar que me dijo: ‘Mire señora, yo todos los días abro el periódico y la veo a usted buscando a su hijo’. Agregó: ‘No lo busque, yo lo boté’. Me mandó el gobierno de Raúl Leoni a botarlo en un helicóptero y no sé dónde cayó’. Yo no me acuerdo del nombre de ese señor, era militar pero un militar bueno”.

“Ese militar fue muy bueno, porque me dijo que no lo buscara más, pero no me acuerdo de su nombre, mi esposo se puso bravo porque ese militar me pidió un abrazo y yo se lo di, mi esposo me dijo tú has debido meterle un tiro a ese carajo y no darle un abrazo. ¡No!, si me sacó de dudas porque yo vivía buscando a mi hijo por donde quiera”.

Fue entre el 29 de julio y los primeros días de agosto de 1964 cuando detuvieron a Víctor Ramón Soto Rojas en una alcabala de la Guardia Nacional a la entrada de Altagracia de Orituco. Lo llevaron a la prefectura y de allí lo trasladaron a San Juan de los Morros. Lo torturaron en la Digepol, Guárico, y luego lo transportaron al Regional N° 5 de la GN en El Paraíso, Caracas.

Después lo buscó una Comisión de la Digepol y lo llevaron al campamento antiguerrillero de Cúpira y de allí desaparece.

“Yo le pregunté a ese militar cómo se portó mi hijo; si se había puesto bravo, qué había hecho. Me dijo, a ése le dieron palo y él no se daba ni cuenta y de allí lo metieron en el helicóptero y lo lanzamos en la montaña”.

Para cuando Víctor Ramón Soto Rojas fue trasladado en helicóptero desde Cúpira hacia la montaña de El Bachiller, era muy probable que hubiese perdido el conocimiento por efecto de las torturas a las que había sido sometido. Luego de investigaciones realizadas por familiares y defensores de los derechos humanos, presumen que fue colgado vivo desde el helicóptero y lanzado al vacío, pendiendo de un mecate para que se estrellara contra los árboles de las montañas de la Serranía Maestra del Interior en los límites de los estados Guárico y Miranda.

“Mi hijo se había graduado de sociólogo en la Universidad Central de Venezuela, tenía 30 años más o menos y yo le celebré ese grado bien bueno, se lo celebré allá en Altagracia con todos sus compañeros de estudio, con fiesta, comida, fue muy alegre”, rememoró doña Rosa.

Víctor Ramón Soto Rojas era miembro del Buró Universitario del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, había luchado militantemente en la resistencia contra Pérez Jiménez como integrante de la juventud de Acción Democrática, y formó parte de la juventud del MIR al dividirse AD en 1961. El mes de junio de 1964 se incorporó al Frente Guerrillero Ezequiel Zamora, desde entonces se inició un cerco contra el frente. Hubo operaciones militares y una maniobra equivocada de la Comandancia después de librar varios combates de carácter defensivo desvió las operaciones a la zona de los llanos y es cuando la Guardia Nacional detiene a Víctor Soto Rojas.

“Yo supe que lo agarraron en Altagracia y lo busqué y lo busqué y no lo encontré. Mis hijas lo buscaron y tampoco lo encontraron”.

“Después de que ese militar me dijo que mi hijo fue botado en la montaña, yo no lo seguí buscando, ni tampoco seguí sacando los avisos que todos los días publicaba en el periódico (Últimas Noticias) pagadas por mí para saber de mi hijo. Lo había matado el Gobierno de Raúl Leoni y Acción Democrática. Después de todos estos años sólo me queda el recuerdo, hoy para mí lo militar es nada (…) Yo vine a votar ahora por Chávez, porque antes no creía en gobierno”.

“Mis deseos, vivir más no, hasta cuándo, todo cambia y se aleja con los giros de la situación. Amigos no hay, amistad verdadera es ilusión. A mí me encanta la poesía; Salmerón es mi poeta favorito. A todos que les vaya bien y que sigan con Chávez. ¿Qué se va ha hacer? Él es bueno”.

Doña Rosa Rojas de Soto murió el 21 de marzo de2008, alos 102 años de edad. Para cuando se le realizó esta entrevista había cargado por más de 40 años el recuerdo de la “desaparición”.

Su resignación, no obstante, no es motivo para dejar de sostener una actitud de reclamo y resistencia a un hecho tan oprobioso como la tortura y la violación del derecho a la vida, cuya responsabilidad llevan a cuesta los dirigentes políticos y militares de la IV República.

Posted in General | Leave a Comment »