Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

Ayrton Senna 1960 – 1994: Nada podrá separarme del amor de dios

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 1 mayo 2012

Fue uno de los mejores pilotos en subir a un monoplaza de Formula 1, la placa de bronce que adorna su tumba en el cementerio parque ubicado en el barrio de Morumbi en Sao Paulo, reza: “Ayrton Senna 1960 – 1994 Nada podrá separarme del amor de dios”.

El tricampeón del mundo en la categoría reina del automovilismo se estrelló en la curva de Tamburello en el Gran Premio de San Marino en 1994, dejando un legado inolvidable. Su rivalidad con Alain Prost es una cosa de leyendas, compañeros de equipo en McLaren-Honta desde 1988, ese año ganaron entre ambos 15 de los 16 grandes premios disputados y el piloto brasileño se tituló campeón por primera vez. Prost logró llevarse el titulo en 1989, pero luego Senna ganó su segundo y tercero en 1990 y 1991.

En 1994, tras terminar la temporada anterior en el segundo lugar, firmó con Williams y tras tres grandes premios encontró su final, al estrellarse contra el muro de la curva de Tamburello, en el Autodromo Enzo y Dino Ferrari en Imola. Justamente en las pruebas de clasificación para esta carrera, Senna logró su 65 pole position, récord que se mantuvo hasta 2006, cuando Michael Schumacher lo superó.

Pero Senna no fue la única víctima de Imola ese año, Roland Ratzenberger también falleció en este circuito, justo un día antes de Senna. Precisamente en honor al joven austriaco, el piloto se llevo consigo una bandera de ese país, con la cual honrar al piloto una vez concluida la carrera. No podía sospechar el brasileño que él mismo seria víctima al salirse de la pista y estrellarse a 217 kilómetros por hora, contra el muro de concreto. Oficialmente su deceso se confirmó a las 6:40 de la tarde de ese primero de mayo en el Hospital Maggiore de Bolonia, pero técnicamente estaba muerto luego del fuerte golpe a bordo de su monoplaza.

“Beco”, como se le apodaba en su infancia, amaba el automovilismo y dedico su vida a perfeccionar el arte de conducir. Siempre envuelto en controversia, el apasionado piloto fue acusado de chocar contra Alain Prost a propósito en el Gran Premio de Japón en 1989, circunstancia que ocurrió luego en 1990, invirtiendo el rol de víctima y victimario.

Su muerte motivó que el gobierno de Brasil declarara tres días de luto nacional y contradiciendo las reglamentaciones de las aerolíneas su ataúd fue transportado de regreso a su país en la cabina de pasajeros, no en el compartimiento de carga. El avión llego escoltado por cazas de la fuerza aérea y su ataúd fue transportado en hombros por ocho cadetes del aeropuerto a la ciudad. Aproximadamente 3 millones de personas llenaron las calles de Sao Paulo para saludar al piloto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: