Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

WLADIMIR RUIZ TIRADO EMPRENDIO EL VIAJE A LA ETERNIDAD

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 septiembre 2015

Hugo Chavez-Wladimir Ruiz Tirado-Fidel Ernesto Vasquez

Wladimir Ruíz Tirado, historiador y analista político, compartió desde muy pequeño con el Comandante Chávez, eran vecinos de la urbanización Rodríguez Domínguez de Barinas, estrecha amistad que inició con los juegos de chapitas y progresivamente a una relación política, producto de las lecturas y conversaciones entre un grupo de amigos y al padre de los hermanos Ruíz Tirado, José Esteban Ruíz Guevara, maestro y tutor político e intelectual de Hugo Chávez.

Hermano del Comandante  Hugo Chávez, compañero de su gesta; Chávez relató en detalle en muchas de sus intervenciones, el legado invaluable del camarada indispensable en su memoria. Se refirió a él y a su padre, José Esteban Ruiz Guevara, como amigos y mentores de su formación política.

Wladimir fue su mano derecha, el hombre de letras, el reflexivo historiador comprometido con el aliento revolucionario que impulsó el proceso que hoy seguimos desbrozando junto al Comandante Veguero, con él, Wladimir nos acompaña a partir de este momento.

Chavista de los primeros tiempos, antes de que el chavismo recorriera el mundo a trote bolivariano, participó desde la misma radicalidad práctica tanto en la reflexión política, el pensar el país, como desde las tareas organizativas que abarcaron desde la organización vecinal, la política regional, las misiones diplomáticas y la discusión de calle que no le rehúye a la polémica dura ni a la confrontación fraterna.

Con Maneiro tuvo una relación política activa y cercana hasta el último minuto, fue de aquellos intelectuales que nunca sufrió la tentación de abandonar la idea que lo mantuvo siempre dentro del proyecto histórico venezolano, socialista, bolivariano y sintetizado en chavista. Como muchos de su generación, se mantuvo en este lado de la cancha histórica en el momento en que tanta eminencia autodescrita migraba hacia la resignación de la derrota, del fin de la historia y el neoliberalismo como “sentido común” (Petkoff dixit).

Y es en esa radicalidad, en ese manejo duro del concepto político de la justicia, la historia y su materialización en el tiempo, el espacio y la gente, el pueblo venezolano que pateó y que reconoció, en la que Wladimir deja su testimonio cabal, coherente, incuestionable.

Wladimir y Hugo viven, hermanados en la amistad que nos legan como valor primordial de las y los revolucionarios venezolanos.

Como vino se va, y como aquí estuvo en este tiempo histórico en el cual jugó papel sumamente activo del que nunca se vanaglorió, aquí se queda. Y así lo recordaremos.

Wladimir es eterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: