Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

EE.UU. AUMENTA SU PRESENCIA MILITAR EN LATINOAMÉRICA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 2 abril 2015

Nicolas Maduro-Fidel Ernesto Vasquez

EE.UU. amplió su presencia militar en Latinoamérica. La base aérea estadounidense de Soto Cano en Honduras, conocida también como ‘Palmerola’, a 86 kilómetros de Tegucigalpa, aloja desde este miércoles una nueva unidad especial. 

De acuerdo con el portal defensa.com, la Palmerola, que suele albergar a entre 500 y 600 soldados estadounidenses de manera permanente, recibe ahora a 250 marines adicionales, al menos cuatro helicópteros pesados y un catamarán anfibio de alta velocidad, destinado a transportar tropas y medios entre puertos dentro de un teatro de operaciones.

La nueva unidad, denominada ‘Fuerza de Tarea de Propósito Especial Aire-Tierra de Marines-Sur’ o ‘SPMAGTF-South’ (de ‘Special Purpose Marine Air-Ground Task Force-South’), estará operativa en la región entre junio y noviembre. Desde el 1 de abril la base ya aloja la unidad.

La nueva fuerza es “de respuesta a crisis”. Su misión declarada es colaboración en adiestramiento con fuerzas de la región, asistencia humanitaria y operaciones antidroga. La creación de la nueva fuerza surgió a una semana de la visita del jefe del Comando Sur de EE.UU., John Kelly, a Honduras, donde participó en la Conferencia Centroamericana de Seguridad Transnacional, donde asistieron representantes y jefes de las Fuerzas Armadas de 14 países, incluidos Canadá, México, Colombia, República Dominicana, Haití y Costa Rica.

En su momento, el expresidente hondureño Manuel Zelaya declaraba su intención de convertir Soto Cano en un aeropuerto civil con financiación de la ALBA, una decisión rechazada por el embajador de EE.UU. en Honduras. Zelaya fue depuesto en un golpe de Estado en junio del 2009. La base, clave para los intereses de Washington en toda la región, fue protagonista del golpe contra Zelaya.

El nuevo Gobierno hondureño canceló la decisión del anterior Ejecutivo y la Palmerola se quedó en su lugar. La noticia sobre la creación en ella de una nueva unidad especial coincide con la agresión de EE.UU. a Venezuela y la propuesta hecha el 30 de marzo por el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, de eliminar todas las bases militares de EE.UU. en el territorio latinoamericano.

BASES EN AMERICA LATINA

¿Cómo podría definirse una base militar? De manera simple puede decirse que es un lugar en donde un ejército entrena, prepara y almacena sus maquinarías de guerra. Se puede hablar, según sus funciones específicas, de cuatro tipos de bases militares: aéreas, terrestres, navales y de comunicación y vigilancia. Como el imperialismo estadounidense ve a la superficie terrestre como un inmenso campo de batalla, las bases o instalaciones militares de diversa naturaleza están repartidas en una rejilla de mando dividida en cinco unidades espaciales y cuatro unidades especiales (Comandos o Combatientes Unificados). Cada unidad está situada bajo el mando de un general. La superficie terrestre está entonces considerada como un vasto campo de batalla que puede ser patrullado o vigilado constantemente a partir de estas bases

En América Latina, Estados Unidos cuenta en estos momentos con un total de 36 bases oficialmente reconocidas, incluyendo a las colombianas, y a las cuales deben agregarse otras que nunca se mencionan, pero que en la práctica operan, como tres que hay en el Perú. Esas bases son las siguientes: en América Central, se encuentran la base de Comalapa en el Salvador, la de Soto-Cano (o Palmerola) en Honduras, desde donde se planeó el golpe contra el presidente Zelaya, en Costa Rica está la base de Liberia, que dejo de funcionar un tiempo pero que volvió a operar recientemente. En América del Sur operan en Perú tres bases de las que poco se habla; en Paraguay está la base militar Mariscal Estigarribia, localizada en el Chaco, con capacidad para alojar a 20 mil soldados y se encuentra situada en un lugar estratégico, cerca de la triple frontera y al acuífero Guaraní, la reserva de agua dulce más grande del mundo; en el Caribe, existen bases en Cuba, la de Guantánamo, usada como centro de tortura; en Aruba, la base militar Reina Beatriz y en Curaçao la de Hatos. A este listado deben agregarse las 7 bases reconocidas en Colombia, cifra que es mayor, y las que se instalaron en Panamá.

 Estados Unidos dispone en la actualidad del más sofisticado y terrorífico poderío militar que se ha erigido en la historia de la humanidad, que se despliega por mar, aire y tierra. Tiene barcos de guerra, portaaviones y submarinos en todos los océanos del mundo, desde donde despegan cientos de aviones para bombardear objetivos situados a cientos e incluso miles de kilómetros de distancia. Para que todo esto sea posible es indispensable contar con una red mundial de bases militares, distribuida en todos los continentes. Esas bases se encuentran desplegadas en zonas en las que hay ejes de transporte rápido, en donde se recoge información mundial, para espiar y vigilar a sus adversarios. Esto permite disponer de una red comunicacional interconectada con aviones, ferrocarriles, carros de combate, barcos, submarinos, que cuentan con una infraestructura física vital para su funcionamiento, mediante el control de aeropuertos, puertos fluviales y marítimos, carreteras, autopistas y centrales de telecomunicaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: