Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

EL PAPA FRANCISCO LLAMÓ A UNA RENOVACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA Y ATACÓ AL CAPITALISMO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 26 noviembre 2013

 

Capitalismo-Fidel Ernesto Vasquez

El Papa Francisco llamó a una renovación de la Iglesia Católica y atacó el capitalismo sin límites como “una nueva tiranía invisible”, instando a los líderes globales a combatir la pobreza y la creciente desigualdad

El Papa Francisco llamó a una renovación de la Iglesia Católica y atacó el capitalismo sin límites como “una nueva tiranía invisible”, instando a los líderes globales a combatir la pobreza y la creciente desigualdad, en el primer trabajo importante que ha escrito como pontífice.

El documento de 84 páginas, conocido como una exhortación apostólica, equivale a una plataforma política para su papado, ampliando las visiones que ha difundido en sermones y comentarios desde que se convirtió en marzo en el primer Papa no europeo en 1.300 años.

En el documento, Francisco fue más allá de comentarios previos al criticar el sistema económico global, atacar la “idolatría del dinero” y suplicar a los políticos que garanticen a todos los ciudadanos “trabajo digno, educación y cuidado de la salud”.

También pidió a los acaudalados que compartan su riqueza.

“Así como el mandamiento de ‘no matar’ pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir ‘no a una economía de la exclusión y la inequidad’. Esa economía mata”, escribió Francisco en el documento publicado.

“No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa”, agregó.

El Papa dijo que la renovación de la iglesia no podía ser postergada y agregó que el Vaticano y su jerarquía arraigada “también necesitaban escuchar el llamado de la conversión pastoral”.

“Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”, escribió.

En julio, Francisco culminó una encíclica comenzada por el Papa Benedicto VI, pero dejó claro que era mayormente el trabajo de su predecesor, quien renunció en febrero.

Llamada “Evangelii Gaudium” (La Alegría del Evangelio), la exhortación está presentada en el estilo de una prédica simple y cálida de Francisco, distinta de los escritos más académicos de Papas anteriores, y subraya la misión central de la iglesia de predicar “la belleza del amor salvador de Dios hecho manifiesto en Jesucristo”.

En el documento, Francisco reiteró declaraciones previas de que la iglesia rechaza la ordenación de las mujeres y no puede aceptar el aborto. El sacerdocio de los varones, dijo, “es una cuestión que no se pone en discusión”, pero las mujeres deben tener más influencia en el liderazgo de la institución.

POBREZA

En una meditación sobre cómo revitalizar una iglesia que sufre una creciente secularización en los países occidentales, la exhortación se hizo eco del fervor misionero escuchado con más frecuencia entre los protestantes, quienes han seducido a muchos católicos descontentos en la Latinoamérica nativa del Papa.

En ella, la inequidad económica se presenta como uno de los temas que más preocupan a Francisco y el pontífice de 76 años llama a una revisión de todo el sistema financiero y advierte que la distribución desigual de la riqueza inevitablemente lleva a la violencia.

“Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema”, escribió.

Negando que esto sea simple populismo, instó a la acción “más allá de una mentalidad simple de bienestar” y agregó: “¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!”.

Desde su elección, Francisco ha establecido un ejemplo de austeridad en la iglesia, al vivir en una casa de invitados del Vaticano en lugar del Palacio Apostólico, viajar en un Ford Focus y al suspender el mes pasado a un obispo que gastó millones de euros en su lujosa residencia.

Eligió ser llamado “Francisco” por el santo medieval italiano del mismo nombre, famoso por elegir una vida austera.

Al subrayar la cooperación entre las religiones, Francisco citó la idea del fallecido Papa Juan Pablo II de que el papado debe ser rediseñado para promover lazos más cercanos con otras iglesias cristianas y destacó lecciones que Roma podría aprender de los ortodoxos como la modalidad del sínodo o un liderazgo descentralizado.

Francisco elogió la cooperación con los judíos y musulmanes e instó a los países islámicos a garantizar a sus minorías católicas la misma libertad religiosa que los musulmanes gozan en Occidente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: