Fidel Ernesto Vásquez I.

“Patria es Humanidad”

QUE LO SEPAN LOS NACIDOS Y LOS QUE ESTÁN POR NACER: FIDEL CASTRO, EL PADRE NUESTRO DE TODOS LOS DÍAS, EL GIGANTE QUE HA SIDO ABSUELTO POR LA HISTORIA, EL COMANDANTE DE LA DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS Y EJEMPLO PARA LA HUMANIDAD, SIEMPRE VIVIRA EN NUESTROS CORAZONES

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 27 noviembre 2016

fidel-castro-vive

Fidel Ernesto Vásquez I.

El idealista, hombre de historia de amor, lucha y paz, el líder de la Revolución Cubana, el Padre Nuestro de Todos los días, el Comandante en Jefe Fidel Castro vivirá eternamente en nuestros corazones por los siglos de los siglos.

Con motivo de su ida al encuentro con nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, podemos decir con orgullo: La historia te ha absuelto, mi Comandante en Jefe Fidel Castro

Más que estadista o revolucionario, más que un personaje siempre actual en la vida de los cubanos y el pensamiento de los latinoamericanos, Fidel Alejandro Castro Ruz, es un hombre que es historia y ejemplo para la humanidad.

Todo se ha dicho y escrito sobre nuestro Comandante Fidel Castro y no deja de ser un personaje admirable y digno de ejemplo para todas las generaciones.

Miles de enciclopedias lo retratan, miles de sitios web hablan de su hermosa y valiente existencia. ¿Qué nos deja la revisión de tanta información’? La percepción de un hombre que ha dejado una huella indeleble para la humanidad.

Si ya era difícil iniciar una revolución, lo más duro ha sido mantenerla. ¿Cómo lo ha logrado?

Hay, desde luego, algunos hechos ya conocidos: todos los organismos internacionales, desde las Naciones Unidas hasta el Banco Mundial, reconocen al unísono que la población de Cuba es la única del Tercer Mundo que ha alcanzado un nivel de desarrollo humano comparable al de los países más avanzados.

La isla de Cuba tiene la esperanza de vida más elevada y la tasa de mortalidad infantil más baja del Tercer Mundo (incluso más baja que la de Estados Unidos).

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) certifica que Cuba es la única nación de América Latina que ha erradicado la desnutrición infantil.

Pero más allá de esos logros está la figura del líder político, histórico y espiritual que ha sabido mantenerse vigente, alumbrando nuestros caminos y enseñándonos lo no escrito.

El Comandante Fidel demostró, que luego de nueve décadas de vida, su lucidez e inteligencia no mermaron, sino que se creció hasta convertirse en ese gigante que supimos amar, respetar y asumir sus lineamientos .

Su amistad desarrollada con nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez y con nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro es motivo de orgullo, ese mismo calor fraterno de la amistad, el aprecio y unión de acción por la libertad, la paz y solidaridad con los pueblos del mundo.

Con motivo de su ida al encuentro con nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, podemos decir con orgullo: La historia te ha absuelto, mi Comandante en Jefe Fidel Castro.

Posted in General | Leave a Comment »

FIDEL CASTRO Y HUGO CHÁVEZ, LOS COMANDANTES DE LA DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS Y EJEMPLOS PARA LA HUMANIDAD, SIEMPRE JUNTOS

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 26 noviembre 2016

fidel-castro-hugo-chavez-fidel-ernesto-vasquez

Posted in General | Leave a Comment »

25 DE NOVIEMBRE: Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 22 noviembre 2016

fidel-ernesto-vasquez

Posted in General | Leave a Comment »

La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud; En el #DiaDelEstudiante con nuestro Pte Obrero Nicolás Maduro, seguiremos Venciendo

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 noviembre 2016

nicolas-maduro

Posted in General | Leave a Comment »

QUE LAS PAREDES HABLEN COMO NUESTRO PRESIDENTE OBRERO NICOLÁS MADURO HA LOGRADO TRIUNFAR Y HACER POSIBLE LA #VENEZUELAINDESTRUCTIBLE CON UNIÓN, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 20 noviembre 2016

nicolas-maduro

Posted in General | Leave a Comment »

14 DE NOVIEMBRE DE 1789, NACE EN BARCELONA EL PRÓCER JOSÉ ANTONIO ANZOÁTEGUI

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 13 noviembre 2016

jose-antonio-anzoategui

Posted in General | Leave a Comment »

DIOSDADO CABELLO: EL RENACIMIENTO DEL CHAVISMO VA MÁS ALLÁ DE LO INDIVIDUAL, PASA A UN RENACIMIENTO COLECTIVO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 6 noviembre 2016

diosdado

RESUMEN

1.-  GOBIERNO NACIONAL

  • La iglesia católica se ocupa muy pocas veces de las cosas religiosas y se encuentra más metida en política, se han ido perdiendo las misas navideñas.
  • El 6 de diciembre hubo una guerra contra el Gobierno Nacional, hubo una estrategia diseñada por parte de la oposición, nunca presentaron a sus candidatos, hubo respuesta electoral, una abstención de parte del chavismo y la derecha tuvo una respuesta que hemos reconocido.
  • La victoria que ha tenido la derecha no la han podido transformar en una victoria de calle, precisamente por la falta de un liderazgo de cara que convenzan a la gente.
  • Nosotros entramos en un proceso de reflexión profunda, los 4 primeros meses del año, a lo interno del partido nos evaluamos y a partir de allí el presidente nos dio la autorización y nos fuimos para las calles. Lo que sentimos ahorita en el pueblo es una sensación de renacimiento de un florecer del chavismo y la reaparición de personas que militaron se fueron y están regresando ante una propuesta de una derecha que insiste en los atajos para salir del presidente Nicolás Maduro.
  • La gente compara la IV República con lo que ha obtenido en el Gobierno del Comandante Chávez y el presidente Maduro, no existe comparación que resista eso. La gente dice: “estoy en peligro de perder lo que he logrado”.
  • El pueblo se encuentra consciente de lo que está ocurriendo, se debe a una guerra contra Venezuela, una guerra que lleva a Estados Unidos bloquear inclusive las cuentas por donde Venezuela paga lo alimentos.
  • Por ejemplo, CITIBANK, bloquea las cuentas y Venezuela para pagar los alimentos o cualquier cosa que tenga que importar, ya no lo puede hacer por esa vía, además las cosas se retardan hasta un mes.
  • El bloqueo que le tienen a las cuentas venezolanas es adrede dentro de un plan de salir del presidente Nicolás Maduro, con una oposición que no da respuesta. En la actualidad hay mucha consciencia en el despertar del pueblo y estoy seguro que la oposición no va a poder.
  • En los estados se ha generado una competencia sana, porque cuando la gente ve lo que ocurrió en Guanare la semana pasada, luego otros estado comienzan a realizar actos para que se vea el pueblo en la calle. El renacimiento del chavismo va más allá de lo individual, pasa a un renacimiento colectivo.
  • El PSUV hoy en día se encuentra más unido que nunca, el primer impulsor de las actividades en la calles es el presidente Nicolás Maduro.
  • En lo personal con el presidente Maduro tenemos una relación que se ha ido fortaleciendo, que nos ha hechos entender cuáles son los propósitos de la derecha y no solo entenderlo nosotros, sino trasmitirlo a los que están cerca. Creo que el chavismo vamos por el camino correcto.

2.-  OPOSICIÓN VENEZOLANA  / DIVISIONES INTERNAS

  • La oposición está tal cual se ve, desmembrada, sin un liderazgo, sin una propuesta seria al país.
  • Jorge Rodríguez decía hace poco algo muy cierto, que lo único que conocemos del proyecto político de la derecha es el último plan de gobierno de Capriles que prevé entre otras cosas vender Petróleos de Venezuela (PDVSA) y privatizar casi todo el país.
  • La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no existe, es una entelequia que de vez en cuando reúne a cuatros partidos de más de 30 y dentro de eso cuatro partidos toman la decisión por todos los demás, solo porque allí están cuatro personas que aspiran ser Presidente de la República. Es muy complicado para una organización política, como la MUD tener una coherencia.
  • No sé de donde la MUD está sacando que va a ver elecciones generales el primer trimestre del año 2017, no es verdad, no ha estado planteado, ni nosotros tenemos la más mínima disposición de violar la Constitución de esa manera.
  • La derecha necesita en verdad es un esfuerzo del Vaticano, de la Organización de los  Estados Americanos (OEA), Organización de las Naciones Unidas (ONU), para que los siente a hablar entre ellos para que se pongan de acuerdo. Una vez puesto de acuerdo pueden hablar con nosotros, porque ellos no hablan, nosotros tenemos una línea política muy clara.
  • Garantizo que el tiempo que tiene Ramos Allup ahí no ha atendido a ninguno de sus equipos, yo los atendía a toditos, además me salía de las sesiones para atenderlos a todos, pero ellos no tienen palabras, con ellos no se puede asumir compromiso de ningún tipo.
  • El mayor temor nuestro tiene que ver con hechos de inestabilidad de foquismo de grupitos que tienen recursos, que tienen plata, que los mueve basados en los grupos terroristas de Voluntad Popular otros de Primero Justicia, lo que ocurre en la oposición es importante que el país lo sepa, las peleas dentro de la MUD se replican internamente, es decir, se repite la pelea en la MUD, pero en Primero Justicia se pelean grupitos también, es un pelea interna.

3.-  DIÁLOGO NACIONAL

  • Ellos dicen que si no se ve resultado en 10 días se levantaran de la mesa de diálogo, pues van a tener que levantarse, nosotros no vamos a complacerlos a ellos, ni le vamos a facilitar nada.
  • La premisa y la base fundamental del diálogo no puede ser otro que el respeto a la Constitución, nada que esté fuera de la Constitución lo vamos aceptar.
  • La oposición venezolana se encuentra jugando a ver qué ocurre, es irresponsable decirle al país que si en 10 días nosotros no resolvemos, allí si van a salir de Nicolás Maduro, pasaran 10 días y 10 mil años pero no será por esa vía, nosotros no vamos a cambiar.
  • Yo creo que es la misma situación de febrero de 2014, se repite la historia, ahora sale Voluntad Popular con su actitud terrorista de siempre, actitud que deja mucho que desear de quienes decían transitar el camino político para pasar en la inmediatez y en la violencia, ellos están jugando a ver qué ocurre.
  • Yo creo que solo dos posiciones ha sido frontales en este tema y son posiciones que han sido golpeadas en la MUD, la posición de Manuel Rosales y la de posición de Henry Falcón quienes han manifestado que ellos van a participar. La oposición venezolana se ha convertido en una oposición aventurera.
  • Nosotros lo que creemos del diálogo es que haya una sana convivencia política, nosotros no vamos a cambiar el modelo socialista, eso no es negociable bajo ninguna figura.
  • Nosotros no nos cerramos al diálogo, yo lo he dicho públicamente que hablar con la oposición y lo ratifico es perder el tiempo, porque no tienen palabras, pero si es necesario sentarnos lo hacemos.
  • En rueda de prensa la oposición venezolana dice que su exigencia es que tiene que haber elecciones generales en el primer trimestre del año 2017, sino ellos se levantan, que se levanten porque no va haber elecciones generales en el primer trimestre, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ya hizo el avance de un cronograma electoral que habla de elecciones a gobernadores a finales del primer semestre y elecciones a alcalde a final de año. No hay ninguna otra elección en el camino hasta hora.
  • Lo que la oposición pide es irracional, les pedimos a la ONU, Vaticano, a todos, llamen a la oposición y que hablen entre ellos y se pongan de acuerdo, porque le hacen mucho daño al país.

4.-  AGENDA ECONÓMICA BOLIVARIANA

  • Evidentemente hay problemas en la calle, creo que muy buena parte de nuestra gente ha interpretado esos problemas como cosas no naturales, no naturales me refiero a agentes políticos que buscan un desenlace a favor de ellos, eso tiene que ver mucho con la conciencia del pueblo, lo que está ocurriendo en la Venezuela, alto costo, escasez en algunos productos es el refrito de lo que le hicieron a Chile ayer, tratando de vencer a un pueblo por hambre. Ahora el presidente trabaja todos los días para la solución de los problemas.
  • El presidente se fue a una gira por los países Opep y no Opep para mantener los precios del petróleo y poder planificar, es muy difícil planificar cuando se depende del petróleo y no saber qué precio va a tener el petróleo, por lo menos de manera estimada, esa gira del presidente fue muy importante, tuvo sus resultados.
  • Resolver los problemas de Venezuela pasa por una estabilidad de los precios del petróleo, pero eso no es un problema nada más del Gobierno Nacional, es un problema de todo el país.
  • El Gobierno va a seguir poniendo su esfuerzo y va apoyar a nuestro pueblo en todo lo que tengamos que hacer, nunca va haber una medida contra el pueblo para favorecer a un grupo empresarial, cosa que haría la derecha de estar en el gobierno.

5.-  OFENSIVA CHAVISTA

  • Estoy convencido de que hubo un boicot en silencio contra la navidad de parte de la oposición, ni las gaitas querían que sonaran, ya ahorita comenzó a sonar la navidad, hay fiesta en todo el país, ya se comenzaron a pagar los aguinaldos, hay una disposición de acompañar a la gente en la alegría.
  • La derecha tiene una gran disposición de ver quien se gana el premio del Grinch para tratar de atacar la tranquilidad y la felicidad en nuestro pueblo. Yo creo que vamos a pasar este año en paz, en tranquilidad, el espíritu navideño ya está en el pueblo, hay alegría, la gente ya está organizándose para pasarla bien y viajar con sus seres queridos y no va a ser esta derecha que va aguarle las navidades a los venezolanos.
  • El 2017 tiene que ser un año de ponerle fin a esa ofensiva. Cuando yo planeo un contraataque no es un contraataque de ya para ya, es un proceso, eso se ha venido formado, primero la organización, la movilización y ahora vienen los objetivos, nosotros no vamos a aflojar, ni el pueblo chavista ni el venezolano. Esperamos que el año 2017 sea mucho mejor que el año 2016.

Posted in General | 1 Comment »

FREDDY BERNAL ROSALES: A PESAR DE LA GUERRA ECONÓMICA, TENDREMOS ABASTECIMIENTO SEGURO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 6 noviembre 2016

freddy-bernal-rosales

RESUMEN

1.- COMITÉ DE ABASTECIMIENTO SOBERANO (CLAP)

  • Los Clap no son instrumento perfecto, pero sin son perfectibles, eso quiere decir que cada semana cada 15 días estamos revisando, ajustando y hemos ido mejorando.
  • Nosotros comenzamos con 500 Clap, hoy tenemos 24 mil; comenzamos distribuyendo 1.400 toneladas de alimentos hoy estamos distribuyendo 30 mil toneladas de alimentos.
  • A pesar de las dificultades, de la guerra económica, del bachaqueo, del acaparamiento y las distorsiones de la economía hemos ido resolviendo, porque el Clap se ha transformado en aun especie de herramienta para enfrentar una serie de distorsiones en el mercado y una guerra económica a la cual nos han sometido durante tres años.
  • Los Clap no son para todo el país, son para los sectores priorizados y esos sectores priorizados son aquellos que tienen uno o dos sueldos mínimos, eso más o menos agrupa a dos millones setecientas mil familias.
  • Como la clase media alta tiene un mejor poder adquisitivo, se les ha permitido a los empresarios privados que con sus propios dólares abastezcan las cadenas privadas de alimentos, y que implementen un precio mayor al regulado, ya que lo importante es que cuando la persona vaya al mercado encuentre el producto.

2.- GUERRA ECONÓMICA

  • Durante 60 días nosotros tuvimos 29 barcos fondeados entre ellos dos barco con 60 mil toneladas de azúcar, aunque teníamos el dinero en la mano y los barcos en puerto durante 68 días no pudimos bajar un kilo de azúcar, porque al retirarse el City Bank, que es el instrumento financiero para pagar a los proveedores en el extranjero, los proveedores no aceptaban otro banco. Durante 68 días buscamos bancos alternativos y terceros países para poder pagar, al final se pudo bajar el producto pero después de 68 días, eso se denomina tenaza financiera sobre el país.
  • Nosotros nos comprometimos para abrir el abastecimiento total en algunos rubros, desde septiembre a diciembre pero se produjo un impacto porque no contábamos con la salida del City Bank.
  • Para adquirir los rubros no debería haber cola y si la hay es porque se lleva adelante una guerra económica donde unos empresarios juegan al caos.
  • Yo me hago esta pregunta ¿si tenemos 100% de trigo panadero, y se está abasteciendo a todas las panaderías ¿por qué están promoviendo colas? porque están jugado al caos, para que la gente se moleste y se produzca una explosión social.
  • La guerra económica fue auspiciada por el Dólar Today, nosotros le salimos al paso con el dólar Dicom, y cuando ya se estaba estabilizando, cambiaron al dolar cucuteño.
  • Desde el exterior y en convivencia con sectores internos han querido poner de rodilla al presidente Nicolás Maduro, pero a pesar de esta guerra económica, podemos ver como en los últimos 4 años hemos subido el salario mínimo de 2.457 Bolívares a 27 mil bolívares.
  • Si los empresarios, siguen con la distorsión de la economía y siguen incrementando los precios de manera desmesurada, nosotros como gobierno seguiremos subiendo los salarios, no van a poner de rodilla ni a la clase trabajadora ni al gobierno.

3.- ABASTECIMIENTO SEGURO

  • A pesar de esas dificultades tendremos abastecimiento seguro, ahora tenemos tres barcos de azúcar cruda, fondeados y uno descargando, para diciembre tendremos 120 mil toneladas de arroz, de acetite de soya tendremos a los proveedores produciendo la totalidad de aceite que requiere el país, trigo de pasta estaremos cubiertos, en trigo panadero tendremos abastecimiento total hasta diciembre, de maíz amarillo y blanco tendremos abastecimiento incluso hasta el primer trimestre del 2017.
  • Todo esto quiere decir, que no debería haber problemas en la agroindustria, no debería haber trabas, ni obstáculos para que el maíz blanco y amarillo, trigo panadero, trigo duro, arroz, aceite y azúcar sean distribuidos, y así garantizar el abastecimiento para todo el país, hasta el año que viene.

4.- DIÁLOGO NACIONAL

  • En una de las 4 mesas de diálogo, está en ponerse de acuerdo gobierno y oposición para estabilizar la economía.
  • Yo le doy la bienvenida al proceso de diálogo pero hay que ver si el diálogo tiene un espíritu real de cambio.
  • Nosotros no aceptamos chantaje, porque un cosa es dialogar sin condiciones y otra cosa es dialogar con una pistola en la cabeza.

5.- CAMBIO DE GOBIERNO

  • Quiero decirle a los sectores que adversan al gobierno que con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela no es posible destituir el Presidente.
  • La Asamblea pateó la constitución creyendo que con la constitución podía dar un golpe de Estado, podía destituir al presidente y poder pasar por encima de los Poderes.
  • El referendo no se hizo porque lo asesinó la misma oposición, porque si ellos hubiesen arrancado el proceso desde el 10 de enero les hubiese dado los tiempos que establece la constitución pero resulta que se volvieron locos, implementando el plan de seis meses para salir de Maduro.
  • La oposición está entre la espada y la pared porque saben que no hay revocatorio, que no van a salir del presidente y finalmente, venció la Constitución y la paz.

Posted in General | 1 Comment »

COMANDANTE HUGO CHÁVEZ: DE SOLDADO A COMANDANTE LIBERTADOR DE LA PATRIA DEL SIGLO XXI

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 6 noviembre 2016

hugo-chavez

 

Al cumplirse este domingo 45 años de haber recibido la daga que lo acreditaba como cadete de la Academia Militar de Venezuela, Hugo Chávez comenzó a escribir la historia Patria.

 Fidel Ernesto Vásquez I.

Larguirucho, de unos 55 kilos, con afro, tiene 16 años. Así luce el joven de la foto en blanco y negro, tomada en marzo o abril de 1971, que forma parte del expediente del cadete que hace exactamente cuarenta y cinco años ingresó en la Academia Militar de Venezuela.

“Yo era flaquito, pero tenía condiciones físicas, quería ser como ‘El Látigo‘ Chávez, era mi sueño cuando ingresé a la Academia (Militar)”.

Contó en tono jocoso que lo apodaban “Tribilín” y que, aunque llegó con ganas de ser pelotero, cambió sus sueños en el camino y cuatro años más tarde, cuando culminó sus estudios en la academia, en vez de salir con guante y pelota, “me fui con el libro del Ché bajo el brazo y con el espíritu y el corazón revolucionario”.

“Aquí, en esta misma explanada, hace cuarenta años, mirando la miseria acumulada, uno empezó a ver una realidad que empezó a apabullarnos. Fueron los signos precursores de lo que venía”.

Para Chávez, el ingreso a la Academia en la convulsa época de los setenta fue decisivo para signar el rumbo que tomaría su pensamiento político, que en su adolescencia apenas se limitaba a una tímida simpatía con el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), del que conocía por su padre.

 “Cuando entré a la Escuela Militar era un muchacho simple, buen estudiante, deportista y quería superarme, pero no puedo decir que era un bolivariano porque ni siquiera había tenido militancia política”.

Sin embargo, la emboscada bolivariana llegaría pronto. Chávez afirmo que fue en las horas de estudio en los salones de blanco inmaculado, con profesores como el general Jacinto Pérez Arcay “cuando me asaltó Simón Bolívar, me llegó. Ciento cincuenta años nos cayeron encima. Fue aquí cuando me hice bolivariano”.

 Hay otra foto. Aparece un joven impecablemente uniformado recibiendo la daga de un oficial durante su acto de investidura como cadete en la Academia Militar: “es el mismo Tribilín pero tres meses más tarde”, explico Chávez.

“Yo cuando recibí esa daga, después de tres meses duros, me entró un frío por dentro, me di cuenta de que la cosa ya iba serio”.

Aunque aseguro que cuando entró a la carrera de las armas “no tenía horizontes claros” cree firmemente que hubo presentimientos, signos precursores, intuiciones, que auguraban su ascensión al poder.

Chávez se refirió la importancia de contextualizar su formación académica con la situación política que palpitaba en el país en el momento que entró a la carrera militar porque “esos años fueron años monstruos, años grandes, gigantes para mi”.

La intervención del gobierno de Rafael Caldera a la Universidad Central de Venezuela (UCV), la derrota política y militar de la guerrilla, el nacimiento del Movimiento Al Socialismo (MAS) y el surgimiento de la Causa R de la mano de Alfredo Maneiro, “son elementos de contexto dentro de los cuales comienzo a tener contacto con Caracas, con los barrios. Había un germen, un germen patriótico”.

“Uno era como una semilla que cayó en tierra fértil, y vino la lluvia, y brotó”.

“Uno no anda buscando, uno fue conseguido. El poder te absorbe, te asalta, te rodea, te encapsula”.

Posted in General | Leave a Comment »

CHÁVEZ: “CON EL PUEBLO SE COMBATE Y SE CONSTRUYE PATRIA”: HERMANADOS A PASO DE VENCEDORES LA REVOLUCIÓN VENCERÁ!

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 26 octubre 2016

la-revolucion-vencera

Posted in General | 1 Comment »

Comandante Hugo Chávez: Nicolás te encomiendo esto como te encomendaría mi vida, las comunas, el estado social de derecho y de justicia”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 20 octubre 2016

golpe-de-timon

Posted in General | Leave a Comment »

DIOSDADO CABELLO: EL DÍA QUE TENGAMOS QUE ACTUAR, ACTUAREMOS Y NO NOS IMPORTARÁ ABSOLUTAMENTE NADA LO QUE DIGA EL IMPERIALISMO, LO VAMOS A HACER POR LA PATRIA Y LA REVOLUCIÓN.

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 18 octubre 2016

diosdado-cabello

Posted in General | Leave a Comment »

UN DÍA COMO HOY ALBERTO LOVERA SURGIÓ DEL MAR PARA ACUSAR A SUS ASESINOS

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 18 octubre 2016

lovera

Por Estefania Rompapas/Fidel Ernesto Vásquez

El padre de la estrategia criminal fue Carlos Andrés Pérez, quien había sido incorporado al Congreso bajo la protesta generalizada de la oposición, pues era la cabeza visible de toda una política represiva y antipopular que había costado numerosas vidas, mantenía las cárceles llenas de presos políticos y había institucionalizado la tortura como método en los diferentes cuerpos policiales civiles y militares, con los cuales competía en ferocidad terrorista una serie de grupos partidistas de AD llamados comúnmente “las bandas armadas”.

Los Senadores y Diputados del Partido Comunista de Venezuela y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) eran sistemáticamente hostigados con seguimientos/registros policiales y sus hogares asaltados. El gobierno mantenía una permanente suspensión de garantías constitucionales que facilitaban los desmanes policiales y partidistas.

Ese día 30 de septiembre fueron asaltadas las casas de habitación de Gustavo Machado (PCV), Jesús Villavicencio (MIR), Eduardo Machado (PCV), Jesús María Casal (MIR) y Jesús Farías (PCV), y los jefes de las comisiones asaltantes eran Carlos José Vegas Delgado (a) “Capitán”, Inspector General de la DIGEPOL y el ex-cubano Orlando García, Jefe del Departamento de Investigaciones del mismo cuerpo represivo.

Entre los funcionarios más agresivos estaban: Régulo Martínez, Carlos Farrera, Alí Ruiz, Mario Segundo Leal y Marco Antonio Sabino Pérez, del Departamento de Jefatura de la Digepol.

Todos esos atracadores con apoyo de la derecha criminal en el gobierno eran conocidos como “los muchachos de Carlos Andrés”, entre ellos su pupilo Henry Ramos Allup y sus nombres habían trascendido al conocimiento público por los innumerables delitos por ellos cometidos, entre los cuales podemos resaltar el asesinato del camarada Alí José Paredes, ametrallado el 5 de abril de 1963 en su casa, frente a su madre y hermanas por una comisión encabezada por el “capitán” Vegas y Marco Antonio Sabino Pérez.

Esa era la “democracia” que pendía sobre los venezolanos cuando no era posible hacer efectivo derecho alguno pues las garantías constitucionales se hallaban permanentemente suspendidas, había partidos políticos inhabilitados o ilegalizados y el presidente de la República vociferaba en radio y televisión que las calles no eran del pueblo sino de la policía y ordenaba “disparar primero y averiguar después”, en apego a las enseñanzas de su mentor estadounidense Joseph McCarthy, implacable perseguidor de intelectuales, científicos, artistas, militantes políticos, trabajadores y cualquiera que osara emitir una opinión contraria al imperio estadounidense.

Una de las víctimas de esas ejecutorias “MacCartistas” increpó una vez al senador McCarthy preguntándole si tenía idea de lo que significaba decencia.

Ministro del Interior era Carlos Andrés Pérez, bastante ducho en trampas, indecencias y conjuras como aquella de colocar “pruebas” en hogares y locales allanados para luego armar expedientes contra militantes y simpatizantes de los partidos que adversaban al gobierno. Uno de esos “descubrimientos” fue un documento titulado “Operación Loto contra Macuare” que Carlos Vegas Delgado declaró haber encontrado en la residencia del dirigente del PCV, Gustavo Machado. En el documento “descubierto” se exponía la presunta orden para que un sector del PCV actuara contra otro u otros bajo la justificación de “línea dura” contra “línea blanda”. La policía política quedaba exenta de ser acusada por los crímenes que cada día se incrementaban.

En esa práctica el Ministro del Interior, Carlos Andrés Pérez, jefe directo de la DIGEPOL, favorecía una militarización de la sociedad en desmedro del poder civil, como evidenció un episodio protagonizado por el jefe de la Guardia Nacional, general José Agustín Paredes Maldonado, quien ordenó imprimir y distribuir un volante mediante el cual ordenaba detener vivo o muerto a un militante revolucionario. Un Fiscal del Ministerio Público intentó atenuar esa barrabasada haciendo uso de malabarismos leguleyescos, llegando a sostener que la orden de asesinato públicamente dictada no era violatoria de la Constitución Nacional pero al final quedó en ridículo por partida doble pues el militar dio una rueda de prensa en la cual un periodista comentó la interpretación hecha por el Fiscal, a lo cual el militar increpó al “fiscalito” que no le adornara lo dicho, pues era bastante claro su significado.

Ese era el “respeto a la Constitución y a las leyes” que observaban los representantes de los gobiernos adecopeyanos, cuyas direcciones no dudaban en cometer cualquier acción delictiva si ello le garantizaba el control, como lo demostraron dando el golpe de estado al Parlamento el 30 de septiembre de 1963.

Allí está la crónica escrita para quienes deseen verificarlo y también para constatar el silencio cómplice de los organismos “defensores de los derechos” ante la censura de prensa, la permanente suspensión de garantías constitucionales, el arrinconamiento de los sectores populares a una peor calidad de vida, la tortura y el asesinato de militantes políticos y sociales. Importante también para indagar por qué los autores intelectuales y materiales de aquellas acciones antidemocráticas claman hoy desde una sedicente “MUD” por una libertad y unos derechos que ellos desconocieron y conculcaron durante todos los años de sus gobiernos.

Y no se trataba de algunos “excesos policiales” como intentaban justificar a veces. Era la aplicación de una política, como quedó demostrado luego de la transición entre el gobierno presidido por Rómulo Betancourt y aquél encabezado por Raúl Leoni.

Se recrudece la violencia de los cuerpos represivos y el gobierno institucionaliza una figura tenebrosa: los “desaparecidos”, ciudadanos venezolanos que fueron detenidos por la Dirección General de Policía (DIGEPOL) y por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA), muchos de los cuales aun no se conoce dónde están, a pesar de las diligencias adelantadas por familiares, compañeros de militancia, amigos y algunos diputados, especialmente José Vicente Rangel, a quien alguna vez denominamos “Fiscal Moral de la República” por su incansable y vertical defensa de los derechos humanos, la cual salvó la vida de más de uno.

Así las cosas, el 18 de octubre de 1965 a eso de las 18:00 horas es detenido cerca de la Plaza de las Tres Gracias el camarada Alberto Lovera, dirigente del Partido Comunista de Venezuela, quien circulaba en su automóvil, cuando fue interceptado por una comisión de la Digepol encabezada por el “capitán” Carlos Vegas Delgado. Era Ministro de Relaciones Interiores Gonzalo Barrios.

Alberto fue de inmediato trasladado a la sede de la DIGEPOL en el Edificio “Las Brisas” donde comenzó a ser torturado. El director de esa policía política era J. J. Patiño González. El auto de Alberto fue visto aparcado en el estacionamiento (sótano) del cuerpo represivo por otros detenidos, y comenzó entonces el calvario para el preso, sometido a crueles tormentos por “los muchachos de Carlos Andrés”, entre quienes se mencionó entonces a Roberto Romero, Miguel Aguilar, Pedro Cisneros, Alberto Ochoa, José Ramón Antúnez, Carlos Ferrara, Douglas Rodríguez, Eduardo Armenteros González y Mario Segundo Leal.

El 23 de octubre a tempranas horas de la noche Alberto es llevado al Retén “Planchart” en Puente Mohedano y allí continúan torturándolo hasta que sus captores deciden trasladarlo al Campo Antiguerrillero de “Cachipo” en el Estado Monagas, donde fue rechazado su ingreso debido al estado físico en que se hallaba por los maltratos recibidos.

La otra parte de la tragedia fue para la esposa de Lovera, María del Mar Álvarez, quien comenzó el vía-crucis acostumbrado en esos tiempos para saber el paradero de cualquier preso político sin obtener respuestas concretas sino evasivas o simples negativas pues la complicidad de los representantes del gobierno era total.

La inmoralidad de adecos y copeyanos era tanta que llegaron a esparcir la especie de que Lovera se había “ablandado” en su línea política y por ello había sido ejecutado por sus propios compañeros de línea “dura” (recordemos el documento “Operación Loto contra Macuare” que fue “descubierto” en uno de los allanamientos practicados por los mismos asesinos de la DIGEPOL en la casa de Gustavo Machado en septiembre de 1963), infundio convertido en información oficial por parte del Jefe de la Digepol, J. J. Patiño González, quien para ello se valió de otro policía de su misma calaña, Ramón Ovidio Ataide Olvera.

Esa inmoralidad, sin embargo, no era exclusiva ni propiedad intelectual de los adecos y sus socios copeyanos. Era parte de las enseñanzas impartidas por la CIA (Central Intelligence Agency o Agencia Central de Inteligencia estadounidense), muy bien aprendidas por Carlos Andrés Pérez cuando fue amanuense de Betancourt, toda vez que en esa oportunidad el organismo terrorista del gobierno de los Estados Unidos le impartió el curso de “protección a individualidades” bajo tutoría del policía batistiano y agente de la CIA, Orlando García, a quien luego veríamos como Jefe de Investigaciones de la DIGEPOL y socio de la empresa de armas “Margold”, esa misma que “nunca le había vendido ni una navajita” (Carlos Andrés Pérez) a sus colegas de las FAN.

Cuando el gobierno de los Estados Unidos necesita fabricar una “noticia” recurre a sus agentes CIA distribuidos por todo el mundo. La Estación CIA en Caracas puede, por ejemplo, triangular a la Estación Santiago de Chile una información específica que allá es manejada por sus enlaces con la prensa y convertida en noticia o editorial de cualquier diario. En este caso la “noticia”, sin identificación de fuentes (“propaganda negra” en las Operaciones CIA-Medios de Difusión) apareció en el diario chileno “El Mercurio” y asentaba lo que el gobierno de Venezuela, entonces fiel aliado del Departamento de Estado, quería y necesitaba que dijera: que el camarada Lovera había sido asesinado por sus propios compañeros de militancia por disensiones internas respecto a la lucha armada.

Y mientras, en el diario “El Nacional”, el dirigente adeco Carlos Canache Mata, quien por la responsabilidad que tenía en el partido y en el gobierno era difícil que ignorara lo que con Lovera ocurría, escribía ristras de sandeces mal intencionadas tratando de negar la responsabilidad de su gobierno, su partido y su policía política en las torturas que sufría el desaparecido, sembrando dudas respecto a la presunta huida de Alberto, su incorporación a la guerrilla y la posible muerte a manos de los mismos compañeros del camarada preso por divisiones internas, desarrollando el esquema que sus jefes le habían ordenado.

La verdad surgió del mar en una playa de Lechería, Estado Anzoátegui, donde un grupo de criminales con chapas policiales y apoyo de la derecha criminal en el gobierno había lanzado el cuerpo sin vida después de haberlo sometido a insoportables tormentos. La exhumación indicó que las yemas de sus dedos habían sido rebanadas, tenía vértebras cervicales desprendidas y para que se hundiera le ataron una cadena con un pico de los usados en construcción.

Hoy, a cincuenta y un años de cometido ese horrendo crimen de la democracia tal como la entienden los adecos y copeyanos de vieja y nueva (de)generación (Primero Justicia, Voluntad Popular y demás derivados), rendimos homenaje, en nombre de Alberto, a todas las víctimas de una falsa democracia de la represión impuesta por los gobiernos adecopeyanos para silenciar las voces de protesta de un pueblo que nunca dejó de manifestarse contra la violencia,  la inequidad y la injusticia.

La lucha firme, constante y leal de nuestras victimas y desaparecidos durante ese capítulo horrendo de 40 años del pacto de Punto Fijo, hoy ve la justicia reflejada en la palabra y acción del huracán Bolivariano, asumido por nuestro Comandante Hugo Chávez, con las más nobles doctrinas de hacer Patria, pues, no entrego los sueños postergados de las luchas incansables de nuestros mártires,  hoy es asumido con la misma valentía y coraje por nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro, impulsando una política de Paz en una Patria resuelta a ser libre para siempre, con un pueblo que toma esa Paz como bandera para la consolidación de la Revolución Bolivariana y Chavista, HOY LAS CALLES SON Y SEGUIRÁN SIENDO DEL PUEBLO, NO DE LA OLIGARQUIA!

Y como solía decir Argimiro Gabaldón, el comandante “Carache”, es el camino.

Posted in General | 2 Comments »

FIDEL CASTRO, EL COMANDANTE DE LA DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS, FUE ABSUELTO POR LA HISTORIA.

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 octubre 2016

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro en el juicio del Moncada, el 16 de octubre de 1953

fidel-castro

Señores magistrados:

Nunca un abogado ha tenido que ejercer su oficio en tan difíciles condiciones: nunca contra un acusado se había cometido tal cúmulo de abrumadoras irregularidades. Uno y otro, son en este caso la misma persona. Como abogado, no ha podido ni tan siquiera ver el sumario y, como acusado, hace hoy setenta y seis días que está encerrado en una celda solitaria, total y absolutamente incomunicado, por encima de todas las prescripciones humanas y legales.

Quien está hablando aborrece con toda su alma la vanidad pueril y no están ni su ánimo ni su temperamento para poses de tribuno ni sensacionalismo de ninguna índole. Si he tenido que asumir mi propia defensa ante este tribunal se debe a dos motivos. Uno: porque prácticamente se me privó de ella por completo; otro: porque sólo quien haya sido herido tan hondo, y haya visto tan desamparada la patria y envilecida la justicia, puede hablar en una ocasión como ésta con palabras que sean sangre del corazón y entrañas de la verdad.

No faltaron compañeros generosos que quisieran defenderme, y el Colegio de Abogados de La Habana designó para que me representara en esta causa a un competente y valeroso letrado: el doctor Jorge Pagliery, decano del Colegio de esta ciudad. No lo dejaron, sin embargo, desempeñar su misión: las puertas de la prisión estaban cerradas para él cuantas veces intentaba verme; sólo al cabo de mes y medio, debido a que intervino la Audiencia, se le concedieron diez minutos para entrevistarse conmigo en presencia de un sargento del Servicio de Inteligencia Militar. Se supone que un abogado deba conversar privadamente con su defendido, salvo que se trata de un prisionero de guerra cubano en manos de un implacable despotismo que no reconozca reglas legales ni humanas. Ni el doctor Pagliery ni yo estuvimos dispuestos a tolerar esta sucia fiscalización de nuestras armas para el juicio oral. ¿Querían acaso saber de antemano con qué medios iban a ser reducidas a polvo las fabulosas mentiras que habían elaborado en torno a los hechos del cuartel Moncada y sacarse a relucir las terribles verdades que deseaban ocultar a toda costa? Fue entonces cuando se decidió que, haciendo uso de mi condición de abogado, asumiese yo mismo mi propia defensa.

Esta decisión, oída y trasmitida por el sargento del SIM, provocó inusitados temores; parece que algún duendecillo burlón se complacía diciéndoles que por culpa mía los planes iban a salir muy mal; y vosotros sabéis de sobra, señores magistrados, cuántas presiones se han ejercido para que se me despojase también de este derecho consagrado en Cuba por una larga tradición. El tribunal no pudo acceder a tales pretensiones porque era ya dejar a un acusado en el colmo de la indefensión. Ese acusado, que está ejerciendo ahora ese derecho, por ninguna razón del mundo callará lo que debe decir. Y estimo que hay que explicar, primero que nada, y qué se debió la feroz incomunicación a que fui sometido; cuál es el propósito al reducirme al silencio; por qué se fraguaron planes; qué hechos gravísimos se le quieren ocultar al pueblo; cuál es el secreto de todas las cosas extrañas que han ocurrido en este proceso. Es lo que me propongo hacer con entera claridad.

Vosotros habéis calificado este juicio públicamente como el más trascendental de la historia republicana, y así lo habéis creído sinceramente, no debisteis permitir que os lo mancharan con un fardo de burlas a vuestra autoridad. La primer sesión del juicio fue el 21 de septiembre. Entre un centenar de ametralladoras y bayonetas que invadían escandalosamente la sala de justicia, más de cien personas se sentaron en el banquillo de los acusados. Una gran mayoría era ajena a los hechos y guardaba prisión preventiva hacía muchos días, después de sufrir toda clase de vejámenes y maltratos en los calabozos de los cuerpos represivos; pero el resto de los acusados, que era el menor número, estaban gallardamente firmes, dispuestos a confirmar con orgullo su participación en la batalla por la libertad, dar un ejemplo de abnegación sin precedentes y librar de las garras de la cárcel a aquel grupo de personas que con toda mala fe habían sido incluidas en el proceso. Los que habían combatido una vez volvían a enfrentarse. Otra vez la causa justa del lado nuestro; iba a librarse contra la infamia el combate terrible de la verdad. ¡Y ciertamente que no esperaba el régimen la catástrofe moral que se avecinaba!

¿Cómo mantener todas su falsas acusaciones? ¿Cómo impedir que se supiera lo que en realidad había ocurrido, cuando tal número de jóvenes había ocurrido, cuando tal número de jóvenes estaban dispuestos a correr todos los riesgos: cárcel, tortura y muerte, si era preciso, por denunciarlo ante el tribunal?

En aquella primera sesión se me llamó a declarar y fui sometido a interrogatorio durante dos horas, contestando las preguntas del señor fiscal y los veinte abogados de la defensa. Puede probar con cifras exactas y datos irrebatibles las cantidades de dinero invertido, la forma en que se habían obtenido y las armas que logramos reunir. No tenía nada que ocultar, porque en realidad todo había sido logrado con sacrificios sin precedentes en nuestras contiendas republicanas. Hablé de los propósitos que nos inspiraban en la lucha y del comportamiento humano y generoso que en todo momento mantuvimos con nuestros adversarios. Si pude cumplir mi cometido demostrando la no participación, ni directa ni indirecta, de todos los acusados falsamente comprometidos en la causa, se lo debo a la total adhesión y respaldo de mis heroicos compañeros, pues dije que ellos no se avergonzarían ni se arrepentirían de su condición de revolucionarios y de patriotas por el hecho de tener que sufrir las consecuencias. No se me permitió nunca hablar con ellos en la prisión y, sin embargo, pensábamos hacer exactamente lo mismo. Es que, cuando los hombres llevan en la mente un mismo ideal, nada puede incomunicarlos, ni las paredes de una cárcel, ni la tierra de los cementerios, porque un mismo recuerdo, una misma alma, una misma idea, una misma conciencia y dignidad los alienta a todos.

Desde aquel momento comenzó a desmoronarse como castillo de naipes el edificio de mentiras infames que había levantado el gobierno en torno a los hechos, resultando de ello que el señor fiscal comprendió cuán absurdo era mantener en prisión intelectuales, solicitando de inmediato para ellas la libertas provisional.

Terminadas mis declaraciones en aquella primera sesión, yo había solicitado permiso del tribunal para abandonar el banco de los acusados y ocupar un puesto entre los abogados defensores, lo que, en efecto, me fue concedido. Comenzaba para mí entonces la misión que consideraba más importante en este juicio: destruir totalmente las cobardes calumnias que se lanzaron contra nuestros combatientes, y poner en evidencia irrebatible los crímenes espantosos y repugnantes que se habían cometido con los prisioneros, mostrando ante la faz de la nación y del mundo la infinita desgracia de este pueblo, que está sufriendo la opresión más cruel e inhumana de toda su historia.

La segunda sesión fue el martes 22 de septiembre. Acababan de prestar declaración apenas diez personas y ya había logrado poner en claro los asesinatos cometidos en la zona de Manzanillo, estableciendo específicamente y haciéndola constar en acta, la responsabilidad directa del capitán jefe de aquel puesto militar. Faltaban por declarar todavía trescientas personas. ¿Qué sería cuando, con una cantidad abrumadora de datos y pruebas reunidos, procediera a interrogar, delante del tribunal, a los propios militares responsables de aquellos hechos? ¿Podía permitir el gobierno que yo realizara tal cosa en presencia del público numeroso que asistía a las sesiones, los reporteros de prensa, letrados de toda la Isla y los líderes de los partidos de oposición a quienes estúpidamente habían sentado en el banco de los acusados para que ahora pudieran escuchar bien de cerca todo cuanto allí se ventilara? ¡Primero dinamitaban la Audiencia, con todos sus magistrados, que permitirlo!

Idearon sustraerme del juicio y procedieron a ellos manu militari. El viernes 25 de septiembre por la noche, víspera de la tercera sesión, se presentaron en mi celda dos médicos sesión, se presentaron en mi celda dos médicos del penal; estaban visiblemente apenados: “Venimos a hacerte un reconocimiento” —me dijeron. “¿Y quién se preocupa tanto por mi salud?” —les pregunté. Realmente, desde que los ví había comprendido el propósito. Ellos no pudieron ser más caballeros y me explicaron la verdad: esa misma tarde había estado en la prisión el coronel Chaviano y les dijo que yo “le estaba haciendo en el juicio un daño terrible al gobierno”, que tenían que firmar un certificado donde se hiciera constar que estaba enfermo y no podía, por tanto, seguir asistiendo a las sesiones. Me expresaron además los médicos que ellos, por su parte, estaban dispuestos a renunciar a sus cargos y exponerse a las persecuciones, que ponían el asunto en mis manos para que yo decidiera. Para mí era duro pedirles a aquellos hombres que se inmolaran sin consideraciones, pero tampoco podía consentir, por ningún concepto, que se llevaran a cabo tales propósitos. Para dejarlo a sus propias conciencias, me limité a contestarles: “Ustedes sabrán cuál es su deber; yo sé bien cuál es el mío.”

Ellos, después que se retiraron, firmaron el certificado; sé que lo hicieron porque creían de buena fe que era el único modo de salvarme al vida, que veían en sumo peligro. No me comprometí a guardar silencio sobre este diálogo; sólo estoy comprometido con la verdad, y si decirla en este caso pudieran lesionar el interés material de esos buenos profesionales, dejo limpio de toda duda su honor, que vale mucho más. Aquella misma noche, redacté una carta para este tribunal, denunciando el plan que se tramaba, solicitando la visita de dos médicos forenses para que certificaran mi perfecto estado de salud y expresándoles que si, para salvar mi vida, tenían que permitir semejante artimaña, prefería perderla mil veces. Para dar a entender que estaba resuelto a luchar solo contra tanta bajeza, añadí a mi escrito aquel pensamiento del Maestro: “Un principio justo desde el fondo de una cueva puede más que un ejército”. Ésa fue la carta que, como sabe el tribunal, presentó la doctora Melba Hernández, en la sesión tercera del juicio oral del 26 de septiembre. Pude hacerla llegar a ella, a pesar de la implacable vigilancia que sobre mí pesaba. Con motivo de dicha carta, por supuesto, se tomaron inmediatas represalias: incomunicaron a la doctora Hernández, y a mí, como ya lo estaba, me confinaron al más apartado lugar de la cárcel. A partir de entonces, todos los acusados eran registrados minuciosamente, de pies a cabeza, antes de salir para el juicio.

Vinieron los médicos forenses el día 27 y certificaron que, en efecto, estaba perfectamente bien de salud. Sin embargo, pese a las reiteradas órdenes del tribunal, no se me volvió a traer a ninguna sesión del juicio. Agréguese a esto que todos los días eran distribuidos, por personas desconocidas, cientos de panfletos apócrifos donde se hablaba de rescatarme de la prisión, coartada estúpida para eliminarme físicamente con pretexto de evasión. Fracasados estos propósitos por la denuncia oportuna de amigos y alertas y descubierta la falsedad del certificado médico, n les quedó otro recurso, para impedir mi asistencia al juicio, que el desacato abierto y descarado…

Caso insólito el que se estaba produciendo, señores magistrados: un régimen que tenía miedo de presentar a un acusado ante los tribunales; un régimen de terror y de sangre, que se espantaba ante la convicción moral de un hombre indefenso, desarmado, incomunicado y calumniado. Así, después de haberme privado de todo, me privaban por último del juicio donde era el principal acusado. Téngase en cuenta que esto se hacía estando en plena vigencia la suspensión de garantías y funcionando con todo rigor la Ley de Orden Público y la censura de radio y prensa. ¡Qué crímenes tan horrendos habrá cometido este régimen que tanto temía la voz de un acusado!

Debo hacer hincapié en actitud insolente e irrespetuosa que con respecto a vosotros han mantenido en todo momento los jefes militares. Cuantas veces este tribunal ordenó que cesara la inhumana incomunicación que pesaban sobre mí, cuantas veces ordenó que se respetasen mis derechos más elementales, cuantas veces demandó que se me presentara a juicio, jamás fue obedecido; una por una, se desacataron todas sus órdenes. Peor todavía: en la misma presencia del tribunal, en la primera y segunda sesión, se me puso al lado una guardia perentoria para que me impidiera en absoluto hablar con nadie, ni aun en los momentos de receso, dando a entender que, no ya en la prisión, sino hasta en la misma Audiencia y en vuestra presencia, no hacían el menor caso de vuestras disposiciones. Pensaba plantear este problema en la sesión siguiente como cuestión de elemental honor para el tribunal, pero… ya no volví más. Y si a cambio de tanta irrespetuosidad nos traen aquí para que vosotros nos enviéis a la cárcel, en nombre de una legalidad que únicamente ellos y exclusivamente ellos están violando desde el 10 de marzo, harto triste es el papel que os quieren imponer. No se ha cumplido ciertamente en este caso ni una sola vez la máxima latina: cedant arma togae. Ruego tengáis muy en cuenta esta circunstancia.

Más, todas las medidas resultaron completamente inútiles, porque mis bravos compañeros, con civismo sin precedentes, cumplieron cabalmente su deber.

“Sí, vinimos a combatir por la libertad de Cuba y no nos arrepentimos de haberlo hecho”, decían uno por uno cuando eran llamados a declarar, e inmediatamente, con impresionante hombría, dirigiéndose al tribunal, denunciaban los crímenes horribles que se habían cometido en los cuerpos de nuestros hermanos. Aunque ausente, pude seguir el proceso desde mi celda en todos sus detalles, gracias a la población penal de la prisión de Boniato que, pese a todas las amenazas de severos castigos, se valieron de ingeniosos medios para poner en mis manos recortes de periódicos e informaciones de toda clase. Vengaron así los abusos e inmoralidades del director Taboada y del teniente supervisor Rosabal, que los hacen trabajar de sol a sol, construyendo palacetes privados, y encima los matan de hambre malversando los fondos de subsistencia.

A medida que se desarrolló el juicio, los papeles se invirtieron: los que iban a acusar salieron acusados, y los acusados se convirtieron en acusadores. No se juzgó allí a los revolucionarios, se juzgó para siempre a un señor que se llama Batista… ¡Monstrum horrendum!… No importa que los valientes y dignos jóvenes hayan sido condenados, si mañana el pueblo condenará al dictador y a sus crueles esbirros. A Isla de Pinos se les envió, en cuyas circulares mora todavía el espectro de Castells y no se ha apagado aún el grito de tantos y tantos asesinados; allí han ido a purgar, en amargo cautiverio, su amor a la libertad, secuestrados de la sociedad, arrancados de sus hogares y desterrados de la patria. ¿No creéis, como dije, que en tales circunstancias es ingrato y difícil a este abogado cumplir su misión?

Como resultado de tantas maquinaciones turbias e ilegales, por voluntad de los que mandan y debilidad de los que juzgan, heme aquí en este cuartico del Hospital Civil, adonde se me ha traído para ser juzgado en sigilo, de modo que no se me oiga, que mi voz se apague y nadie se entere de las cosas que voy a decir. ¿Para qué se quiere ese imponente Palacio de Justicia, donde los señores magistrados se encontrarán, sin duda, mucho más cómodos? No es conveniente, os lo advierto, que se imparta justicia desde el cuarto de un hospital rodeado de centinelas con bayonetas calada, porque pudiera pensar la ciudadanía que nuestra justicia está enferma… y está presa.

Os recuerdo que vuestras leyes de procedimiento establecen que el juicio será “oral y público”; sin embargo, se ha impedido por completo al pueblo la entrada en esta sesión. Sólo han dejado pasar dos letrados y seis periodistas, en cuyos periódicos la censura no permitirá publicar una palabra. Veo que tengo por único público, en la sala y en los pasillos, cerca de cien soldados y oficiales. ¡Gracias por la seria y amable atención que me están prestando! ¡Ojalá tuviera delante de mí todo el Ejército! Yo sé que algún día arderá en deseos de lavar la mancha terrible de vergüenza y de sangre que han lanzado sobre el uniforme militar las ambiciones de un grupito desalmado. Entonces ¡ay de los que cabalgan hoy cómodamente sobre sus nobles guerreras… si es que el pueblo no los ha desmontado mucho antes!

Por último, debo decir que no se dejó pasar a mi celda en la prisión ningún tratado de derecho penal. Sólo puedo disponer de este minúsculo código que me acaba de prestar un letrado, el valiente defensor de mis compañeros: doctor Baudilio Castellanos. De igual modo se prohibió que llegaran a mis manos los libros de Martí; parece que la censura de la prisión los consideró demasiado subversivos. ¿O será porque yo dije que Martí era el autor intelectual del 26 de Julio? Se impidió, además, que trajese a este juicio ninguna obra de consulta sobre cualquier otra materia. ¡No importa en absoluto! Traigo en el corazón las doctrinas del Maestro y en el pensamiento las nobles ideas de todos los hombres que han defendido la libertad de los pueblos.

Sólo una cosa voy a pedirle al tribunal; espero que me la conceda en compensación de tanto exceso y desafuero como ha tenido que sufrir este acusado sin amparo alguno de las leyes: que se respete mi derecho a expresarme con entera libertad. Sin ello no podrán llenarse ni las meras apariencias de justicia y el último eslabón sería, más que ningún otro, de ignominia y cobardía.

Confieso que algo me ha decepcionado. Pensé que el señor fiscal vendría con una acusación terrible, dispuesto a justificar hasta la saciedad la pretensión y los motivos por los cuales en nombre del derecho y de la justicia —y ¿de qué derecho y de qué justicia? —se me debe condenar a veintiséis años de prisión. Pero no. Se ha limitado exclusivamente a leer el artículo 148 del Código de Defensa Social, por el cual, más circunstancias agravantes, solicita para mí la respetable cantidad de veintiséis años de prisión. Dos minutos me parece muy poco tiempo para pedir y justificar que un hombre se pase a la sombra más de un cuarto de siglo. ¿Está por ventura el señor fiscal disgustado con el tribunal? Porque, según observo, su laconismo en este caso se da de narices con aquella solemnidad con que los señores magistrados declararon, un tanto orgullosos, que éste era un proceso de suma importancia, y yo he visto a los señores fiscales hablar diez veces más en un simple caso de drogas heroicas para solicitar que un ciudadano sea condenado a seis meses de prisión. El señor fiscal no ha pronunciado una sola palabra para respaldar su petición. Soy justo…, comprendo que es difícil, para un fiscal que juró ser fiel a la Constitución de la República, venir aquí en nombre de un gobierno inconstitucional, factual, estatuario, de ninguna legalidad y menos moralidad, a pedir que un joven cubano, abogado como él, quizás… tan decente como él, sea enviado por veintiséis años a la cárcel. Pero el señor fiscal es un hombre de talento y yo he visto personas con menos talento que él escribir largos mamotretos en defensa de esta situación. ¿Cómo, pues, creer que carezca de razones para defenderlo, aunque sea durante quince minutos, por mucha repugnancia que esto le inspire a cualquier persona decente? Es indudable que en el fondo de esto hay una gran conjura.

Señores magistrados: ¿Por qué tanto interés en que me calle? ¿Por qué, inclusive, se suspende todo género de razonamientos para no presentar ningún blanco contra el cual pueda yo dirigir el ataque de mis argumentos? ¿Es que se carece por completo de base jurídica, moral y política para hacer un planteamiento serio de la cuestión? ¿Es que se teme tanto a la verdad? ¿Es que se quiere que yo hable también dos minutos y no toque aquí los puntos que tienen a ciertas gentes sin dormir desde el 26 de julio’ Al circunscribirse la petición fiscal a la simple lectura de cinco líneas de un artículo del Código de Defensa Social, pudiera pensarse que yo me circunscriba a lo mismo y dé vueltas y más vueltas alrededor de ellas, como un esclavo en torno a una piedra de molino. Pero no aceptaré de ningún modo esa mordaza, porque en este juicio se está debatiendo algo más que la simple libertad de un individuo: se discute sobre cuestiones fundamentales de principios, se juzga sobre el derecho de los hombres a ser libres, se debate sobre las bases mismas de nuestra existencia como nación civilizada y democrática. Cuando concluya, no quiero tener que reprocharme a mí mismo haber dejado principio por defender, verdad es decir, ni crimen sin denunciar.

El famoso articulejo del señor fiscal no merece ni un minuto de réplica. Me limitaré, por el momento, a librar contra él una breve escaramuza jurídica, porque quiero tener limpio de minucias el campo para cuando llegue la hora de tocar el degüello contra toda la mentira, falsedad, hipocresía, convencionalismos y cobardía moral sin límites en que se basa esa burda comedia que, desde el 10 de marzo y aun antes del 10 de marzo, se llama en Cuba Justicia.

Es un principio elemental de derecho penal que el hecho imputado tiene que ajustarse exactamente al tipo de delito prescrito por la ley. Si no hay ley exactamente aplicable al punto controvertido, no hay delito.

El artículo en cuestión dice textualmente: “Se impondrá una sanción de privación de libertad de tres a diez años al autor de un hecho dirigido a promover un alzamiento de gentes armadas contra los Poderes Constitucionales del Estado. La sanción será de privación de libertad de cinco a veinte años si se llevase a efecto la insurrección.”

¿En qué país está viviendo el señor fiscal? ¿Quién le ha dicho que nosotros hemos promovido alzamiento contra los Poderes Constitucionales del Estado? Dos cosas resaltan a la vista. En primer lugar, la dictadura que oprime a la nación no es un poder constitucional, sino inconstitucional; se engendró contra la Constitución, por encima de la Constitución, violando la Constitución legítima de la República. Constitución legítima es aquella que emana directamente del pueblo soberano. Este punto lo demostraré plenamente más adelante, frente a todas las gazmoñerías que han inventado los cobardes y traidores para justificar lo injustificable. En segundo lugar, el artículo habla de Poderes, es decir, plural, no singular, porque está considerado el caso de una república regida por un Poder Legislativo, un Poder Ejecutivo y un Poder Judicial que se equilibran y contrapesan unos a otros. Nosotros hemos promovido rebelión contra un poder único, ilegítimo, que ha usurpado y reunido en uno solo los Poderes Legislativos y Ejecutivo de la nación, destruyendo todo el sistema que precisamente trataba de proteger el artículo del Código que estamos analizando. En cuanto a la independencia del Poder Judicial después del 10 de marzo, ni hablo siquiera, porque no estoy para bromas… Por mucho que se estire, se encoja o se remiende, ni una sola coma del artículo 148 es aplicable a los hechos del 26 de Julio. Dejémoslo tranquilo, esperando la oportunidad en que pueda aplicarse a los que sí promovieron alzamiento contra los Poderes Constitucionales del Estado. Más tarde volveré sobre el Código para refrescarle la memoria al señor fiscal sobre ciertas circunstancias que lamentablemente se le han olvidado.

Os advierto que acabo de empezar. Si en vuestras almas queda un latido de amor a la patria, de amor a la humanidad, de amor a la justicia, escucharme con atención. Sé que me obligarán al silencio durante muchos años; sé que tratarán de ocultar la verdad por todos los medios posibles; sé que contra mí se alzará la conjura del olvido. Pero mi voz no se ahogará por eso: cobra fuerzas en mi pecho mientras más solo me siento y quiero darle en mi corazón todo el calor que le niegan las almas cobardes.

Escuché al dictador el lunes 27 de julio, desde un bohío de las montañas, cuando todavía quedábamos dieciocho hombres sobre las armas. No sabrán de amarguras e indignaciones en la vida los que no hayan pasado por momentos semejantes. Al par que rodaban por tierra las esperanzas tanto tiempo acariciadas de liberar a nuestro pueblo, veíamos al déspota erguirse sobre él, más ruin y soberbio que nuca. El chorro de mentiras y calumnias que vertió en su lenguaje torpe, odioso y repugnante, sólo puede compararse con el chorro enorme de sangre joven y limpia que desde la noche antes estaba derramando, con su conocimiento, consentimiento, complicidad y aplauso, la más desalmada turba de asesinos que pueda concebirse jamás. Haber creído durante un solo minuto lo que dijo es suficiente falta para que un hombre de conciencia viva arrepentido y avergonzado toda la vida. No tenía ni siquiera, en aquellos momentos, la esperanza de marcarle sobre la frente miserable la verdad que lo estigmatice por el resto de sus días y el resto de los tiempos, porque sobre nosotros se cerraba ya el cerco de más de mil hombres, con armas de mayor alcance y potencia, cuya consigna terminante era regresar con nuestros cadáveres. Hoy, que ya la verdad empieza a conocerse y que termino con estas palabras que estoy pronunciando la misión que me impuse, cumplida a cabalidad, puedo morir tranquilo y feliz, por lo cual no escatimaré fustazos de ninguna clase sobre los enfurecidos asesinos.

Es necesario que me detengan a considerar un poco los hechos. Se dijo por el mismo gobierno que el ataque fue realizado con tanta precisión y perfección que evidenciaba la presencia de expertos militares en la elaboración del plan. ¡Nada más absurdo! El plan fue trazado por un grupo de jóvenes ninguno de los cuales tenía experiencia militar; y voy a revelar sus nombres, menos dos de ellos que no están ni muertos mi presos: Abel Santamaría, José Luis Tasende, Renato Guitart Rosell, Pedro Miret, Jesús Montané y el que les habla. La mitad han muerto, y en justo tributo a su memoria puedo decir que no eran expertos militares, pero tenían patriotismo suficiente para darles, en igualdad de condiciones, una soberana paliza a todos los generales del 10 de marzo juntos, que no son ni militares ni patriotas. Más difícil fue organizar, entrenar y movilizar hombres y armas bajo un régimen represivo que gasta millones de pesos en espionaje, soborno y delación, tareas que aquellos jóvenes y otros muchos realizaron con seriedad, discreción y constancia verdaderamente increíbles; y más meritorio todavía será siempre darle a un ideal todo lo que se tiene y, además, la vida.

La movilización final de hombres que vinieron a esta provincia desde los más remotos pueblos de toda la Isla, se llevó a cabo con admirable precisión y absoluto secreto. Es cierto igualmente que el ataque se realizó con magnífica coordinación. Comenzó simultáneamente a las 5:15 a.m., tanto en Bayamo como en Santiago de Cuba, y, uno a uno, con exactitud de minutos y segundos prevista de antemano, fueron cayendo los edificios que rodean el campamento. Sin embargo, en aras de la estricta verdad, aun cuando disminuya nuestro mérito, voy a revelar por primera vez también otro hecho que fue fatal: la mitad del grueso de nuestras fuerzas y la mejor armada, por un error lamentable se extravió a la entrada de la ciudad y nos faltó en el momento decisivo. Abel Santamaría, con veintiún hombres, había ocupado el Hospital Civil; iban también con él para atender a los heridos un médico y dos compañeras nuestras. Raúl Castro, con diez hombres, ocupó el Palacio de Justicia; y a mí me correspondió atacar el campamento con el resto, noventa y cinco hombres. Llegué con un primer grupo de cuarenta y cinco, precedido por una vanguardia de ocho que forzó la posta tres. Fue aquí precisamente donde se inició el combate, al encontrarse mi automóvil con una patrulla de recorrido exterior armada de ametralladoras. El grupo de reserva, que tenía casi todas las armas largas, pues las cortas iban a la vanguardia, tomó por una calle equivocada y se desvió por completo dentro de una ciudad que no conocían. Debo aclarar que no albergo la menor duda sobre el valor de esos hombres, que al verse extraviados sufrieron gran angustia y desesperación. Debido al tipo de acción que se estaba desarrollando y al idéntico color de los uniformes en ambas partes combatientes, no era fácil restablecer el contacto. Muchos de ellos, detenidos más tarde, recibieron la muerte con verdadero heroísmo.

Todo el mundo tenía instrucciones muy precisas de ser, ante todo, humanos en la lucha. Nunca un grupo de hombres armados fue más generoso con el adversario. Se hicieron desde los primeros momentos numerosos prisioneros, cerca de veinte en firme; y hubo un instante, al principio, en que tres hombres nuestros, de los que habían tomado la posta: Ramiro Valdés, José Suárez y Jesús Montané, lograron penetrar en una barraca y detuvieron durante un tipo a cerca de cincuenta soldados. Estos prisioneros declararon ante el tribunal, y todos sin excepción han reconocido que se les trató con absoluto respeto, sin tener que sufrir ni siquiera una palabra vejaminosa. Sobre este aspecto sí tengo que agradecerle algo, de corazón, al señor fiscal: que en el juicio donde se juzgó a mis compañeros, al hacer su informe, tuvo la justicia de reconocer como un hecho indudable el altísimo espíritu de caballerosidad que mantuvimos en la lucha.

La disciplina por parte del Ejército fue bastante mala. Vencieron en último término por el número, que les daba una superioridad de quince a uno, y por la protección que les brindaban las defensas de la fortaleza. Nuestros hombres tiraban mucho mejor y ellos mismos lo reconocieron. El valor humano fue igualmente alto de parte y parte.

Considerando las causas del fracaso táctico, aparte del lamentable error mencionado, estimo que fue una falta nuestra dividir la unidad de comandos que habíamos entrenado cuidadosamente. De nuestros mejores hombres y más audaces jefes, había veintisiete en Bayamo, veintiuno en el Hospital Civil y diez en el Palacio de Justicia; de haber hecho otra distribución, el resultado pudo haber sido distinto. El choque con la patrulla (totalmente casual, pues veinte segundos antes o veinte segundos después no habría estado en ese punto) dio tiempo a que se movilizara el campamento, que de otro modo habría caído en nuestras manos sin disparar un tiro, pues ya la posta estaba en nuestro poder. Por otra parte, salvo los fusiles calibre 22 que estaban bien provistos, el parque de nuestro lado era escasísimo. De haber tenido nosotros granadas de mano, no hubieran podido resistir quince minutos.

Cuando me convencí de que todos los esfuerzos eran ya inútiles para tomar la fortaleza, comencé a retirar nuestros hombres en grupos de ocho y de diez. La retirada fue protegida por seis francotiradores que, al mando de Pedro Miret y de Fidel Labrador, le bloquearon heroicamente el paso al Ejército. Nuestras pérdidas en la lucha habían sido insignificantes; el noventa y cinco por ciento de nuestros muertos fueron producto de la crueldad y la inhumanidad cuando aquélla hubo cesado. El grupo del Hospital Civil no tuvo más que una baja; el resto fue copado al situarse las tropas frente a la única salida del edificio, y sólo depusieron las armas cuando no les quedaba una bala. Con ellos estaba Abel Santamaría, el más generoso, querido e intrépido de nuestros jóvenes, cuya gloriosa resistencia lo inmortaliza ante al historia de Cuba. Ya veremos la suerte que corrieron y cómo quiso escarmentar Batista la rebeldía y heroísmo de nuestra juventud.

Nuestros planes eran proseguir la lucha en las montañas caso de fracasar el ataque al regimiento. Pude reunir otra vez, en Siboney, la tercera parte de nuestras fuerzas; pero ya muchos estaban desalentados. Unos veinte decidieron presentarse; ya veremos también lo que ocurrió con ellos. El resto, dieciocho hombres, con las armas y el parque que quedaban, me siguieron a las montañas. El terreno era totalmente desconocido para nosotros. Durante una semana ocupamos la parte alta de la cordillera de la Gran Piedra y el Ejército ocupó la base. Ni nosotros podíamos bajar ni ellos se decidieron a subir. No fueron, pues, las armas; fueron el hambre y la sed quienes vencieron la última resistencia. Tuve que ir disminuyendo los hombres en pequeños grupos; algunos consiguieron filtrarse entre las líneas del Ejército, otros fueron presentados por monseñor Pérez Serantes. Cuando sólo quedaban conmigo dos compañeros: José Suárez y Oscar Alcalde, totalmente extenuados los tres, al amanecer del sábado 1º de agosto, una fuerza del mando del teniente Sarría nos sorprendió durmiendo. Ya la matanza de prisioneros había cesado por la tremenda reacción que provocó en la ciudadanía, y este oficial, hombre de honor, impidió que algunos matones nos asesinasen en el campo con las manos atadas.

No necesito desmentir aquí las estúpidas sandeces que, para mancillar mi nombre, inventaron los Ugalde Carrillo y su comparsa, creyendo encubrir su cobardía, su incapacidad y sus crímenes. Los hechos están sobradamente claros.

Mi propósito no es entretener al tribunal con narraciones épicas. Todo cuanto he dicho es necesario para la comprensión más exacta de lo que diré después.

Quiero hacer constar dos cosas importantes para que se juzgue serenamente nuestra actitud. Primero: pudimos haber facilitado la toma del regimiento deteniendo simplemente a todos los altos oficiales en sus residencias, posibilidad que fue rechazada, por la consideración muy humana de evitar escenas de tragedia y de lucha en las casas de las familias. Segundo: se acordó no tomar ninguna estación de radio hasta tanto no se tuviese asegurado el campamento. Esta actitud nuestra, pocas veces vista por su gallardía y grandeza, le ahorró a la ciudadanía un río de sangre. Yo pude haber ocupado, con sólo diez hombres, una estación de radio y haber lanzado al pueblo a la lucha. De su ánimo no era posible dudar: tenía el último discurso de Eduardo Chibás en la CMQ, grabado con sus propias palabras, poemas patrióticos e himnos de guerra capaces de estremecer al más indiferente, con mayor razón cuando se está escuchando el fragor del combate, y no quise hacer uso de ellos, a pesar de lo desesperado de nuestra situación.

Se ha repetido con mucho énfasis por el gobierno que l pueblo no secundó el movimiento. Nunca había oído una afirmación tan ingenua y, al propio tiempo, tan llena de mala fe. Pretenden evidenciar con ello la sumisión y cobardía del pueblo; poco falta para que digan que respalda a la dictadura, y no saben cuánto ofenden con ello a los bravos orientales. Santiago de Cuba creyó que era una lucha entre soldados, y no tuvo conocimiento de lo que ocurría hasta muchas horas después. ¿Quién duda del valor, el civismo y el coraje sin límites del rebelde y patriótico pueblo de Santiago de Cuba? Si el Moncada hubiera caído en nuestras manos, ¡hasta las mujeres de Santiago de Cuba habrían empuñado las armas! ¡Muchos fusiles se los cargaron a los combatientes las enfermeras del Hospital Civil! Ellas también pelearon. Eso no lo olvidaremos jamás.

No fue nunca nuestra intención luchar con los soldados del regimiento, sino apoderarnos por sorpresa del control y de las armas, llamar al pueblo, reunir después a los militares e invitarlos a abandonar la odiosa bandera de la tiranía y abrazar la de la libertad, defender los grandes intereses de la nación y no los mezquinos intereses de un grupito; virar las armas y disparar contra los enemigos del pueblo, y no contra el pueblo, donde están sus hijos y sus padres; luchar junto a él, como hermanos que son, y no frente a él, como enemigos que quieren que sean; ir unidos en pos del único ideal hermosos y digno de ofrendarle la vida, que es la grandeza y felicidad de la patria. A los que dudan que muchos soldados se hubieran sumado a nosotros, yo les pregunto: ¿Qué cubano no ama la gloria? ¿Qué alma no se enciende en un amanecer de libertad?

El cuerpo de la Marina no combatió contra nosotros, y se hubiera sumado sin duda después. Se sabe que ese sector de las Fuerzas Armadas es el menos adicto a la tiranía y que existe entre sus miembros un índice muy elevado de conciencia cívica. Pero en cuanto al resto del Ejército nacional, ¿hubiera combatido contra el pueblo sublevado? Yo afirmo que no. El soldado es un hombre de carne y hueso, que piensa, que observa y que siente. Es susceptible a la influencia de las opiniones, creencias, simpatías y antipatías del pueblo. Si se le pregunta su opinión dirá que no puede decirla; pero eso no significa que carezca de opinión. Le afectan exactamente los mismos problemas que a los demás ciudadanos conciernen: subsistencia, alquiler, la educación de los hijos, el porvenir de éstos, etcétera. Cada familiar es un punto de contacto inevitable entre él y el pueblo y la situación presente y futura de la sociedad en que vive. Es necio pensar que porque un soldado reciba un sueldo del Estado, bastante módico, haya resuelto las preocupaciones vitales que le imponen sus necesidades, deberes y sentimientos como miembro de una familia y de una colectividad social.

Ha sido necesaria esta breve explicación porque es el fundamento de un hecho en que muy pocos han pensado hasta el presente: el soldado siente un profundo respeto por el sentimiento de la mayoría del pueblo. Durante el régimen de Machado, en la misma medida en que crecía la antipatía popular, decrecía visiblemente la fidelidad del Ejército, a extremos que un grupo de mujeres estuvo a punto de sublevar el campamento de Columbia. Pero más claramente prueba de esto un hecho reciente: mientras el régimen de Grau San Martín mantenía en el pueblo su máxima popularidad, proliferaron en el Ejército, alentadas por ex militares sin escrúpulos y civiles ambiciosos, infinidad de conspiraciones, y ninguna de ellas encontró eco en la masa de los militares.

El 10 de marzo tiene lugar en el momento en que había descendido hasta el mínimo el prestigio del gobierno civil, circunstancia que aprovecharon Batista y su camarilla. ¿Por qué no lo hicieron después del 1º de junio? Sencillamente porque si esperan que la mayoría de la nación expresase sus sentimientos en las urnas, ninguna conspiración hubiera encontrado eco en la tropa.

Puede hacerse, por tanto, una segunda afirmación: el Ejército jamás se ha sublevado contra un régimen de mayoría popular. Estas verdades son históricas, y si Batista se empeña en permanecer a toda costa en el poder contra la voluntad absolutamente mayoritaria de Cuba, su fin será más trágico que el de Gerardo Machado.

Puedo expresar mi concepto en lo que a las Fuerzas Armadas se refiere, porque hablé de ellas y las defendía cuando todos callaban, y no lo hice para conspirar ni por interés de ningún género, porque estábamos en plena normalidad constitucional, sino por meros sentimientos de humanidad y deber cívico. Era en aquel tiempo el periódico Alerta uno de los más leídos por la posición que mantenía entonces en la política nacional, y desde sus páginas realicé una memorable campaña contra el sistema de trabajos forzados a que estaban sometidos los soldados en las fincas privadas de los altos personajes civiles y militares, aportando datos, fotografías, películas y pruebas de todas clases con las que me presenté también ante los tribunales denunciando el hecho el día 3 de marzo de 1952. Muchas veces dije en esos escritos que era de elemental justicia aumentarles el sueldo a los hombres que prestaban sus servicios en las Fuerzas Armadas. Quiero saber de uno más que haya levantado su voz en aquella ocasión para protestar contra tal injusticia. No fue por cierto Batista y compañía, que vivía muy bien protegido en su finca de recreo con toda clase de garantías, mientras yo corría mil riesgos sin guardaespaldas ni armas.

Conforme lo defendí entonces, ahora, cuando todos callan otra vez, le digo que se dejó engañar miserablemente, y a la mancha, el engaño y la vergüenza del 10 de marzo, ha añadido la mancha y la vergüenza, mil veces más grande, de los crímenes espantosos e injustificables de Santiago de Cuba. Desde ese momento el uniforme del Ejército está horriblemente salpicado de sangre, y si en aquella ocasión dije ante el pueblo y denuncié ante los tribunales que había militares trabajando como esclavos en las fincas privadas, hoy amargamente digo que hay militares manchados hasta el pelo con la sangre de muchos jóvenes cubanos torturados y asesinados. Y digo también que si es para servir a la República, defender a la nación, respetar al pueblo y proteger al ciudadano, es justo que un soldado gane por lo menos cien pesos; pesos es para matar y asesinar, para oprimir al pueblo, traicionar la nación y defender los intereses de un grupito, no merece que la República se gaste ni un centavo en ejército, y el campamento de Columbia debe convertirse en una escuela e instalar allí, en vez de soldados, diez mil niños huérfanos.

Como quiero ser justo antes de todo, no puedo considerar a todos los militares solidarios de esos crímenes, esas manchas y esas vergüenzas que son obras de unos cuantos traidores y malvados, pero todo militar de honor y dignidad que ame su carrera y quiera su constitución, está en el deber de exigir y luchar para que esas manchas sean lavadas, esos engaños sean vengados y esas culpas sean castigadas si no quieren que ser militar sea para siempre una infamia en vez de un orgullo.

Claro que el 10 de marzo no tuvo más remedio que sacar a los soldados de las fincas privadas, pero fue para ponerlos a trabajar de reporteros, choferes, criados y guardaespaldas de toda la fauna de politiqueros que integran el partido de la dictadura. Cualquier jerarca de cuarta o quinta categoría se cree con derecho a que un militar le maneje el automóvil y le cuida las espaldas, cual si estuviesen temiendo constantemente un merecido puntapié.

Si existía en realidad un propósito reivindicador, ¿por qué no se les confiscaron todas las fincas y los millones a los que como Genovevo Pérez Dámera hicieron su fortuna esquilmando a los soldados, haciéndolos trabajar como esclavos y desfalcando los fondos de las Fuerzas Armadas? Pero no: Genovevo y los demás tendrán soldados cuidándolos en sus fincas porque en el fondo todos los generales del 10 de marzo están aspirando a hacer lo mismo y no pueden sentar semejante precedente.

El 10 de marzo fue un engaño miserable, sí… Batista, después de fracasar por la vía electoral él y su cohorte de politiqueros malos y desprestigiados, aprovechándose de su descontento, tomaron de instrumento al Ejército para trepar al poder sobre las espaldas de los soldados. Y yo sé que hay muchos hombres disgustados por el desengaño: se les aumentó el sueldo y después con descuentos y rebajas de toda clase se les volvió a reducir; infinidad de viejos elementos desligados de los institutos armados volvieron a filas cerrándoles el paso a hombres jóvenes, capacitados y valiosos; militares de mérito han sido postergados mientras prevalece el más escandaloso favoritismo con los parientes y allegados de los altos jefes. Muchos militares decentes se están preguntando a estas horas qué necesidad tenían las Fuerzas Armadas de cargar con la tremenda responsabilidad histórica de haber destrozado nuestra Constitución para llevar al poder a un grupo de hombres sin moral, desprestigiados, corrompidos, aniquilados para siempre políticamente y que no podían volver a ocupar un cargo público si no era a punta de bayoneta, bayoneta que no empuñan ellos…

Por otro lado, los militares están padeciendo una tiranía peor que los civiles. Se les vigila constantemente y ninguno de ellos tiene la menor seguridad en sus puestos: cualquier sospecha injustificada, cualquier chisme, cualquier intriga, cualquier confidencia es suficiente para que los trasladen, los expulsen o los encarcelen deshonrosamente. ¿No les prohibió Tabernilla en una circular conversar con cualquier ciudadano de la oposición, es decir, el noventa y nueve por ciento del pueblo?… ¡Qué desonfianza!… ¡Ni a las vírgenes vestales de Roma se les impuso semejante regla! Las tan cacareadas casitas para los soldados no pasan de trescientas en toda la Isla y, sin embargo, con lo gastado en tanques, cañones y armas había para fabricarle una casa a cada alistado; luego, lo que le importa a Batista no es proteger al Ejército, sino que el Ejército lo proteja a él; se aumenta su poder de opresión y de muerte, pero esto no es mejorar el bienestar de los hombres. Guardias triples, acuartelamiento constante, zozobra perenne, enemistad de la ciudadanía, incertidumbre del porvenir, eso es lo que se le ha dado al soldado, o lo que es lo mismo: “Muere por el régimen, soldado, dale tu sudor y tu sangre, te dedicaremos un discurso y un ascenso póstumo (cuando ya no te importe), y después… seguiremos viviendo bien y haciéndonos ricos; mata, atropella, oprime al pueblo, que cuando el pueblo se canse y esto se acabe, tú pagarás nuestros crímenes y nosotros nos iremos a vivir como príncipes en el extranjero; y si volvemos algún día, no toques, no toques tú ni tus hijos en la puerta de nuestros palacetes, porque seremos millonarios y los millonarios no conocen a los pobres. Mata, soldado, oprime al pueblo, contra ese pueblo que iba a librarlos a ellos inclusive de la tiranía, la victoria hubiera sido del pueblo. El señor fiscal estaba muy interesado en conocer nuestras posibilidades de éxito. Esas posibilidades se basaban en razones de orden técnico y militar y de orden social. Se ha querido establecer el mito de las armas modernas como supuesto de toda imposibilidad de lucha abierta y frontal del pueblo contra la tiranía. Los desfiles militares y las exhibiciones aparatosas de equipos bélicos, tienen por objeto fomentar este mito y crear en la ciudadanía un complejo de absoluta impotencia. Ningún arma, ninguna fuerza es capaz de vencer a un pueblo que se decide a luchar por sus derechos. Los ejemplos históricos a luchar por sus derechos. Los ejemplos históricos pasados y presentes son incontables. Está bien reciente el caso de Bolivia, donde los mineros, con cartuchos de dinamita, derrotaron y aplastaron a los regimientos del ejército regular. Pero los cubanos, por suerte, no tenemos que buscar ejemplos en otro país, porque ninguno tan elocuente y hermoso como el de nuestra propia patria. Durante la guerra del 95 había en Cuba cerca de medio millón de soldados españoles sobre las armas, cantidad infinitamente superior a la que podía oponer la dictadura frente a una población cinco veces mayor. Las armas del ejército español eran sin comparación más modernas y poderosas que las de los mambises; estaba equipado muchas veces con artillería de campaña, y su infantería usaba el fusil de retrocarga similar al que usa todavía la infantería moderna. Los cubanos no disponían por lo general de otra arma que los machetes, porque sus cartucheras estaban casi siempre vacías. Hay un pasaje inolvidable de nuestra guerra de independencia narrado por el general Miró Argenter, jefe del Estado Mayor de Antonio Maceo, que pude traer copiado en esta notica para no abusar de la memoria.

“La gente bisoña que mandaba Pedro Delgado, en su mayor parte provista solamente de machete, fue diezmada al echarse encima de los sólidos españoles, de tal manera, que no es exagerado afirmar que de cincuenta hombres, cayeron la mitad. Atacaron a los españoles con los puños ¡sin pistola, sin machete y si cuchillo! Escudriñando las malezas de Río Hondo, se encontraron quince muertos más del partido cubano, sin que de momento pudiera señalarse a qué cuerpo pertenecían. No presentaban ningún vestigio de haber empuñado el arma: el vestuario estaba completo, y pendiente de la cintura no tenían más que el vaso de lata; a dos pasos de allí, el caballo exánime, con el equipo intacto. Se reconstruyó el pasaje culminante de la tragedia: esos hombres, siguiendo a su esforzado jefe, el teniente coronel Pedro Delgado, habían obtenido la palma del heroísmo; se arrojaron sobre las bayonetas con las manos solas: el ruido del metal, que sonaba en torno a ellos, era el golpe del vaso de beber al dar contra el muñón de la montura. Maceo se sintió conmovido, él, tan acostumbrado a ver la muerte en todas las posiciones y aspectos, y murmuró este panegírico: “Yo nunca había visto eso; gente novicia que ataca inerme a los españoles ¡con el vaso de beber agua por todo utensilio! ¡Y yo le daba el nombre de impedimenta!”…”

¡Así luchan los pueblos cuando quieren conquistar su libertad: les tiran piedras a los aviones y viran los tanques boca arriba!

Una vez en poder nuestro la ciudad de Santiago de Cuba, hubiéramos puesto a los orientales inmediatamente en pie de guerra. A Bayamo se atacó precisamente para situar nuestras avanzadas junto al río Cauto. No se olvide nunca que esta provincia que hoy tiene millón y medio de habitantes, es sin duda la más guerrera y patriótica de Cuba; fue ella la que mantuvo encendida la lucha por la independencia durante treinta años y le dio el mayor tributo de sangre, sacrificio y heroísmo. En Oriente se respira todavía el aire de la epopeya gloriosa y, al amanecer, cuando los gallos cantan como clarines que tocan diana llamando a los soldados y el sol se eleva radiante sobre las empinadas montañas, cada día parece que va a ser otra vez el de Yara o el de Baire.

Dije que las segundas razones en que se basaba nuestra posibilidad de éxito eran de orden social. ¿Por qué teníamos la seguridad de contar con el pueblo? Cuando hablamos de pueblo no entendemos por tal a los sectores acomodados y conservadores de la nación, a los que viene bien cualquier régimen de opresión, cualquier dictadura, cualquier despotismo, postrándose ante el amo de turno hasta romperse la frente contra el suelo. Entendemos por pueblo, cuando hablamos de lucha, la gran masa irredenta, a la que todos ofrecen y a la que todos engañan y traicionan, la que anhela una patria mejor y más digna y más justa; la que está movida por ansias digna y más justa; la que está movida por ansias ancestrales de justicia por haber padecido la injusticia y la burla generación tras generación, la que ansía grandes y sabias transformaciones en todos los órdenes y está dispuesta a dar para lograrlo, cuando crea en algo o en alguien, sobre todo cuando crea suficientemente en sí misma, hasta la última gota de sangre. La primera condición de la sinceridad y de la buena fe en un propósito, es hacer precisamente lo que nadie hace, es decir, hablar con entera claridad y sin miedo. Los demagogos y los políticos de profesión quieren obrar el milagro de estar bien en todo y con todos, engañando necesariamente a todos en todo. Los revolucionarios han de proclamar sus ideas valientemente, definir sus principios y expresar sus intenciones para que nadie se engañe, ni amigos ni enemigos.

Nosotros llamamos pueblo si de lucha se trata, a los seiscientos mil cubanos que están sin trabajo deseando ganarse el pan honradamente sin tener que emigrar de su patria en busca de sustento; a los quinientos mil obreros del campo que habitan en los bohíos miserables, que trabajan cuatro meses al año y pasan hambre el resto compartiendo con sus hijos la miseria, que no tienen una pulgada de tierra para sembrar y cuya existencia debiera mover más a compasión si no hubiera tantos corazones de piedra; a los cuatrocientos mil obreros industriales y braceros cuyos retiros, todos, están desfalcados, cuyas conquistas les están arrebatando, cuyas viviendas son las infernales habitaciones de las cuarterías, cuyos salarios pasan de las manos del patrón a las del garrotero, cuyo futuro es la rebaja y el despido, cuya vida es el trabajo perenne y cuyo descanso es la tumba; a los cien mil agricultores pequeños, que viven y mueren trabajando una tierra que no es suya, contemplándola siempre tristemente como Moisés a la tierra prometida, para morirse sin llegar a poseerla, que tienen que pagar por sus parcelas como siervos feudales una parte de sus productos, que no pueden amarla, ni mejorarla, ni embellecerla, planta un cedro o un naranjo porque ignoran el día que vendrá un alguacil con la guardia rural a decirles que tienen que irse; a los treinta mil maestros y profesores tan abnegados, sacrificados y necesarios al destino mejor de las futuras generaciones y que tan mal se les trata y se les paga; a los veinte mil pequeños comerciantes abrumados de deudas, arruinados por la crisis y rematados por una plaga de funcionarios filibusteros y venales; a los diez mil profesionales jóvenes: médicos, ingenieros, abogados, veterinarios, pedagogos, dentistas, farmacéuticos, periodistas, pintores, escultores, etcétera, que salen de las aulas con sus títulos deseosos de lucha y llenos de esperanza para encontrarse en un callejón sin salida, cerradas todas las puertas, sordas al clamor y a la súplica. ¡Ése es el pueblo, cuyos caminos de angustias están empedrados de engaños y falsas promesas, no le íbamos a decir: “Te vamos a dar”, sino: “¡Aquí tienes, lucha ahora con toda tus fuerzas para que sean tuyas la libertad y la felicidad!”

En el sumario de esta causa han de constar las cinco leyes revolucionarias que serían proclamadas inmediatamente después de tomar el cuartel Moncada y divulgadas por radio a la nación. Es posible que el coronel Chaviano haya destruido con toda intención esos documentos, pero si él los destruyó, yo los conservo en la memoria.

La primera ley revolucionaria devolvía al pueblo la soberanía y proclamaba la Constitución de 1940 como la verdadera ley suprema del Estado, en tanto el pueblo decidiese modificarla o cambiarla, y a los efectos de su implantación y castigo ejemplar a todos los que la habían traicionado, no existiendo órganos de elección popular para llevarlo a cabo, el movimiento revolucionario, como encarnación momentánea de esa soberanía, única fuente de poder legislativo, asumía todas las facultades que le son inherentes a ella, excepto de legislar, facultad de ejecutar y facultad de juzgar.

Esta actitud no podía ser más diáfana y despojada de chocherías y charlatanismos estériles: u gobierno aclamado por la masa de combatientes, recibiría todas las atribuciones necesarias para proceder a la implantación efectiva de la voluntad popular y de la verdadera justicia. A partir de ese instante, el Poder Judicial, que se ha colocado desde el 10 de marzo frente a al Constitución y fuera de la Constitución, recesaría como tal Poder y se procedería a su inmediata y total depuración, antes de asumir nuevamente las facultades que le concede la Ley Suprema de la República. Sin estas medidas previas, la vuelta a la legalidad, poniendo su custodia en manos que claudicaron deshonrosamente, sería una estafa, un engaño y una traición más.

La segunda ley revolucionaria concedía la propiedad inembargable e instransferible de la tierra a todos los colonos, subcolonos, arrendatarios, aparceros y precaristas que ocupasen parcelas de cinco o menos caballerías de tierra, indemnizando el Estado a sus anteriores propietarios a base de la renta que devengarían por dichas parcelas en un promedio de diez años.

La tercera ley revolucionaria otorgaba a los obreros y empleados el derecho a participar del treinta por ciento de las utilidades en todas las grandes empresas industriales, mercantiles y mineras, incluyendo centrales azucareros. Se exceptuaban las empresas meramente agrícolas en consideración a otras leyes de orden agrario que debían implantarse.

La cuarta ley revolucionaria concedía a todos los colonos el derecho a participar del cincuenta y cinco por ciento del rendimiento de la caña y cuota mínima de cuarenta mil arrobas a todos los pequeños colonos que llevasen tres o más años de establecidos.

La quinta ley revolucionaria ordenaba la confiscación de todos los bienes a todos los malversadores de todos los gobiernos y a sus causahabientes y herededor en cuanto a bienes percibidos por testamento o abintestato de procedencia mal habida, mediante tribunales especiales con facultades plenas de acceso a todas las fuentes de investigación, de intervenir a tales efectos las compañías anónimas inscriptas en el país o que operen en él donde puedan ocultarse bienes malversados y de solicitar de los gobiernos extranjeros extradición de personas y embargo de bienes. La mitad de los bienes recobrados pasarían a engrosar las cajas de los retiros obreros y la otra mitad a los hospitales, asilos y casas de beneficencia.

Se declaraba, además, que la política cubana en América sería de estrecha solidaridad con los pueblos democráticos del continente y que los perseguidos políticos de las sangrientas tiranías que oprimen a las naciones hermanas, encontrarían en la patria de Martí, no como hoy, persecución, hambre y traición, sino asilo generoso, hermandad y pan. Cuba debía ser baluarte de libertad y no eslabón vergonzoso de despotismo.

Estas leyes serían proclamadas en el acto y a ellas seguirían, una vez terminada la contienda y previo estudio minucioso de su contenido y alcance, otra serie de leyes y medidas también fundamentales como la reforma agraria, la reforma integral de la enseñanza y la nacionalización del trust eléctrico y el trust telefónico, devolución al pueblo del exceso ilegal que han estado cobrando en sus tarifas y pago al fisco de todas las cantidades que han burlado a la hacienda pública.

Todas estas pragmáticas y otras estarían inspiradas en el cumplimiento estricto de dos artículos esenciales de nuestra Constitución, uno de los cuales manda que se proscriba el latifundio y, a los efectos de su desaparición, la ley señale el máximo de extensión de tierra que cada persona o entidad pueda poseer para cada tipo de explotación agrícola, adoptando medidas que tiendan a revertir la tierra al cubano; y el otro ordena categóricamente al Estado emplear todos los medios que estén a su alcance para proporcionar ocupación a todo el que carezca de ella y asegurar a cada trabajador manual o intelectual una existencia decorosa. Ninguna de ellas podrá ser tachada por tanto de inconstitucional. El primer gobierno de elección popular que surgiere inmediatamente después, tendría que respetarlas, no sólo porque tuviese un compromiso moral con la nación, sino porque los pueblos cuando alcanzan las conquistas que han estado anhelando durante varias generaciones, no hay fuerza en el mundo capaz de arrebatárselas.

El problema de la tierra, el problema de la industrialización, el problema de la vivienda, el problema del desempleo, el problema de la educación y el problema de la salud del pueblo; he ahí concretados los seis puntos a cuya solución se hubieran encaminado resueltamente nuestros esfuerzos, junto con la conquista de las libertades públicas y la democracia política.

Quizás luzca fría y teórica esta exposición, si no se conoce la espantosa tragedia que está viviendo el país en estos seis órdenes, sumada a la más humillante opresión política.

El ochenta y cinco por ciento de los pequeños agricultores cubanos está pagando renta y vive bajo la perenne amenaza del desalojo de sus parcelas. Más de la mitad de las mejores tierras de producción cultivadas está en manos extranjeras. En Oriente, que es la provincia más ancha, las tierras de la United Fruit Company y la West Indies unen la costa norte con la costa sur. Hay doscientas mil familias campesinas que no tienen una vara de tierra donde sembrar unas viandas para sus hambrientos hijos y, en cambio, permanecen sin cultivar, en manos de poderosos intereses, cerca de trescientas mil caballerías de tierras productivas. Si Cuba es un país eminentemente agrícola, si su población es en gran parte campesina, si la ciudad depende del campo, si el campo hizo la independencia, si la grandeza y prosperidad de nuestra nación depende de un campesinado saludable y vigoroso que ame y sepa cultivar la tierra, de un Estado que lo proteja y lo oriente, ¿cómo es posible que continúe este estado de cosas?

Salvo unas cuantas industrias alimenticias, madereras y textiles, Cuba sigue siendo una factoría productora de materia prima. Se exporta azúcar para importar caramelos, se exportan cueros para importar zapatos,. se exporta hierro para importar arados… Todo el mundo está de acuerdo en que la necesidad de industrializar el país es urgente, que hacen falta industrias químicas, que hay que mejorar las crías, los cultivos, la técnica y elaboración de nuestras industrias alimenticias para que puedan resistir la competencia ruinosa que hacen las industrias europeas de queso, leche condensada, licores y aceites y las de conservas norteamericanas, que necesitamos barcos mercantes, que el turismo podría ser una enorme fuente de riquezas; pero los poseedores del capital exigen que los obreros pasen bajo las horcas caudinas, el Estado se cruza de brazos y la industrialización espera por las calendas griegas.

Tan grave o peor es la tragedia de la vivienda. Hay en Cuba doscientos mil bohíos y chozas; cuatrocientas mil familias del campo y de la ciudad viven hacinadas en barracones, cuarterías y solares sin las más elementales condiciones de higiene y salud; dos millones doscientas mil personas de nuestra población urbana pagan alquileres que absorben entre un quinto y un tercio de sus ingresos; y dos millones ochocientas mil de nuestra población rural y suburbana carecen de luz eléctrica. Aquí ocurre lo mismo: si el Estado se propone rebajar los alquileres, los propietarios amenazan con paralizar todas las construcciones; si el Estado se abstiene, construyen mientras pueden percibir un tipo elevado de renta, después no colocan una piedra más aunque el resto de la población viva a la intemperie. Otro tanto hace el monopolio eléctrico: extiende las líneas hasta el punto donde pueda percibir una utilidad satisfactoria, a partir de allí no le importa que las personas vivan en las tinieblas por el resto de sus días. El Estado se cruza de brazos y el pueblo sigue sin casas y sin luz.

Nuestro sistema de enseñanza se complementa perfectamente con todo lo anterior: ¿Es un campo donde el guajiro no es dueño de la tierra para qué se quieren escuelas agrícolas? ¿En una ciudad donde no hay industrias para qué se quieren escuelas técnicas o industriales? Todo está dentro de la misma lógica absurda: no hay ni una cosa ni otra. En cualquier pequeño país de Europa existen más de doscientas escuelas técnicas y de artes industriales; en Cuba, no pasan de seis y los muchachos salen con sus títulos sin tener dónde emplearse. A las escuelitas públicas del campo asisten descalzos, semidesnudos y desnutridos, menos de la mitad de los niños en edad escolar y muchas veces el maestro quien tiene que adquirir con su propio sueldo el material necesario. ¿Es así como puede hacerse una patria grande?

De tanta miseria sólo es posible liberarse con la muerte; y a eso sí los ayuda el Estado: a morir. El noventa por ciento de los niños del campo está devorado por parásitos que se les filtran desde la tierra por las uñas de los pies descalzos. La sociedad se conmueve ante la noticia del secuestro o el asesinato de una criatura, pero permanece criminalmente indiferente ante el asesinato en masa que se comete con tantos miles y miles de niños que mueren todos los años por falta de recursos, agonizando entre los estertores del dolor, y cuyos ojos inocentes, ya en ellos el brillo de la muerte, parecen mirar hacia lo infinito como pidiendo perdón para el egoísmo humano y que no caiga sobre los hombres la maldición de Dios. Y cuando un padre de familia trabaja cuatro meses la año, ¿con qué puede comprar ropas y medicinas a sus hijos? Crecerán raquíticos, a los treinta años no tendrán una pieza sana en la boca, habrán oído diez millones de discursos, y morirán al fin de miseria y decepción. El acceso a los hospitales del Estado, siempre repletos, sólo es posible mediante la recomendación de un magnate político que le exigirá al desdichado su voto y el de toda su familia para que Cuba siga siempre igual o peor.

Con tales antecedentes, ¿cómo no explicarse que desde el mes de mayo al de diciembre un millón de personas se encuentren sin trabajo y que Cuba, con una población de cinco millones y medio de habitantes, tenga actualmente más desocupados que Francia e Italia con una población de más de cuarenta millones cada una?

Cuando vosotros juzgáis a un acusado por robo, señores magistrados, no le preguntáis cuánto tiempo lleva sin trabajo, cuántos hijos tiene, qué días de la semana comió y qué días no comió, no os preocupáis en absoluto por las condiciones sociales del medio donde vive: lo enviáis a la cárcel sin más contemplaciones. Allí no van los ricos que queman almacenes y tiendas para cobrar las pólizas de seguro, aunque se quemen también algunos seres humanos, porque tienen dinero de sobra para pagar abogados y sobornar magistrados. Enviáis a la cárcel al infeliz que roba por hambre, pero ninguno de los cientos de ladrones que han robado millones al Estado durmió nunca una noche tras las rejas: cenáis con ellos a fin de año en algún lugar aristocrático y tienen vuestro respeto. En Cuba, cuando un funcionario se hace millonario de la noche a la mañana y entra en la cofradía de los ricos, puede ser recibido con las mismas palabras de aquel opulento personaje de Balzac, Taillefer, cuando brindó por el joven que acababa de heredar una inmensa fortuna: “¡Señores, bebamos al poder del oro! El señor Valentín, seis veces millonario, actualmente acaba de ascender al trono. Es rey, lo puede todo, está por encima de todo, como sucede a todos los ricos. En lo sucesivo la igualdad ante la ley, consignada al frente de la Constitución, será un mito para él, no estará sometido a las leyes, sino que las leyes se le someterá. Para los millonarios no existen tribunales ni sanciones.”

El porvenir de la nación y la solución de sus problemas no pueden seguir dependiendo del interés egoísta de una docena de financieros, de los fríos cálculos sobre ganancias que tracen en sus despachos de aire acondicionado diez o doce magnates. El país no puede seguir de rodillas implorando los milagros de unos cuantos becerros de oro que, como aquél del Antiguo Testamento que derribó la ira del profeta, no hacen milagros de ninguna clase. Los problemas de la República sólo tienen solución si nos dedicamos a luchar por ella con la misma energía, honradez y patriotismo que invirtieron nuestros libertadores en crearla. Y no es con estadistas al estilo de Carlos Saladrigas, cuyo estadismo consiste en dejarlo todo tal cual está y pasarse la vida farfullando sandeces sobre la “libertad absoluta de empresa”, “garantías al capital de inversión” y la “ley de la oferta y la demanda”, como habrán de resolverse tales problemas. En un palacete de la Quinta Avenida, estos ministros pueden charlar alegremente hasta que no quede ya ni el polvo de los huesos de los que hoy reclaman soluciones urgentes. Y en el mundo actual ningún problema social se resuelve por generación espontánea.

Un gobierno revolucionario con el respaldo del pueblo y el respeto de la nación después de limpiar las instituciones de funcionarios venales y corrompidos, procedería inmediatamente a industrializar el país, movilizando todo el capital inactivo que pasa actualmente de mil quinientos millones a través del Banco Nacional y el Banco de Fomento Agrícola e Industrial y sometiendo la magna tarea al estudio, dirección, planificación y realización por técnicos y hombres de absoluta competencia, ajenos por completo a los manejos de la política.

Un gobierno revolucionario, después de asentar sobre sus parcelas con carácter de dueños a los cien mil agricultores pequeños que hoy pagan rentas, procedería a concluir definitivamente el problema de la tierra, primero: estableciendo como ordena la Constitución un máximo de extensión para cada tipo de empresa agrícola y adquiriendo el exceso por vía de expropiación, reivindicando las tierras usurpadas al Estado, desecando marismas y terrenos pantanosos, plantando enormes viveros y reservando zonas para la repoblación forestal; segundo: repartiendo el resto disponible entre familias campesinas con preferencia a las más numerosas, fomentando cooperativas de agricultores para la utilización común de equipos de mucho costo, frigoríficos y una misma dirección profesional técnica en el cultivo y la crianza y facilitando, por último, recursos, equipos, protección y conocimientos útiles al campesinado.

Un gobierno revolucionario resolvería el problema de la vivienda rebajando resueltamente el cincuenta por ciento de los alquileres, eximiendo de toda contribución a las casas habitadas por sus propios dueños, triplicando los impuestos sobre las casas alquiladas, demoliendo las infernales cuarterías para levantar en su lugar edificios modernos de muchas plantas y financiando la construcción de viviendas en toda la Isla en escala nunca vista, bajo el criterio de que si lo ideal en el campo es que cada familia posea su propia parcela, lo ideal en la ciudad es que cada familia viva en su propia casa o apartamento. Hay piedra suficiente y brazos de sobra para hacerle a cada familia cubana una vivienda decorosa. Pero si seguimos esperando por los milagros del becerro de oro, pasarán mil años y el problema estará igual. Por otra parte, las posibilidades de llevar corriente eléctrica hasta el último rincón de la Isla son hoy mayores que nunca, por cuanto es ya una realidad la aplicación de la energía nuclear a esa rama de la industria, lo cual abaratará enormemente su costo de producción.

Con estas tres iniciativas y reformas el problema del desempleo desaparecería automáticamente y la profilaxis y al lucha contra las enfermedades sería tarea mucho más fácil.

Finalmente, un gobierno revolucionario procedería a la reforma integral de nuestra enseñanza, poniéndola a tono con las iniciativas anteriores, para preparar debidamente a las generaciones que están llamadas a vivir en una patria más feliz. No se olviden las palabras del Apóstol: “Se está cometiendo en […] América Latina un error gravísimo: en pueblos que viven casi por completo de los productos del campo, se educa exclusivamente para la vida urbana y no se les prepara para la vida campesina.” “El pueblo más feliz es el que tenga mejor educados a sus hijos, en la instrucción del pensamiento y en la dirección de los sentimientos.” “Un pueblo instruido será siempre fuerte y libre.”

Pero el alma de la enseñanza es el maestro, y a los educadores en Cuba se les paga miserablemente; no hay, sin embargo, ser más enamorado de su vocación que el maestro cubano. ¿Quién no aprendió sus primeras letras en una escuelita pública? Basta ya de estar pagando con limosnas a los hombres y mujeres que tienen en sus manos la misión más sagrada del mundo de hoy y del mañana, que es enseñar. Ningún maestro debe ganar menos de doscientos pesos, como ningún profesor de segunda enseñanza debe ganar menos de trescientos cincuenta, si queremos que se dediquen enteramente a su elevada misión, si tener que vivir asediados por toda clase de mezquinas privaciones. Debe concedérseles además a los maestros que desempeñan su función en el campo, el uso gratuito de los medios de transporte; y a todos, cada cinco años por lo menos, un receso en sus tareas de seis meses con sueldo, para que puedan asistir a cursos especiales en el país o en el extranjero, poniéndose al día en los últimos conocimientos pedagógicos y mejorando constantemente sus programas y sistemas. ¿De dónde sacar el dinero necesario? Cuando no se lo roben, cuando no haya funcionarios venales que se dejen sobornar por las grandes empresas con detrimento del fisco, cuando los inmensos recursos de la nación estén movilizados y se dejen de comprar tanques, bombarderos y cañones en este país sin fronteras, sólo para guerrear contra el pueblo, y se le quiera educar en vez de matar, entonces habrá dinero de sobra.

Cuba podría albergar espléndidamente una población tres veces mayor; no hay razón, pues, para que exista miseria entre sus actuales habitantes. Los mercados debieran estar abarrotados de productos; las despensas de las casas debieran estar llenas; todos los brazos podrían estar produciendo laboriosamente. No, eso no es inconcebible. Lo inconcebible es que haya hombres que se acuesten con hambre mientras quede una pulgada de tierra sin sembrar; lo inconcebible es que haya niños que mueran sin asistencia médica, lo inconcebible es que el treinta por ciento de nuestros campesinos no sepan firmar, y el noventa y nueve por ciento no sepa de historia de Cuba; lo inconcebible es que la mayoría de las familias de nuestros campos estén viviendo en peores condiciones que los indios que encontró Colón al descubrir la tierra más hermosa que ojos humanos vieron.

A los que me llaman por esto soñador, les digo como Martí: “El verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber; y ése es […] el único hombre práctico cuyo sueño de hoy será la ley de mañana, porque el que haya puesto los ojos en las entrañas universales y visto hervir los pueblos, llameantes y ensangrentados, en la artesa de los siglos, sabe que el porvenir, sin una sola excepción, está del lado del deber.”

Únicamente inspirados en tan elevados propósitos, es posible concebir el heroísmo de los que cayeron en Santiago de Cuba. Los escasos medios materiales con que hubimos de contar, impidieron el éxito seguro. A los soldados les dijeron que Prío nos había dado un millón de pesos; querían desvirtuar el hecho más grave para ellos: que nuestro movimiento no tenía relación alguna con el pasado, que era una nueva generación cubana con sus propias ideas, la que se erguía contra la tiranía, de jóvenes que no tenían apenas siete años cuando Batista comenzó a cometer sus primeros crímenes en el año 34. La mentira del millón no podía ser más absurda: si con menos de veinte mil pesos armamos cientos sesenta y cinco hombres y atacamos un regimiento y un escuadrón, con un millón de pesos hubiéramos podido armar ocho mil hombres, atacar cincuenta regimientos, cincuenta escuadrones, y Ugalde Carrillo no se habría enterado hasta el domingo 26 de julio a las 5_15 de la mañana. Sépase que por cada uno que vino a combatir, se quedaron veinte perfectamente entrenados que no vinieron porque no había armas. Esos hombres desfilaron por las calles de La Habana con la manifestación estudiantil en el Centenario de Martí y llenaban seis cuadras en masa compacta. Doscientos más que hubieran podido venir o veinte granadas de mano en nuestro poder, y tal vez le habríamos ahorrado a este honorable tribunal tantas molestias.

Los políticos se gastan en sus campañas millones de pesos sobornando conciencias, y un puñado de cubanos que quisieron salvar el honor de la patria tuvo que venir a afrontar la muerte con las manos vacías por falta de recursos. Eso explica que al país lo hayan gobernado hasta ahora, no hombres generosos y abnegados, sino el bajo mundo de la politiquería, el hampa de nuestra vida pública.

Con mayor orgullo que nunca digo que consecuentes con nuestros principios, ningún político de ayer nos vi tocar a sus puertas pidiendo un centavo, que nuestros medios se reunieron con ejemplos de sacrificios que no tienen paralelo, como el de aquel joven, Elpidio Sosa, que vendió su empleo y se me presentó un día con trescientos pesos “para la causa”; Fernando Chenard, que vendió sus aparatos de su estudio fotográfico, con el que se ganaba la vida; Pedro Marrero, que empeñó su sueldo de muchos meses y fue preciso prohibirle que vendería también los muebles de su casa; Oscar Alcalde, que vendió su laboratorio de productos farmacéuticos; Jesús Montané, que entregó el dinero que había ahorrado durante más de cinco años; y así por el estilo muchos más, despojándose cada cual de lo poco que tenía.

Hace falta tener una fe muy grande en su patria para proceder así, y estos recuerdos de idealismo me llevaron directamente al más amargo capítulo de esta defensa: el precio que les hizo pagar la tiranía por querer librar a Cuba de la opresión y la injusticia.

¡Cadáveres amados los que un día
Ensueños fuisteis de la patria mía,
Arrojad, arrojad sobre mi frente
Polvo de vuestros huesos carcomidos!
¡Tocad mi corazón con vuestras manos!
¡Gemid a mis oídos!
¡Cada uno ha de ser de mis gemidos
Lágrimas de uno más de los tiranos!
¡Andad a mi rencor; vagad en tanto
Que mi ser vuestro espíritu recibe
Y dadme de las tumbas el espanto,
Que es poco ya para llorar el llanto
Cuando en infame esclavitud se vive!

Multiplicad por diez el crimen del 27 de noviembre de 1871 y tendréis los crímenes monstruosos y repugnantes del 26, 27, 28 y 29 de julio de 1953 en Oriente. Los hechos están recientes todavía, pero cuando los años pasen y el cielo de la patria se despeje, cuando los ánimos exaltados se aquieten y el miedo no turbe los espíritus, se empezará a ver en toda su espantosa realidad la magnitud de la masacre, y las generaciones venideras volverán aterrorizadas los ojos hacia este acto de barbarie sin precedentes en nuestra historia. Pero no quiero que la ira me ciegue, porque necesito toda la claridad de mi mente y la serenidad del corazón destrozado para exponer los hechos tal como ocurrieron, con toda sencillez, antes que exagerar el dramatismo, porque siento vergüenza, como cubano, que unos hombres sin entrañas, con sus crímenes incalificables, hayan deshonrado nuestra patria ante el mundo.

No fue nunca el tirano Batista un hombre de escrúpulos que vacilara antes de decir al pueblo la más fantástica mentira. Cuando quiso justificar el traidor cuartelazo del 10 de marzo, inventó un supuesto golpe militar que habría de ocurrir en el mes de abril y que “él quiso evitar para que no fuera sumida en sangre la república”, historieta ridícula que no creyó nadie; y cuando quiso sumir en sangre la república y ahogar en el terror, la tortura y el crimen la justa rebeldía de una juventud que no quiso ser esclava suya, inventó entonces mentiras más fantásticas todavía. ¡Qué poco respeto se le tiene a un pueblo, cuando se le trata de engañar tan miserablemente! El mismo día que fui detenido, yo asumí públicamente la responsabilidad del movimiento armado del 26 de julio, y si una sola de las cosas que dijo el dictador contra nuestros combatientes en su discurso del 27 de julio hubiese sido cierta, bastaría para haberme quitado la fuerza moral en el proceso. Sin embargo, ¿por qué no se me llevó al juicio? ¿Por qué falsificaron certificados médicos? ¿Por qué se violaron todas las leyes del procedimiento y se descartaron escandalosamente todas las órdenes del tribunal? ¿Por qué se hicieron cosas nunca vistas en ningún proceso público a fin de evitar a toda costa mi comparecencia? Yo en cambio hice lo indecible por estar presente, reclamando del tribunal que se me llevase al juicio en cumplimiento estricto de las leyes, denunciando las maniobras estricto de las leyes, denunciando para impedirlo; quería discutir con ellos frente a frente y cara a cara. Ellos no quisieron: ¿Quién temía la verdad y quién no la temía?

Las cosas que afirmó el dictador desde el polígono del campamento de Columbia, serían dignas de risa si no estuviesen tan empapadas de sangre. Dijo que los atacantes eran un grupo de mercenarios entre los cuales había numerosos extranjeros; dijo que la parte principal del plan era un atentado contra él —él, siempre él—, como si los hombres que atacaron el baluarte del Moncada no hubieran podido matarlo a él y a veinte como él, de haber estado conformes con semejantes métodos; dijo que el ataque había sido fraguado por el ex presidente Prío y con dinero suyo, y se ha comprobado ya hasta la saciedad la ausencia absoluta de toda relación entre este movimiento y el régimen pasado; dijo que estábamos armados de ametralladoras y granadas de mano, y aquí los técnicos del Ejército han declarado que sólo teníamos una ametralladora degollado a la posta, y ahí han aparecido en el sumario los certificados de defunción y los certificados médicos correspondientes a todos los soldados muertos o heridos, de donde resulta que ninguno presentaba lesiones de arma blanca. Pero sobre todo, lo más importante, dijo que habíamos acuchillado a los enfermos del Hospital Militar, y los médicos de ese mismo hospital, ¡nada menos que los médicos del Ejército!, han declarado en el juicio que ese edificio nunca estuvo ocupado por nosotros, que ningún enfermo fue muerto o herido y que sólo hubo allí una baja, correspondiente a un empleado sanitario que se asomó imprudentemente por una ventana.

Cuando un jefe de Estado o quien pretende serlo hace declaraciones al país, no habla por hablar: alberga siempre algún propósito, persigue siempre un efecto, lo anima siempre una intención. Si ya nosotros habíamos sido militarmente vencidos, si ya no significábamos un peligro real para la dictadura, ¿por qué se nos calumniaba de ese modo? Si no está claro que era un discurso sangriento, si no es evidente que se pretendía justificar los crímenes que se estaban cometiendo desde la noche anterior y que se irían a cometer después, que hablen por mí los números: el 27 de julio, en su discurso desde el polígono militar, Batista dijo que los atacantes habíamos tenido treinta y dos muertos; al finalizar la semana los muertos ascendían a más de ochenta. ¿En qué batallas, en qué lugares, en qué combates murieron esos jóvenes? Antes de hablar Batista se habían asesinado más de veinticinco prisioneros; después que habló Batista se asesinaron cincuenta.

¡Qué sentido del honor tan grande el de esos militares modestos, técnicos y profesionales del Ejército, que al comparecer ante el tribunal no desfiguraron los hechos y emitieron sus informes ajustándose a la estricta verdad! ¡Ésos sí son militares que honran el uniforme, ésos sí son hombres! Ni el militar verdadero ni el verdadero hombre es capaz fe manchar su vida con la mentira o el crimen. Yo sé que están terriblemente indignados con los bárbaros asesinatos que se cometieron, yo sé que sienten con repugnancia y vergüenza el olor a sangre homicida que impregna hasta la última piedra del cuartel Moncada.

Emplazo al dictador a que repita ahora, si puede, sus ruines calumnias por encima del testimonio de esos honorables militares, lo emplazo a que justifique ante el pueblo de Cuba su discurso del 27 de julio, ¡que no se calle, que hable!, que digan quiénes son los asesinos, los despiadados, los inhumanos, que diga si la Cruz de Honor que fue a ponerles en el pecho a los héroes de la masacre era para premiar los crímenes repugnantes que se cometieron; que asuma desde ahora la responsabilidad ante la historia y no pretenda decir después que fueron los soldados sin órdenes suyas, que explique a la nación los setenta asesinatos; ¡fue mucha la sangre! La nación necesita una explicación, la nación lo demanda, la nación lo exige.

Se sabía que en 1933, al finalizar el combate del hotel Nacional, algunos oficiales fueron asesinados después de rendirse, lo cual motivó una enérgica protesta de la revista Bohemia; se sabía también que después de capitulado el fuerte de Atarés las ametralladoras de los sitiadores barrieron una fila de prisioneros y que un soldado, preguntando quién era Blas Hernández, lo asesinó disparándole un tiro en pleno rostro, soldado que en premio de su cobarde acción fue ascendido a oficial. Era conocido que el asesinato de prisioneros está fatalmente unido en la historia de Cuba al nombre de Batista. ¡Torpe ingenuidad nuestra que no lo comprendimos claramente! Sin embargo, en aquellas ocasiones los hechos ocurrieron en cuestión de minutos, no más que lo de una ráfaga de ametralladoras cuando los ánimos estaban todavía exaltados, aunque nunca tendrá justificación semejante proceder.

No fue así en Santiago de Cuba. Aquí todas las formas de crueldad, ensañamiento y barbarie fueron sobrepasadas. No se mató durante un minuto, una hora o un día entero, sino que en una semana completa, los golpes, las torturas, los lanzamientos de azotea y los disparos no cesaron un instante como instrumentos de exterminio manejados por artesanos perfectos del crimen. El cuartel Moncada se convirtió en un taller de tortura y de muerte, y unos hombres indignos convirtieron el uniforme militar en delantales de carniceros. Los muros se salpicaron de sangre; en las paredes las balas quedaron incrustadas con fragmentos de piel, sesos y cabellos humanos, chamusqueados por los disparos a boca de jarro, y el césped se cubrió de oscura y pegajosa sangre. Las manos criminales que rigen los destinos de Cuba habían escrito para los prisioneros a la entrada de aquel antro de muerte, la inscripción del infierno: “Dejad toda esperanza.”

No cubrieron ni siquiera las apariencias, no se preocuparon lo más mínimo por disimular lo que estaban haciendo: creían haber engañado al pueblo con sus mentiras y ellos mismos terminaron engañándose. Se sintieron amos y señores del universo, dueños absolutos de la vida y la muerte humana. Así, el susto de la madrugada lo disiparon en un festín de cadáveres, en una verdadera borrachera de sangre.

Las crónicas de nuestra historia, que arrancan cuatro siglos y medio atrás, nos cuentan muchos hechos de crueldad, desde las matanzas de indios indefensos, las atrocidades de los piratas que asolaban las costas, las barbaridades de los guerrilleros en la lucha de la independencia, los fusilamientos de prisioneros cubanos por el ejército de Weyler, los horrores del machadato, hasta los crímenes de marzo del 35; pero con ninguno se escribió una página sangrienta tan triste y sombría, por el número de víctimas y por la crueldad de sus victimarios, como en Santiago de Cuba. Sólo un hombre en todos esos siglos ha manchado de sangre dos épocas distintas de nuestra existencia histórica y ha clavado sus garras en la carne de dos generaciones de cubanos. Y para derramar este río de sangre sin precedentes esperó que estuviésemos en el Centenario del Apóstol y acabada de cumplir cincuenta años la república que tantas vidas costó para la libertad, porque pesa sobre un hombre que había gobernado ya como amo durante once largos años este pueblo que por tradición y sentimiento ama la libertad y repudie el crimen con toda su alma, un hombre que no ha sido, además, ni leal, ni sincero, ni honrado, ni caballero un solo minuto de su vida pública.

No fue suficiente la traición de enero de 1934, los crímenes de marzo de 1935, y los cuarenta millones de fortuna que coronaron la primera etapa; era necesaria la traición de marzo de 1952, los crímenes de julio de 1953 y los millones que sólo el tiempo dirá. Dante dividió su infierno en nueve círculos: puso en el séptimo a los criminales, puso en el octavo a los ladrones y puso en el noveno a los traidores. ¡Duro dilema el que tendrían los demonios para buscar un sitio adecuado al alma de este hombre… si este hombre tuviera alma! Quien alentó los hechos atroces de Santiago de Cuba, no tiene entrañas siquiera.

Conozco muchos detalles de la forma en que se realizaron esos crímenes por boca de algunos militares que,. llenos de vergüenza, me refirieron las escenas de que habían sido testigos.

Terminado el combate se lanzaron como fieras enfurecidas sobre la ciudad de Santiago de Cuba y contra la población indefensa saciaron las primeras iras. En plena calle y muy lejos del lugar donde fue la lucha le atravesaron el pecho de un balazo a un niño inocente que jugaba junto a la puerta de su casa, y cuando el padre se acercó para recogerlo, le atravesaron la frente con oro balazo. Al “Niño” Cala, que iba para su casa con un cartucho de pan en las manos, lo balacearon sin mediar palabra. Sería interminable referir los crímenes y atropellos que se cometieron contra la población civil. Y si de esta forma actuaron con los que no habían participado en la acción, ya puede suponerse la horrible suerte que corrieron los prisioneros participantes o que ellos creían que habían participado: porque así como en esta causa involucraron a muchas personas ajenas por completo a los hechos, así también mataron a muchos de los prisioneros detenidos que no tenían nada que ver con el ataque; éstos no están incluidos en las cifras de víctimas que han dado, las cuales se refieren exclusivamente a los hombres nuestros. Algún día se sabrá el número total de inmolados.

El primer prisionero asesinado fue nuestro médico, el doctor Mario Muñoz, que no llevaba armas ni uniforme y vestía su bata de galeno, un hombre generoso y competente que hubiera atendido con la misma devoción tanto al adversario como al amigo herido. En el camino del Hospital Civil al cuartel le dieron un tiro por la espalda y allí lo dejaron tendido boca abajo en un charco de sangre. Pero la matanza en masa de prisioneros no comenzó hasta pasadas las 3:00 de la tarde. Hasta esa hora esperaron órdenes. Llegó entonces de La Habana el general Martín Díaz Tamayo, quien trajo instrucciones concretas salidas de una reunión donde se encontraban Batista, el jefe del Ejército, el jefe del SIM, el propio Díaz Tamayo y oros. Dijo que “era una vergüenza y un deshonor para el Ejército haber tenido en el combate tres veces más bajas que los atacantes y que había que matar diez prisioneros por cada soldado muerto”. ¡Ésta fue la orden!.

En todo grupo humano hay hombres que bajos instintos, criminales natos, bestias portadoras de todos los atavismos ancestrales revestidas de forma humana, monstruos refrenados por la disciplina y el hábito social, pero que si se les da a beber sangre en un río no cesarán hasta que los haya secado. Lo que estos hombres necesitan precisamente era esa orden. En sus manos precio lo mejor de Cuba: lo más valiente, lo más honrado, lo más idealista. El tirano los llamó mercenarios, y allí estaban ellos muriendo como héroes en manos de hombres que cobran un sueldo de la República y que con las armas que ella les entregó para que la defendieran sirven los intereses de una pandilla y asesinan a los mejores ciudadanos.

En medio de las torturas les ofrecían la vida si traicionando su posición ideológica se prestaban a declarar falsamente que Prío les había dado el dinero, y como ellos rechazaban indignados la proposición, continuaban torturándolos horriblemente. Les trituraron los testículos y les arrancaron los ojos, pero ninguno claudicó, ni se oyó un lamento ni una súplica: aun cuando los habían privado de sus órganos viriles, seguían siendo mil veces más hombres que todos sus verdugos juntos. Las fotografías no mientan y esos cadáveres aparecen destrozados. Ensayaron otros medios; no podían con el valor de los hombres y probaron el valor de las mujeres. Con un ojo humano ensangrentado en las manos se presentaron un sargento y varios hombres en el calabozo donde se encontraban las compañeras Melba Hernández y Haydée Santamaría, y dirigiéndose a la última mostrándole el ojo, le dijeron: “Este es de tu hermano, si tú no dices lo que no quiso decir, le arrancaremos el otro.” Ella, que quería a su valiente hermano por encima de todas las cosas, les contestó llena de dignidad: “Si ustedes le arrancaron un ojo y él no lo dijo, mucho menos lo diré yo.” Más tarde volvieron y las quemaron en los brazos con colillas encendidas, hasta que por último, llenos de despecho, le dijeron nuevamente a la joven Haydée Santamaría: “Ya no tienes novio porque te lo hemos matado también.” Y ella les contestó imperturbable otra vez: “Él no está muerto, porque morir por la patria es vivir.” Nunca fue puesto en un lugar tan alto de heroísmo y dignidad el nombre de la mujer cubana.

No respetaron ni siquiera a los heridos en el combate que estaban recluidos en distintos hospitales de la ciudad, adonde los fueron a buscar como buitres que siguen la presa. En el Centro Gallego penetraron hasta el salón de operaciones en el instante mismo que recibían transfusión de sangre dos heridos graves; los arrancaron de las mesas y como no podían estar en pie, los llevaron arrastrando hasta la planta baja donde llegaron cadáveres.

No pudieron hacer lo mismo en la Colonia Española, donde estaban recluidos los compañeros Gustavo Arcos y José Ponce, porque se los impidió valientemente el doctor Posada diciéndoles que tendrían que pasar sobre su cadáver.

A Pedro Miret, Abelardo Crespo y Fidel Labrador les inyectaron aire y alcanfor en las venas para matarlos en el Hospital Militar. Deben sus vidas al capitán Tamayo, médico del Ejército y verdadero militar de honor, que a punta de pistola se los arrebató a los verdugos y los trasladó al Hospital Civil. Estos cinco jóvenes fueron los únicos heridos que pudieron sobrevivir.

Por las madrugadas eran sacados del campamento grupos de hombres y trasladados en automóviles a Siboney, La Maya, Songo y otros lugares, donde se les bajaba atados y amordazados, ya deformados por las torturas, para matarlos en parajes solitarios. Después los hacían constar como muertos en combate con el Ejército. Esto lo hicieron durante varios días y muy pocos prisioneros de los que iban siendo detenidos sobrevivieron. A muchos los obligaron antes a cavar su propia sepultura. Uno de los jóvenes, cuando realizaba aquella operación, se volvió y marcó en el rostro con la pica a uno de los asesinos. A otros, inclusive, los enterraron vivos con las manos atadas a la espalda. Muchos lugares solitarios sirven de cementerio a los valientes. Solamente en el campo de tiro del Ejército hay cinco enterrados. Algún día serán desenterrados y llevados en hombros del pueblo hasta el monumento que, junto a la tumba de Martí, la patria libre habrá de levantarles a los “Mártires del Centenario”.

El último joven que asesinaron en la zona de Santiago de Cuba fue Marcos Martí. Lo habían detenido en una cueva en Siboney el jueves 30 por la mañana junto con el compañero Ciro Redondo. Cuando los llevaban caminando por la carretera con los brazos en alto, le dispararon al primero un tiro por la espalda y ya en el suelo lo remataron con varias descargas más. Al segundo lo condujeron hasta el campamento; cuando lo vio el comandante Pérez Chaumont exclamó: “¡Y a éste para qué me lo han traído!” El tribunal pudo escuchar la narración del hecho por boca de este joven que sobrevivió gracias a lo que Pérez Chaumont llamó “una estupidez de los soldados”.

La consigna era general en toda la provincia. Diez días después del 26, un periódico de esta ciudad publicó la noticia de que, en la carretera de Manzanillo a Bayamo, habían aparecido dos jóvenes ahorcados. Más tarde se supo que eran los cadáveres de Hugo Camejo y Pedro Véliz. Allí también ocurrió algo extraordinario; las víctimas eran tres; los habían sacado del cuartel de Manzanillo a las 2:00 de la madrugada; en un punto de la carretera los bajaron y después de golpearlos hasta hacerles perder el sentido, los estrangularon con una soga. Pero cuando ya los habían dejado por muertos, uno de ellos, Andrés García, recobró el sentido, buscó refugio en casa de un campesino y gracias a ello también el tribunal pudo conocer con todo lujo de detalles el crimen. Este joven fue el único sobreviviente de todos los prisioneros que se hicieron en la zona de Bayamo.

Cerca del río Cauto, en un lugar conocido por Barrancas, yacen en el fondo de un pozo ciego los cadáveres de Raúl de Aguiar, Armando Valle y Andrés Valdés, asesinados a medianoche en el camino de Alto Cedro a Palma Soriano por el sargento Montes de Oca, jefe de puesto del cuartel de Miranda, el cabo Maceo y el teniente jefe de Alto Cedro, donde aquéllos fueron detenidos.

En los anales del crimen merece mención de honor el sargento Eulalio González, del cuartel Moncada, apodado “El Tigre”. Este hombre no tenía después el menor empacho para jactarse de sus tristes hazañas. Fue él quien con sus propias manos asesinó a nuestro compañero Abel Santamaría. Pero no estaba satisfecho. Un día en que volvía de la prisión de Boniato, en cuyos patios sostiene una cría de gallos finos, montó el mismo ómnibus donde viajaba la madre de Abel. Cuando aquel monstruo comprendió de quien se trataba, comenzó a referir en alta voz sus proezas y dijo bien alto para que lo oyera la señora vestida de luto: “Pues yo sí saqué muchos ojos y pienso seguirlos sacando.” Los sollozos de aquella madre ante la afrenta cobarde que le infería el propio asesino de su hijo, expresan mejor que ninguna palabra el oprobio moral sin precedentes que está sufriendo nuestra patria. A esas mismas madres, cuando iban al cuartel Moncada preguntando por sus hijos, con cinismo inaudito les contestaban: “¡Cómo no, señora!; vaya a verlo al hotel Santa Ifigenia donde se lo hemos hospedado.” ¡O Cuba no es Cuba, o los responsables de estos hechos tendrán que sufrir un escarmiento terrible! Hombres desalmados que insultaban groseramente al pueblo cuando se quitaban los sombreros al paso de los cadáveres de los revolucionarios.

Tantas fueron las víctimas que todavía el gobierno no se ha atrevido a dar las listas completas, saben que las cifras no guardan proporción alguna. Ellos tienen los nombres de todos los muertos porque antes de asesinar a los prisioneros les tomaban las generales. Todo ese largo trámite de identificación a través del Gabinete Nacional fue pura pantomima; y hay familias que no saben todavía la suerte de sus hijos. Si ya han pasado casi tres meses, ¿por qué no se dice la última palabra?

Quiero hacer constar que a los cadáveres se les registraron los bolsillos buscando hasta el último centavo y se les despojó de las prendas personales, anillos y relojes, que hoy están usando descaradamente los asesinos.

Gran parte de lo que acabo de referir ya lo sabíais vosotros, señores magistrados, por las declaraciones de mis compañeros. Pero véase cómo no han permitido venir a este juicio a muchos testigos comprometedores y que en cambio asistieron a las sesiones del otro juicio. Faltaron, por ejemplo, todas las enfermeras del Hospital Civil, pese a que están aquí al lado nuestro, trabajando en el mismo edificio donde se celebra esta sesión; no las dejaron comparecer para que no pudieran afirmar ante el tribunal, contestando a mis preguntas, que aquí fueron detenidos veinte hombres vivos, además del doctor Mario Muñoz. Ellos temían que el interrogatorio a los testigos yo pudiese hacer deducir por escrito testimonios muy peligrosos.

Pero vino el comandante Pérez Chaumont y no pudo escapar. Lo que ocurrió con este héroe de batallas contra hombres sin armas y maniatados, da idea de lo que hubiera pasado en el Palacio de Justicia si no me hubiesen secuestrado del proceso. Le pregunté cuántos hombres nuestros habían muerto en sus célebres combates de Siboney. Titubeó. Le insistí, y me dijo por fin que veintiuno. Como yo sé que esos combates no ocurrieron nunca, le pregunté cuántos heridos habíamos tenido. Me contestó que ninguno: todos eran muertos. Por eso, asombrado, le repuse que si el Ejército estaba usando armas atómicas. Claro que donde hay asesinados a boca de jarro no hay heridos. Le pregunté después cuántas bajas había tenido el Ejército. Me contestó que dos heridos. Le pregunté por último que si alguno de esos heridos había muerto, y me dijo que no. Esperé. Desfilaron más tarde todos los heridos del Ejército y resultó que ninguno lo había sido en Siboney. Ese mismo comandante Pérez Chaumont, que apenas se ruborizaba de haber asesinado veintiún jóvenes indefensos, ha construido en la playa de Ciudamar un palacio que vale más de cien mil pesos. Sus ahorritos en sólo unos meses de marzato. ¡Y si eso ha ahorrado el comandante, cuánto habrán ahorrado los generales!.

Señores magistrados: ¿Dónde están nuestros compañeros detenidos los días 26, 27, 28 y 29 de julio, que se sabe pasaban de sesenta en la zona de Santiago de Cuba? solamente tres y las dos muchachas han comparecido, los demás sancionados fueron todos detenidos más tarde. ¿Dónde están nuestros compañeros heridos? Solamente cinco han aparecido: al resto lo asesinaron también. Las cifras son irrebatibles. Por aquí, en cambio, han desfilado veinte militares que fueron prisioneros nuestros y que según sus propias palabras no recibieron ni una ofensa. Por aquí han desfilado treinta heridos del Ejército, muchos de ellos en combates callejeros, y ninguno fue rematado. Si el Ejército tuvo diecinueve muertos y treinta heridos, ¿cómo es posible que nosotros hayamos tenido ochenta muertos y cinco heridos? ¿Quién vio nunca combates de veintiún muertos y ningún herido como los famosos de Pérez Chaumont?

Ahí están las cifras de bajas en los recios combates de la Columna Invasora en la guerra del 95, tanto aquellos en que salieron victoriosas como en los que fueron vencidas las armas cubanas: combate de Los Indios, en Las Villas: doce heridos, ningún muerto; combate de Mal Tiempo: cuatro muertos, veintitrés heridos; combate de Calimete: dieciséis muertos, sesenta y cuatro heridos; combate de La Palma: treinta y nueve muertos, ochenta y ocho heridos; combate de Cacarajícara: cinco muertos, trece heridos; combate del Descanso: cuatro muertos, cuarenta y cinco heridos; combate de San Gabriel del Lombillo: dos muertos, dieciocho heridos… en todos absolutamente el número de heridos es dos veces, tres veces y hasta diez veces mayor que el de muertos. No existían entonces los modernos adelantos de la ciencia médica que disminuyen la proporción de muertos. ¿Cómo puede explicarse la fabulosa proporción de dieciséis muertos por un herido, si no es rematando a éstos en los mismos hospitales y asesinando después a los indefensos prisioneros? Estos números hablan sin réplica posible.

“Es una vergüenza y un deshonor para el Ejército haber tenido en el combate tres veces más bajas que los atacantes; hay que matar diez prisioneros por cada soldado muerto…” Ése es el concepto que tienen del honor los cabos furrieles ascendidos a generales del 10 de marzo, y ése es el honor que le quieren imponer al Ejército nacional. Honor falso, honor fingido, honor de apariencia que se basa en la mentira, la hipocresía y el crimen; asesinos que amasan con sangre una careta de honor. ¿Quién les dijo que morir peleando es un deshonor? ¿Quién les dijo que el honor de un Ejército consiste en asesinar heridos y prisioneros de guerra?

En las guerras los ejércitos que asesinan a los prisioneros se han ganado siempre el desprecio y la execración del mundo. Tamaña cobardía no tiene justificación ni aun tratándose de enemigos de la patria invadiendo el territorio nacional. Como escribió un libertador de la América del Sur, “ni la más estricta obediencia militar puede cambiar la espada del soldado en cuchilla de verdugo.” El militar de honor no asesina al prisionero indefenso después del combate, sino que lo respeta; no remata al herido, sino que lo ayuda; impide el crimen y si no puede impedirlo hace como aquel capitán español que al sentir los disparos con que fusilaban a los estudiantes quebró indignado su espada y renunció a seguir sirviendo a aquel ejército.

Los que asesinaron a los prisioneros no se comportaron como dignos compañeros de los que murieron. Yo vi muchos soldados combatir con magnífico valor, como aquéllos de la patrulla que dispararon contra nosotros sus ametralladoras en un combate casi cuerpo a cuerpo o aquel sargento que desafiando la muerte se apoderó de la alarma para movilizar el campamento. Unos están vivos, me alegro; otros están muertos; sólo siento que hombres valerosos caigan defendiendo una mala causa. Cuando Cuba sea libre, debe respetar, amparar y ayudar también a las mujeres y los hijos de los valientes que cayeron frente a nosotros. Ellos son inocentes de las desgracias de Cuba, ellos son otras tantas víctimas de esta nefasta situación.

Pero el honor que ganaron los soldados para las armas murieron en combate lo mancillaron los generales mandando asesinar prisioneros después del combate. Hombres que se hicieron generales de la madrugada al amanecer sin haber disparado un tiro, que compraron sus estrellas con alta traición a la República, que mandan asesinar los prisioneros de un combate en que no participaron: ésos son los generales del 10 de marzo, generales que no habrían servido ni para arrear las mulas que cargaban la impedimenta del Ejército de Antonio Maceo.

Si el Ejército tuvo tres veces más bajas que nosotros fue porque nuestros hombres estaban magníficamente entrenados, como ellos mismos dijeron, y porque se habían tomado medidas tácticas adecuadas como ellos mismos reconocieron. Si el Ejército no hizo un papel más brillante, si fue totalmente sorprendido pese a los millones que se gasta el SIM en espionaje, si sus granadas de mano no explotaron porque estaban viejas, se debe a que tiene generales como Martín Díaz Tamayo y coroneles como Ugalde Carrillo y Alberto del Río Chaviano. No fueron diecisiete traidores metidos en las filas del Ejército como el 10 de marzo, sino ciento sesenta y cinco hombres que atravesaron la Isla de un extrema a otro para afrontar la muerte a cara descubierta. Si esos jefes hubieran tenido honor militar habrían renunciado a sus cargos en vez de lavar su vergüenza y su incapacidad personal en la sangre de los prisioneros.

Matar prisioneros indefensos y después decir que fueron muertos en combate, ésa es toda la capacidad militar de los generales del 10 de marzo. Así actuaban en los años más crueles de nuestra guerra de independencia los peores matones de Valeriano Weyler. Las Crónicas de la guerra nos narran el siguiente pasaje: “El día 23 de febrero entró en Punta Brava el oficial Baldomero Acosta con alguna caballería, al tiempo que, por el camino opuesto, acudía un pelotón del regimiento Pizarro al mando de un sargento, allí conocido por Barriguilla. Los insurrectos cambiaron algunos tiros con la gente de Pizarro, y se retiraron por el camino que une a Punta Brava con el caserío de Guatao. A los cincuenta hombres de Pizarro seguía una compañía de voluntarios de Marianao y otra del cuerpo de Orden Público, al mando del capitán Calvo […] Siguieron marcha hacia Guatao, y al penetrar la vanguardia en el caserío se inició la matanza contra el vecindario pacífico; asesinaron a doce habitantes del lugar. […] Con la mayor celeridad la columna que mandaba el capitán Calvo, echó mano a todos os vecinos que corrían por el pueblo, y amarrándolos fuertemente en calidad de prisioneros de guerra, los hizo marchar para La Habana. […] No saciados aún con los atropellos cometidos en las afueras de Guatao, llevaron a remate otra bárbara ejecución que ocasionó la muerte a uno de los presos y terribles heridas a los demás. El marqués de Cervera, militar palatino y follón, comunicó a Weyler la costosísima victoria obtenida por las armas españolas; pero el comandante Zugasti, hombre de pundonor, denunció al gobierno lo sucedido, y calificó de asesinatos de vecinos pacíficos las muertes perpetradas por el facineroso capitán Calvo y el sargento Barriguilla.

“La intervención de Weyler en este horrible suceso y su alborozo al conocer los pormenores de la matanza, se descubre de un modo palpable en el despacho oficial que dirigió al ministro de la Guerra a raíz de la cruenta inmolación. “Pequeña columna organizada por comandante militar Marianao con fuerzas de la guarnición, voluntarios y bomberos a las órdenes del capitán Calvo de Orden público, batió, destrozándolas, partidas de Villanueva y Baldomero Acosta cerca de Punta Brava (Guatao), causándoles veinte muertos, que entregó, para su enterramiento al alcalde Guatao, haciéndoles quince prisioneros, entre ellos un herido […] y suponiendo llevan muchos heridos; nosotros tuvimos un herido grave, varios leves y contusos. Weyler”.”

¿En qué se diferencia este parte de guerra de Weyler de los partes del coronel Chaviano dando cuenta de las victorias del comandante Pérez Chaumont? Sólo en que Weyler comunicó veinte muertos y Chaviano comunicó veintiuno; Weyler menciona un soldado herido en sus filas, Chaviano menciona dos; Weyler habla de un herido y quince prisioneros en el campo enemigo, Chaviano no habla de heridos ni prisioneros.

Igual que admiré el valor de los soldados que supieron morir, admiro y reconozco que muchos militares se portaron dignamente y no se mancharon las manos en aquella orgía de sangre. No pocos prisioneros que sobrevivieron les deben la vida a la actitud honorable de militares como el teniente Sarría, el teniente Camps, el capitán Tamayo y otros que custodiaron caballerosamente a los detenidos. Si hombres como ésos no hubiesen salvado en parte el honor de las Fuerzas Armadas, hoy sería más honroso llevar arriba un trapo de cocina que un uniforme.

Para mis compañeros muertos no clamo venganza. Como sus vidas no tenían precio, no podrían pagarlas con las suyas todos los criminales juntos. No es con sangre como pueden pagarse las vidas de los jóvenes que mueren por el bien de un pueblo; la felicidad de ese pueblo es el único precio digno que puede pagarse por ellas.

Mis compañeros, además, no están ni olvidados ni muertos; viven hoy más que nunca y sus matadores han de ver aterrorizados cómo surge de sus cadáveres heroicos el espectro victorioso de su ideas. Que hable por mí el Apóstol: “Hay un límite al llanto sobre las sepulturas de los muertos, y es el amor infinito a la patria y a la gloria que se jura sobre sus cuerpos, y que no teme ni se abata ni se debilita jamás; porque los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra.”

[…] Cuando se muere
En brazos de la patria agradecida,
La muerte acaba, la prisión se rompe;
¡Empieza, al fin, con el morir, la vida!

Hasta aquí me he concretado casi exclusivamente a los hechos. Como no olvido que estoy delante de un tribunal de justicia que me juzga, demostraré ahora que únicamente de nuestra parte está el derecho y que la sanción impuesta a mis compañeros y la que se pretende imponerme no tiene justificación ante la razón, ante la sociedad y ante la verdadera justicia.

Quiero ser personalmente respetuoso con los señores magistrados y os agradezco que no veáis en la rudeza de mis verdades ninguna animadversión contra vosotros. Mis razonamientos van encaminados sólo a demostrar lo falso y erróneo de la posición adoptada en la presente situación por todo el Poder Judicial, del cual cada tribunal no es más que una simple pieza obligada a marchar, hasta cierto punto, por el mismo sendero que traza la máquina, sin que ellos justifique, desde luego, a ningún hombre a actuar contra sus principios. Sé perfectamente que la máxima responsabilidad le cabe a la alta oligarquía que sin un gesto digno se plegó servilmente a los dictados del usurpador traicionando a la nación y renunciando a la independencia del Poder Judicial. Excepciones honrosas han tratado de remendar el maltrecho honor con votos particulares, pero el gesto de la exigua minoría apenas ha trascendido, ahogado por actitudes de mayorías sumisas y ovejunas. Este fatalismo, sin embargo, no me impedirá exponer la razón que me asiste. Si el traerme ante este tribunal no es más que pura comedia para darle apariencia de legalidad y justicia a lo arbitrario, estoy dispuesto a rasgar con mano firme el velo infame que cubre tanta desvergüenza. Resulta curioso que los mismos que me traen ante vosotros para que se me juzgue y condene no han acatado una sola orden de este tribunal.

Si este juicio, como habéis dicho, es el más importante que se ha ventilado ante un tribunal desde que se instauró la República, lo que yo diga aquí quizás se pierda en la conjura de silencio que me ha querido imponer la dictadura, pero sobre lo que vosotros hagáis, la posteridad volverá muchas veces los ojos. Pensad que ahora estáis juzgando a un acusado, pero vosotros, a su vez, seréis juzgados no una vez, sino muchas, cuantas veces el presente sea sometido a la crítica demoledora del futuro. Entonces lo que yo diga aquí se repetirá muchas veces, no porque se haya escuchado de mi boca, sino porque el problema de la justicia es eterno, y por encima de las opiniones de los jurisconsultos y teóricos, el pueblo tiene de ella un profundo sentido. Los pueblos poseen una lógica sencilla pero implacable, reñida con todo lo absurdo y contradictorio, y si alguno, además, aborrece con toda su alma el privilegio y la desigualdad, ése es el pueblo cubano. Sabe que la justicia se representa con una doncella, una balanza y una espada. Si la ve postrarse cobarde ante unos y blandir furiosamente el arma sobre otros, se la imaginará entonces como una mujer prostituida esgrimiendo un puñal. Mi lógica, es la lógica sencilla del pueblo.

Os voy a referir una historia. Había una vez una república. Tenía su Constitución, sus leyes, sus libertades, Presidente, Congreso, tribunales; todo el mundo podría reunirse, asociarse, hablar y escribir con entera libertad. El gobierno no satisfacía al pueblo, pero el pueblo podía cambiarlo y ya sólo faltaban unos días para hacerlo. Existía una opinión pública respetada y acatada y todos los problemas de interés colectivo eran discutidos libremente. Había partidos políticos, horas doctrinales de radio, programas polémicos de televisión, actos públicos, y en el pueblo palpitaba el entusiasmo. Este pueblo había sufrido mucho y si no era feliz, deseaba serlo y tenía derecho a ello. Lo habían engañado muchas veces y miraba el pasado con verdadero terror. Creía ciegamente que éste no podría volver; estaba orgulloso de su amor a la libertad y vivía engreído de que ella sería respetada como cosa sagrada; sentía una noble confianza en la seguridad de que nadie se atrevería a cometer el crimen de atentar contra sus instituciones democráticas. Deseaba un cambio, una mejora, un avance, y lo veía cerca. Toda su esperanza estaba en el futuro.

¡Pobre pueblo! Una mañana la ciudadanía se despertó estremecida; a las sombras de la noche los espectros del pasado se habían conjurado mientras ella dormía, y ahora la tenían agarrada por las manos, por los pies y por el cuello. Aquellas garras eran conocidas, aquellas fauces, aquellas guadañas de muerte, aquellas botas… No; no era una pesadilla; se trataba de la triste y terrible realidad: un hombre llamado Fulgencio Batista acababa de cometer el horrible crimen que nadie esperaba.

Ocurrió entonces que un humilde ciudadano de aquel pueblo, que quería creer en las leyes de la República y en la integridad de sus magistrados a quienes había visto ensañarse muchas veces contra los infelices, buscó un Código de Defensa Social para ver qué castigos prescribía la sociedad para el autor de semejante hecho, y encontró lo siguiente:

“Incurrirá en una sanción de privación de libertad de seis a diez años el que ejecutare cualquier hecho encaminado directamente a cambiar en todo o en parte, por medio de la violencia, la Constitución del Estado o la forma de gobierno establecida.”

“Se impondrá una sanción de privación de libertad de tres a diez años al autor de un hecho dirigido a promover un alzamiento de gentes armadas contra los Poderes Constitucionales del Estado. La sanción será de privación de libertad de cinco a veinte años si se llevare a efecto la insurrección”.

“El que ejecutare un hecho con el fin determinado de impedir, en todo o en parte, aunque fuere temporalmente al Senado, a la cámara de Representantes, al Representantes, al Presidente de la República o al Tribunal Supremo de Justicia, el ejercicio de sus funciones constitucionales, incurrirá en un sanción de privación de libertad de seis a diez años.

“El que tratare de impedir o estorbar la celebración de elecciones generales; […] incurrirá en una sanción de privación de libertad de cuatro a ocho años.

“El que introdujere, publicare, propagare o tratare de hacer cumplir en Cuba, despacho, orden o decreto que tienda […] a provocar la inobservancia de las leyes vigentes, incurrirá en una sanción de privación de libertad de dos años a seis años.”

“El que sin facultad legar para ello ni orden del Gobierno, tomare el mando de tropas, plazas, fortalezas, puestos militares, poblaciones o barcos o aeronaves de guerra incurrirá en una sanción de privación de libertad de cinco a diez años.

“Igual sanción se impondrá al que usurpare el ejercicio de una función atribuida por la Constitución como propia de alguno de los Poderes del Estado.”

Sin decir una palabra a nadie, con el Código en una mano y los papeles en otra, el mencionado ciudadano se presentó en el viejo caserón de la capital donde funcionaba el tribunal competente, que estaba en la obligación de promover causa y castigar a los responsables de aquel hecho, y presentó un escrito denunciando los delitos y pidiendo para Fulgencio Batista y sus diecisiete cómplices la sanción de ciento ocho años de cárcel como ordenaba imponerle el Código de Defensa Social con todas las agravantes de reincidencia, alevosía y nocturnidad.

Pasaron los días y pasaron los meses. ¡Qué decepción! El acusado no era molestado, se paseaba por la República como un amo, lo llamaban honorable señor y general, quitó y puso magistrados, y nada menos que el día de la apertura de los tribunales se vio al reo sentado en el lugar de honor, entre los augustos y venerables patriarcas de nuestra justicia.

Pasaron otra vez los días y los meses. El pueblo se cansó de abusos y de burlas. ¡Los pueblos se cansan! Vino la lucha, y entonces aquel hombre que estaba fuera de la ley, que había ocupado el poder por la violencia, contra la voluntad del pueblo y agrediendo el orden legal, torturó, asesinó, encarceló y acusó ante los tribunales a los que habían ido a luchar por la ley y devolverle al pueblo su libertad.

Señores magistrados: Yo soy aquel ciudadano humilde que un día presentó inútilmente ante los tribunales para pedirles que castigaran a los ambiciosos que violaron las leyes e hicieron trizas nuestras instituciones,, y ahora, cuando es a mí a quien se acusa de querer derrocar este régimen ilegal y restablecer la Constitución legítima de la República, se me tiene setenta y seis días incomunicado en una celda, sin hablar con nadie ni ver siquiera a mi hijo; se me conduce por la ciudad entre dos ametralladoras de trípode, se me traslada a este hospital para juzgarme secretamente con toda severidad y un fiscal con el Código en la mano, muy solemnemente, pide para mí veintiséis años de cárcel.

Me diréis que aquella vez los magistrados de la República no actuaron porque se lo impedía la fuerza; entonces, confesadlo: esta vez también la fuerza os obligará a condenarme. La primera no pudisteis castigar al culpable; la segunda, tendréis que castigar al inocente. La doncella de la justicia, dos veces violada por la fuerza.

¡Y cuánta charlatanería para justificar lo injustificable, explicar lo inexplicable y conciliar lo inconciliable! Hasta que han dado por fin en afirmar, como suprema razón, que el hecho crea el derecho. Es decir que el hecho de haber lanzado los tanques y los soldados a la calle, apoderándose del Palacio Presidencial, la Tesorería de la República y los demás edificios oficiales, y apuntar con las armas al corazón del pueblo, crea el derecho a gobernarlo. El mismo argumento pudieron utilizar los nazis que ocuparon las naciones de Europa e instalaron en ellas gobiernos de títeres.

Admito y creo que la revolución sea fuerte de derecho; pero no podrá llamarse jamás revolución al asalto nocturno a mano armada del 10 de marzo. En el lenguaje vulgar, como dijo José Ingenieros, suele darse el nombre de revolución a los pequeños desórdenes que un grupo de insatisfechos promueve para quitar a los hartos sus prebendas políticas o sus ventajas económicas, resolviéndose generalmente en cambios de unos hombres por otros, en un reparto nuevo de empleos y beneficios. Ése no es el criterio del filósofo de la historia, no puede ser el del hombre de estudio.

No ya en el sentido de cambios profundos en el organismos social, ni siquiera en la superficie del pantano público se vio mover una ola que agitase la podredumbre reinante. Si en el régimen anterior había politiquería, ha multiplicado por diez el pillaje y ha duplicado por cien la falta de respeto a la vida humana.

Se sabía que Barriguilla había robado y había asesinado, que era millonario, que tenía en la capital muchos edificios de apartamentos, acciones numerosas en compañías extranjeras, cuentas fabulosas en bancos norteamericanos, que repartió bienes gananciales por dieciocho millones de pesos, que se hospedaba en el más lujoso hotel de los millonarios yanquis, pero lo que nunca podrá creer nadie es que Barriguilla fuera revolucionario. Barriguilla es el sargento de Weyler que asesinó doce cubanos en el Guatao… En Santiago de Cuba fueron setenta. De te fabula narratur.

Cuatro partidos políticos gobernaban el país antes del 10 de marzo: Auténtico, Liberal, Demócrata y Republicano. A los dos días del golpe se adhirió el Republicano; no había pasado un año todavía y ya el Liberal y el Demócrata estaban otra vez en el poder, Batista no restablecía la Constitución, no restablecía las libertades públicas, no restablecía el Congreso, no restablecía el voto directo, no restablecía en fin ninguna de las instituciones democráticas arrancadas al país, pero restablecía a Verdeja, Guas Inclán, Salvito García Ramos, Anaya Murillo, y con los altos jerarcas de los partidos tradicionales en el gobierno, a lo más corrompido, rapaz, conservador y antediluviano de la política cubana. ¡Ésta es la revolución de Barriguilla!

Ausente del más elemental contenido revolucionario, el régimen de Batista ha significado en todos los órdenes un retroceso de veinte años para Cuba. Todo el mundo ha tenido que pagar bien caro su regreso, pero principalmente las clases humildes que están pasando hambre y miseria mientras la dictadura que ha arruinado al país con la conmoción, la ineptitud y la zozobra, se dedica a la más repugnante politiquería, inventando fórmulas y más fórmulas de perpetuarse en el poder aunque tenga que ser sobre un montón de cadáveres y un mar de sangre.

Ni una sola iniciativa valiente ha sido dictada. Batista vive entregado de pies y manos a los grandes intereses, y no podía ser de otro modo, por su mentalidad, por la carencia total de ideología y de principios, por la ausencia absoluta de la fe, la confianza y el respaldo de las masas. Fue un simple cambio de manos y un reparto de botín entre los amigos, parientes, cómplices y la rémora de parásitos voraces que integran el andamiaje político del dictador. ¡Cuántos oprobios se le han hecho sufrir al pueblo para que un grupito de egoístas que no sienten por la patria la menor consideración puedan encontrar en la cosa pública un modus vivendi fácil y cómodo!.

¡Con cuánta razón dijo Eduardo Chibás en su postrer discurso que Batista alentaba el regreso de los coroneles, del palmacristi y de la ley de fuga! De inmediato después del 10 de marzo comenzaron a producirse otra vez actos verdaderamente vandálicos que se creían desterrados para siempre en Cuba: el asalto a la Universidad del Aire, atentado sin precedentes a una institución cultural, donde los gangsters del SIM se mezclaron con los mocosos de la juventud del PAU; el secuestro del periodista Mario Kuchilán, arrancado en plena noche de su hogar y torturado salvajemente hasta dejarlo casi desconocido; el asesinato del estudiante Rubén Batista y las descargas criminales contra una pacífica manifestación estudiantil junto al mismo paredón donde los voluntarios fusilaron a los estudiantes del 71; hombres que arrojaron la sangre de los pulmones ante los mismos tribunales de justicia por las bárbaras torturas que les habían aplicado en los cuerpos represivos, como en el proceso del doctor García Bárcena. Y no voy a referir aquí los centenares de casos en que grupos de ciudadanos han sido apaleados brutalmente sin distinción de hombres o mujeres, jóvenes o viejos. Todo esto antes del 26 de julio. Después, ya se sabe, ni siquiera el cardenal Arteaga se libró de actos de esta naturaleza. Todo el mundo sabe que fue víctima de los agentes represivos. Oficialmente afirmaron que era obra de una banda de ladrones. Por una vez dijeron la verdad, ¿qué otra cosa es este régimen?…

La ciudadanía acaba de contemplar horrorizada el caso del periodista que estuvo secuestrado y sometido a torturas de fuego durante veinte días. En cada hecho un cinismo inaudito, una hipocresía infinita: la cobardía de rehuir la responsabilidad y culpar invariablemente a los enemigos del régimen. Procedimientos de gobierno que no tienen nada que envidiarle a la peor pandilla de gangster. Hitler asumió la responsabilidad por las matanzas del 30 de junio de 1934 diciendo que había sido durante 24 horas el Tribunal Supremo de Alemania; los esbirros de esta dictadura, que no cabe compararla con ninguna otra por la baja, ruin y cobarde, secuestran, torturan, asesinan, y después culpan canallescamente a los adversarios del régimen. Son los métodos típicos del sargento Barriguilla.

En todos estos hechos que he mencionado, señores magistrados, ni una sola vez han aparecido los responsables para ser juzgados por los tribunales. ¡Cómo! ¿No era éste el régimen del orden, de la paz pública y el respeto a la vida humana?

Si todo esto he referido es para que se me diga si tal situación puede llamarse revolución engendradora de derecho; si es o no lícito luchar contra ella; si no han de estar muy prostituidos los tribunales de la República para enviar a la cárcel a los ciudadanos que quieren librar a su patria de tanta infamia.

Cuba está sufriendo un cruel e ignominioso despotismo, y vosotros no ignoráis que la resistencia frente al despotismo es legítima; éste es un principio universalmente reconocido y nuestra Constitución de 1940 lo consagró expresamente en el párrafo segundo del artículo 40: “Es legítima la resistencia adecuada para la protección de los derechos individuales garantizados anteriormente.” Más, aun cuando no lo hubiese consagrado nuestra ley fundamental, es supuesto sin el cual no puede concebirse la existencia de una colectividad democrática. El profesor Infiesta en su libro de derecho constitucional establece una diferencia entre Constitución Política y Constitución Jurídica, y dice que “a veces se incluyen en la Constitución Jurídica principios constitucionales que, sin ello, obligarían igualmente por el consentimiento del pueblo, como los principios de la mayoría o de la representación en nuestras democracias”. El derecho de insurrección frente a la tiranía es uno de esos principios que, esté o no esté incluido dentro de la Constitución Jurídica, tiene siempre plena vigencia en una sociedad democrática. El planteamiento de esta cuestión ante un tribunal de justicia es uno de los problemas más interesantes del derecho público. Duguit ha dicho en su Tratado de Derecho Constitucional que “si la insurrección fracasa, no existirá tribunal que ose declarar que no hubo conspiración o atentado contra la seguridad del Estado porque el gobierno era tiránico y la intención de derribarlo era legítima”. Pero fijaos bien que no dice “el tribunal no deberá”, sino que “no existirá tribunal que ose declarar”; más claramente, que no habrá tribunal que se atreva, que no habrá tribunal lo suficientemente valiente para hacerlo bajo una tiranía. La cuestión no admite alternativa; si el tribunal es valiente y cumple con su deber, se atreverá.

Se acaba de discutir ruidosamente la vigencia de la Constitución de 1940; el Tribunal de Garantías Constitucionales y Sociales falló en contra de ella y a favor de los Estatutos; sin embargo, señores magistrados, yo sostengo que la constitución de 1940 sigue vigente. Mi afirmación podrá parecer absurda y extemporánea; pero no os asombréis, soy yo quien se asombra de que un tribunal de derecho haya intentado darle un vil cuartelazo a la Constitución legítima de la República. Como hasta aquí, ajustándome rigurosamente a los hechos, a la verdad y a la razón, demostraré lo que acabo de afirmar. El Tribunal de Garantías Constitucionales y Sociales fue instituido por el artículo 172 de la Constitución de 1940, complementado por la Ley Orgánica número 7 de 31 de mayo de 1949. Estas leyes, en virtud de las cuales fue creado, le concedieron, en materia de inconstitucionalidad, una competencia específica y determinada: resolver los recursos de inconstitucionalidad contra las leyes, decretos-leyes, resoluciones o actos que nieguen, disminuyan, restrinjan o adulteren los derechos y garantías constitucionales o que impidan el libre funcionamiento de los órganos del Estado. En el artículo 194 se establecía bien claramente: “Los jueces y tribunales están obligados a resolver los conflictos entre las leyes vigentes y la Constitución ajustándose al principio de que ésta prevalezca siempre sobre aquéllas.” De acuerdo, pues, con las leyes que le dieron origen, el Tribunal de Garantías Constitucionales y Sociales debía resolver siempre a favor de la Constitución. Si ese tribunal hizo prevalecer los Estatutos por encima de la Constitución de la República se salió por completo de su competencia y facultades, realizando, por tanto, un acto jurídicamente nulo. La decisión en sí misma, además, es absurda y lo absurdo no tiene vigencia ni de hecho ni de derecho, no existe ni siquiera metafísicamente. Por muy venerable que sea un tribunal no podrá decir que el círculo es cuadrado, o, lo que es igual, que el engendro grotesco del 4 de abril puede llamarse Constitución de un Estado.

Entendemos por Constitución la ley fundamental y suprema de una nación, que define su estructura política, regula el funcionamiento de los órganos del Estado y pone límites a sus actividades, ha de ser estable, duradera y más bien rígida. Los Estatutos no llenan ninguno de estos requisitos. Primeramente encierran una contradicción monstruosa, descarada y cínica en lo más esencial, que es lo referente a la integración de la República y el principio de la soberanía. El artículo 1 dice: “Cuba es un Estado independiente y soberano organizado como República democrática…” El Presidente de la República será designado por el Consejo de Ministros. ¿Y quién elige el Consejo de Ministros? El artículo 120, inciso 13: “Corresponde al Presidente nombrar y renovar libremente a los ministros, sustituyéndolos en las oportunidades que proceda.” ¿Quién elige a quién por fin? ¿No es éste el clásico problema del huevo y la gallina que nadie ha resuelto todavía?

Un día se reunieron dieciocho aventureros. El plan era asaltar la República con su presupuesto de trescientos cincuenta millones. Al amparo de la traición y de las sombras consiguieron su propósito: “¿Y ahora qué hacemos?” Uno de ellos les dijo a los otros: “Ustedes me nombran primer ministro y yo los nombro generales.” Hecho esto buscó veinte alabarderos y les dijo: “Yo los nombro ministros y ustedes me nombran presidente.” Así se nombraron unos a otros generales, ministros, presidente y se quedaron con el Tesoro y la República.

Y no es que se tratara de la usurpación de la soberanía por una sola vez para nombrar ministros, generales y presidente, sino que un hombre se declaró en unos estatutos dueño absoluto, no ya de la soberanía, sino de la vida y la muerte de cada ciudadano y de la existencia misma de la nación. Por eso sostengo que no solamente es traidora, vil, cobarde y repugnante la actitud del Tribunal de Garantías Constitucionales y Sociales, sino también absurda.

Hay en los Estatutos un artículo que ha pasado bastante inadvertido pero es el que da la clave de esta situación y del cual vamos a sacar conclusiones decisivas. Me refiero a la cláusula de reforma contenida en el artículo 257 y que dice textualmente: “Esta Ley Constitucional podrá ser reformada por el Consejo de Ministros con un quórum de las dos terceras partes de sus miembros.” Aquí la burla llegó al colmo. No es sólo que hayan ejercido la soberanía para imponer al pueblo una Constitución sin contar con su consentimiento y elegir un gobierno que concentra en sus manos todos los poderes, sino que por el artículo 257 hacen suyo definitivamente el atributo más esencial de la soberanía que es la facultad de reformar la ley suprema y fundamental de la nación, cosa que han hecho ya varias veces desde el 10 de marzo, aunque afirman con el mayor cinismo del mundo en el artículo 2 que la soberanía reside en el pueblo y de él dimanan todos los poderes. Si para realizar estas reformas basta la conformidad del Consejo de Ministros, queda entonces en manos de un solo hombre el derecho de hacer y deshacer la República, un hombre que es además el más indigno de los que han nacido en esta tierra. ¿Y esto fue lo aceptado por el Tribunal de Garantías Constitucionales, y es válido y es legal todo lo que ello se derive? Pues bien, veréis lo que aceptó: “Esta Ley Constitucional podrá ser reformada por el Consejo de Ministros con un quórum de las dos terceras partes de sus miembros.” Tal facultad no reconoce límites; al amparo de ella cualquier artículo, cualquier capítulo, cualquier título, la ley entera puede ser modificada. El artículo 1, por ejemplo, que ya mencioné, dice que Cuba es un Estado independiente y soberano organizado como República democrática —”aunque de hecho sea hoy una satrapía sangrienta”—; el artículo 3 dice que “el territorio de la República está integrado por la Isla de Cuba, la Isla de Pinos y las demás islas y cayos adyacentes…”; así sucesivamente. Batista y su Consejo de Ministros, al amparo del artículo 257, pueden modificar todos esos atributos, decir que Cuba no es ya una República, sino una Monarquía Hereditaria y ungirse él, Fulgencio Batista, Rey; pueden desmembrar el territorio nacional y vender una provincia a un país extraño como hizo Napoleón con la Louisiana; pueden suspender el derecho a la vida y, como Herodes, mandar a degollar los niños recién nacidos: todas estas medidas serían legales y vosotros tendríais que enviar a la cárcel a todo el que se opusiera, como pretendéis hacer conmigo en estos momentos. He puesto ejemplos extremos para que se comprenda mejor lo triste y humillante que se nuestra situación. ¡Y esas facultades omnímodas en manos de hombres que de verdad son capaces de vender la República con todos sus habitantes!

Si el Tribunal de Garantías Constitucionales aceptó semejante situación, ¿qué espera para colgar las togas? Es un principio elemental de derecho público que no existe la constitucionalidad allí donde el Poder Constituye y el Poder Legislativo residen en el mismo organismo. Si el Consejo de Ministros hace las leyes, los decretos, los reglamentos y al mismo tiempo tiene facultad de modificar la Constitución en diez minutos, ¡maldita la falta que nos hace un Tribunal de Garantías Constitucionales! Su fallo es, pues, irracional, inconcebible, contrario a la lógica y a las leyes de la República, que vosotros, señores magistrados, jurasteis defender. Al fallar a favor de los Estatutos no quedó abolida nuestra ley suprema; sino que el Tribunal de Garantías Constitucionales y Sociales se puso fuera de la Constitución, renunció a sus fueros, se suicidó jurídicamente. ¡Qué en paz descanse!

El derecho de resistencia que establece el artículo 40 de esa Constitución está plenamente vigente. ¿Se aprobó para que funcionara mientras la República marchaba normalmente? No, porque era para la Constitución lo que un bote salvavidas es para una nave en alta mar, que no se lanza al agua sino cuando la nave ha sido torpedeada por enemigos emboscados en su ruta. Traicionada la Constitución de la República y arrebatadas al pueblo todas sus prerrogativas, sólo le quedaba ese derecho, que ninguna fuerza le puede quitar, el derecho a resistir a la opresión y a la injusticia. Si alguna duda queda, aquí está un artículo del Código de Defensa Social, que no debió olvidar el señor fiscal, el cual dice textualmente: “Las autoridades de nombramiento del Gobierno o por elección popular que no hubieren resistido a la insurrección por todos los medios que estuvieren a su alcance, incurrirán en una sanción de interdicción especial de seis a diez años.” Era obligación de los magistrados de la República resistir el cuartelazo traidor del 10 de marzo. Se comprende perfectamente que cuando nadie ha cumplido con la ley, cuando nadie ha cumplido el deber, se envía a la cárcel a los únicos que han cumplido con la ley y el deber.

No podréis negarme que el régimen de gobierno que se le ha impuesto a la nación es indigno de su tradición y de su historia. En su libro. El espíritu de las leyes, que sirvió de fundamento a la moderna división de poderes, Montesquieu distingue por su naturaleza tres tipos de gobierno: “el Republicano, en que el pueblo entero o una parte del pueblo tiene el poder soberano; el Monárquico, en que uno solo gobierna pero con arreglo a Leyes fijas y determinadas; y el Despótico, en que uno solo, sin Ley y sin regla, lo hace todo sin más que su voluntad y su capricho.” Luego añade: “Un hombre al que sus cinco sentidos le dicen sin cesar que lo es todo, y que los demás no son nada, es naturalmente ignorante, perezoso, voluptuoso.” “Así como es necesaria la virtud en una democracia, el honor en una monarquía, hace falta el temor en un gobierno despótico; en cuanto a la virtud, no es necesaria, y en cuanto al honor, sería peligroso.”

El derecho de rebelión contra el despotismo, señores magistrados, ha sido reconocido, desde la más lejana antigüedad hasta el presente, por hombres de todas las doctrinas, de todas las ideas y todas las creencias.

En las monarquías teocráticas de las más remota antigüedad china, era prácticamente un principio constitucional que cuando el rey gobernase torpe y despóticamente, fuese depuesto y reemplazado por un príncipe virtuoso.

Los pensadores de la antigua India ampararon la resistencia activa frente a las arbitrariedades de la autoridad. Justificaron la revolución y llevaron muchas veces sus teorías a la práctica. Uno de sus guías espirituales decía que “una opinión sostenida por muchos es más fuerte que el mismo rey. La soga tejida por muchas fibras es suficiente para arrastrar a un león.”

Las ciudades estados de Grecia y la República Romana, no sólo admitían sino que apologetizaban la muerte violenta de los tiranos.

En la Edad Media, Juan de Salisbury en su Libro de hombre de Estado, dice que cuando un príncipe no gobierna con arreglo a derecho y degenera en tirano, es lícita y está justificada su deposición violenta. Recomienda que contra el tirano se use el puñal aunque no el veneno.

Santo Tomás de Aquino, en la Summa Theologíca, rechazó la doctrina del tiranicidio, pero sostuvo, sin embargo, la tesis de que los tiranos debían ser depuestos por el pueblo.

Martín Lutero proclamó que cuando un gobierno degenera en tirano vulnerando las leyes, los súbditos quedaban librados del deber de obediencia. Su discípulo Felipe Melanchton sostiene el derecho de resistencia cuando los gobiernos se convierten en tirano. Calvino, el pensador más notable de la Reforma desde el punto de vista de las ideas políticas, postula que el pueblo tiene derecho a tomar las armas para oponerse a cualquier usurpación.

Nada menos que un jesuita español de la época de Felipe II, Juan Mariana, en su libro De Rege et Regis Institutione, afirma que cuando el gobernante usurpa el poder, o cuando, elegido, rige la vida pública de manera tiránica, es lícito el asesinato por un simple particular, directamente, o valiéndose del engaño, con el menor disturbio posible.

El escritor francés Francisco Hotman sostuvo que entre gobernantes y súbditos existe el vínculo de un contrato, y que el pueblo puede alzarse en rebelión frente a la tiranía de los gobiernos cuando éstos violan aquel pacto.

Por esa misma época aparece también un folleto que fue muy leído, titulado Vindiciae Contra Tyrannos, firmado bajo el seudónimo de Stephanus Junius Brutus, donde se proclama abiertamente que es legítima la resistencia a los gobiernos cuando oprimen al pueblo y que era deber de los magistrados honorables encabezar la lucha.

Los reformadores escoceses Juan Knox y Juan Poynet sostuvieron este mismo punto de vista, y en el libro más importante de ese movimiento, escrito por Jorge Buchnam, se dice que si el gobierno logra el poder sin contar con el consentimiento del pueblo o rige los destinos de éste de una manera injusta y arbitraria, se convierte en tirano y puede ser destituido o privado de la vida en el último caso.

Juan Altusio, jurista alemán de principios del siglo XVII, en su Tratado de política, dice que la soberanía en cuanto autoridad suprema del Estado nace del concurso voluntario de todos sus miembros; que la autoridad suprema del Estado nace del concurso voluntario del gobierno arranca del pueblo y que su ejercicio injusto, extralegal o tiránico exime al pueblo del deber de obediencia y justifica la resistencia y la rebelión.

Hasta aquí, señores magistrados, he mencionado ejemplos de la Antigüedad, la Edad Media y de los primeros tiempos de la Edad Moderna: escritores de todas las ideas y todas las creencias. Más, como veréis, este derecho está en la raíz misma de nuestra existencia política, gracias a él vosotros podéis vestir hoy esas togas de magistrados cubanos que ojalá fueran para la justicia.

Sabido es que en Inglaterra, en el siglo XVII, fueron destronados dos reyes, Carlos I y Jacobo II, por actos de despotismo. Estos hechos coincidieron con el nacimiento de la filosofía política liberal, esencia ideológica de una nueva clase social que pugnaba entonces por romper las cadenas del feudalismo. Frente a las tiranías de derecho divino esa filosofía opuso el principio del contrato social y el consentimiento de los gobernados, y sirvió de fundamento a la revolución inglesa de 1688, y a las revoluciones americana y francesa de 1775 y 1789. Estos grandes acontecimientos revolucionarios abrieron el proceso de liberación de las colonias españolas en América, cuyo último eslabón fue Cuba. En esta filosofía se alimentó nuestro pensamiento político y constitucional que fue desarrollándose desde la primera Constitución de Guáimaro hasta la del 1940, influida esta última ya por las corrientes socialistas del mundo actual que consagraron en ella el principio de la función social de la propiedad y el derecho inalienable del hombre a una existencia decorosa, cuya plena vigencia han impedido los grandes intereses creados.

El derecho de insurrección contra la tiranía recibió entonces su consagración definitiva y se convirtió en postulado esencial de la libertad política.

Ya en 1649 Juan Milton escribe que el poder político reside en el pueblo, quien puede nombrar y destituir reyes, y tiene el deber de separar a los tiranos.

Juan Locke en su Tratado de gobierno sostiene que cuando se violan los derechos naturales del hombre, el pueblo tiene el derecho y el deber de suprimir o cambiar de gobierno. “El único remedio contra la fuerza sin autoridad está en oponerle la fuerza.”

Juan Jacobo Rousseau dice con mucha elocuencia en su Contrato Social: “Mientras un pueblo se ve forzado a obedecer y obedece, hace bien; tan pronto como puede sacudir el yugo y lo sacude, hace mejor, recuperando su libertad por el mismo derecho que se la han quitado.” “El más fuerte no es nunca suficientemente fuerte para ser siempre el amo, si no transforma la fuerza en derecho y la obediencia en deber. […] La fuerza es un poder físico; no veo qué moralidad pueda derivarse de sus efectos. Ceder a la fuerza es un acto de necesidad, no de voluntad; todo lo más es un de prudencia. ¿En qué sentido podrá ser esto un deber?” “Renunciar a la libertad es renunciar a la calidad del hombre, a los derechos de la Humanidad, incluso a sus deberes. No hay recompensa posible para aquel que renuncia a todo. Tal renuncia es incomparable con la naturaleza del hombre, y quitar toda la libertad a la voluntad es quitar toda la moralidad a las acciones. En fin, es una convicción vana y contradictoria estipular por una parte con una autoridad absoluta y por otra con una obediencia sin límites…”

Thomas Paine dijo que “un hombre justo es más digno de respeto que un rufián coronado”.

Sólo escritores reaccionarios se opusieron a este derecho de los pueblos, como aquel clérigo de Virginia, Jonathan Boucher, quien dijo que “El derecho a la revolución era una doctrina condenable derivada de Lucifer, el padre de las rebeliones”.

La Declaración de Independencia del Congreso de Filadelfia el 4 de julio de 1776, consagró este derecho en un hermoso párrafo que dice: “Sostenemos como verdades evidentes que todos los hombres nacen iguales; que a todos les confiere su Creador ciertos derechos inalienables entre los cuales se cuentan la vida, la libertad y la consecución de la felicidad; que para asegurar estos derechos se instituyen entre los hombres gobiernos cuyos justos poderes derivan del consentimiento de los gobernados; que siempre que una forma de gobierno tienda a destruir esos fines, al pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios y organice sus poderes en la forma que a su juicio garantice mejor su seguridad y felicidad.”

La famosa Declaración Francesa de los Derechos del Hombre legó a las generaciones venideras este principio: “Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es para éste el más sagrado de los derechos y el más imperioso de los deberes.” “Cuando una persona se apodera de la soberanía debe ser condenada a muerte por los hombres libres.”

Creo haber justificado suficientemente mi punto de vista: son más razones que las que esgrimió el señor fiscal para pedir que se me condene a veintiséis años de cárcel; todas asisten a los hombres que luchan por la libertad y la felicidad de un pueblo; ninguna a los que lo oprimen, envilecen y saquean despiadadamente; por eso yo he tenido que exponer muchas y él no pudo exponer una sola. ¿Cómo justificar la presencia de Batista en el poder, al que llegó contra la voluntad del pueblo y violando por la traición y por la fuerza las leyes de la Revolución? ¿Cómo llamar revolucionario un gobierno donde se han conjugado los hombres, las ideas y los métodos más retrógrados de la vida pública? ¿Cómo considerar jurídicamente válida la alta traición de un tribunal cuya misión era defender nuestra Constitución? ¿Con qué derecho enviar a la cárcel a ciudadanos que vinieron a dar por el decoro de su patria su sangre y su vida? ¡Eso es monstruoso ante los ojos de la nación y los principios de la verdadera justicia!

Pero hay una razón que nos asiste más poderosa que todas las demás: somos cubanos, y ser cubano implica un deber, no cumplirlo es un crimen y es traición. Vivimos orgullosos de la historia de nuestra patria; la aprendimos en la escuela y hemos crecido oyendo hablar de libertad, de justicia y de derechos. Se nos enseñó a venerar desde temprano el ejemplo glorioso de nuestros héroes y de nuestros mártires. Céspedes, Agramonte, Maceo, Gómez y Martí fueron los primeros nombres que se grabaron en nuestro cerebro; se nos enseñó que el Titán había dicho que la libertad no se mendiga, sino que se conquista con el filo del machete; se nos enseñó que para la educación de los ciudadanos en la patria libre, escribió el Apóstol en su libro La Edad de Oro: “Un hombre que se conforma con obedecer a leyes injustas, y permite que pisen el país en que nació los hombres que se lo maltratan, no es un hombre honrado. […] En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Ésos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana…” Se nos enseñó que el 10 de octubre y el 24 de febrero son efemérides gloriosas y de regocijo patrio porque marcan los días en que los cubanos se rebelaron contra el yugo de la infame tiranía; se nos enseñó a querer y defender la hermosa bandera de la estrella solitaria y a cantar todas las tardes un himno cuyos versos dicen que vivir en cadenas vivir en afrenta y oprobio sumidos, y que morir por la patria es vivir. Todo eso aprendimos y no lo olvidaremos aunque hoy en nuestra patria se esté asesinando y encarcelando a los hombres por practicar las ideas que les enseñaron desde la cuna. Nacimos en un país libre que nos legaron nuestros padres, y primero se hundirá la Isla en el mar antes que consintamos en ser esclavos de nadie.

Parecía que el Apóstol iba a morir en el año de su centenario, que su memoria se extinguiría para siempre, ¡tanta era la afrenta! Pero vive, no ha muerto, su pueblo es rebelde, su pueblo es digno, su pueblo su fiel a su recuerdo; hay cubanos que han caído defendiendo sus doctrinas, hay jóvenes que en magnífico desagravio vinieron a morir junto a su tumba, a darle su sangre y su vida para que él siga viviendo en el alma de la patria. ¡Cuba, qué sería de ti si hubieras dejado morir a tu Apóstol!

Termino mi defensa, no lo haré como hacen siempre todos los letrados, pidiendo la libertad del defendido; no puedo pedirla cuando mis compañeros están sufriendo ya en Isla de Pinos ignominiosa prisión. Enviadme junto a ellos a compartir su suerte, es inconcebible que los hombres honrados estén muertos o presos en una república donde está de presidente un criminal y un ladrón.

A los señores magistrados, mi sincera gratitud por haberme permitido expresarme libremente, sin mezquinas coacciones; no os guardo rencor, reconozco que en ciertos aspectos habéis sido humanos y sé que el presidente de este tribunal, hombre de limpia vida, no puede disimular su repugnancia por el estado de cosas reinantes que lo obliga a dictar un fallo injusto. Queda todavía a la Audiencia un problema más grave; ahí están las causas iniciadas por los setenta asesinatos, es decir, la mayor masacre que hemos conocido; los culpables siguen libres con un arma en la mano que es amenaza perenne para la vida de los ciudadanos; si no cae sobre ellos todo el peso de la ley, por cobardía o porque se lo impidan, y no renuncien en pleno todos los magistrados, me apiado de vuestras honras y compadezco la mancha sin precedentes que caerá sobre el Poder Judicial.

En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no la ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenadme, no importa, La historia me absolverá.

 

Posted in General | Leave a Comment »

UN NUEVO EJÉRCITO DE CINCO MIL BATAS BLANCAS SOCIALISTAS SE GRADÚAN HOY SÁBADO: Viva la salud de nuestro pueblo

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 8 octubre 2016

medicos-integrales

Posted in General | Leave a Comment »

ROBERT SERRA NOS REGALO SU EJEMPLO DE LUCHA Y AMOR: ERES ETERNO HERMANO QUERIDO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 1 octubre 2016

robert-serra

Posted in General | Leave a Comment »

Los amargados de la derecha de la MUD siempre se comportan como los enseñaron sus amos del norte…fascismo y odio puro

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 30 septiembre 2016

Posted in General | 2 Comments »

PROFESOR ARISTÓBULO ISTÚRIZ: LA LUCHA POR UNA MEJOR PATRIA QUE LIDERA EL PRESIDENTE OBRERO NICOLÁS MADURO, ES LA MISMA DE BOLÍVAR Y CHÁVEZ

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 27 septiembre 2016

aristobulo

Posted in General | Leave a Comment »

(DESCARGAR LIBRO) LAS MAS HERMOSAS CARTAS DE AMOR ENTRE MANUELA Y SIMÓN BOLÍVAR

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 septiembre 2016

LAS MAS HERMOSAS CARTAS DE AMOR ENTRE MANUELA Y SIMÓN BOLÍVAR

PARA DESCARGAR EL ARCHIVO, FAVOR PULSE  EL SIGUIENTE ENLACE:

LAS MAS HERMOSAS CARTAS DE AMOR ENTRE MANUELA Y SIMON BOLIVAR

Posted in General | Leave a Comment »

LA LIBERTADORA DE EL LIBERTADOR: PATRIA ENCARNADA EN MUJER

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 septiembre 2016

manuela-saenz

El 25 de septiembre del año 1828 se inmortaliza Manuela Sáenz por salvar a El Libertador Simón Bolívar y convirtiéndose según palabras del mismo héroe latinoamericano en la Libertadora de El Libertador.

 Ese día Bolívar se encontraba enfermo y llamó a Manuela para que lo atendiera. Al llegar al palacio ella  le advierte de movimientos que están efectuando traidores a la Patria.

 Bolívar le resta importancia diciendo que el propio coronel Guerra, jefe del Estado Mayor le había asegurado que no había motivos de preocupación.

 A las 12 en punto ladraron los dos perros que tenía Bolívar. Manuelita se despierta y despierta a Bolívar.

 El Libertador lo primero que hace es buscar su espada y su pistola para hacer frente a los atacantes. Ella lo contiene y lo convence que se lance por la ventana poniéndose a salvo. Los conspiradores forcejean con la puerta del dormitorio, ya habían asesinado al centinela, al cabo y al inglés Fergunsson. Hieren a Ibarra, Edecán de Bolívar.

 Manuela les sale al encuentro tratando que El Libertador gane tiempo para escapar.

 Los frustrados asesinos registran la habitación preguntándole furiosamente por Bolívar.

 La llevan a empujones por el corredor hasta que tropiezan con el herido Ibarra. La brava mujer se arrodilla y el Edecán le pregunta:

¿Ha muerto el Libertador?

 No, Ibarra, El Libertador Vive responde Manuela.

 Carujo enardecido por la rabia al ver lo fallido de sus planes trata de matarla pero él  conjurado Hormet lo impide diciendo:

¡No hemos venido a matar mujeres!

 Pero de todas maneras Carujo la golpea con una patada a la cara arrastrándola donde la encierran.

 Vale la pena el sacrificio de la heroína, Bolívar se salva siendo rescatado debajo de un puente por sus tropas. La ciudad lo aclamaba teniendo Santander que esconderse para no ser linchado. La conspiración ha sido vencida.

 Al regresar al palacio Bolívar al ver a Manuela le dijo abrazándola: “Tu eres la Libertadora de El Libertador”

Posted in General | Leave a Comment »

HACE 217 NACIÓ LUISA CÁCERES DE ARISMENDI: SÍMBOLO DE FE Y VALENTÍA. HEROÍNA DE NUESTRA INDEPENDENCIA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 septiembre 2016

luisa-caceres-de-arismendi

Posted in General | Leave a Comment »

ATENCIÓN A LAS ESCORIAS CRIMINALES COMO MARÍA MACHADO: EN EL INOF ESTÁN LISTAS PARA RECIBIR A SU PRÓXIMA HUÉSPED. LOS PATRIOTAS DERROTAREMOS EL FASCISMO.

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 24 septiembre 2016

maria-corina-machado

Posted in General | Leave a Comment »

PRESIDENTE NICOLÁS MADURO: PAREMOS LA GUERRA Y HAGAMOS HUMANIDAD. VENEZUELA ES TERRITORIO DE PAZ

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 19 septiembre 2016

nicolas-maduro

Posted in General | 1 Comment »

A dos años…Eres eterna

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 19 septiembre 2016

20160312_132102-1

“Estábamos, estamos, estaremos juntos. A pedazos, a ratos, a párpados, a sueños”…

Mario Benedetti

Posted in General | Leave a Comment »

UN PRESIDENTE OBRERO, NICOLÁS MADURO, ASUME LA PRESIDENCIA DEL MNOAL

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 17 septiembre 2016

nicolas-maduro

Posted in General | Leave a Comment »

Discurso del profesor Aristóbulo Istúriz con motivo de los 43 años del golpe de Estado contra el gobierno del presidente Salvador Allende: EL DÍA DE LA INFAMIA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 11 septiembre 2016

aristobulo-isturiz

11 DE SEPTIEMBRE DE 1973: DÍA DE LA INFAMIA 

El 11 de septiembre se consuma en Chile uno de los planes más funestos de la historia Latinoamericana y Mundial, el derrocamiento del gobierno Socialista democráticamente electo por el pueblo chileno del Doctor Salvador Allende.

En el año 2000, 16.000 documentos fueron desclasificados en los Estados Unidos de los cuales más de 1.500 contienen información de las acciones de la CIA, el Departamento de Estado y otros órganos del gobierno de la nación norteamericana sobre los intentos para que Salvador Allende no asumiera el poder después de ser electo en septiembre de 1970, así como detalladas minutas de reuniones presididas por Henry Kissinger revelando las estrategias de acción drástica planificadas para golpear a los chilenos en lo más sensible, como por ejemplo el acceso a los alimentos, y así incentivarlos a tomar acciones para impedir la llegada de Allende al poder. En dichos documentos también se comprueba la colaboración de medios de comunicación, en este caso “El Mercurio” en la persona de su dueño Agustín Edwards en operaciones de la CIA y obteniendo fondos de la administración Nixon para sustentar una política editorial de desinformación y propaganda negativa para desacreditar el gobierno de Allende.

Los paralelismos son obvios. La arremetida imperial que vive la República Bolivariana de Venezuela no es más que otra intentona, hasta ahora infructuosa gracias a la fuerza y la conciencia del pueblo revolucionario y de los esfuerzos inmensos del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, de derrocar un gobierno socialista democráticamente elegido por el pueblo. En el caso de Allende y el Chile de 1973, ese intento tuvo éxito para las fuerzas imperiales, culminando en el bombardeo a la Moneda, la inmolación del Presidente Allende.

El Comandante Hugo Chávez, afirmo el 11 de septiembre del año 2012 que los procesos de transformaciones sociales en América Latina reivindican el esfuerzo y el sacrificio de Salvador Allende y sostenía que “para un revolucionario, para un bolivariano, es imposible que esta fecha pase sin rememorarla o reflexionarla”

En esta reflexión no puede faltar resaltar la similitud de los objetivos estratégicos de los gobiernos de Allende y de las Revolución Bolivariana, con políticas publicas abiertamente antiimperialistas para favorecer a la clase trabajadora, a los campesinos, a los pescadores artesanales, los pueblos indígenas, las personas con discapacidad y en general en nuestro caso, a los excluidos de siempre de la cuarta República. Así mismo la política de recuperación del control sobre los sectores estratégicos de la economía (allá en chile el Cobre, aquí en Venezuela el Petróleo) y la de la eliminación del latifundio en pro de redistribuir la tierra entre el campesinado.

El imperialismo no puede permitir que este tipo de políticas emancipacionadoras se desarrollen en un mundo donde los recursos naturales y las materias primas están cada vez más escasos y que el control sobre el mismo se aleje de su tenaza dicha acción atenta contra el modelo económico neoliberal donde los países del sur tenemos el rol de ser proveedores de materias primas.

Es por eso que Venezuela se plantea y lleva a cabo el golpe de estado del 2002 y el sabotaje petrolero posterior, un paralelismo innegable a la huelga de transportistas y mineros que tuvo que soportar el gobierno de Allende en sus escasos 3 años de vida. La famosa frase de Henry Kessinger de como harían chillar la economía chilena reaparece abiertamente en las declaraciones del Almirante Tidd Kurt del Comando Sur. Sobre el enfoque de cerco y asfixia que debe aplicarse a nuestro país para obligar la caída del gobierno.

En este ejercicio de rememorar y reflexionar al que nos llamaba Chávez en esta fecha también reconocer la importancia de la organización popular y de la unión cívico militar que caracterizar a la revolución bolivariana, dos escudos invulnerables que han logrado desviar y fracasar los intentos imperialistas contra nuestro proceso de construcción del Socialismo Venezolano como ocurrió en el chile del 73.

CHILE Y VENEZUELA, 43 AÑOS DESPUÉS

Desabastecimiento, acaparamiento y especulación vive Venezuela.  Lo mismo le tocó a Chile en 1973.  Con las diferencias obvias entre dos procesos separados por casi medio siglo, hay un objetivo en común: la desestabilización.

“La organización era una necesidad, porque ‘el camino al Socialismo’ muy pronto se convirtió en un campo de batalla (…) la derecha realizaba una serie de acciones estratégicas destinadas a hacer trizas la economía y desprestigiar al Gobierno.

Tenía en sus manos los medios de difusión más poderosos, contaba con recursos económicos casi ilimitados y con la ayuda de los gringos, que destinaron fondos secretos para el plan de sabotaje. A los pocos meses se pudieron apreciar los resultados.

El pueblo se encontró por primera vez con suficiente dinero para cubrir sus necesidades básicas y comprar algunas cosas que siempre deseó, pero no podía hacerlo, porque los almacenes estaban casi vacíos.

Había comenzado el desabastecimiento, que llegó a ser una pesadilla colectiva. Las mujeres se levantaban al amanecer para pararse en las interminables colas donde podían adquirir un escuálido pollo, media docena de pañales o papel higiénico.

Se produjo la angustia de la escasez, el país estaba sacudido por oleadas de rumores contradictorios que alertaban a la población sobre los productos que iban a faltar y la gente compraba lo que hubiera, sin medida, para prevenir el futuro.

Se paraban en las colas sin saber lo que se estaba vendiendo, sólo para no dejar pasar la oportunidad de comprar algo, aunque no lo necesitaran. Surgieron profesionales de las colas, que por una suma razonable guardaban el puesto a otros, los vendedores de golosinas que aprovechaban el tumulto para colocar sus chucherías y los que alquilaban mantas para las largas colas nocturnas. Se desató el mercado negro.

La policía trató de impedirlo, pero era como una peste que se metía por todos lados y por mucho que revisaran los carros y detuvieran a los que portaban bultos sospechosos no lo podían evitar. Hasta los niños traficaban en los patios de las escuelas.

En la premura por acaparar productos, se producían confusiones y los que nunca habían fumado terminaban pagando cualquier precio por una cajetilla de cigarros, y los que no tenían niños se peleaban por un tarro de alimento para lactantes”.  

Isabel Allende, La Casa de los Espíritus.

Lo  anteriormente escrito no es Venezuela, es Chile en tiempos de Salvador Allende, muerto defendiendo su patria el 11 de septiembre de 1973. Así reflejaba hace 34 años la escritora chilena Isabel Allende en su obra “La Casa de los Espíritus”, la crisis socio-económica organizada por la derecha nacional y Estados Unidos, en contra de su tío Salvador Allende y de todo un pueblo.

RESUMEN DE ASPECTOS COMPARATIVOS DE LA DESESTABILIZACION EN CHILE DE SALVADOR ALLENDE Y NUESTRA VENEZUELA.

CREAR LAS CONDICIONES O CIRCINSTANCIAS

CHILE/ 73: Reagan y Kissinger: “Hacer chillar la economía chilena”. Financiamiento diversos organismos centralizados en ITT. Objetivo: Cobre

VENEZUELA/2015: Obama: Torcer el Brazo a los países que no le hacen caso. Objetivo: Petróleo

Cuatro décadas más tarde, por la desclasificación de documentos secretos, se sabría que Richard Nixon pidió “hacer gritar a la economía chilena”. Los republicanos no le perdonaban a Salvador Allende la nacionalización de la industria cuprífera, anteriormente en manos de los grandes consorcios estadounidenses.

Venezuela. Año 2015: En las redes sociales y los medios internacionales hay cientos, miles, de fotografías de largas filas de personas para comprar productos básicos. Evidentemente irritados, muchos, culpan al Gobierno.

La tensión social es grande, y la prensa nacional e internacional de la derecha, la exacerba. Los productos aparecen y desaparecen por etapas: cuando hay harina de maíz y de trigo, no hay margarina o aceite; cuando hay papel higiénico, no hay pañales y alimento envasado para bebés; cuando hay jabón de baño, no hay detergente para lavar ropa ni desodorante.

Otra característica de esta guerra económica, es que, el desabastecimiento es muchas veces “anunciado” por los empresarios inescrupulosos asociados a los golpistas, quienes culpan al Estado por la falta de asignación de divisas. Y lo que anuncian, casi siempre es la pronta desaparición de un producto, que generalmente forma parte de la cadena productiva para lograr otros.

En Chile de Allende, hacían lo mismo. Grandes diarios como El Mercurio, Tribuna o La Tercera, publicaban noticias similares con títulos como: “Chile sin pan”, o “Mientras bailan con Fidel, no tenemos qué comer”.

Ahora se sabe que El Mercurio recibió financiación de Estados Unidos y sus textos eran revisados por sensores de ese país antes de llegar a las manos del pueblo chileno. Así lo admitió años más tarde Agustín Edwards, el dueño del medio y que ahora pasa su vejez en Estados Unidos.

Los medios de comunicación de la derecha, financiados en EE.UU., tuvieron un gran papel en el derrocamiento de Allende. Para la época, los diarios tenían mucha más influencia en el público, por eso fueron usados dos de ellos: El Mercurio, perteneciente a la familia Edwards y La Tercera. Contaron con financiamiento de Estados Unidos, eso está comprobado y hasta demostrado por las actas que se han dado a conocer en Estados Unidos, cómo financiaban a estas dos grandes cadenas de diarios: El Mercurio y La Tercera.

Una situación muy similar a la que enfrentaron los chilenos en 1973 se padeció en nuestro país. Una clase empresarial, que empieza claramente a instigar, a conspirar, grupos que se organizan y que representan lo más extremo de la derecha y, desde luego detrás de todo esto, la acción de un país como EE.UU. que se ha empeñado siempre en desestabilizar a las democracias de América Latina.

A mediados de 1973, la mina de cobre “El Teniente”, a 80 kilómetros al sur de Santiago, se declaraba en huelga “por motivos económicos”. Este yacimiento proporcionaba el 20% de la producción del mineral, el principal producto de exportación de Chile.

Desde el año anterior el cobre había sido nacionalizado por Allende, así como otros recursos naturales como el cemento, hierro, nitrato y carbón. También habían estatizado más de 6 millones de kilómetros cuadrados de tierras cultivables, antes en manos de los latifundistas.

La huelga se extendió por más de dos meses.

En Venezuela, el gobierno del Comandante Hugo Chávez, sufrió una de las peores desestabilizaciones de su historia: la paralización de su industria petrolera, de la cual dependen más de 80% de los ingresos.

La cúpula de la industria petrolera impulsó durante 62 días la paralización y Venezuela perdió más de 14 mil 400 millones de dólares por ventas no hechas. Este fue la primera guerra económica que vivió la Revolución Bolivariana, desencadenada por 40 decretos con fuerza de ley, que entre otras cosas, ordenaban la justa repartición de la tierra, lo que afectó enormemente al capital privado que controlaba el país.

Doce años más tarde, nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro, debe afrontar otro tipo de guerra del crudo, pero esta vez la de los mercados extranjeros. El precio de cada barril ha caído estrepitosamente, de alrededor de los 100 dólares a menos de 40. Un ardid estadounidense para acabar con la Opep y debilitar al Kremlin, inundando al mundo con petróleo de esquisto.

“Lo que pretende la élite de EEUU, más que Obama, es destruir la Opep y con eso destruir el mercado petrolero, y eso tiene efectos sobre otros minerales, efectos colaterales para los países del sur, los países del mundo. Es una guerra, en este caso grave, es una guerra también contra Venezuela  y contra Rusia”, ha denunciado valientemente ante el mundo el Presidente Nicolás Maduro.

Un Gobierno sin Parlamento

En ambos casos cuando arrecia la acción de la guerra económica, tanto el gobierno del Presidente Allende en 1971, como se lo planteo el imperialismo en la Venezuela del 2016, los parlamentos de estos paises quedan en manos de la oposición para fraguar acciones antipatria y de desestabilización.

Después del golpe a Salvador Allende impulsado por el Imperialismo Norteamericano con Richard Nixon al frente del gobierno de los Estados Unidos y Henry kissinger como Secretario de Estado, junto a la CIA y la derecha fascista y criminal contra el pueblo chileno aquel 11 de Septiembre de 1973,  asumió el poder una dictadura militar con el General Augusto Pinochet  a la cabeza que duro más de 16 años en el poder. Chile fue transformada en una especie de experimento por parte del gobierno Norteamericano y los grandes centros financieros internacionales para extender el sistema neoliberal en todo el continente.

Con el régimen de Pinochet aparece todo tipo de violaciones a los derechos humanos, se liquidan los partidos, el congreso, la libertad de expresión y el estadio nacional se convirtió en el más grande campo de prisioneros, de los cuales muchos de ellos aún están desaparecidos. La sangre derramada enlutó entristeció a toda la región; El llanto, El dolor, La desesperanza aparecen como consecuencia de aquel bombardeo, las persecuciones, las prisiones los crímenes y las torturas junto al consecuente destierro de miles de Chilenos. Así resurge el fascismo en la región con Augusto Pinochet  al frente de un grupo de asesinos al servicio del Imperialismo Norteamericano junto a la derecha fascista, se entierra la alegría y la esperanza no solo del pueblo chileno sino de toda la región y de todos los pueblos que veían en el Gobierno de Salvador Allende  una luz y un camino para alcanzar la Emancipación.

De allí en adelante se inicia y se afianza la imposición del modelo neoliberal en la región los intereses de los grandes centros financieros internacionales y de la oligarquía asumen el control y la orientación de los gobiernos de la región (a excepción de Cuba).  Todas nuestras riquezas están al servicio del Imperio Norteamericano y los pueblos sumidos en la pobreza cada día más. Chile fue el primer país del mundo en adoptar los principios de Friedman, en lo que hoy se conoce como Neoliberalismo, basado en la apertura de la economía, la privatización de las empresas estadales y la liquidación del estado frente a la actividad privada. Las tierras cultivables expropiadas y transferidas a los campesinos en base a la reforma agraria del 1967 fueron restituidas a sus antiguos propietarios, el desempleo aumento del 3,1 % al 22% (como acurre hoy en Argentina y está ocurriendo en Brasil) y en 1976 un cuarto de la población no tenía ingreso alguno. La mortalidad infantil alcanzo el 18% durante el primer año del gobierno militar.

Así, los logros y avances alcanzados por el Gobierno Socialista de Salvador Allende van desapareciendo: La nacionalización de la minería del cobre y la banca, La reforma agraria, Las reformas sanitarias, educativas y sociales; La universidad gratuita el programa de suplementos alimenticios extendidos a todos los niños en escuelas primarias y a todas las mujeres embarazadas. Aumento de las pensiones mínimas. Instauración de un sistema de salud en barrios obreros entre otros como parte de las conquistas del Gobierno de Salvador Allende desaparecen.

Los movimientos sociales y políticos progresistas de la región se van debilitando progresivamente y su esperanza va desapareciendo junto a la de la región.

Se impone el pensamiento único  hay quienes hablan del fin de la historia cae el Muro de Berlín y surge un mundo unipolar el neoliberalismo dio rienda suelta a sus políticas  y la imposición del fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial se imponen en nuestros Países. Venezuela es uno de los últimos y cuando llego el momento de su imposición, Caracas reacciono  y se levantó contra  las políticas  neoliberales de Carlos Andrés Pérez. El pueblo salió a la calle sin dirección alguna  para hacer justicia por sus propias manos, reventó vidrieras y santa marías. La oligarquía como en toda América Latina utilizo la fuerza armada para contener al pueblo y este fue acribillado.

Los muertos no los pudimos contar, hubo que enterrarlos sin identificación alguna por razones de salud publica en fosas comunes que nuestro Pueblo denomino LA PESTE. Es allí donde surge un grupo de jóvenes militares patriotas que venían descontentos y organizándose, esta situación acelero su organización e hizo que se revelaran insurgiendo aquel  4 de Febrero en un intento por cambiar las cosas. Eran Los Soldados Bolivarianos liderados por Hugo Chávez quienes salían a vengar al pueblo y aun cuando no vencieron en esa oportunidad, lograron convertir una derrota militar en una victoria política. Con la victoria política de Hugo Chávez y los jóvenes militares Patriotas Bolivarianos se inicia la Revolución Bolivariana y con ella se retoma y se da continuidad a las luchas de nuestros aborígenes, de nuestros ancestros venidos del África a las luchas de nuestros patriotas  encabezados por Simón Bolívar, por Ezequiel Zamora, Es la misma lucha por la que fue asesinado nuestro Presidente mártir Salvador Allende y es en esa lucha  por la que nuestro Presidente Nicolás Maduro esta al frente de la batalla que hoy libra nuestro pueblo. El enemigo es el mismo: El Imperialismo y la Oligarquía, queriendo dividir al pueblo para apropiarse de nuestras riquezas y conservar sus privilegios. El Chile de Allende de Ayer, debe ser un espejo para que la Venezuela de Chávez pueda ser defendida con éxito por nuestro pueblo junto a nuestro Presidente Nicolás Maduro.

Hoy la región está amenazada por un proceso de recolonización con el fin de cambiar la correlación de fuerzas en el continente. La derrota de los Kirchner en Argentina; el Golpe de estado a la presidente Dilma Rousseff en Brasil, los permanentes ataques a los gobiernos progresistas de Rafael Correa en el Ecuador y Evo Morales en Bolivia son expresiones de la ofensiva imperialista que hoy agreden a nuestros pueblos. En el caso Venezolano como lo vivió el pueblo Chileno y el presidente mártir Salvador Allende, los Estado Unidos y su gobierno han impulsado un proceso de desestabilización constante con el fin de derrocar la Revolución bolivariana y el Gobierno que lidera nuestro Presidente Nicolás Maduro

El derrumbe del modelo económico rentista petrolero y la guerra económica de la cual somos objeto nos obliga a crear un nuevo modelo económico productivo, que garantice y profundice los logros sociales alcanzados en la Revolución Bolivariana y que nos permita, continuar avanzando hacia la construcción del Socialismo.

La guerra económica que ha venido afectando a nuestro pueblo se expresa en el acaparamiento de alimentos, El desabastecimiento inducido, Las colas, La inflación inducida, El bachaqueo y toda una serie de factores que perturban y molestan a nuestro Pueblo; pero además la baja de los precios petroleros que reduce el ingreso de divisas en un 80%, El impacto del DólarToday que incorpora una inflación inducida  de un 70%, El riesgo país, El aislamiento financiero; acompañado de un proceso de desestabilización política permanente   y el impacto psicológico sobre la población, sembrando el terror mediante la manipulación mediática o la presencia de paramilitares aplicando el método de asesinatos selectivos para exacerbar el tema de la inseguridad. No solo hay una guerra económica; sino que esta se aplica en Venezuela en el marco de una guerra no convencional, lo cual explica los resultados de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre pasado.

Hoy, podemos afirmar que venimos de un primer semestre de resistencia frente a la ofensiva Imperialista empeñada en desarrollar un proceso de recolonización de la región, donde la Revolución Bolivariana se ha convertido en el blanco de una guerra económica no convencional con el fin de derrocar al Gobierno Bolivariano y poner fin a la Revolución desarrollada por el Presidente Chávez y que hoy lidera nuestro Presidente Nicolás Maduro.

La resistencia ofrecida por nuestro pueblo ante tan descomunal ofensiva económica y política es el producto de la conciencia política y de los niveles de organización alcanzados por los venezolanos producto del esfuerzo de nuestro Comandante Hugo Chávez y de la valoración que hace nuestro pueblo a la lealtad y la valentía del presidente Nicolás Maduro al darle continuidad al Legado del Presidente Chávez.

Hemos pasado los momentos  más duros ahora nos corresponde saltar de la Resistencia a la Esperanza; teniendo claro que la esperanza se construye, y en nuestro caso, debemos asumir la ofensiva política y económica que nos permita romperle la columna vertebral a la guerra económica,  ESTA ES NUESTRA PRINCIPAL TAREA. Debemos ir minimizando hasta desaparecer el impacto de la guerra económica como hasta ahora se ha venido haciendo mediante el desarrollo de la Agenda Económica Bolivariana, Los 15 Motores del Desarrollo, Las Cadenas Productivas y el Plan 50. Así mismo el esfuerzo que se ha venido realizando desde la Gran Misión Abastecimiento Soberano para garantizar el orden y el control de la producción; así como la gobernanza de los procesos productivos y distributivos con el fin de derrotar la guerra económica y garantizar la protección de nuestro pueblo; regularizar el funcionamiento del nuevo modelo económico productivo que garantice la Paz Social y que garantice la victoria del pueblo frente a la derecha, La oligarquía  y El imperialismo.

Con Hugo Chávez y Salvador Allende junto a nuestro presidente Nicolás Maduro asumimos la tarea de hacer realidad el mensaje que nos dejó nuestro comandante Chávez aquel inolvidable 8 de Diciembre “Unidad Lucha Batalla y Victoria.  

VIVA ALLENDE!!!

VIVA HUGO CHÁVEZ

VIVA NICOLÁS MADURO!!!

 

Posted in General | Leave a Comment »

HOY Y SIEMPRE LOS SOCIALISTAS DECIMOS TAMBIÉN POR TI CAMARADA WILLIAN LARA, VA ESTA LUCHA Y VICTORIA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 10 septiembre 2016

willian-lara

No muere quien cae luchando por el país. Willian Lara fue artífice del movimiento revolucionario de nuestro país.

Fidel Ernesto Vásquez I.

Hoy 10 de septiembre se conmemoran seis años de la desaparición física de un hombre cabal, de un revolucionario de armas tomar, de Willian Lara.

Quien no lo recuerda durante el rescate del palacio de Miraflores en el 2002 cuando la canalla fascista -que hoy siguen conspirando para hacerse del poder-, dio un golpe de Estado al Gobierno del presidente Hugo Chávez.

En ese momento, crucial para el proceso revolucionario estuvo Willian Lara y no como un mero espectador, era para ese entonces Presidente de la Asamblea Nacional y fue el encargado de juramentar al compatriota  Diosdado Cabello, como Presidente de la República encargado, mientras se esperaba el regreso del Presidente Chávez, secuestrado por los golpistas.

Willian Lara se destacó en la retoma del hilo constitucional durante el golpe de abril, donde demostró la consecuencia y la lealtad con sus principios que lo acompañaron siempre.

De él es la frase: “Sólo quien gobierna para servir; sirve para gobernar”; la cual encierra -si se quiere- el quid de un verdadero servidor público, comprometido con su pueblo.

Nació Willian Rafael Lara un 28 de julio de 1954, en El Socorro, estado Guárico. Se graduó de periodista en la Universidad Central de Venezuela (UCV); y luego hizo un postgrado de Ciencias Políticas en la Universidad Simón Bolívar, donde trabajaba como profesor, cuando decidió entrar de lleno en el terreno político con el Movimiento Quinta República(MVR).

Fue elegido diputado, por el MVR y otras organizaciones, al moribundo Congreso Nacional, en 1998, donde destacó como presidente de la Comisión de Política Interior de la Cámara de Diputados en 1999.

Tras la proclamación de la Asamblea Nacional Constituyente para promulgar la nueva Constitución prometida por el presidente Hugo Chávez, fue electo constituyente y se desempeñó como presidente de la Comisión de Régimen Político y Poder Electoral.

En el MVR ocupó el cargo de Director Nacional de Organización. En las elecciones legislativas del año 2000 fue electo, de nuevo, diputado de la naciente Asamblea Nacional, y fue su Presidente durante dos períodos.

Fue reelecto en el cargo de representación popular en el 2005, pero en el 2006 renuncia al ser designado por el presidente Hugo Chávez, como Ministro de Comunicación e Información.

En agosto de 2008, con el respaldo  de nuestro partido, el Partido Socialista Unido de Venezuela (del cual fue fundador), Lara ganó las elecciones a la Gobernación del estado Guárico, donde se dedicó a luchar por superar los índices de pobreza de la región y a combatir las perversidades del latifundismo.

Allí se destacó como el gran luchador que fue, con su gran sencillez y lealtad a la causa que defendía.

Su fallecimiento se produjo el 10 de septiembre de 2010, cuando sufrió un accidente automovilístico alrededor de las 4 de la tarde.

El hecho se registró en la Troncal 2, a la altura del sector Uverito, parroquia Parapara del municipio Roscio, donde, a causa de la lluvia intensa de ese día, perdió el control del vehículo que conducía, cayendo en el río Paya.

Su chofer y escolta, quien iba siempre de copiloto, ya que a Willian Lara le gustaba manejar él mismo, informó que tras salir de la camioneta, también sacó al gobernador, pero inevitablemente se lo arrancó la corriente.

Su cuerpo sin vida fue encontrado a las 4:30 de la mañana del  11 de septiembre de ese mismo año.

El Comandante Supremo Hugo Chávez, escribió en esa oportunidad: Se nos fue Willian Lara, caramba! Fue un buen venezolano y un verdadero revolucionario. Honremos su memoria y sigamos la batalla. Venceremos!

Hoy y siempre, los socialistas decimos: También por ti camarada Willian, va esta lucha y victoria.

Posted in General | Leave a Comment »

Virgen de Nuestra Señora del Valle: Más vigente que nunca en el corazón de sus devotos

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 8 septiembre 2016

virgen-del-valle

El culto a la patrona de Margarita y Oriente está más vigente que nunca en el corazón de sus devotos, quienes la acompañarán, venerarán y amarán en su día, agradeciéndole los favores y milagros concedidos. 

Fidel Ernesto Vásquez I.

Cada 8 de septiembre devotos de todo el país celebran el día de la Virgen del Valle, patrona del oriente de Venezuela. Esta fecha coincide con la fiesta de la natividad de la Virgen María, y es una de las principales y más celebradas advocaciones en Venezuela, siendo venerada Nuestra Señora con especial devoción en la Isla de Margarita.

La devoción a María, bajo la advocación del Valle en el oriente venezolano, se centra en una imagen que es representación de la “Purísima”, como solían llamarla los españoles en el siglo XVI. “La Vallita” es venerada cada año por miles de peregrinos de todas partes del país, en su santuario ubicado en el Valle de Margarita, cerca de Porlamar.

No obstante, las festividades en honor a la Patrona de los Pescadores y Marineros que duran varios días (hasta el 15 de septiembre aproximadamente) se extienden a otras localidades del país, donde se realizan actos religiosos en honor a la Santísima Virgen; y es que “la más dulce de las madres”, considerada así por los pescadores y marineros, es el más sublime vínculo que une a los margariteños. Así lo aseguran los neoespartanos, quienes señalan que “dondequiera que esté un margariteño, ahí está “La Vallita”.

Origen de la Virgen del Valle

Cuenta la historia que en los inicios de la conquista los españoles fundaron en la isla de Cubagua, la ciudad de Nueva Cádiz. Durante ese período los habitantes de esta ciudad cubaguense encargaron a España una imagen de la “Purísima”, para poner la ciudad bajo su protección y para rendirle adoración en uno de los templos que se levantaban en Nueva Cádiz.

La imagen llegó a Cubagua probablemente en el año 1530, pero pocos años después, el 25 de diciembre de 1541, un huracán arrasó con Nueva Cádiz y con ella la iglesia donde se encontraba la imagen de la Virgen. Al salvarse milagrosamente, los pobladores de Cubagua decidieron ponerla salvo, llevándola en 1542 a una hacienda en El Valle de la isla de Margarita, donde le construyeron una pequeña ermita. Con el paso del tiempo el lugar dio el nombre a la imagen, que comenzó a llamarse la Virgen del Valle.

Correspondió al Padre Francisco de Villacorta, principal promotor de la fundación de la villa del Espíritu Santo, quien ejercía para ese entonces el cargo de vicario de las islas, recibir, bendecir y entronizar la imagen de la Purísima, ubicándose este acontecimiento en el año 1542.

Historia de su culto

El fervor despertado a lo largo de los años por la Virgen del Valle no ha estado exento de cierto sincretismo, llegando a mezclarse la historia con las leyendas, extendiéndose la opinión de que la imagen proviene de una especie de aparición a los indígenas de la isla, en el cerro de El Piache. Otros, señalan que fue encontrada en la playa de Guaragua cerca de Porlamar.

La imagen ha sido canónicamente coronada. Este acto viene a ser la consagración oficial de parte de la iglesia, del renombre, mérito y valor de dicha imagen, por su antigüedad o por los milagros concedidos.

Patronazos de Nuestra Señora del Valle

Sumado a los patronazgos declarados por la Iglesia, hay uno que sin tener documento oficial es el primero nacido de un pueblo que, por su condición insular, ha vivido del mar: Patrona de los pescadores y marineros. “Muchos Rostros, una Madre”, texto al que anteriormente hicimos mención, relata que la “Purísima” es la que invoca el marinero en sus arduas faenas.

Los testimonios de la protección de la Virgen a su pueblo son innumerables. “La Vallita” es inclusive la “Virgen Patriota”, declarada así por la fuerza que significó para un puñado de margariteños en las luchas independentistas.

Uno de los testimonios de la intervención de Nuestra Señora en las gestas emancipadoras, refiere el de la bala (actualmente engastada en oro) que hizo blando en el pecho del general Juan Bautista Arismendi en un combate y que se aplastó al chocar con la imagen de la Santísima Virgen, cayendo a sus pies sin hacerle daño.

En cuanto a los testimonios como Patrona de los pescadores y marineros, cuenta la historia el de un pescador herido en el acto de bajar al fondo del mar con su cesta para sacar ostras. Como consecuencia de ello, se le formó una úlcera que más tarde fue infectada por la gangrena.

El médico que le vio en aquel estado consideró que sólo la amputación de la pierna podía salvarlo. El enfermo volvió a sus ojos a María, advocación del Valle, y le hizo el voto de que si le salvaba de la operación y le devolvía la pierna, le dedicaría la primera perla iría a buscar después de haber sanado.

Curado en poco tiempo se lanzó de nuevo al mar, sacó del fondo una concha y entre los reflejos del nácar apareció una perla de rara forma, como de una pierna regularmente imitada, que tenía en uno de sus lados una señal de cicatriz, justamente en el lugar que correspondía a la herida. Hoy día esta perla se encuentra entre las joyas de la venerada imagen.

Posted in General | Leave a Comment »

SOMOS EL PRESENTE Y EL GRAN MAÑANA Y CON EL PRESIDENTE OBRERO NICOLÁS MADURO VAMOS FORJANDO LA PATRIA SOBERANA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 29 agosto 2016

NICOLAS MADURO

Posted in General | Leave a Comment »

Dread Mar I Asi Fue

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 28 agosto 2016

Posted in General | Leave a Comment »

Es Hugo Chávez el que nos guia, Junto a Zamora, Rodríguez y Bolívar. Estamos con nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro Pa’ lo que sea y como sea

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 28 agosto 2016

NICOLAS MADURO

Posted in General | Leave a Comment »

DIPUTADO CHAVISTA HÉCTOR RODRÍGUEZ: VAMOS A ESTAR EN LA CALLE DE FORMA PERMANENTE DEFENDIENDO LA PAZ DE LA PATRIA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 28 agosto 2016

HECTOR RODRIGUEZ

Posted in General | Leave a Comment »

Seamos la pesadilla de aquellos que pretenden arrebatarnos nuestros sueños de construir la Patria bonita que soñaron nuestros Libertadores Bolívar y Chávez

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 agosto 2016

NICOLAS CHAVEZ BOLIVAR

Posted in General | Leave a Comment »

Un día como hoy… aquel extraño día.

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 24 agosto 2016

papa

Papá, desde entonces viajas eternamente en mi recuerdo.

Posted in General | Leave a Comment »

FIDEL CASTRO, EL COMANDANTE DE LA DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS CUMPLE 90 AÑOS CON INAGOTABLE LUCIDEZ Y EJEMPLO PARA LA HUMANIDAD

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 11 agosto 2016

Fidel Castro Rus-Fidel Ernesto Vasquez

El idealista, hombre de historia que vive y sigue dejando huella, el líder de la Revolución Cubana, el Comandante en Jefe Fidel Castro está cumpliendo sus 90 cumpleaños mostrando inagotable lucidez.

Con motivo de su cumpleaños, podemos decir con orgullo: “Vas bien Fidel, vas bien…”

Fidel Ernesto Vásquez I.

Más que estadista o revolucionario, más que un personaje siempre actual en la vida de los cubanos y el pensamiento de los latinoamericanos, Fidel Alejandro Castro Ruz, es un hombre que es historia y ejemplo para la humanidad.

Todo se ha dicho y escrito sobre nuestro Comandante Fidel Castro y no deja de ser un personaje admirable y digno de ejemplo para todas las generaciones.

Miles de enciclopedias lo retratan, miles de sitios web hablan de su hermosa y valiente existencia. ¿Qué nos deja la revisión de tanta información’? La percepción de un hombre que ha dejado una huella indeleble para la humanidad.

Si ya era difícil iniciar una revolución, lo más duro ha sido mantenerla. ¿Cómo lo ha logrado?

Hay, desde luego, algunos hechos ya conocidos: todos los organismos internacionales, desde las Naciones Unidas hasta el Banco Mundial, reconocen al unísono que la población de Cuba es la única del Tercer Mundo que ha alcanzado un nivel de desarrollo humano comparable al de los países más avanzados.

La isla de Cuba tiene la esperanza de vida más elevada y la tasa de mortalidad infantil más baja del Tercer Mundo (incluso más baja que la de Estados Unidos). El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) certifica que Cuba es la única nación de América Latina que ha erradicado la desnutrición infantil.

Pero más allá de esos logros está la figura del líder político, histórico y espiritual que ha sabido mantenerse vigente, alumbrando nuestros caminos y enseñándonos lo no escrito.

Fidel ha demostrado que luego de nueve décadas de vida, su lucidez e inteligencia no merman, y a través de los medios sigue presente, en sus sabias reflexiones y opiniones, en las mas sorpresivas apariciones en instituciones científicas y educativas, con los jóvenes, en el Parlamento Cubano, compartiendo con líderes políticos o dando clases magistrales frente a las cámaras de tv.

Sus opiniones sirven como termómetro de su inagotable capacidad de análisis y constituyen prueba fehaciente de que su opinión, en centenares de artículos publicados y reproducidos alrededor del mundo, aún es imprescindible.

Su amistad desarrollada con nuestro Comandante Supremo y Eterno, Hugo Chávez es motivo de orgullo y con nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro se mantiene ese mismo calor fraterno de la amistad, el aprecio y unión de acción por la libertad, la paz y solidaridad con los pueblos del mundo.

Con motivo de su cumpleaños, podemos decir con orgullo: “Vas bien Fidel, vas bien…”

Posted in General | Leave a Comment »

Día del Tricolor Patrio. Hoy Tenemos Patria

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 3 agosto 2016

BANDERA NACIONAL

Posted in General | Leave a Comment »

Orden del Comandante Supremo Hugo Chávez: Día de la Bandera Venezolana! Vamos a celebrar! Viva Miranda!

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 3 agosto 2016

HUGO CHAVEZ

Posted in General | Leave a Comment »

BATALLA DE MATASIETE: TRIUNFO POPULAR SOBRE UN IMPERIO. VENEZUELA ES TIERRA DE PATRIOTAS VENCEDORES

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 31 julio 2016

MATASIETE

La Batalla de Matasiete constituye una referencia esencial de un pueblo de pescadores artesanales y agricultores pobres, que se transformó en ejemplo para otros países en su lucha contra el imperio más poderoso del mundo en el siglo XIX.

Fidel Ernesto Vásquez 

Hoy domingo, los Patriotas venezolanos y en especial los del estado Nueva Esparta  recordamos 199 años de una gesta histórica: la Batalla de Matasiete, enfrentamiento en que el pueblo insular derrotó al ejército español comandado por el general Pablo Morillo.

Aquel 31 de julio, Margarita se convierte en la primera zona libre de la colonización española en Suramérica. Desde aquel momento, las tropas de ningún imperio han podido tocar suelo neoespartano.

Matasiete es la montaña de la gloria margariteña y dio el nombre al estado Nueva Esparta, debido a la similitud de la batalla de las Termópilas que protagonizaron los espartanos en la antigua Grecia del año 480 AC.

Aplicando tácticas de lo que hoy se conoce como guerra asimétrica, los patriotas margariteños emularon al legendario pueblo griego de Esparta, que con un pequeño ejército al mando de su Rey Leonidas, contuvo a la invasión Persa en el paso de las Termópilas.

El cerro Matasiete es uno de los grandes patrimonios de la patria venezolana.

Para unos, es un ejemplo contundente de guerra asimétrica; para otros, un logro geopolítico sin precedentes. Para todos, es un innegable triunfo popular sobre un imperio.

El enfrentamiento ocurrió el 31 de julio de 1817 entre el bando español, a las órdenes de Morillo, y las tropas venezolanas, comandadas por Francisco Esteban Gómez, en el cerro Matasiete, hoy municipio Arismendi de la entidad.

Más de 3.000 soldados españoles al mando de Morillo se enfrentaron a unos 600 margariteños al mando de Francisco Esteban Gómez, que se atrincheraron en el cerro Matasiete,   para resistir a las fuerzas españolas, que fueron derrotadas.

El boletín del Ejército Margariteño del 1º de agosto de 1817, describe el siguiente parte de guerra:

“El resultado de esta larga acción fue que solo 300 hombres de infantería protegidos por una corta caballería y por la Caranta (un fortín) derrotaron completamente a los 3.000 valientes con que Morillo nos amenazaba con total exterminio; acción gloriosa para las armas de la República, para el timbre de los margariteños y lección que puede servir de escarmiento a los tiranos (…)”, indica el boletín.

Esta es la batalla de más trascendencia para la historia de Margarita. Matasiete es la lección, es el valor y la hidalguía. Es la gloria que viene a complementar el triunfo de la campaña de Guayana y que se cristaliza luego con la Batalla de Carabobo que sella la emancipación nacional.

La Batalla de Matasiete constituye una referencia esencial de un pueblo de pescadores artesanales y agricultores pobres, que se transformó en ejemplo para otros países en su lucha contra el imperio más poderoso del mundo en el siglo XIX.

En Matasiete, humillamos la prepotencia de Pablo Morillo, quien nos había amenazado con hacernos desaparecer de la faz de la tierra.

Posted in General | Leave a Comment »

Biografia no autorizada de ALVARO URIBE VELEZ (El Señor de las sombras)

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 31 julio 2016

Biografia no autorizada de ALVARO URIBE VELEZFAVOR PARA DESCARGAR EL LIBRO, PULSE LA CARATULA DEL LIBRO.

 

Posted in General | Leave a Comment »

LO QUE ME DIJERON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOBRE EL COMANDANTE SUPREMO HUGO CHÁVEZ

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 28 julio 2016

COMANDANTE HUGO CHAVEZ

COMANDANTE HUGO CHAVEZ

Posted in General | Leave a Comment »

LUEGO DE 40 AÑOS, EL GRITO DE JORGE RODRÍGUEZ SIGUE SIENDO UNA VERDAD Y LECCIÓN: EL SOCIALISMO SE CONQUISTA PELEANDO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 julio 2016

JORGE RODRIGUEZ

PROHIBIDO OLVIDAR: JORGE RODRÍGUEZ FUE TORTURADO HASTA QUE DESTROZARON SU CUERPO, PERO JAMAS SU ENTEREZA  REVOLUCIONARIA

Aquí seguimos sus herederos en la lucha por la vida, la Patria bonita, con lealtad, fidelidad y nobleza con el legado de nuestros Libertadores Bolívar y Chávez, respaldando “plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta, total” a nuestro Presidente Obrero y líder de la revolución bolivariana, Nicolás Maduro.

Por Fidel Ernesto Vásquez I.

De Jorge Rodríguez, desde hace cuarenta años sus amigos y familiares lo recuerdan en una reunión que realizamos todos los años en el Cementerio General del Sur de Caracas y que no ha tenido intermitencia durante cuatro décadas, desde que un grupo de torturadores le destrozó su cuerpo a golpes en un antro de la Disip el año 1976 y cuya muerte desató un huracán político nacional que obligó al Gobierno del criminal bandido Carlos Andrés Pérez a urdir un plan de confusión informativa aprovechando el secuestro del industrial norteamericano del vidrio William Frank Niehous para involucrar a Salom Mesa entonces diputado y alto dirigente del Movimiento Electoral del Pueblo con el objeto de desviar la atención pública del grave crimen cometido contra Jorge Rodríguez.

Era parte de las jugadas que entonces usaba y siguen usando los laboratorios de guerra sucia de la derecha internacional cada vez que se sienten acorralados, la confusión, la dilatación de situaciones para ganar tiempo, la compra de conciencias, el chivatazo como métodos para contraatacar al movimiento revolucionario.

Jorge estuvo preparado siempre para aguantar la más fiera tortura y se sometió a prueba en su último momento pero en sus escritos dejó testimonio para aquellos que hasta meses antes de su muerte fueron sus referentes y que hoy han dejado el camino revolucionario. En el discurso de presentación del libro “Después del túnel” en marzo de 1976 Jorge Rodríguez decía “es la noche de Gabriel Puerta, de Carlos Betancourt, es la noche de Julio Escalona y Douglas Bravo que han sabido mantener con firmeza sus principios y respeto a la palabra empeñada”. Los años han pasado, cada quien que asuma en su conciencia su responsabilidad ante la historia y juzgue el peso de esas palabras de Jorge que desde la eternidad nos reclama mayor compromiso en un tiempo cuando seguimos necesitando la unidad por la que ambos tanto Salom como Jorge, lucharon mientras tenían vitalidad pero que en la memoria imborrable nos la recuerdan permanentemente.

Jorge Rodríguez, líder de Liga Socialista, detenido por el secuestro de Niehous lo trasladan a un paraje solitario de la carretera Panamericana los agentes Braudio Gudiño La Cruz, Guillermo Zambrano Salazar, Itamare Rodríguez y Juan Álvarez Díaz y es torturado a fin de que revelara el sitio de ubicación del secuestrado. Después morirá en su calabozo por derrames internos y desprendimiento de órganos y numerosas fracturas.

Jorge Rodríguez, luchador socialista, nació en Carora, estado Lara, el 16 de febrero de 1942. Recibió una formación como docente y posteriormente, ingresó a la Universidad Central de Venezuela (UCV), específicamente a la Facultad de Humanidades, en la que ocupó responsabilidades de dirección estudiantil, una de ellas como delegado del Consejo Universitario en 1966.

También fue un activista destacado contra el cierre de la universidad, en el primer Gobierno de Rafael Caldera.

En 1972, fue detenido por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Sifa) y desde allí, dirigió la huelga de hambre de los presos políticos.

El 19 de noviembre de 1973, convocó a la creación de la Liga Socialista, donde se desempeñó como secretario general hasta el momento en que fue asesinado.
El 25 de julio de 1976 muere Jorge Rodríguez, secretario general de la Liga Socialista. 23 años antes que el Pueblo Bolivariano, eligiera a sus Diputados Constituyentes en el marco de la Revolución Bolivariana, Jorge Rodríguez muere asesinado en los sótanos de la DISIP.

En el Libro escrito a varias manos “Historia de un Proyecto Revolucionario”, editado por la Liga Socialista, en 1996 se presenta el móvil de lo que seria el secuestro y la posterior tortura de Jorge Rodríguez.

Fue sometido a bárbaras torturas para que reconociera su participación y la de la Liga Socialista en el secuestro del industrial William Frank Niehaus. Su conducta indoblegable frente al enemigo, salvó a la Liga Socialista y a sus cuadros de una ofensiva represiva.

Jorge Rodríguez prefirió morir antes que delatar y acusar a sus compañeros de algo con que no tenían relación.

Hay razones más profundas para su asesinato. Ellas tienen que ver con la calidad de dirigente Revolucionario que era Jorge Rodríguez: un dirigente joven (apenas 34 años tenía cuando fue asesinado), combativo, incansable trabajador, con métodos democráticos de dirección, entre otros valores de Revolucionario.

Durante 1975 y 1976, en la Liga Socialista se comenzó a ver el crecimiento y su expansión a escala Nacional. La Liga Socialista comenzó a realizar concentraciones públicas importantes (como la marcha antimperialista que cruzo el país de oriente a occidente y de norte a sur y culminó con una gran concentración popular en Cabimas), a ganar elecciones sindicales y en centros de estudiantes entre otros.

“El Socialismo se conquista peleando”. Fue el grito de combate que durante los años setenta levantara Jorge Rodríguez y la Liga Socialista. Grito que sintetiza muchos de los postulados de la actual Revolución Bolivariana, cuando señalamos que solo el Pueblo libera al Pueblo en combate diario por una Patria justa digna y equitativa.

El recuerdo de Jorge Rodríguez constituye un ejemplo para las nuevas generaciones de Revolucionarios que hoy impulsa el sueño colectivo de otra Venezuela.

Aquí seguimos sus herederos en la lucha por la vida, la Patria bonita, con lealtad, fidelidad y nobleza con el legado de nuestros Libertadores Bolívar y Chávez, respaldando “plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta, total” a nuestro Presidente Obrero y líder de la revolución bolivariana, Nicolás Maduro.

Posted in General | Leave a Comment »

24 DE JULIO 1998… EL COMANDANTE HUGO CHÁVEZ INSCRIBE LA CANDIDATURA DE LA PATRIA BOLIVARIANA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 24 julio 2016

HUGO CHAVEZ

Posted in General | Leave a Comment »

Comandante Hugo Chávez: “¡Domingo 24 de Julio, bendito seas, día de Dios te declaramos! ¡Día de Patria, día de alumbramiento sublime! ¡Cantemos a Simón Bolívar, el eterno!”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 24 julio 2016

SIMON BOLIVAR

“¡Domingo 24 de Julio, bendito seas, día de Dios te declaramos! ¡Día de Patria, día de alumbramiento sublime! ¡Cantemos a Simón Bolívar, el eterno!”

Comandante Hugo Chávez

 

PADRE NUESTRO

Que estás en la tierra. en el agua, en el aire
de toda nuestra extensa latitud silenciosa,
todo lleva tu nombre, padre, en nuestra morada:
tu apellido la caña levanta a la dulzura,
el estaño Bolívar tiene un fulgor Bolívar,
el pájaro Bolívar sobre el volcán Bolívar,
la patata, el salitre, las sombras especiales,
las corrientes, las vetas de fosfórica piedra,
todo lo nuestro viene de tu vida apagada,
tu herencia fueron ríos, llanuras, campanarios,
tu herencia es el pan nuestro de cada día, padre.

Tu pequeño cadáver de capitán valiente
ha extendido en lo inmenso su metálica forma,
de pronto salen dedos tuyos entre la nieve
y el austral pescador saca a la luz de pronto
tu sonrisa, tu voz palpitando en las redes.

De qué color la rosa que junto a tu alma alcemos?
Roja será la rosa que recuerde tu paso.
Cómo serán las manos que toquen tu ceniza?
Rojas serán las manos que en tu ceniza nacen.
Y cómo es la semilla de tu corazón muerto?
Es roja la semilla de tu corazón vivo.

Por eso es hoy la ronda de manos junto a ti.
Junto a mi mano hay otra y hay otra junto a ella,
y otra más, hasta el fondo del continente oscuro.
Y otra mano que tú no conociste entonces
viene también, Bolívar, a estrechar a la tuya:
de Teruel, de Madrid, del Jarama, del Ebro,
de la cárcel, del aire, de los muertos de España
llega esta mano roja que es hija de la tuya.

Capitán, combatiente, donde una boca
grita libertad, donde un oído escucha,
donde un soldado rojo rompe una frente parda,
donde un laurel de libres brota, donde una nueva
bandera se adorna con la sangre de nuestra insigne aurora,
Bolívar, capitán, se divisa tu rostro.

Otra vez entre pólvora y humo tu espada está naciendo.
Otra vez tu bandera con sangre se ha bordado.
Los malvados atacan tu semilla de nuevo,
clavado en otra cruz está el hijo del hombre.

Pero hacia la esperanza nos conduce tu sombra,
el laurel y la luz de tu ejército rojo
a través de la noche de América con tu mirada mira.
Tus ojos que vigilan más allá de los mares,
más allá de los pueblos oprimidos y heridos,
más allá de las negras ciudades incendiadas,
tu voz nace de nuevo, tu mano otra vez nace:
tu ejército defiende las banderas sagradas:
la Libertad sacude las campanas sangrientas,
y un sonido terrible de dolores precede
la aurora enrojecida por la sangre del hombre.

Libertador, un mundo de paz nació en tus brazos.
La paz, el pan, el trigo de tu sangre nacieron,
de nuestra joven sangre venida de tu sangre
saldrán paz, pan y trigo para el mundo que haremos.

Yo conocí a Bolívar una mañana larga,
en Madrid, en la boca del Quinto Regimiento,
Padre, le dije, eres o no eres o quién eres?
Y mirando el Cuartel de la Montaña, dijo:
“Despierto cada cien años cuando despierta el pueblo”.

Pablo Neruda: Un canto para Bolívar

Posted in General | Leave a Comment »

193 AÑOS DE LA BATALLA NAVAL DEL LAGO DE MARACAIBO: CONSOLIDACIÓN DE LA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 24 julio 2016

BATALLA NAVAL

Con la Revolución Bolivariana, las banderas de libertad e independencia vuelven a flamear en cada rincón de la Patria, acrecentando el orgullo de ser hijas e hijos de héroes y heroínas, hijas e hijos de Libertadores, herederos del legado de nuestros Libertadores Bolívar y Chávez, combatientes del guarda, custodio y líder de la lucha por la Suprema Felicidad de nuestro Pueblo, el Presidente Obrero Nicolás Maduro.

El amanecer del 24 de julio de 1823 trajo buen viento para la Independencia de Venezuela. Ese día, las fuerzas de la Armada Republicana, capitaneadas por el Almirante José Prudencia Padilla, se ven cara a cara con la historia, con la gloria y con la libertad.

Sobre las aguas del lago de Maracaibo se escenifica la batalla naval entre los patriotas y las fuerzas realistas, lo que constituye un acontecimiento de trascendental relevancia para la consolidación de la independencia.

22 Embarcaciones con un arsenal de 85 cañones y una escuadra de combate de 1.312 hombres conforman las fuerzas independentistas que desde las 3:45 de la tarde de aquel día, y por un lapso de dos horas, se enfrenta a la armada española, comandada por el capitán de navío Ángel Laborde y Navarro, a cuyo mando están 1.650 hombres en 32 embarcaciones y armados con 67 cañones.

El fuego es iniciado por los realistas, pero la rápida acción de los patriotas, y la acertada estrategia planificada por el Almirante Padilla, dan al traste con el ataque del enemigo y logran hacerse de los buques españoles mediante el abordaje de estos. El triunfo es de los patriotas.

La victoria republicana marca un hecho contundente en las aspiraciones independentistas venezolanas. Desde ese momento, los españoles comienzan un proceso de negociación que concluye con la entrega de la plaza de Maracaibo, el Castillo de San Carlos, el de San Felipe en Puerto Cabello y posteriormente, el 5 de agosto de ese mismo año, el imperio español abandona definitivamente el territorio venezolano.

La batalla naval del lago de Maracaibo representa el sello final para la independencia, ya que se logra derrotar el último reducto del imperio español y como consecuencia se logra que los realistas dejen de pisar para siempre el suelo patrio.

A 193 años que aquella epopeya libertaria, los venezolanos seguimos dando una batalla contra la opresión, esta vez representada por las formas de dominación impuestas mediante modelos económicos desarrollados por las potencias internacionales, cuyo único fin es la explotación de las naciones mediante nuevas formas de coloniaje, dejando pobreza y miseria a las naciones expoliadas.

Con la Revolución Bolivariana, las banderas de libertad e independencia vuelven a flamear en cada rincón de la patria, acrecentando el orgullo de ser hijas e hijos de héroes y heroínas, hijas e hijos de Libertadores, herederos del legado de nuestros Libertadores Bolívar y Chávez, combatientes del guarda, custodio y líder de la lucha por la Suprema Felicidad de nuestro Pueblo, el Presidente Obrero Nicolás Maduro.

Posted in General | Leave a Comment »

Profesor Aristóbulo Istúriz invitó a la juventud a incorporarse a la Gran Misión Abastecimiento Soberano

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 julio 2016

ARISTOBULO ISTURIZ

El vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, profesor Aristóbulo Istúriz, llamó este sábado a la juventud a incorporarse a la Gran Misión Abastecimiento Soberano para proteger en unión cívico-militar al pueblo.

“Quiero que la juventud se comprometa a incorporarse a acompañar este proyecto que ha lanzado el presidente (Nicolás) Maduro, la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS)”, dijo el vicepresidente desde el estado Monagas.

Manifestó que la GMAS es una “estrategia para gobernar los procesos productivos y los procesos distributivos para proteger a nuestro pueblo y garantizarle el abastecimiento”.

Durante la juramentación de la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Istúriz indicó que el pueblo de manera organizada en comunas, consejos comunales, Unidades Bolívar Chávez (Ubch), Círculos de Lucha Popular (CLP), Unamujer, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y el Gobierno Nacional debe “partirle el espinazo a la guerra económica que es el peor enemigo que tiene el pueblo”.

En este sentido, invitó al pueblo venezolano a defender los logros de la Revolución Bolivariana acompañando los distintos proyectos impulsados por el Ejecutivo. “Tenemos la obligación moral, política de proteger a nuestro pueblo”, aseguró.

Advirtió que los promotores de la guerra no convencional, de la guerra económica se encuentran en un período de recuperación, convocando al pueblo organizado a las calles para defender la paz de Venezuela.

El vicepresidente indicó que la juventud tiene la responsabilidad durante los próximos meses de trabajar y producir con amor, entrega y alegría la esperanza que necesita el país para superar la coyuntura que atraviesa. “Vamos a construir la esperanza”, insistió.

Posted in General | Leave a Comment »

Mi Comandante… Cómo ver la luna en este momento y no recordar ese 8 de Diciembre: “PLENA COMO LA LUNA LLENA”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 julio 2016

Chavez

Posted in General | Leave a Comment »

COMUNICADO DEL PSUV POR FALLECIMIENTO DEL COMPATRIOTA ANÍBAL CHÁVEZ

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 17 julio 2016

ANIBAL CHAVEZ

 

El Partido Socialista Unido de Venezuela quiere compartir con nuestro pueblo el profundo pesar que nos embarga por la desaparición física de un destacado militante y cuadro dirigente del PSUV, Aníbal Chávez, hermano de nuestro Eterno Comandante Hugo Chávez, Alcalde del municipio Alberto Arvelo Torrealba, la Sabaneta natal de nuestro Comandante.

Queremos expresar el dolor hondo frente a la noticia infausta, siempre repentina, siempre un golpe helado, cuando un hermano, cuando un amigo, cuando un compañero, parte hacia la inmortalidad. Aníbal el de la sonrisa tranquila, Aníbal el de la lealtad serena, el de la solidaridad infinita como los llanos que lo vieron nacer y de los que no se separó nunca.

En nombre del Presidente de nuestro Partido, Nicolás Maduro, del Buró Político, de la Dirección Nacional y de toda nuestra militancia, enviamos el mas grande abrazo y acompañamos en la tristeza a Doña Elena, al Maestro Hugo de los Reyes, a Adán, a todos los hijos, hermanos, familiares y amigos de Aníbal. Son estos días de dolor los que traen el verso de Vicente Huidobro: “Es para llorar que la muerte es tan rápida/ es para llorar que la muerte es tan lenta”.

Aníbal, sigues con nosotros en el esfuerzo cotidiano de construcción del futuro, en la sonrisa de cada niño venezolano, sigues con nosotros, hermano en Chávez, hermano de las luchas y la vida. Te decimos con Miguel Hernández: “A las aladas almas de las rosas/ del almendro de nata te requiero/ que tenemos que hablar de muchas cosas/ compañero del alma, compañero”.

Posted in General | Leave a Comment »

HASTA SIEMPRE HERMANO .@AnibalChavezF . PAZ A TÚ ALMA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 17 julio 2016

ANIBAL CHAVEZ

Posted in General | Leave a Comment »

Mensaje deL General Patriota Vladimir Padrino López en conmemoración al Bicentenario del inmortal Francisco de Miranda

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 14 julio 2016

Comunicado-oficial-e1468517213194-540x382

MENSAJE DEL CIUDADANO GENERAL EN JEFE VLADIMIR PADRINO LÓPEZ, MINISTRO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA Y COMANDANTE ESTRATÉGICO OPERACIONAL, EN OCASIÓN DE CONMEMORARSE EL BICENTENARIO DEL SALTO A LA INMORTALIDAD DEL ALMIRANTE SEBASTIÁN FRANCISCO DE MIRANDA.

“AQUEL QUE ASEGURA SU HONOR DEDICANDO SU VIDA AL SERVICIO DE LA HUMANIDAD, A LA DEFENSA DE LA JUSTICIA Y AL EXTERMINIO DE LA TIRANÍA, ADQUIERE UNA VIDA DE INMORTALIDAD AL DEJAR EL MARCO DE LA MATERIA QUE EL HOMBRE RECIBE DE LA NATURALEZA…”. ESTA EXPRESIÓN DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR EN GUAYANA EL 03 DE SEPTIEMBRE DE 1817, DEFINE A LA PERFECCIÓN LA TRASCENDENCIA DE SEBASTIÁN FRANCISCO DE MIRANDA Y RODRÍGUEZ, QUIEN HACE 200 AÑOS PARTIÓ DE LA DIMENSIÓN DE LO TERRENAL Y CRUZÓ  LA ESTRECHA PUERTA DE LA PERENNIDAD.

TRANSCURRIDOS DOS SIGLOS, PERVIVE EN MEDIO DE NOSOTROS EL ESPÍRITU DE UN GUERRERO INDOMABLE QUE RECORRIÓ EL MUNDO BATALLANDO EN FAVOR DE CAUSAS NOBLES. MILITAR, POLÍTICO, DIPLOMÁTICO, ESCRITOR, HUMANISTA E IDEÓLOGO; PRECURSOR DE LA GESTA EMANCIPADORA; “EL MÁS ILUSTRE DE TODOS LOS COLOMBIANOS” Y “EL AMERICANO UNIVERSAL”. COMBATIÓ CONTRA LOS MOROS AL NORTE DE ÁFRICA Y POR LOS ESTADOS UNIDOS CONTRA EL IMPERIO BRITÁNICO. MARISCAL DE CAMPO EN LA BATALLA DE VALMY EN 1792, LA PRIMERA VICTORIA DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA, LUEGO DE LA CUAL  ES ASCENDIDO A TENIENTE GENERAL Y QUE FUE CONSIDERADA POR VON GOETHE COMO “EL INICIO DE UNA NUEVA FASE DE LA HISTORIA…”. TRIUNFADOR EN AMBERES, ÚNICO LATINOAMERICANO EN EL ARCO DE TRIUNFO DE PARÍS; NAPOLEÓN DIRÍA SOBRE ÉL: “LLEVA EL FUEGO SAGRADO DE LA LIBERTAD EN EL CORAZÓN”.

MIRANDA ES UN RASGO DISTINTIVO DE LA VENEZOLANIDAD; ES EL ESTIGMA QUE DURANTE CIENTOS DE GENERACIONES NOS HA CARACTERIZADO COMO PUEBLO IRREVERENTE ANTE LAS TIRANÍAS, PUEBLO ANTIIMPERIALISTA, AMANTE DE LA JUSTICIA Y LA PAZ.

FUE ADEMÁS UN FEMINISTA CONSUMADO QUE EN CIERTA OCASIÓN EXPRESARÍA: “¿POR QUÉ EN UN GOBIERNO DEMOCRÁTICO LAS MUJERES, SI BIEN SON LA MITAD DE LA POBLACIÓN, NO ESTÁN DEBIDAMENTE REPRESENTADAS, PERO SI SE LES APLICA TODO EL VIGOR DE LA LEY?”. CONCIBIÓ LA COLOMBEIA COMO PARTE DE SU COSMOVISIÓN; EL SUEÑO DE UNA SOLA NACIÓN DESDE EL SUR DEL MISISIPI HASTA EL CABO DE HORNOS. IDEÓ E IZÓ POR PRIMERA VEZ EN 1806, EL TRICOLOR QUE SERÍA POR SIEMPRE LA BANDERA NACIONAL. MIEMBRO DISTINGUIDO DE LA SOCIEDAD PATRIÓTICA Y FIRMANTE DEL ACTA DE INDEPENDENCIA, POR LA CUAL LUCHÓ  CON DENUEDO HASTA QUE LA ADVERSIDAD LO LLEVÓ A LA CARRACA EN CÁDIZ, DONDE EN FORMA PREMATURA RENDIRÍA SU VIDA ESTE EGREGIO VENEZOLANO.

LA VIGENCIA DEL PENSAMIENTO MIRANDINO HA CRECIDO INDEFECTIBLEMENTE CON EL CORRER DEL TIEMPO. HOY MÁS QUE NUNCA SE RECONOCE LA IMPERIOSA NECESIDAD DE LLEVAR ADELANTE SU EXTRAORDINARIA VISIÓN UNIFICADORA, PARA QUE LA AMÉRICA LIBRE Y UNA SOLA, PUEDA ENFRENTAR CON ÉXITO EL PODER DE LOS NUEVOS IMPERIOS QUE LA ACECHAN.

PORQUE SU OBRA FUE HECHA CON AMOR DE PATRIA Y SENTIDO DE LO HUMANO, ESTÁ ARRAIGADA EN LO MÁS PROFUNDO DE LA CONCIENCIA NACIONALISTA Y EL ESPÍRITU INTEGRADOR DE TODOS LOS LATINOAMERICANOS, QUIENES, COMO DIRÍA EL COMANDANTE SUPREMO HUGO CHÁVEZ EN VISITA A LA SORBONA EL 14 DE FEBRERO DE 2001, DICEN HOY TAMBIÉN: “TRAS LOS PASOS DE MIRANDA ANDAMOS”, PARA PRESERVAR Y CONSOLIDAR LA SOBERANÍA E INDEPENDENCIA, ESE PRECIADO BIEN QUE NOS LEGARON LOS LIBERTADORES Y QUE NADIE JAMÁS PODRÁ ARREBATARNOS; AUNQUE EN ELLO SE NOS VAYA LA VIDA.

ALCANZAR EL TALANTE Y LA ESTATURA MORAL DE ESTE GRANDE HOMBRE ES ALGO  QUE TODOS DEBEMOS PROPONERNOS PARA CRISTALIZAR ALGÚN DÍA SU COLOSAL PROYECTO Y CONSECUENTEMENTE HACER DE NUESTRA NACIÓN, LA POTENCIA QUE SOÑÓ Y POR LA CUAL OFRENDÓ SU VIDA.

¡QUE VIVA MIRANDA POR SIEMPRE!

¡QUE VIVA EL ESPÍRITU Y PENSAMIENTO MIRANDINO!

¡QUE VIVA LA AMÉRICA UNIDA!

“CHÁVEZ VIVE… LA PATRIA SIGUE”

“INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA…

VIVIREMOS Y VENCEREMOS”

VLADIMIR PADRINO LÓPEZ

GENERAL EN JEFE

Posted in General | Leave a Comment »

Llegó la hora de hacer justicia a Sebastián Francisco de Miranda, uno de los más grandes hombres que Caracas ha parido, que Venezuela ha parido, que América toda ha parido

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 14 julio 2016

FRANCISCO DE MIRANDA

Posted in General | Leave a Comment »

90 AÑOS DEL NATALICIO DE NUESTRA SIEMPRE QUERIDA ARGELIA LAYA, “LA COMANDANTA JACINTA”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 10 julio 2016

ARGELIA LAYA

90 años del natalicio de nuestra hermosa Argelia Laya, revolucionaria, luchadora social y defensora de los derechos de la mujer y del pueblo venezolano. Para quienes la conocimos, es y será por siempre un gran honor haber compartido luchas por la construcción del socialismo.

Fue una maestra y guía para nosotros, nos enseño la honestidad, el valor, la entrega total, el amor por el prójimo. A cada acierto un reconocimiento para el estimulo y reforzamiento de la acción, pero a cada error, el regaño, la muestra correcta del camino y el ejemplo de su propia acción.

Así aprendí de ella, fue única. Siempre se lo voy a agradecer y dicha enseñanza se la he transmitido a mis hijos.

Gracias por las lecciones, seguiré fiel a tú ejemplo, por eso sigo en esta lucha hermosa, cumpliendo el legado de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez y rodilla en tierra dándole mi apoyo firme, pleno, como la luna llena, irrevocable, absoluto y total a nuestro Compatriota Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros.

 Fidel Ernesto Vásquez I.

Nació en una hacienda de cacao, de Rio Chico, estado Miranda, el 10 de julio de 1926, su padre fue montonero y estuvo varias veces en prisión; su madre fue integrante de la “Agrupación Cultural Femenina”, le enseñó a defender la condición de ser mujeres y de ser afrodescendientesDesde la década de los 40, no hubo conquista de la mujer venezolana, en la cual Argelia no haya combatido con el fervor de su condición de mujer aguerrida y política.

Desde su primera vocación y profesión de educadora, defendió el derecho de las mujeres a la educación, a la participación cultural y a la capacitación, hasta la formulación del Plan Nacional “Educando para La Igualdad“, donde estableció los principios y estrategias para una educación por la paz y la justicia, con fundamento en la erradicación de toda forma de discriminación por sexo, en el sistema y proceso educativo. Recordemos que su defensa del derecho de las jóvenes embarazadas a no ser excluidas del sistema de educación, se constituyó en un precedente histórico y un hito que puso en la palestra pública el derecho universal y sin discriminación a la educación.

En el área de los derechos sexuales y reproductivos, defendió el derecho de las mujeres a un embarazo seguro, a fin de evitar más muertes por las interrupciones clandestinas de embarazos.

Se sumó al Partido Comunista en la política de lucha armada, uniéndose al movimiento guerrillero y pasando a la clandestinidad. Recorrió las montañas de Lara, como “la Comandante Jacinta”: durante seis años fabricó bombas molotov y empuñó un fusil; esta aguerrida mujer luchaba a diario por la revolución y en contra de la injusticia social.

En el movimiento nacional de mujeres organizadas, Argelia tuvo una participación fundamental, convirtiéndose en abanderada y protagonista de las múltiples y exitosas conquistas por los derechos de la mujer. Recordemos, entre algunas de sus innumerables actividades, que de 1946 a 1958, fue Co-fundadora y Secretaria de la Organización de la Unión Nacional de Mujeres y, organizadora asimismo del Comité Femenino de la Junta Patriótica; de 1958 a 1968 pasó a ser Secretaria General de la Unión Nacional de Mujeres, así como también, Organizadora y Secretaria General de la Legión de “Mujeres Nacionalistas”; en la década del 60′ fue Vicepresidenta del I Congreso de Mujeres Venezolanas; en la década de los 80′ fue una de las promotoras de la creación de la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales de Mujeres, miembra de la Delegación del antiguo Congreso a la Conferencia de la ONU sobre Evaluación del Decenio de la Mujer (Nairobi-Kenya 1985), miembra de la Comisión Femenina Asesora de la Presidencia de la República, miembra de la Comisión de Cooperación con la Comisión Interamericana de Mujeres de la OEA , Capitulo Venezuela, Asesora del Instituto de Estudios Transculturales de la Mujer Negra y del Programa de Salud Integral de la Mujer desde la Perspectiva de Género del antiguo Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, ahora Ministerio del Poder Popular para la Salud.

En el aspecto laboral y de normativa del trabajo, Argelia fue una de las políticas más activas por la garantía de las prestaciones sociales, esas que les fueron arrebatadas por la cómplice acción de un tal Teodoro Petkoff durante el gobierno de Caldera, en la defensa de los derechos de la mujer trabajadora, la protección del embarazo y la maternidad en el ámbito laboral, por el establecimiento y regulación de las guarderías para las madres y padres trabajadores, así como por lograr una normativa que protegiera la salud de los y las trabajadoras.

En el aspecto social, fue una de las abanderadas en la lucha contra la feminización de la pobreza y por el reconocimiento del valor del trabajo doméstico.

De todo ello, que no es más que una somera semblanza de la verdadera dimensión de Argelia, se revela lo excepcional de su trabajo en defensa de los derechos de la mujer.

Fue una maestra y guía para nosotros, nos enseño la honestidad, el valor, la entrega total, el amor por el prójimo. A cada acierto un reconocimiento para el estimulo y reforzamiento de la acción, pero a cada error, el regaño, la muestra correcta del camino y el ejemplo de su propia acción. Así aprendí de ella, fue única. Siempre se lo voy a agradecer y dicha enseñanza se la he transmitido a mis hijos.

Estando en aquel MAS, en una Convención que se efectuaba en su tierra, se nos muere el 27 de noviembre de 1997, a los 61 años de edad. Argelia es una de las importantes mujeres de nuestra historia y representa la voluntad férrea en el compromiso, el arrojo y sacrificio por las ideas de igualdad y justicia, el trabajo incansable por los derechos humanos y sociales, la solidaridad incondicional en la lucha por los derechos de las mujeres, y también, la defensa de los más altos valores, el apoyo fraterno en las causas humanas y el amor infinito por su patria.

La tercera hija de los barloventeños Rosario López (militante de la “Agrupación Cultural Femenina”) y el Coronel Pedro María Laya (montonero que nunca decía malas palabras), nace en una hacienda de cacao: Las Mercedes, un 10 de julio de 1926, en San José de Río Chico del Estado Miranda en Venezuela. Su madre tuvo 5 hijos, de los cuales uno de ellos no llegó a la adultez. Pedro, poeta, abogado y político fue el hermano mayor, ahora fallecido. A pedro le sigue Fiel Luz, servidora pública jubilada, luego viene Argelia y después Renée, la menor.

La niña Argelia vivió junto a sus hermanos toda su infancia en la hacienda. Su padre participó en varios alzamientos contra los gobiernos de Castro y Gómez, razón por la cual fue en varias oportunidades recluido en prisión, hasta la última vez cuando ella apenas tenía dos años. Su mamá era la que llevaba la batuta del hogar. Astuta e inteligente, poetisa por naturaleza como Argelia misma la definió, promovía la paridad entre el varón y las niñas, además de enseñarles, como ella dice : “a defender nuestra condición de mujeres y de negros ‘ustedes son hijos de un negro, ustedes no deben aceptar nunca que los humillen por negros y ustedes son mujeres y tienen que defender su condición de mujeres’. Cuando alguien dice, no, es que tu eres una mujer excepcional, les digo que lo que pasa es que tuve la ventaja de tener una madre como la que tuve y un padre como el que tuve, que me enseñaron y me dieron las oportunidades para desarrollar desde pequeña eso, una actitud de rebeldía ante las injusticias, ante las cosas feas (…) y cultivar el amor por los demás” 

De pequeña padeció de una frágil salud, fue asmática hasta la adolescencia. Cuando enfermó de tosferina creían que moriría, sin embargo no fue así, pero suscitó a que los médicos recomendaran no salir de casa. Por esta razón, no fue inscrita en la escuela a la edad correspondiente sino hasta el momento en que su hermana Renée ingresó a los estudios escolares. Así que, sola en casa, aprendió a leer con unas historietas de su hermano Pedro; especialmente le encantaba la del “Gato Félix”. Ya para entonces demostraba interés por adquirir conocimientos sobre el mundo que la rodeaba, la naturaleza, desarrollando esa admiración y respeto que conservó hasta su muerte. Con Pedro también disfrutó muchos de los juegos infantiles. Jugaban siempre a “Los Caciques”: “era nuestro juego preferido (….). Para ser Cacique, yo me sometía a las pruebas y yo ganaba todas (…) comer picante, brincar por encima de la candela, herirnos con cosas cortantes, subir palos, correr por la playa”. 

Cuando llega la hora del ingreso de Renée a la escuela, como comentamos, también lo hace Argelia. “…hicimos toda la primaria juntas, pero Argelia estaba mucho más adelantada que yo y que la mayoría de las otras niñas (…). Destacó durante todos los grados como la mejor del grupo, lo que no dejó de molestarme porque las maestras estaban siempre diciéndome, “¿Y Ud. por qué no sigue el ejemplo de su hermana Argelia que es tan buena alumna?

“Debo decir que Argelia me enseño que el talento por sí solo no basta para prepararse ni para los exámenes, ni para la vida. Además me enseño a estudiar…”, respondió este.

Tiempo después su familia tuvo que trasladarse a la capital, al parecer porque a su padre lo expulsaron de Miranda. Perdieron todos los bienes materiales y vivían muy modestamente en Caracas. Allí pudo comenzar sus estudios formales al igual que sus hermanos. Cuentan que, después de la muerte de Juan V. Gómez en 1935, su mamá se sacó un quintico de lotería, con el que compró lápices, cuadernos, unos retazos para hacerles una ropita y los puso a estudiar. Después del primer año fallece su padre. La angustia y el desconsuelo oprimen su hogar. A los tres meses debió dejar la escuela porque no tenían con qué comer. 

Los desalojaron de la casa en la que vivían alquilados obligándolos a refugiarse en un rancho por Altavista sin agua y sin luz. 

“A veces nos ayudábamos con un programa que había en Radio Continente. Recuerdo que iba a la Biblioteca Nacional para copiar capítulos de los libros. A veces me regalaban papel de imprenta y con eso yo los cosía y hacía mis cuadernos . Aún siendo adolescente llega a ser presidenta de la Sociedad de Jóvenes de la Iglesia Evangélica “El Redentor”, a cuya congregación ella y su hermana menor pertenecían. Fue cofundadora del Primer Centro de Estudiantes Novelistas, en los años 40 y, para ese entonces ya estudiaba en la Escuela Normal de Caracas. Fue en esos tiempos cuando emergieron con más fuerza sus preocupaciones por la justicia social, la igualdad y la ética.

Se gradúo de maestra normalista en 1945 en la promoción “José María Vargas”. Nunca la aplazaron. En el lapso entre los 15 y 19 años es Secretaria de Cultura de Centro de Estudiantes Normalistas, Directora del Periódico del mismo Centro de Estudiantes, Secretaria General de la Federación de Jóvenes Evangélicos y un poco más tarde, dirigente de la Unión de Muchachas de Santa Rosalía, del Centro Cultural y Deportivo de El Cementerio al igual que de la Junta de Vecinos de la urbanización “Pedro Camejo” y del Comité de Madres del Centro Materno Infantil de Sarriá, pudiéndose con esto apreciar la diversidad de comunidades con las que trabajaba, la amplitud de movimiento y la dimensión del apoyo que esta chica ofrecía, interesándose extensamente en las necesidades de los “otros”.

Al obtener su título de maestra contaba con 19 años. Aspiraba viajar a Guayana para ejercer la docencia, pero no aceptaban mujeres. Luego quiso ir para Santa Elena de Uairén, sin embargo, aprovechando que había baja de maestros fue asignada al Estado Zulia ganando 300 Bolívares mensuales. En diciembre del 45, retorna a Caracas a visitar a su mamá. En el interín cae el Presidente Medina; sube Betancourt y al maestro Prieto Figueroa lo nombran Secretario de la Junta de Gobierno. La envían para La Guaira a realizar una campaña de alfabetización, específicamente en el Colegio República de Panamá.

Mientras participaba como Secretaria de Organización adjunta de la Federación Venezolana de Maestros y en el Colegio de Profesores de Venezuela, en La Guaira colaboró activamente en la Junta Directiva de la Asociación de Periodistas y Escritores de La Guaira, y fue Vicerrectora de la Universidad Popular “Víctor Camejo Oberto”. Funge por la misma época como Secretaria de Organización en la Unión Nacional de Mujeres, y en la Legión de Mujeres Nacionalistas. Es realmente impresionante la capacidad de entrega y dedicación que Argelia dispuso en la lucha por un mundo mejor, y más aún, tomando en cuenta que todas estas actividades se realizaban dentro del “ojo del huracán”, es decir, en plena dictadura perezjimenista bajo las punzantes miradas inquisidoras del régimen. Sin embargo, obedeciendo a sus principios justicieros, ya hacía rato se había incorporado clandestinamente a la lucha contra la dictadura.

En esos primeros años de ejercicio docente y militancia política salió embarazada.

Para esa época, tal como comenta ella misma en una entrevista de “Mujeres en Lucha” en 1984, las maestras no podían ser madres solteras; algunas se suicidaban, otras abortaban. A pesar de su situación resolvió tener a su primer hijo sola, asumiendo tal responsabilidad mediante una decisión individual y no religiosa. “Toda esa mitología y toda esa ridiculez que hay en relación con la despenalización del aborto, algún día se va a acabar, y se va a acabar en la medida en que las mujeres de hoy peleen más por tener ese derecho a decidir cuándo quiere ser madre y cuántos hijos quiere tener y cómo los quiere concebir y en qué momento”Acto seguido le escribe una carta dirigida al ministro de Educación, Luis Beltrán Prieto Figueroa, apelando al derecho constitucional de Protección a la Maternidad independientemente de su estado civil. No le abrieron expediente pero fue suspendida durante unos meses por conducta “inmoral”. En ese breve retiro Argelia dio a Luz, reintegrándose nuevamente a la faena a los pocos meses. A manera de castigo, fue asignada a dictar clases en una escuela de menor categoría; pero esto no afectó a su ego de ningún modo, ya que amaba enseñar, le brotaba espontáneamente y lo disfrutaba en donde fuera.

Ingresa al Instituto Pedagógico de Caracas, del cual egresa en 1955 luego de concluir sus estudios en la novedosa carrera de Filosofía y Ciencias de la Educación. A partir de entonces mañanas y tardes enteras las dedica a dar clases de Educación Media. Por los años 50 la expulsan temporalmente del Pedagógico por represalias políticas. Entra a dar clases en un liceo privado y en la División de Higiene Mental Escolar, todo, sin abandonar sus gestiones contra el régimen.

Se involucra intensamente en la lucha contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez desde las bases militando en el Partido Comunista de Venezuela y al mismo tiempo ayuda a organizar el Comité Femenino de la Junta Patriótica, ambos, implicados en el derrocamiento de la dictadura. Fueron aquellos los mejores años de una dura lucha del Partido Comunista, justo después del 23 de enero del 58.

Cuando cae la dictadura su participación en la política del país se hace patente; participa en las elecciones ese mismo año como candidata a Concejala por Caracas y Diputada por Miranda, ganando en esa oportunidad en Caracas y en Miranda obtiene el cargo de Diputada Suplente. Años después sería Concejala para el Distrito Sucre, el Distrito Federal y el Estado Miranda, así como Diputada al Congreso de la República (repetidas veces).

Continúa en la docencia como profesora suplente de Psicología en la Escuela de Servicio Social y en el Colegio Los Jardines en el Valle. También en esta misma época se incorpora a la Unión de Mujeres Venezolanas y, desde ese momento, su compromiso político estuvo estrechamente relacionado a las luchas por la defensa de los derechos de la mujer. No existía acto, mitin, conferencia, simposio concerniente a la defensa de los derechos humanos y, sobre todo, a los de las mujeres, pero también a los de las niñas y los niños, negras y negros, indígenas, las y los minusválidos, los económicos… a los que ella no asistiera. Pero, no seríamos fieles a su pensamiento ni a su acción si no destacáramos la importancia que le atribuía al derecho a la información y el deber a informar. 

Su pelea era integral. La presencia de Argelia llenaba siempre todos los espacios; con su amplia sonrisa, con un sabio consejo, una palabra de aliento, una ponencia o un mensaje preciso a flor de labio, ella simplemente hacía notar su condición conciliadora y tolerante hasta con aquellos que le adversaban. Sus pronunciamientos públicos, fueran estos desde el partido,  o Movimiento de Mujeres Socialistas conservaban la misma línea: la expresión de un férreo compromiso con el país, con las mujeres de este país, con el socialismo “a la criolla” y con los cambios económicos, sociales y políticos necesarios para mejorar las condiciones de vida. Además sostenía una descripción diáfana y muy didáctica de las injusticias padecidas por todos en los barrios y zonas pobres de todo el país, las condiciones de las mujeres venezolanas; como ellas constituían la mayoría de los hogares en condiciones de miseria; como eran un porcentaje elevado de las analfabetas, de las jefas de hogares en condiciones de pobreza; la mayoría de las trabajadoras con salarios más bajos y como al ser la mitad de la población, no podían pensarse cambios posibles sin antes plantearse igualar las condiciones entre hombres y mujeres. 

Justamente en el Discurso de Orden pronunciado en el Concejo Municipal del entonces Distrito Federal en 1982, expone:

“Aspiramos a formar parte activa de este cambio que nos exige el reto histórico de la modernidad, donde la ciencia y la tecnología, las riquezas y las bellezas naturales de Venezuela deben servir a la felicidad de todos y no ser la causa de sus desgracias y sufrimientos para beneficios de unos pocos, como hasta ahora ha sido”

Posteriormente en 1986, en una intervención que realizó en el Congreso de la República había puntualizado:

“La mejora de la condición de la mujer parece, en particular estrechamente ligada con los progresos que deberían lograrse en el respeto de los derechos humanos, la consolidación de la paz y el establecimiento de relaciones económicas más justas entre las naciones, progresos inseparables de las transformaciones económicas, sociales y culturales que exige el establecimiento de una igualdad efectiva entre los sexos”.

En el año 1952 contrae matrimonio. Estuvo casada durante 22 años y tuvo tres hijos, de los cuales uno, mi amigo fraterno “tigre”,  falleció en un terrible y absurdo accidente.

Años después confiesa al grupo feminista “Miércoles” que la única página que arrancaría de su vida sería la del matrimonio por 22 años porque “en esos 22 años pude no tener esas limitaciones y esas confrontaciones que te producen a ti un desgaste, sobre todo emocional, que es terrible, es terrible, porque tú de repente te haces una fantasía, piensas en una cosa, te haces un sueño (…) y de repente dices, bueno, “pero yo aquí fracasé con este caballero”, entonces, por más que sea, eso te afecta no? (…) solamente por eso la arrancaría.

Dos años antes se había integrado al PCV.

Después del derrocamiento de Pérez Jiménez, el PCV recupera su legalidad, pero en enero de 1971, nos fuimos del PCV compatriotas como Eloy Torres, Carlos Arturo Pardo, Argelia Laya, el  “Indio”  Héctor Marcano Coello, Pompeyo Márquez, Freddy Muñoz, Germán Lairet, Teodoro Petkoff, Victor Hugo D´Paola, en fin,  un tercio del Comité Central y la casi totalidad de quienes militábamos en la Juventud Comunista del PCV

Regresemos al año 1959, el año en que asiste como representante de Venezuela al Primer Congreso Latinoamericano de Mujeres que se celebra en Santiago de Chile. A su regreso, se incorpora de lleno en el Partido Comunista quien decide asumir la  lucha armada. Se une al movimiento guerrillero y pasa a una clandestinidad seguramente más peligrosa y comprometida por las montanas de Lara con el alias de “Comandanta Jacinta”.

De su experiencia en la guerrilla cuenta: 

“Para mí, en lo personal y en lo político fue una experiencia que me permitió aprender (…) la forma cómo vivían y viven los campesinos pobres de este país. De las cosas más terribles que vi fue el dolor tan grande que sentían los guerrilleros cuando participaban en una operación donde había soldados muertos. Ellos sentían que era una guerra entre hermanos y entre la gente de la misma clase. Eran los pobres de un lado, buscando un camino y una transformación por una vía que no nos condujo al triunfo, sino a una derrota; y los pobres del otro lado, defendiendo los intereses de los poderosos. Eso nos permitió iniciar una reflexión más profunda sobre lo que era la política, sobre lo que nosotros queríamos y la justicia que buscábamos.

Cerca de los seis años estuvo dedicada a vida clandestina, tanto, que su madre murió sin ella alcanzar a verla. Tenía la certeza de que moriría ese año. Había recibido una de sus cartas una semana antes, y varios regalitos para el resto de los luchadores. Argelia llego a contar: “Ella les hacia bolsitas para las medicinas, para los cigarros, les mandaba tarjetitas pintadas por ella, entonces, tenía un inmenso deseo de ir a verla  y yo sabía que no me lo iban a permitir y es que el cerco era espantoso”.

Así que no bajó. Luego supo que cuando la madre sintió que se iba a morir le dijo a sus hijos: “Díganle a Argelia que cuidado, cómo se le ocurre, que no se le ocurra bajar”. 

Argelia se entera de la perdida el mismo día que ella muere, el 18 de enero de 1966, justamente, cuando en un impulso incontenible y tras los ruidos de metralletas y bombardeos, enciende la Radio Rumbos para enterarse minutos después de la amarga noticia.

En la década de 1970, un importante sector de la dirección del Partido Comunista de Venezuela se separa de éste y fundamos el Movimiento Al Socialismo (MAS), un partido político con una postura ideológica basada en la corriente socialista.

El 19 de enero de 1971 se realiza la primera Convención Nacional del MAS en el Club de los Ciegos de Caracas, llamado Club Solar, en la calle real de Monte Piedad. El primer Secretario General fue Pompeyo Márquez; Secretario de Organización, Germán Lairet; Secretario de Propaganda, Teodoro Petkoff y Secretaria Femenina, Argelia Laya. Luego de tres días de deliberaciones, el Movimiento al Socialismo (MAS) se constituye formalmente.

En los estatutos originales que todavía conservo, se lee que éramos una fuerza comunista venezolana; una organización de lucha formada por la unión libre, voluntaria y democrática de obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales de avanzada y demás sectores sociales que combaten de manera consecuente para poner fin a la opresión imperialista sobre la patria y para la construcción de una nueva sociedad: la sociedad socialista

El nacimiento del MAS significó un proceso de avanzada y un cambio fundamental para Argelia. Se entregó plenamente al proyecto para transformarlo en un instrumento de progreso y de seguridad para el país y más que nada para las mujeres. Es así que, luego de los enfrentamientos armados que se vivieron durante los primeros años de las décadas 1960 y 1970, funda en 1972 el primer grupo de militantes de partido que se auto proclamaban feministas, “Movimiento de Mujeres Socialistas”, una organización con mucho más poder de convocatoria y mucha más participación que hasta entonces no había existido en el país. Desde esta posición comenzó a conquistar espacios, llegando a ser la más importante dirigente política femenina y luchadora por los derechos de la mujer que haya tenido Venezuela.

Somos sus compañeras y compañeros militantes de aquel  MAS, los que podemos atestiguar mejor que nadie la disposición y el tesón con que Argelia dedicó su vida al ejercicio político desde el momento de su fundación.

Una especial atención le fue dado a los problemas de naturaleza ética que se suscitaban dentro de la organización, y más aún, cuando se comenzó a ejercer las actividades de funcionario público.

Su preocupación por el correcto funcionamiento la llevó a trabajar firmemente en la aprobación de un Código de Ética para los funcionarios públicos socialistas que ella misma, por propia iniciativa elaboró. El interés de Argelia, sin embargo, no se limitaba a lo que podríamos denominar la ética de los actos. Ella entendía la relación existente entre hábitos, actitudes de los actores y los actos en los cuales éstos participan, así como el papel relevante que juegan valores y principios en sus determinaciones. 

Argelia fue madurando conceptos y convicciones durante todo su proceso político. En tal medida sus ideas feministas fueron cambiando con el pasar del tiempo. Al inicio del MAS cree firmemente en la teoría de movimiento de movimientos.

Su esencia era feminista, y el ser feminista era más que una postura ante la vida. La razón de sus esfuerzos era llevar a las mujeres a negociar, a defender su participación al margen de las tendencias tradicionalistas y sus intereses. Aunque muy a menudo, por tener esta amplia perspectiva de vida para la mujer, tuvo que sobrellevar una dilatada serie de críticas entre las propias mujeres.

En 1988 fue candidata a Gobernadora del Estado Miranda postulada por el MAS y dos años más tarde fue nombrada Presidenta del partido. Pero a estas alturas dentro de las filas del MAS se percibían cada vez más elementos de descomposición, puntualmente en hechos de corrupción.

Cómo preocupaba a Argelia esto, lo que sería la antesala de una desintegración moral y hasta ideológica del partido. No obstante, siempre reconoció los errores, las dificultades de llevar adelante un proyecto político partidista transformador de realidades e inspirado en hondos valores humanos; más todavía, cuando se intenta desarrollarlo en un mundo político deteriorado e inyectado de antivalores.

Poco antes de su muerte, escribe una declaración que fue publicada en el Diario de Los Andes como un documento político de gran trascendencia y que salió a la luz pública en 1997, a los pocos días de su partida: 

“Lo que ocurre hoy en el MAS, es una dramática crisis política, espiritual, ideológica, moral y ética que afecta a los partidos políticos y a otras organizaciones de la sociedad civil e instituciones donde (salvo honrosas excepciones) gran parte del liderazgo ha protagonizado un comportamiento y un discurso personalista, autoritario y negador de la democracia”.

En cambio, en su lucha, concretamente en el campo de los derechos femeninos si se obtuvieron frutos. Desde cada una de las posiciones políticas que le tocó desempeñar fue una activista permanente en la lucha por erradicar los maltratos, las injusticias, las discriminaciones hacia la mujer por su sexo, por su color o su posición económica. Como ella mismo dijo en varias oportunidades: “Pobre, negra y mujer, es lo que me mantiene aquí donde estoy”.

Argelia Laya fue la mujer que sin descanso batalló para salvar a las miles de mujeres que mueren por interrumpir clandestinamente el embarazo, proponiendo como medida preventiva la despenalización del aborto en el Código Penal; por las guarderías, por las embarazadas, por el reposo pre y post natal, por las madres y los niños adoptivos, por la no discriminación en las ofertas de empleo, en defensa por los derechos de las trabajadoras, en aquel momento, en el Titulo VI de la Ley del Trabajo. Fue ella la primera quien visitó a Inés María Marcano en la cárcel, detenida por una infausta interpretación del Código Penal, indignada por la atrocidad cometida a esta mujer, a quien, unas alimañas humanas mataron y violaron a su pequeña hija y luego, la “justicia” alegaba que debía pagar el delito de no tener con que pagar a una niñera mientras trabajaba; o el famosos caso de Cipriana Velásquez, muerta ella y su hijita por defender su derecho al trabajo. Ante el Congreso Nacional en 1985, estas fueron las palabras de Argelia: 

“Una de las preocupaciones fundamentales del Movimiento Al Socialismo desde nuestra fundación desde hace 15 años, ha sido el estado de indefensión de la ciudadanía, y en mi caso particularmente de la mujer (…) ¿Menoscabar, restringir o anular el reconocimiento, el goce o el ejercicio por la mujer de sus libertades fundamentales como ser humano, no es acaso una violación del Estado de Derecho? ¿Las personas, hombres y mujeres que violan los derechos de la mujer deben ser o no sancionados? (…) Aún no se ha repuesto el ánimo público por la trágica muerte de Cipriana Velásquez, Oficinista III del Ministerio del Trabajo, quien esperaba parir por estos días probablemente (…) Despedir a una mujer trabajadora embarazada, es una conducta cruel, inhumana, inconstitucional es negarle el derecho al trabajo y a la maternidad (…).

El trabajo es un deber según la constitución Nacional y un derecho para todos los ciudadanos sin distinción de sexo, la maternidad es también un derecho constitucional y además una función social que garantiza la continuidad de la especie. Hay que reformar las leyes ahora, hay que enfrentar la deshumanización, hay que hacer participativa la democracia para profundizarla, la democracia económica, la democracia social, la democracia política.

Eliminar ahora todas las formas de discriminación contra la mujer en una obligación del Estado, del gobierno, de las organizaciones no gubernamentales y de los partidos de la oposición.

Asumo si, el dolor ajeno como propio, si lo asumo. No demagógicamente ni de manera oportunista, porque yo no he gobernado en este país, y lo asumo como propio y Ojala todos los gobernantes, parlamentarios, congresantes, concejales y ministros también lo asumieran como propio porque entonces podríamos atacar la pobreza crítica, el desempleo, el hambre, la desnutrición y le encontraríamos solución a los problemas asumiendo de verdad el dolor ajeno como propio. Por no asumir el dolor ajeno como propio los Gobiernos de Acción Democrática, de COPEI y de Unión Republicana Democrática no han sido capaces de cumplir sus ofertas electorales”. 

En 1975 se celebraba el I Congreso de Mujeres Venezolanas con ella como Vicepresidenta. Ese mismo año forma parte de la Comisión de Asuntos Sociales del Congreso y defiende los derechos de las mujeres obreras. En el Discurso de Orden en la Sesión Especial celebrada por el Concejo Municipal del Distrito Federal con motivo del “Día Internacional de la Mujer”, la Profesora Argelia Laya pronunció estas trascendentales palabras:

“Es necesario subrayar de manera categórica, que ninguna nación puede darse el lujo de privarse de la contribución efectiva de más del 50% de sus miembros sin correr el grave riesgo de retrasarse en todos los terrenos (…) Sólo una elite privilegiada, sólo una minoría de mujeres puede disfrutar de los mismos derechos que el hombre, ya que la situación de sometimiento y discriminación de nuestra sociedad hacia la mujer esta presente en la realidad que nos atormenta diariamente en costumbres, prejuicios, supersticiones y leyes existentes que no permitirán cambiar esta situación si no tomamos conciencia de ello todos los venezolanos, en especial las fuerzas democráticas y progresistas y fundamentalmente las mujeres (…) Para mí es un honor hablarles hoy en esta ilustre Cámara (…) que nos ha permitido recordar en tal oportunidad a los concejales, a los representantes de los partidos políticos, a las dirigentes femeninas y a las mujeres del pueblo, la necesidad imperiosa de crear condiciones materiales para que la igualdad de la mujer venezolana deje de ser letra muerta”.

En tal sentido, dentro de su discurso Argelia planteó algunos de los problemas más urgentes a ser atacados y que a continuación enumeramos:

Porque se cumpla el principio de que a trabajo igual, corresponde salario igual.

Por más y mejores fuentes de trabajo a fin de que la mujer logre afirmar totalmente su personalidad así como su condición humana para alcanzar la emancipación.

Por la aplicación real de todos los derechos sociales, multiplicando y perfeccionando las instituciones como: casas-cunas, jardines de infancia, centros de salud, comedores escolares, lavanderías, protección medica particularmente a la madre y el niño.

Por el abaratamiento de los artículos de primera necesidad

Por la Reforma de Códigos y Leyes donde se discrimina a la mujer tales como: el Código Civil, Ley de Trabajo, Reglamentos de Radiodifusión, Agricultura y Cría, Estatutos de Menores, etc.

Por el mejoramiento del sistema educativo y cultural del país.

Por la defensa de los derechos de la infancia y de la juventud. Y especialmente por una solución profunda al problema de la niñez abandonada.

Por el respeto a los derechos humanos y a las garantías constitucionales”.

En 1982 participa activamente en las luchas por la reforma del Código Civil y en los años siguientes se incorpora al movimiento que promueve las reformas a la Ley de Partidos Políticos, cuyo propósito era aumentar la participación de la mujer en los gremios políticos del Estado. Además de ser fundadora del MAS y del “Movimiento de Mujeres”, también lo fue de la Coordinadora de Organizaciones no Gubernamentales de Mujeres (CONGM) en 1989, integrando ese mismo año la Comisión Bicameral para los derechos de la mujer, creada el 24 de mayo, con el fin de velar por el cumplimiento de la Convención Internacional para la Eliminación de toda Forma de Discriminación contra la Mujer, aprobado en la ONU el 18 de diciembre de 1979.

La CONGM dio paso más adelante a la Comisión Nacional de Mujeres (CONAMU), de la cual fue asesora ad honorem. También fue miembra de la Comisión Femenina Asesora de la Presidencia de la República (COFEAPRE) y participó dentro de la política masista como Concejala en diversas oportunidades y como Diputada al Congreso Nacional. Asimismo, después de vivir la experiencia de la Liga Feminista en Maracaibo de la “Casa de la Mujer”, quiso multiplicar ese proyecto en el resto del país. La “Casa de la Mujer” tenía como objetivo levantar casas para apoyar, socorrer y proteger a las mujeres en la defensa de sus derechos. De esta manera nacen “Casas de la Mujer” en Caracas (en la cual me toco la honrosa responsabilidad de trabajar en el equipo de trabajo de constitución de la misma, hasta que se concreto y comenzó a funcionar en la parroquia Sucre), Petare, Cumana, Cantaura, Punto Fijo, Maracaibo, San Cristóbal, Tucupita, en Sucre, y en Portuguesa.

Del 14 al 16 de marzo de 1994, viaja a Bolivia a la Primera Reunión de Discusión sobre Mujer y Educación, auspiciada por la Organización de Estados Iberoamericanos y el Instituto de la Mujer de España. Fue una productiva semana en Santa Cruz de la Sierra. De ese encuentro florece la necesidad de impulsar un programa titulado “Programa Educando Para la Igualdad” (PEPI), del Consejo Nacional de la Mujer con el apoyo del Ministerio de Educación. Consistía en esencia, eliminar el sexismo desde la Educación Básica hasta la Superior y de incorporar en planes y programas de todo el sistema educativo la perspectiva de género. En el objetivo general de dicho programa se expresa:

“…desarrollar y consolidar progresivamente la erradicación de los estereotipos sexistas, discriminatorios contra la mujer, y favorecer la emergencia de valores que consoliden la igualdad de oportunidades en la dinámica del sistema educativo en sus niveles fundamentales” (Banchs, 1998:61).

Un año antes de emprender su viaje a la eternidad, en marzo de 1996, viajo a Chile como delegada del CONAMU para asistir a la Segunda Reunión de Discusión sobre Mujer y Educación, y trabajó continuamente en defensa de las mujeres apoyando y promoviendo la Ley sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia.

De sus luchas, entregas, resistencias, lágrimas, frustraciones y alegrías quedan las huellas en la realidad venezolana. Entre algunas mencionaremos el ejercicio del voto femenino en 1947, la aprobación de la Reforma del Código Civil en 1982, La aprobación de la Reforma de la Ley del Sufragio en 1997 y la publicación de libros como Lenin: Liberación de la mujer; Nuestra Causa, (recopilación de trabajos sobre los problemas de la mujer); y La condición de la mujer: un asunto de interés nacional I y II, acompañado de la “Ley Aprobatoria para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer”.

Nuestra querida y siempre respetada Argelia Laya se retira de este mundo cuando estábamos en el interín de la X Convención Nacional de MAS en Río Chico,“donde estaba su ombligo” como ella misma decía, después de haber demandado la cuota del 30% de participación de mujeres en todas las planchas llevadas a elecciones nacionales y locales. Un acuerdo celebrado entre todas las mujeres del mundo entregadas a la causa, y además, aprobado en el artículo 144 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política, unos meses antes.

Pocas personas tienen el privilegio de morir haciendo lo que más le gusta, y a nuestra Argelia le sucedió así. Un 27 de noviembre de 1997.

Uno ciertamente se queda corto ante la dilatada proporción de su trabajo. Tendríamos que extendernos en exceso para abarcar toda su obra. Sin embargo, decidimos que hasta aquí hemos alcanzado a revelar un panorama considerable de lo que esta mujer ofreció a la vida. A modo de conclusión, quisiéramos entregarles unas palabras de reflexión dichas por ella misma en el Discurso de Orden celebrado por el Concejo Municipal del Distrito Federal con motivo del “Día Internacional de la Mujer”:

“Señores y Señoras: Las mujeres somos la mitad de la población, tenemos las mismas necesidades, la misma capacidad y tanto valor como los hombres para enfrentarnos a la vida.

Todos, hombres y mujeres, somos responsables ante la historia. Pero como es ésta una sociedad donde los hombres disfrutan condiciones más favorables que las mujeres, creemos necesario reafirmar que los hombres solos no podrán nunca alcanzar el progreso de la nación venezolana. Venezuela necesita un cambio progresista de verdad que la convierta de nuevo en una nación independiente y soberana.

Sin duda alguna el pueblo hará este cambio. Y las mujeres en estas próximas décadas que faltan para entrar a un nuevo siglo, lucharemos por nuestros derechos y por los de nuestra patria, porque el problema de la igualdad de la mujer es el problema de la liberación de los pueblos”.

Gloria a Argelia! Dios te bendiga.

Gracias por las lecciones, seguiré fiel a tú ejemplo, por eso sigo en esta lucha hermosa, cumpliendo el legado de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez Frías y rodilla en tierra dándole mi apoyo firme, pleno, como la luna llena, irrevocable, absoluto y total a nuestro Compatriota Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros.

Fidel Ernesto Vásquez I.

Posted in General | Leave a Comment »

CHÁVEZ: “CON EL PUEBLO SE COMBATE Y SE CONSTRUYE PATRIA”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 24 junio 2016

LA REVOLUCION VENCERA

Posted in General | Leave a Comment »

CHÁVEZ VIVE

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 junio 2016

CHAVEZ VIVE

 

Fidel Ernesto Vásquez

A 39 meses de tu siembra Comandante me siento orgulloso de haber  vivido tiempos de Chávez, Gracias por dignificar la vida, al Pueblo, gracias por crear  el Poder Popular y la unión cívico-militar.

Quienes vivimos en tiempos  de  Chávez, dentro de algunos años a nuestros nietos les podremos decir: Por aquí pasó Chávez, yo lo vi, estreché su mano fuerte y decidida, vi  en sus ojos el resplandor de la liberación, trabaje con él y fui uno de sus fieles  soldados en esa unión cívico-militar.

Iba montado en un sueño, todos fuimos arropados por ese manto de esperanza, y corrimos tras él, detrás del socialismo, creímos en él y allí fuimos al lugar donde los sueños se hacen realidad, fuimos donde un mundo mejor es posible.

Un día como hoy lloramos, es verdad, lloramos tanto que aún lo hacemos, pero no es el llanto del cobarde, son las lágrimas del amor a un excepcional ser, son las lágrimas del juramento a defender y cumplir con tu hermoso legado, lagrimas de compromiso.

Gracias a ti quise más a la gente, todos como tocados por un rayo, por una luz, fuimos bautizados en la fraternidad, puede parecer exagerado pero sentimos la presencia de Dios.

Te seguiremos amando y hoy más que nunca te seguiremos extrañando.

Chávez no  nos hizo promesas, solamente  construimos con él y la cercanía a su pueblo era y es el amor más grande que he visto, un amor sin barreras, una lealtad absoluta.

Donde quieras que estés mi Comandante Chávez seré fiel a tus principios, que ahora son los nuestros.

Te ratifico mi juramento de ser leal de manera firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, a nuestro Presidente defensor de tú legado y constructor de la Suprema Felicidad de nuestro Pueblo, el Presidente Obrero Nicolás Maduro, leal a nuestra causa y sobre todo al amor a la Patria.

CHÁVEZ VIVE

Posted in General | Leave a Comment »

Mohammad Alí, “El más grande” viaja en Paz con la humanidad

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 4 junio 2016

ALI

Posted in General | 1 Comment »

PATRIOTAS MARCHARÁN A MIRAFLORES EN APOYO A LA REVOLUCIÓN…UNIDAS Y UNIDOS, LUCHANDO Y VENCIENDO POR LA PATRIA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 22 mayo 2016

MUJERES PATRIOTAS

Posted in General | Leave a Comment »

PARAMILITARES DE ALVARO URIBE Y SUS ALIADOS INCENDIARON LA EMBAJADA DE VENEZUELA EN BOGOTÁ

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 mayo 2016

URIBE

Posted in General | 1 Comment »

TODOS A LA MARCHA DE LA REBELIÓN DEL PODER POPULAR ACOMPAÑANDO LA ACTIVACIÓN DEL MOTOR DE ECONOMÍA COMUNAL

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 12 mayo 2016

MARCHA

Posted in General | Leave a Comment »

Madre, yo no sé cómo escribirte puesto que me escribiste tú a mí mismo: Feliz día de la Madre

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 8 mayo 2016

HUGO CHAVEZ-NICOLAS MADURO

Posted in General | Leave a Comment »

PATRIOTA GENERAL EN JEFE VLADIMIR PADRINO LÓPEZ: BOLÍVAR ES UN SÍMBOLO DE UNIDAD NACIONAL, BOLÍVAR ES NUESTRO MÁS GRANDE LÍDER DE AMÉRICA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 24 abril 2016

VLADIMIR PADRINO LOPEZ

Posted in General | Leave a Comment »

SENTENCIA DONDE EL TSJ DECLARA NULIDAD A REFORMA PARCIAL DEL REGLAMENTO DE INTERIOR Y DEBATE DE LA AN A SOLICITUD DE DIPUTADOS Y DIRIGENTES DE LA OPOSICION

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 22 abril 2016

tsjMagistrado-Ponente: JUAN JOSÉ MENDOZA JOVER

Mediante escrito presentado ante esta Sala Constitucional el 9 de marzo de 2011, los ciudadanos JUAN CARLOS CALDERA, EDUARDO GÓMEZ SIGALA, MARÍA CORINA MACHADO, ALFONSO MARQUINA, MIGUEL PIZARRO y EDGAR ZAMBRANO, titulares de las cédulas de identidad nros. 11.033.858, 4.375.204, 6.914.799, 6.846.976, 19.199.388 y 4.206.693, respectivamente, en su condición de Diputados a la Asamblea Nacional, asistidos por los abogados RAMÓN GUILLERMO AVELEDO, JESÚS MARÍA CASAL y MANUEL ROJAS PÉREZ, inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los números 20.683, 31.328 y 98.956, interpusieron demanda de nulidad por razones de inconstitucionalidad, conjuntamente con solicitud de medida cautelar, contra la Reforma Parcial del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela nro. 6.014 Extraordinario del 23 de diciembre de 2010, y de forma subsidiaria contra los artículos 1; 25, penúltimo aparte; 27, numerales 3 y 6; 45, en su encabezamiento; 48, primer aparte; 56, último aparte; 57; 64, numeral 4; 73, último aparte; 76, único aparte; 105, último aparte; y 126 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, producto de dicha Reforma Parcial, publicado en la misma Gaceta Oficial, y contra los artículos trigésimo cuarto al cuadragésimo de la Reforma Parcial del Reglamento antes indicado.

En fecha 9 de marzo de 2011, los recurrentes confirieron poder apud acta a los abogados Jesús María Casal y Manuel Rojas Pérez, antes identificados.

El 16 de marzo de 2011, se dio cuenta en Sala del presente expediente y se designó ponente al Magistrado JUAN JOSÉ MENDOZA JOVER.

Mediante diligencia del 6 de abril de 2011, el abogado Manuel Rojas Pérez consignó el original del instrumento impugnado.

En diligencias del 26 de mayo; 13 y 21 de julio; 29 de septiembre de 2011; 11 y 18 de enero; 9 y 16 de febrero; y 14 de marzo de 2012, el prenombrado abogado solicitó el pronunciamiento respecto a la admisión del recurso ejercido.

El 15 de marzo de 2012, los ciudadanos Eduardo Gómez Sigala, Alfonso Marquina y Juan Carlos Caldera, asistidos por el abogado Jesús María Casal, solicitaron a la Sala se pronuncie sobre la admisión del recurso de nulidad interpuesto y la medida cautelar solicitada.

En diligencias del 12 de abril de 2012, del 30 de mayo de 2013, el 17 de septiembre de 2014, los abogados de la parte actora pidieron se admita el recurso ejercido.

El 12 de febrero de 2015, en virtud de la designación de la Junta Directiva del Tribunal Supremo de Justicia, tuvo lugar la reconstitución de esta Sala Constitucional, la cual quedó integrada de la siguiente manera: Magistrada Gladys María Gutiérrez Alvarado, Presidenta; Magistrado Arcadio Delgado Rosales, Vicepresidente; y los Magistrados Francisco Antonio Carrasquero López, Luisa Estella Morales Lamuño, Marcos Tulio Dugarte Padrón, Carmen Zuleta de Merchán y Juan José Mendoza Jover.

El 25 de marzo, 8 de abril, 20 de mayo y 30 de junio de 2015, la  apoderada judicial de la parte actora solicitó la admisión del recurso, y en fecha 28 de julio de ese mismo año, sustituyó el poder en el abogado Jaiber Nuñez para actuar en la presente causa.

En fecha 5 de agosto de 2015, el prenombrado abogado actuando con el carácter de apoderado judicial de la parte actora, solicitó pronunciamiento sobre la admisión del presente recurso, lo cual ratificó el 30 de septiembre y 17 de noviembre de ese mismo año.

El 23 de diciembre de 2015, se constituyó esta Sala Constitucional en virtud de la incorporación de los Magistrados designados por la Asamblea Nacional en sesión extraordinaria celebrada el 23 del mismo mes y año, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 40.816, del 23 de diciembre de 2015, quedó integrada de la siguiente forma: Magistrada Gladys María Gutiérrez Alvarado, Presidenta; Magistrado Arcadio Delgado Rosales, Vicepresidente; y los Magistrados y Magistradas Carmen Zuleta de Merchán, Juan José Mendoza Jover, Calixto Antonio Ortega Ríos, Luis Fernando Damiani Bustillos y Lourdes Benicia Suárez Anderson.

En diligencia presentada ante la Secretaría de la Sala, el 12 de enero de 2016, el abogado JESÚS MARÍA CASAL HERNÁNDEZ renunció al poder que le fue conferido en la presente causa.

El 12 y 26 de enero de 2016, el abogado JAIBER NÚÑEZ URDANETA, actuando en su carácter de apoderado judicial de la parte actora, solicitó se le de continuidad a la presente causa.

En diligencia del 12 de marzo de 2016 y agregada el 14 de abril del presente año, el prenombrado abogado solicitó a esta Sala “…se siga la presente causa”.

Realizado el estudio del caso, pasa esta Sala a dictar sentencia, previas las siguientes consideraciones:

I

DE LA ACCIÓN DE NULIDAD

Del escrito contentivo de la demanda de nulidad, se desprenden los siguientes argumentos:

Que “…la Reforma Parcial del Reglamento Interior y de Debates objeto de impugnación está comprendida por el control jurisdiccional de constitucionalidad que dentro (sic) corresponde a esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. No obstante, la existencia de algunas teorías e incluso regulaciones que han pretendido sustentar, mediante categorías como la de los actos privativos o interna corporis, un espacio de actuación del parlamento en el que estaría limitado el control jurisdiccional, obliga a referirnos brevemente a la posibilidad y alcance del control de la Sala Constitucional sobre la citada reforma reglamentaria”.

Que la Sala Constitucional “…al exponer la naturaleza de los vicios que pueden invocarse respecto de la actividad parlamentaria, se ha hecho eco de la distinción entre ‘los vicios en los presupuestos constitucionales de la actividad parlamentaria y los vicios e irregularidades en el procedimiento parlamentario’. Los primeros se derivan de la vulneración directa de principios o normas constitucionales, mientras que los segundos suponen la infracción de reglas procedimentales no siempre constitucionales…”, para lo cual citaron extracto de la sentencia n° 1718 del 20 de agosto de 2004.

Que en el presente recurso de nulidad “…los vicios denunciados son del primer tipo, es decir, se refieren a la violación de principios constitucionales como el principio democrático, el del pluralismo político, el del Estado de Derecho y el de progresividad, entre otros, así como de disposiciones constitucionales específicas”.

Que “…las líneas maestras de la reforma del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional consisten, primeramente, en reducir las posibilidades de intervención de los Diputados en los debates; en segundo término, en ampliar las potestades de la Presidencia de la Asamblea Nacional, en detrimento de la plenaria o de instancias de trabajo coordinado entre diversas fuerzas políticas; en tercer lugar, en dificultar el ejercicio de algunos mecanismos de control y, por último, en eliminar ciertas garantías de funcionamiento regular o continuo de la Asamblea Nacional y de sus Comisiones Permanentes durante las sesiones ordinarias”.

Que se vulnera el principio democrático y el Estado de Derecho, porque –aducen los actores- que la reforma reglamentaria impugnada está destinada a:

a.- Restringir las oportunidades de actuación de los Diputados en el seno del parlamento: disminución del tiempo para el derecho de palabra (arts. 64, numeral 6, y 73 RID); introducción de sanciones desproporcionadas que afectan este derecho (art. 76, único aparte RID); supresión del debate al considerarse autorizaciones solicitadas por el gobierno nacional (art. 64, numeral 4 RID); reducción de las posibilidades de seguimiento del trabajo parlamentario en virtud de la eliminación de la obligación de entregar a los Diputados la agenda de trabajo semanal (art. 33 RID, numeral 18, que sustituyó al numeral 19 del artículo 34 del Reglamento del 2005); eliminación de la presentación de propuestas ciudadanas por conducto de dos asambleístas (art. 78 RID, que sustituyó al artículo 120 del Reglamento del 2005).

 

b.- Obstaculizar el uso de mecanismos de control: canalización de las interpelaciones en Comisión sólo a través de la Presidencia de la Asamblea Nacional, ya no por las mismas Comisiones pero con conocimiento previo de la Junta Directiva (art. 115 RID, que sustituye al artículo 159 del Reglamento del 2005); eliminación del debate en la consideración de las autorizaciones solicitadas por el Ejecutivo Nacional (arts. 64, numeral 4, y 126 RID).

 

c.- Aumentar injustificadamente los poderes de la Presidencia o de la Junta Directiva del cuerpo, en detrimento de la plenaria o de las instancias de coordinación del trabajo parlamentario: determinación del lugar y día de celebración de las sesiones o de su prórroga (arts. 1, 27, numeral 3 y 57 RID); decisión sobre la permanencia en sus cargos de los miembros de la directiva de las comisiones (art. 27, numeral 11 RID, que modificó lo dispuesto en el art. 14 del Reglamento del 2005, según el cual para la destitución se requería la aprobación de la plenaria); preparación de la orden del día y de la agenda de trabajo semanal (art. 33 numeral 4 RID), y art. Octogésimo cuarto de la Reforma Parcial del Reglamento Interior y de Debates, que suprimió el artículo 111 del Reglamento del 2005, el cual encomendaba a la Comisión Coordinadora la preparación de la agenda de trabajo semanal y del orden del día).

 

d.- Debilitar en su conjunto la actividad institucional de la Asamblea Nacional: abandono de la frecuencia y regularidad de las sesiones plenarias y de las reuniones de las Comisiones Permanentes (arts. 57 y 45, en su encabezamiento, RID)”.

Indicaron que “(n)o hay democracia sin un parlamento representativo del pueblo en su pluralidad política. De ahí que cualquier acortamiento del campo de acción de los Diputados, del funcionamiento regular de las plenarias y comisiones, y de los espacios en que puedan concurrir fuerzas diversas para la organización del trabajo parlamentario vulnere el principio democrático”.

Que “…la oposición prácticamente no estaba presente en la Asamblea Nacional que aprobó la reforma reglamentaria, lo cual hace más patente la violación constitucional, pues una mayoría hegemónica del partido oficial impulsó una reforma para limitar las posibilidades de actuación de unos Diputados ausentes pero ya elegidos, cuya voz y voto no tuvo relevancia alguna para la consideración de la normativa interna y de debates que iba a regir su acción”.

Que se vulneró el principio de participación ciudadana al recortarse los espacios o medios de participación política de la ciudadanía a través de sus representantes, lo cual atenta contra el principio de progresividad previsto en el artículo 19 constitucional.

Al referirse a la Inconstitucionalidad de varias disposiciones de la Reforma Parcial del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, los actores requieren se declare la nulidad de los apartes primero al tercero del artículo 57, por considerar son inconstitucionales al chocar con los artículos 187 y 219 de la Constitución, ya que –en su criterio- la norma parte de una regla de discontinuidad de las sesiones ordinarias y lo hace hasta el extremo de establecer que tales sesiones pueden convocarse “por el tiempo expresamente señalado”, o hasta agotarse la temática especificada o el orden del día; y que si bien la reforma reglamentaria no impide el funcionamiento frecuente en sesiones plenarias, “…sustituye un régimen en el que ello estaba asegurado normativamente por otro en el que la celebración de estas sesiones depende de convocatorias puntuales efectuadas según la apreciación de la Presidencia de la Asamblea Nacional”.

Alegan la vulneración del principio de participación política, del pluralismo político, indicando que “el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional no es el máximo jerarca de la Asamblea Nacional ni puede bloquear su funcionamiento. Se encuentra en condiciones de paridad respecto de los demás Diputados, sin perjuicio de sus funciones de dirección del debate y de coordinación del trabajo parlamentario. En modo alguno puede estar en sus manos decidir si convoca o no a sesiones plenarias”. Señalaron que “ni siquiera una mayoría parlamentaria pudiera decidir no sesionar cuando una minoría plantee un asunto cuya consideración corresponda a la plenaria. El parlamento no está al servicio de las mayorías sino de la representación popular en su conjunto”.

Pidieron la nulidad de los artículos 45, en su encabezamiento, y 48, primer aparte, del Reglamento Interior y de Debates, al estimar que reduce a dos oportunidades mensuales el número mínimo de reuniones que deben tener las Comisiones Permanentes y modificó su régimen en detrimento de la regularidad de su funcionamiento. Indicaron que el artículo 48 mencionado “se hace eco de esta reducción de la garantía de la frecuencia y regularidad de las reuniones de las Comisiones Permanentes, al disponer que los informes dirigidos a la Secretaría de la Asamblea Nacional relativos a la asistencia de los Diputados a las Comisiones Permanentes deben presentarse quincenalmente, ya no semanalmente como antes exigía el artículo 51 del Reglamento”.

Solicitaron la nulidad del artículo 57 del Reglamento Interior y de Debates por cuanto “…al depender la celebración de las sesiones ordinarias de la convocatoria del Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional, y no existiendo certeza del día de cada sesión ordinaria, se genera una evidente situación de incertidumbre que obstaculiza la asistencia de los Diputados, pues la fecha –y lugar como veremos- de una sesión puede conocerse apenas veinticuatro (24) horas antes de la celebración de cada sesión. En el caso de los Diputados elegidos en el interior de la República, como algunos de los firmantes, a los que la Presidencia de la Cámara les exhorta a realizar parlamentarismo de calle en sus localidades de origen, la inseguridad sobre el día de las sesiones plenarias conspira aún más contra la planificación de la actividad parlamentaria y el funcionamiento cabal del cuerpo”. Pidieron que cautelarmente se aplique el artículo 98 del Reglamento Interior y de Debates del 2005, que sufrió la Reforma parcial impugnada, para asegurar la frecuencia y regularidad de las sesiones plenarias.

Igualmente, solicitaron la nulidad del artículo 73, último aparte del mencionado Reglamento, porque -en su criterio- restringe irracionalmente el lapso disponible para el desarrollo de los debates en la plenaria de la Asamblea Nacional, respecto de la consideración del Orden del Día, ya que “…el acortamiento del tiempo para la discusión de cada punto del Orden del Día puede implicar que las organizaciones políticas con menor presencia numérica en la Asamblea Nacional vean reducida al mínimo cuando no suprimida su oportunidad de intervenir”.

Sostuvieron que el único aparte del artículo 76 del Reglamento Interior y de Debates viola los derechos a la defensa, a la libertad de expresión, a la participación política, y del artículo 187, numeral 20 de la Constitución, pues al ser privados de su derecho a la palabra, los diputados no pueden cumplir cabalmente sus funciones de representación, control y legislación, de allí que –en su criterio- “…estas sanciones no deban ser desproporcionadas y deban adoptarse respetando el debido proceso. Una sanción como la de privación del derecho de palabra por un mes no puede adoptarse sin debate, ya que la imposición de sanciones tan severas a los Diputados es una competencia de la plenaria (aplicación analógica del artículo 187, num. 20 CRBV), la cual debe discutir sobre la sanción propuesta y debe oír al Diputado que pueda ser víctima de la sanción. Lo contrario viola el artículo 187, numeral 20 de la Constitución, pues la Cámara no estaría propiamente adoptando por sí misma una decisión, sino estaría ratificando una determinación de la Presidencia, o de algún asambleísta. Ello es igualmente lesivo del artículo 49.1 de la Constitución, pues se priva al Diputado del derecho a ser oído”.

Indicaron que el penúltimo aparte del artículo 25 del Reglamento impugnado “…degrada la garantía o prerrogativa de la inmunidad parlamentaria, ya que permite en razón simplemente de la ‘gravedad del caso’ se prescinda del procedimiento señalado para proceder inmediatamente, sin estudio previo en Comisión y sin el informe correspondiente, a emitir un pronunciamiento en plenaria sobre la autorización solicitada”. Señalaron que limita el derecho a la tutela judicial efectiva, pues “…uno de los problemas constitucionales del aparte impugnado: al prescindirse de los trámites procedimentales que conducen a efectuar una indagación o estudio y, con ello, un análisis concienzudo, se permite que la Asamblea Nacional caiga en el dilema de levantar la inmunidad apresuradamente porque algunos califican el caso como grave; o, por el contrario, de negar el allanamiento sin suficientes fundamentos”.

Alegaron que el artículo 105, último aparte del Reglamento Interior y de Debates vulnera lo dispuesto en el artículo 208 de la Constitución, por cuanto “…no sólo permite acortar el plazo de treinta días consecutivos previsto en la Constitución, lo cual es perfectamente válido al ser aquél un plazo máximo y no un término, sino también establece la posibilidad de que ese plazo se amplíe “por necesidad de extender la consulta pública”, sin que se precise a quién corresponde adoptar la decisión de prolongar el tiempo disponible”

Manifestaron que el artículo 56, último aparte, del Reglamento, viola el derecho a la libertad de expresión e información, al estimar que es inconstitucional que sólo “ANTV pueda captar y transmitir directamente estas sesiones”.

Expresaron que son inconstitucionales los artículos trigésimo cuarto al cuadragésimo de la Reforma Parcial del Reglamento, pues vulneran el derecho de asociación de los Diputados y Diputadas de la Asamblea Nacional, a través de la conformación de grupos parlamentarios, como lo preveía el artículo 17 del Reglamento Interior y de Debates del 2005.

Pidieron la nulidad del numeral 4 del artículo 64 del Reglamento, en lo que atañe a que las autorizaciones solicitadas por el Ejecutivo Nacional serán admitidas en la cuenta y sometidas a votación sin debate.

Solicitaron se declare la nulidad del numeral 4 del artículo 64 del Reglamento, en lo que atañe a que las autorizaciones solicitadas por el Ejecutivo Nacional serán admitidas en la cuenta y sometidas a votación sin debate, del artículo 126 cuya inconstitucionalidad adujeron recae en la supresión de la referencia al debate y estudio en Comisión de las autorizaciones, que contenía el artículo 170 del Reglamento anterior; asimismo alegaron que el artículo 25 del reglamento pone en entredicho la garantía o prerrogativa constitucional de la inmunidad parlamentaria por cuanto presupone  que se prescinda del procedimiento señalado.

Finalmente, solicitó la parte actora se admita la demanda de nulidad y se le dé curso de conformidad con lo dispuesto en el artículo 128 y siguientes de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia; y en la definitiva, se declare la nulidad del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela nro. 6.014 Extraordinario del 23 de diciembre de 2010, y de forma subsidiaria, la de los artículos 1; 25, penúltimo aparte; 27, numerales 3 y 6; 45, en su encabezamiento; 48, primer aparte; 56, último aparte; 57; 64, numeral 4; 73, último aparte; 76, único aparte; 105, último aparte; y 126 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, producto de dicha Reforma Parcial, publicado en la misma Gaceta Oficial, y la de los artículos trigésimo cuarto al cuadragésimo de la Reforma Parcial del Reglamento antes indicado.

Como medida cautelar, solicitaron la suspensión de la aplicación de los artículos 1; 25, penúltimo aparte; 27, numerales 3 y 6; 45, en su encabezamiento; 48, primer aparte; 56, último aparte; 57; 64, numeral 4; 73, último aparte; 76, único aparte; 105, último aparte; y 126 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, producto de dicha Reforma Parcial, publicado en la misma Gaceta Oficial, y la de los artículos trigésimo cuarto al cuadragésimo de la Reforma Parcial del Reglamento antes indicado.

 

II

DE LA COMPETENCIA

Corresponde a esta Sala determinar su competencia para conocer de la demanda de nulidad por razones de inconstitucionalidad ejercida conjuntamente con solicitud de medida cautelar, contra la Reforma Parcial del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela nro. 6.014 Extraordinario del 23 de diciembre de 2010, y de forma subsidiaria contra los artículos 1; 25, penúltimo aparte; 27, numerales 3 y 6; 45, en su encabezamiento; 48, primer aparte; 56, último aparte; 57; 64, numeral 4; 73, último aparte; 76, único aparte; 105, último aparte; y 126 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, producto de dicha Reforma Parcial, publicado en la misma Gaceta Oficial, y contra los artículos trigésimo cuarto al cuadragésimo de la Reforma Parcial del Reglamento antes indicado.

En cuanto a la competencia para conocer de acciones como la presente, esta Sala advierte que el artículo 336, numeral 1 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, establece lo siguiente: “Son atribuciones de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia: (…) declarar la nulidad total o parcial  de las leyes nacionales y demás actos con rango de ley de la Asamblea Nacional, que colidan con esta Constitución”.

Asimismo, el artículo 25, numeral 1, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, indica que: “Son competencias de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia: (…) declarar la nulidad total o parcial de las leyes nacionales y demás actos con rango de ley de la Asamblea Nacional, que colidan con la Constitución de la República”.

En consecuencia, por cuanto el acto impugnado tiene rango y fuerza de ley, esta Sala se declara competente para conocer de la acción de nulidad interpuesta. Así se declara.

III

DE LA ADMISIBILIDAD

Esta Sala procede a conocer de la admisión de la pretensión de nulidad, y a tal efecto, observa lo dispuesto en el artículo 133 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, el cual dispone lo siguiente:

 

Artículo 133. Se declarará la inadmisión de la demanda:

  1. Cuando se acumulen demandas o recursos que se excluyan mutuamente o cuyos procedimientos sean incompatibles.
  2. Cuando no se acompañen los documentos indispensables para verificar si la demanda es admisible.
  3. Cuando sea manifiesta la falta de legitimidad o representación que se atribuya el o la demandante, o de quien actúen en su nombre, respectivamente.
  4. Cuando haya cosa juzgada o litispendencia.
  5. Cuando contenga conceptos ofensivos o irrespetuosos.
  6. Cuando haya falta de legitimación pasiva”.

De esta manera, una vez revisadas, como han sido, las causales de inadmisibilidad previstas en la norma transcrita, esta Sala advierte de su estudio preliminar que la demanda de autos no se subsume en ninguna de las referidas causales y, en consecuencia, esta Sala admite para su tramitación la presente demanda de nulidad, sin que ello implique un prejuzgamiento sobre el fondo de la pretensión, y sin perjuicio de la potestad que asiste a esta Sala de examinar el cumplimiento de los requisitos de admisibilidad y procedencia en cualquier estado y grado del proceso. Así se declara.

En consecuencia, se ordena tramitar la presente demanda de nulidad de conformidad con los artículos 135 y siguientes de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia; por lo que se ordena notificar a la parte demandante y citar, mediante oficio, al ciudadano Presidente de la Asamblea Nacional, a la Fiscal General de la República, al Procurador General de la República y al Defensor del Pueblo, para que comparezcan a darse por citados ante este Tribunal Supremo. A tales fines, remítase a los citados funcionarios copia certificada del escrito de la demanda y del presente auto de admisión. La citación del ciudadano Procurador General de la República se practicará con arreglo a lo ordenado en el artículo 81 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma Parcial del Decreto con Fuerza de Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República.

Asimismo, se ordena el emplazamiento de los interesados mediante cartel, el cual será publicado por la parte actora, en uno de los diarios de circulación nacional. La parte solicitante deberá consignar un (1) ejemplar del periódico donde fue publicado el cartel. El incumplimiento de esta carga ocasionará la declaratoria de perención de la instancia y se ordenará el archivo del expediente, salvo que existan razones de orden público que justifiquen la continuación de la causa. Así se decide.

 

IV

DE LA MEDIDA CAUTELAR

Vista la medida cautelar solicitada, se observa que la potestad cautelar de esta Sala se encuentra contemplada en el artículo 130 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, que establece:

Artículo 130. En cualquier estado y grado del proceso las partes podrán solicitar, y la Sala Constitucional podrá acordar, aun de oficio, las medidas cautelares que estime pertinentes. La Sala Constitucional contará con los más amplios poderes cautelares como garantía de la tutela judicial efectiva, para cuyo ejercicio tendrá en cuenta las circunstancias del caso y los intereses públicos en conflicto.

La norma transcrita viene a reafirmar la doctrina pacífica y reiterada de esta Sala, según la cual, la tutela cautelar constituye un elemento esencial del derecho a la tutela judicial efectiva y, por tanto, un supuesto fundamental del proceso que tiene por objeto, garantizar las resultas de un juicio o, en otras palabras, salvaguardar la situación jurídica de los justiciables, a fin de impedir que sufran una lesión irreparable o de difícil reparación mientras se tramita la causa (ver sentencia nro. 2.370/2005, del 1 de agosto, caso: Línea Santa Teresa C.A.).

En atención a la disposición transcrita, se observa que las potestades cautelares de esta Sala no se encuentran sujetas al principio dispositivo y, por tanto, opera incluso de oficio. Además, responden a circunstancias de necesidad y urgencia, con lo cual, se encuentran excluidas del principio de tempestividad de los actos procesales y, ello, determina que son procedentes en cualquier estado y grado de la causa, siempre que se requieran para la salvaguarda de la situación controvertida.

Es importante acotar que las medidas cautelares se caracterizan, en primer lugar, por su instrumentalidad, esto es, que no constituyen un fin por sí mismas, sino que están preordenadas a la emanación de una ulterior decisión definitiva. En segundo lugar, son provisionales y, en consecuencia, fenecen cuando se produce la sentencia que pone fin al proceso principal, sin menoscabo de la posibilidad que tiene el juez de modificarlas o revocarlas por razones sobrevenidas, aun cuando no haya finalizado el proceso principal. En tercer lugar, se encuentra la idoneidad según la cual, deben servir para salvaguardar la efectividad de la tutela judicial invocada, pues si se conceden providencias que no garantizan los resultados del proceso, la tutela cautelar se verá frustrada en la medida en que no será idónea para la realización de ésta.

De este modo, el proveimiento cautelar, si bien representa una aproximación al thema decidendum del juicio principal, resulta esencialmente distinto en cuanto a la declaración de certeza de la decisión de fondo.

Como puede observarse, se trata de un análisis probable y no de una declaración de certeza y, por tanto, no implica un pronunciamiento anticipado sobre el mérito de la controversia, sino un análisis de verosimilitud, que podrá o no ser confirmado en la sentencia definitiva, cuando se reconozca con fuerza de cosa juzgada y sobre la base de todos los elementos de convicción. En otras palabras, se trata de una apreciación anticipada, pero somera del derecho controvertido, basada en la impresión prima facie de la pretensión.

Conforme a los rasgos enunciados y a la naturaleza garantista de las tutelas cautelares, el legislador patrio reconoció en la nueva ley que rige las funciones de este Máximo Tribunal, uno de los caracteres más novedosos y progresistas de estas medidas, a saber, su carácter innominado, el cual consiste, en que el poder de resguardo que tienen los jueces y, concretamente esta Sala, sobre las situaciones llevadas a juicio se extiende a cualquier medida positiva o negativa que sea necesaria para la protección efectiva de los justiciables.

De este modo, este Máximo Tribunal y en general, los tribunales, pueden adoptar cualquiera de las medidas cautelares expresamente recogidas en el ordenamiento jurídico, como ocurre con la suspensión de efectos, la prohibición de enajenar y gravar, etc., o dictar alguna providencia que sin estar expresamente mencionada en la ley, permita la protección a los intereses y derechos ventilados en juicio.

Ahora bien, concretamente en materia de solicitud de medida cautelar conjunta a la demanda de nulidad por inconstitucionalidad (ver, Sentencia nro. 1.181/2001, del 29 de junio, caso: Ronald Blanco La Cruz), esta Sala ha sido conteste en afirmar que la medida de inaplicación requerida supone una interrupción temporal de la eficacia del contenido normativo de la disposición impugnada y que, como tal, constituye una importante excepción legal al principio general, según el cual, con base en la presunta validez intrínseca a todo acto legal, éste tiene fuerza obligatoria y produce todos sus efectos desde el momento mismo de su publicación en la Gaceta Oficial, aplicándose únicamente como medida de protección cuando sea muy difícil reparar por sentencia definitiva los daños que resulten de la aplicación del contenido normativo del texto legal impugnado, por tanto, para que pueda ser acordada, tiene que existir una verdadera y real justificación, ya que su manejo desequilibrado causaría un quebrantamiento del principio de autoridad.

Asimismo, esta Sala considera que la suspensión de los efectos de la normativa impugnada constituye una importante excepción a la presunción de validez de los actos normativos, los cuales producen todos sus efectos desde el momento de su publicación en la Gaceta Oficial de la República, del Estado o del Municipio respectivo, aplicándose únicamente como medida excepcional cuando los argumentos acerca del derecho hagan presumir de manera fehaciente que el acto cuestionado adolece de las deficiencias o errores denunciados, o si los argumentos referidos a las consecuencias de la aplicación de las normas impugnadas presagian una muy difícil reparación de los posibles daños por la sentencia definitiva.

En esta oportunidad, se observa que los artículos cuya suspensión de efectos se ha solicitado, son del tenor siguiente:

Carácter y Sede

Artículo 1. El Poder Legislativo Nacional se ejerce por Órgano de la Asamblea Nacional, vocera del pueblo venezolano. Su sede es la Ciudad de Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela, y se reunirá en el salón de sesiones del Palacio Federal Legislativo, pudiendo sesionar en lugar diferente o en otra ciudad, por acuerdo de la mayoría de sus integrantes o por decisión de la Junta Directiva.

De la Inmunidad

Artículo 25. Los diputados y diputadas gozarán de inmunidad en los términos y condiciones previstos en la Constitución de la República.

…(Omissis)…

Cuando la gravedad del caso lo amerite, a solicitud de un diputado o diputada, o de la Junta Directiva, la plenaria podrá decidir sobre la autorización solicitada por el Tribunal Supremo de Justicia en la misma oportunidad en que se recibe dicha solicitud, o en la sesión más próxima.

Atribuciones del Presidente o Presidenta.

Artículo 27. Son atribuciones del Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional:

  1. Decidir sesionar en sitios diferentes al hemiciclo de sesiones y/o en otras ciudades de la República.

…(Omissis)…

  1. Dirigir los debates conforme a este Reglamento y llamar al orden a los diputados o diputadas que lo infrinjan.

Reuniones de las comisiones y subcomisiones, y participación en las mismas.

Artículo 45. Las comisiones permanentes, de conformidad con los cronogramas  aprobados por mayoría de sus miembros, realizarán las consultas públicas a las leyes y materias de sus competencias, a través del parlamentarismo social de calle, asambleas en las comunidades, foros, talleres y demás mecanismos de participación; en coordinación con los consejos comunales y otras formas de organización del Poder Popular. Se reunirán por convocatoria de su Presidente o  Presidenta, o en su ausencia por el Vicepresidente o Vicepresidenta, por lo menos dos veces al mes, en las sedes de las comisiones permanentes.

Las reuniones de las comisiones y subcomisiones serán públicas, salvo cuando por mayoría absoluta de sus miembros presentes se resuelva el carácter secreto de las mismas.

Los ciudadanos y ciudadanas, a título personal, o como voceros o voceras de organizaciones comunitarias podrán participar en las comisiones y subcomisiones en calidad de invitados o invitadas, observadores u observadoras, previa aprobación de la mayoría de los diputados y diputadas de la Comisión.

Informes de gestión y suministro de información.

Artículo 48. Las comisiones permanentes, por conducto de su Presidente o Presidenta, actuando en coordinación con el Vicepresidente o Vicepresidenta, presentarán a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, mensualmente y por escrito, un informe de gestión que dé cuenta de los trabajos realizados y materias pendientes con mención, si fuere el caso, de las dificultades que se opongan a su resolución y propuestas para superarlas.

Las comisiones informarán a la Secretaría de la Asamblea Nacional, quincenalmente, sobre la asistencia de los diputados y diputadas a las sesiones de la Comisión y jornadas de consulta que se realicen en ese período.

(…).

Naturaleza de las sesiones.

Artículo 56.  La Asamblea Nacional sesionará en forma ordinaria y en forma extraordinaria, según las necesidades que al efecto se establezcan.

…(Omissis)…

A fin de garantizar el acceso a la información, de conformidad con el artículo 108 de la Constitución de la República, las sesiones plenarias serán transmitidas por la Fundación Televisora de la Asamblea Nacional (ANTV), pudiendo prestar apoyo para la transmisión la televisora del Estado. Se facilitarán las condiciones para que los medios de comunicación interesados en transmitir la información que se genera en el desarrollo de la Sesión, puedan hacerlo a través de la señal de ANTV.

Sesiones ordinarias.

Artículo 57. Son sesiones ordinarias las que se celebren dentro de los períodos anuales de sesiones, según lo establece el artículo 219 de la Constitución de la República.

Serán convocadas por la Presidencia de la Asamblea Nacional por lo menos con veinticuatro horas de anticipación, por un tiempo expresamente señalado o hasta agotar algún tema o agenda del Orden del Día.

En la medida de las exigencias del servicio, se procurará sesionar en plenarias por lo menos cuatro veces al mes.

De igual manera, durante el desarrollo de las sesiones, la Presidencia o a solicitud de la mayoría de los diputados o diputadas presentes, podrá convocar de inmediato para una próxima Sesión.

Cuando se trate del segundo período de sesiones ordinarias al cual hace referencia la precitada norma constitucional, y corresponda al último año del período constitucional de la Asamblea Nacional, la Presidencia podrá declarar receso parlamentario y convocar a la Comisión Delegada cuando las circunstancias así lo requieran.

De igual manera, por decisión del Presidente o Presidenta, de la Junta Directiva o de la mayoría absoluta de sus miembros, podrá acordarse sesiones durante los días feriados.

A los efectos de la convocatoria a la que hace referencia el presente artículo, el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional podrá efectuar la misma, por vía telefónica, a través de correo electrónico, públicamente por ANTV, por el portal electrónico de la Asamblea Nacional, por la  radio de la Asamblea  Nacional (A.N. Radio) o por el medio más expedito posible.

Procedimiento de las sesiones.

Artículo 64. Las sesiones se realizarán bajo el siguiente régimen:

…(Omissis)…

  1. La Presidencia solicitará a la Secretaría la lectura de la Cuenta, cuyo contenido despachará punto por punto. La Cuenta podrá incluir: comunicaciones dirigidas a la Asamblea Nacional, informes de las comisiones, proyectos sometidos a su consideración, y cualesquiera otros asuntos de los cuales deba enterarse la Asamblea Nacional, según decisión de la Presidencia. Los asuntos sometidos a la consideración de la Asamblea  Nacional por el Ejecutivo Nacional y los demás Poderes Públicos, serán admitidos prioritariamente en la Cuenta. Las autorizaciones solicitadas por el Ejecutivo Nacional, serán admitidas en la Cuenta y sometidas a votación sin debate. En la consideración de la Cuenta sólo podrán solicitarse hasta dos mociones de información por cada punto, siempre que estén vinculadas con  los temas tratados y no podrán abrirse debates sobre su contenido.

…(Omissis)…

Duración de las intervenciones y derecho a réplica

Artículo 73. Los diputados o diputadas que, de acuerdo con lo previsto en este Reglamento, intervengan en los debates de la plenaria, podrán hacer uso del derecho de palabra, ateniéndose a las siguientes reglas:

…Omissis…

En todo caso, el tiempo para la discusión y aprobación de cada punto del Orden del Día no excederá de dos horas, debiendo distribuirse dicho tiempo en forma proporcional al número de diputados y diputadas pertenecientes a cada organización política y que tengan interés en el debate. La directiva podrá extender el tiempo si la complejidad del tema lo amerita.

Sanciones.

Artículo 76.  La infracción de las reglas del debate por parte de un diputado o diputada motivará el llamado de atención por parte de la Presidencia en función de restituir el orden y garantizar la fluidez de la Sesión.

En caso de que persistiere la conducta infractora, y a solicitud del Presidente o Presidenta o de cualquier diputado o diputada, podrá privarse al diputado o diputada del derecho de palabra por el resto de la Sesión y según la gravedad hasta por un mes, con el voto de la mayoría de los miembros presentes, sin debate.

Estudio de proyectos de ley en comisiones.

Artículo 105.  …(Omissis)…

Las comisiones que estudien proyectos de ley presentarán los informes correspondientes a consideración de la Asamblea Nacional en un plazo no mayor de treinta días consecutivos, contados desde la fecha de su recepción, a menos que por razones de urgencia la Asamblea Nacional decida un lapso menor, o que por necesidad de extender la consulta pública se requiera un plazo mayor.

De las autorizaciones y aprobaciones.

Artículo 126. Cuando la Asamblea Nacional reciba una solicitud de aprobación de las señaladas en el artículo 187 de la Constitución de la República, dará Cuenta a la plenaria y la remitirá a la Comisión respectiva, la cual en un lapso máximo que establecerá la Presidencia, debe presentar el informe con sus recomendaciones a la Asamblea Nacional. La Junta Directiva lo presentará en Cuenta, ordenará su incorporación al sistema automatizado y fijará la fecha de su discusión dentro de los cinco días hábiles siguientes, salvo que la Asamblea Nacional lo declare de urgencia.

Pasa la Sala a pronunciarse en forma detenida sobre las disposiciones respecto de las cuales se ha solicitado la suspensión de su aplicación, para lo cual observa que el proceso de formación de las leyes está previsto en la Constitución y desarrollado en el Reglamento Interior y de Debates, norma de aplicación obligatoria para el cuerpo legislativo que tiene rango constitucional.

Establecido lo anterior, pasa a resolver sobre la suspensión cautelar solicitadas respecto a los artículos 1; numerales 3 y 6 del artículo 27; 48 primer aparte; 56 último aparte; y 64, numeral 4, del Reglamento impugnado, para lo cual revisado el texto de dichas disposiciones, esta Sala considera que las mismas no llenan los extremos necesarios para acordar la cautelar solicitada, ya que la constitucionalidad de sesionar en la ciudad de Caracas, o el de estimarlo en un lugar diferente, por acuerdo de la mayoría de sus integrantes o por decisión de la Junta Directiva; así como lo relativo al contenido de las disposiciones antes mencionadas, en este momento no generan circunstancias que hagan procedente la suspensión cautelar solicitada de esas disposiciones impugnadas del Reglamento Interior y de Debates, que regula como antes se apuntó lo concerniente a la forma de actuación del órgano legislativo nacional para el proceso de formación de leyes. Así se decide.

Ahora bien, en cuanto al penúltimo aparte del artículo 25 del Reglamento impugnado, que alegan los actores “…degrada la garantía o prerrogativa de la inmunidad parlamentaria, ya que permite en razón simplemente de la ‘gravedad del caso’ se prescinda del procedimiento señalado para proceder inmediatamente, sin estudio previo en Comisión y sin el informe correspondiente, a emitir un pronunciamiento en plenaria sobre la autorización solicitada…”, observa esta Sala sin prejuzgar sobre el fondo de la constitucionalidad o no de la norma impugnada, que debe hacer uso de sus facultades cautelares, teniendo como norte que el Reglamento impugnado regula las disposiciones atinentes al funcionamiento del órgano legislativo nacional y sus componentes, por lo que en resguardo del efectivo ejercicio de la competencia atribuida en el artículo 187 constitucional, así como atendiendo al derecho a la tutela judicial efectiva y al debido proceso, a que se refieren los artículos 26 y 49 del Texto Fundamental, se estima procedente suspender el penúltimo aparte de dicho artículo, que dispone que -según la gravedad del caso- la plenaria podrá decidir sobre la autorización solicitada por el Tribunal Supremo de Justicia en la misma oportunidad en que se recibe dicha solicitud o en la sesión más próxima, por lo que en forma cautelar, mientras se decide el fondo del recurso, se establece que dicha decisión de la Plenaria se pronunciará, en la sesión más próxima, luego de oído el Diputado o la Diputada respecto a la cual verse la autorización a que se refiere el artículo 200 del Texto Fundamental, en aras de garantizar el derecho a la defensa consagrado en el artículo 49 eiusdem (ver, entre otras, sentencia de esta Sala n° 1073 del 31 de julio de 2009). Así se decide.

Respecto del encabezamiento del artículo 45 del Reglamento considerado inconstitucional por la parte actora, estima esta Sala de especial relevancia, dada su condición de máxima garante de la supremacía constitucional, a la que se refiere el artículo 335 constitucional, establecer en forma expresa que una revisión a priori de dicho artículo, permite a esta Sala, sin prejuzgar sobre el fondo del recurso, que el mismo no llena los extremos para que se acuerde en esta oportunidad una suspensión del mismo, más bien debe aprovechar esta Sala la oportunidad para señalar que está plenamente vigente dicha disposición, por lo que goza de eficacia jurídica, ya que la interposición del presente recurso de nulidad o de cualquier otro, no genera per se la suspensión de los efectos de las disposiciones impugnadas, lo cual evidentemente requieren de la solicitud de una tutela cautelar como la que fue requerida, y que en este supuesto ha sido negada, por lo que el artículo 45 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional de 2010 se encuentra plenamente vigente, y por ende, los actos del órgano legislativo nacional deben cumplir con el contenido de la norma que responde, en un examen a priori, al principio de participación ciudadana consagrado en los artículos 5, 70 y 211 de la Constitución, los cuales son del siguiente tenor:

Artículo 5. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Artículo 70. Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, la iniciativa legislativa, constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros; y en lo social y económico, las instancias de atención ciudadana, la autogestión, la cogestión, las cooperativas en todas sus formas incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, la empresa comunitaria y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad.

La ley establecerá las condiciones para el efectivo funcionamiento de los medios de participación previstos en este artículo.

Artículo 211. La Asamblea Nacional o las Comisiones Permanentes, durante el procedimiento de discusión y aprobación de los proyectos de leyes, consultarán a los otros órganos del Estado, a los ciudadanos y ciudadanas y a la sociedad organizada para oír su opinión sobre los mismos. Tendrán derecho de palabra en la discusión de las leyes los Ministros o Ministras en representación del Poder Ejecutivo; el magistrado o magistrada del Tribunal Supremo de Justicia a quien éste designe, en representación del Poder Judicial; el o la representante del Poder Ciudadano designado o designada por el Consejo Moral Republicano; los y las integrantes del Poder Electoral; los Estados a través de un o una representante designado o designada por el Consejo Legislativo y los y las representantes de la sociedad organizada, en los términos que establezca el Reglamento de la Asamblea Nacional.

En efecto, sobre la participación y protagonismo del pueblo en el ejercicio de su soberanía política, en decisión n° 1328 de 16 de diciembre de 2010, se estableció:

Como se observa de su contenido, el instrumento jurídico bajo examen torna operativo el derecho constitucional de todos los ciudadanos de participar libremente en los asuntos públicos, a través de los medios de participación y protagonismo popular que les ha reconocido el Constituyente de 1999 en los artículos 62 y 70 del Texto Constitucional, insertos a su vez en su Título III que consagra “Los Derechos Humanos y Garantías y de los Deberes”, es decir, regula esta modalidad de derecho constitucional de contenido político de forma frontal y directa, lo cual subsume a esta Ley en la categoría normativa de Ley Orgánica para el desarrollo de los derechos constitucionales como subtipo inmerso en el artículo 203 del mismo Texto Fundamental.

En ese mismo sentido, la Exposición de Motivos de la Constitución vigente -que constituye simplemente una expresión de la intención subjetiva del Constituyente, y tiene el único fin de complementar al lector de la norma constitucional en la comprensión de la misma (Vid. Sentencia de esta Sala N° 93 del 6 de febrero de 2001, caso. “Corpoturismo”)-, al referirse a la concepción de los derechos políticos incorporados al Capítulo IV del Título antes mencionado, otorga preponderancia a la participación popular y su interpretación amplia, en los siguientes términos:

‘Se inicia el Capítulo con la consagración amplia del derecho a la participación en los asuntos públicos de todos los ciudadanos y ciudadanas, ejercido de manera directa, semidirecta o indirecta.

Este derecho no queda circunscrito al derecho al sufragio, ya que es entendido en un sentido amplio, abarcando la participación en el proceso de formación, ejecución y control de la gestión pública.

Como contrapartida el Estado y la sociedad deben facilitar la apertura de estos espacios para que la participación ciudadana, así concebida, se pueda materializar’.

Así, este derecho de contenido político -y deber social, en el contexto de la presente Ley- debe interpretarse de la forma más amplia y adminicularse con otros principios de orden constitucional, tales como el principio de rendición de cuentas como fundamento de la Administración Pública, recogido en el artículo 141 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y, por otra parte, el derecho de los ciudadanos y ciudadanas a ser informados oportuna y verazmente por la Administración Pública, sobre el estado de las actuaciones en que estén directamente interesados, establecido en el artículo 143 del mismo Texto Fundamental, pues, como también lo regula la Ley bajo examen, el ejercicio de la contraloría social presupone, como actividad de fiscalización llevada a cabo por el pueblo organizado, el constante seguimiento, evaluación, control y vigilancia del procedimiento por el cual se hace efectivo.

Con base en las anteriores consideraciones, este Máximo Tribunal se pronuncia, conforme a lo previsto en el artículo 203 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en el artículo 25.14 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, en el sentido de declarar la constitucionalidad del carácter orgánico conferido a la Ley Orgánica de Contraloría Social, y así se decide.

De allí que es imperativo del órgano que ejerce el Poder Legislativo Nacional, el dar efectivo cumplimiento a los procedimientos que garantizan el Poder Popular como expresión del mismo, esto es, aquellos en los que se incluye el parlamentarismo social de calle, que no es otra cosa que el ejercicio de la participación protagónica del pueblo en los asuntos públicos, y en especial, en la labor legislativa, lo que conforme a lo dispuesto en el artículo 70 del Texto Fundamental, se materializa en el conjunto de normas que en desarrollo de ésta, se encuentran dirigidas a la integración del pueblo a los órganos del Poder Público, para hacer efectiva que la soberanía reside en el pueblo conforme lo establece el artículo 5 eiusdem.

Señala el profesor César Dorta, en el “Manual de los Consejos Comunales” (Infopresco, 2007, p. 34) que “De conformidad con la norma constitucional, ninguna ley nacional o regional, ninguna ordenanza municipal debería ser sancionada sin la oportuna participación popular; eso significa que el legislador, en cualquiera de las instancias, en la Asamblea Nacional, en el Consejo Legislativo Regional o en el Concejo Municipal está obligado a consultar al pueblo e incorporarlo a la discusión, al debate de sus leyes”.

Ahora bien, dado que el artículo 45 está estrechamente relacionado con el plazo establecido para la elaboración de los informes previstos en el artículo 105 del Reglamento impugnado, que deben elaborar las respectivas comisiones, esta Sala debe establecer con precisión que la consulta pública allí prevista no es una mera formalidad sino un requisito sine qua non para que tenga lugar la segunda discusión del proyecto de ley, por lo que para proceder a la misma deben ser consignados los resultados de las consultas públicas al pueblo soberano que se realicen a nivel nacional, como lo preceptúa el artículo 211 constitucional, respecto del contenido del proyecto de ley, toda vez que la participación protagónica del pueblo es lo que permite la consolidación del Poder Popular, y el ejercicio del control sobre la actuación de los parlamentarios electos en representación del pueblo, conforme lo disponen los artículos 66 y 197 del Texto Fundamental.

De allí que lo establecido en este fallo, atendiendo a lo señalado en el artículo 219 de la Constitución, tenga plena vigencia, por cuanto todos los actos que emanen del órgano legislativo nacional están llamados al cumplimiento de la normativa vigente, en especial, la referida a la participación del pueblo en los asuntos públicos de la Nación. Así se decide.

Respecto de la suspensión solicitada del artículo 57 del Reglamento Interior y de Debates por cuanto indican los solicitantes que “…al depender la celebración de las sesiones ordinarias de la convocatoria del Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional, y no existiendo certeza del día de cada sesión ordinaria, se genera una evidente situación de incertidumbre que obstaculiza la asistencia de los Diputados, pues la fecha –y lugar como veremos- de una sesión puede conocerse apenas veinticuatro (24) horas antes de la celebración de cada sesión. En el caso de los Diputados elegidos en el interior de la República, como algunos de los firmantes, a los que la Presidencia de la Cámara les exhorta a realizar parlamentarismo de calle en sus localidades de origen, la inseguridad sobre el día de las sesiones plenarias conspira aún más contra la planificación de la actividad parlamentaria y el funcionamiento cabal del cuerpo”,  para lo cual pidieron se aplique cautelarmente el artículo 98 del Reglamento Interior y de Debates del 2005, que sufrió la Reforma parcial impugnada, para asegurar la frecuencia y regularidad de las sesiones plenarias.

Esta Sala observa que en aras de preservar la seguridad jurídica, pero más aun el principio de la democracia participativa directa a través del parlamentarismo social de calle, al cual aludieron los actores, se estima que –mientras se decide sobre la nulidad del recurso planteado- el lapso para efectuar la convocatoria a sesión señalada en la norma impugnada debe cautelarmente ampliarse a las cuarenta y ocho (48) horas, para hacer efectiva la presencia en la sesión convocada de los parlamentarios que representen los estados fuera de la capital, sede del órgano legislativo nacional. Así se decide.

Por otra parte, esta Sala observa que el artículo 64, en sus numerales 5, 6 y 8, dispone lo siguiente:

 

 

Procedimiento de las sesiones

Artículo 64. Las sesiones se realizarán bajo el siguiente régimen:

…Omissis…

  1. El Orden del Día deberá incluirse en el sistema automatizado, para el conocimiento de cada diputado o diputada con anticipación a la celebración de la Sesión correspondiente, se leerá por Secretaría a instancias de la Presidencia.
  2. Cuando alguno de los diputados o diputadas propusiere la modificación del Orden del Día, para incluir o excluir algún punto o materia en la discusión de la plenaria, la Presidencia concederá un solo derecho de palabra al diputado o diputada que quisiere hacer la proposición, e igualmente uno solo a quien quisiere adversarla, cada uno de ellos por un lapso de dos minutos. De seguidas procederá a someter a votación la modificación, que se decidirá con el voto de la mayoría absoluta de los diputados o diputadas presentes. Sólo se permitirán hasta tres mociones de modificación del Orden del Día.

…Omissis…

  1. Los puntos del Orden del Día que no puedan ser tratados en la Sesión correspondiente podrán ser incorporados preferentemente en el Orden del Día de la Sesión siguiente.

Atendiendo a lo dispuesto en el artículo 130 de la Ley que rige sus funciones, esta Sala observa que con respecto al numeral 5 del artículo 64 del Reglamento Interior y de Debates, procede de oficio y mientras se decida el mérito del recurso principal, el decreto de medida cautelar, que supone que la orden del día una vez incluida en el sistema automatizado no admitirá modificación, en aras de preservar la seguridad jurídica como principio que debe imperar en el ejercicio de la función legislativa. En consecuencia, se suspende de oficio, hasta tanto se decida el fondo del presente recurso, el numeral 6 del artículo antes indicado, al colidir con lo antes establecido. Así se decide.

Igualmente, esta Sala observa que mientras se decida el fondo del recurso de nulidad es necesario decretar de oficio, atendiendo a sus amplios poderes cautelares, la suspensión provisional del numeral 8 del artículo 64, en virtud de que la postergación permitida en el mismo, a priori, no cumple con el principio de exhaustividad de la labor parlamentaria. Así se decide.

Por su parte, la parte actora requirió a esta Sala la suspensión del último aparte del artículo 73 del Reglamento, en virtud de que restringe –tal y como lo desarrollaron en el escrito recursivo- el lapso disponible para el desarrollo de los debates en la plenaria de la Asamblea Nacional, respecto de la consideración del Orden del Día, pudiendo soslayar la participación protagónica del pueblo soberano, incluso la intervención de la representación de las organizaciones políticas con menor presencia numérica en la Asamblea Nacional, tal como lo sostienen expresamente los actores.

Por ello, en atención a los principios de igualdad, ética, y en aras de preservar el derecho que se tutela a través de esta cautelar, y atendiendo al carácter homogéneo de la misma, mientras se decide el fondo del recurso, y sin prejuzgar sobre la inconstitucionalidad alegada, se fija como medida cautelar complementaria positiva, que esa participación no puede estar limitada a los tiempos que se han especificados en los distintos numerales que conforman ese artículo, sino que en cada caso responderán a la complejidad o importancia del tema en debate. Así se decide.

Los actores alegaron que el artículo 105, último aparte del Reglamento Interior y de Debates vulnera lo dispuesto en el artículo 208 de la Constitución, por cuanto “…no sólo permite acortar el plazo de treinta días consecutivos previsto en la Constitución, lo cual es perfectamente válido al ser aquél un plazo máximo y no un término, sino también establece la posibilidad de que ese plazo se amplíe ‘por necesidad de extender la consulta pública’, sin que se precise a quién corresponde adoptar la decisión de prolongar el tiempo disponible”, pidiendo la suspensión de los efectos de ese último aparte. Al respecto, esta Sala observa que hasta tanto no sea decidido el fondo del presente recurso, el pronunciamiento sobre la colisión o no con la norma constitucional citada no puede dictarse; sin embargo, vista la imprecisión referida por los actores y en aras de garantizar la seguridad jurídica, el principio de preclusión de lapsos en los procedimientos y de atender a que, efectivamente, se garantice el parlamentarismo social de calle como expresión del Poder Popular, se estima procedente fijar de manera provisional y hasta tanto sea decidido el presente recurso, que el lapso para las consultas públicas será como mínimo de veinte días, los cuales conforme a la complejidad y relevancia de la materia que trate el proyecto de ley presentado, puede ser prorrogado por un lapso similar, siempre que existan solicitudes de las organizaciones que conforman el Poder Popular para el ejercicio de la participación ciudadana. Así se decide.

Decidido lo anterior, estima necesario esta Sala, mientras decide el fondo del recurso de nulidad interpuesto, y sin prejuzgar sobre el mérito del asunto planteado, ratificar la plena vigencia y eficacia de los artículos 101 y 102 del Reglamento Interior y de Debates, el primero que señala con claridad la obligación de la Asamblea Nacional, en el procedimiento de formación, discusión y aprobación de los proyectos de ley, de consultar a los otros órganos del Estado, a los ciudadanos y ciudadanas y a las comunidades organizadas para oír su opinión sobre los mismos; y el segundo, que establece la obligación de consultar a los Estados, a través de los Consejos Legislativos estadales, “…cuando se legisle en materias relativas a los mismos, sin perjuicio de otras consultas que se acuerde realizar conjunta o separadamente, en los ámbitos regional, estadal o local sobre las mismas materias, a criterio de los grupos parlamentarios regionales y estadales, de los representantes de la Asamblea Nacional ante los consejos de planificación y coordinación de políticas públicas, o de la Comisión de la Asamblea Nacional encargada del estudio”, los cuales responden a la obligación expresamente referida en el artículo 211 del Texto Fundamental, de que en la etapa de discusión y aprobación de los proyectos de ley, se abran los procesos de consulta a los otros órganos del Estado, a los ciudadanos y a las organizaciones populares como expresión del Poder Popular.

En sintonía con lo antes señalado, observa esta Sala que en el artículo 103 del Reglamento Interior y de Debates se establecen los requisitos para la presentación y discusión de proyectos de ley, en los términos siguientes:

 

Artículo 103. Todo proyecto de ley debe ser presentado ante la Secretaría y estará acompañado de una exposición de motivos que contendrá, al menos:

  1. La identificación de quienes lo propongan.
  2. Los objetivos que se espera alcanzar.
  3. El impacto e incidencia presupuestaria y económica, o en todo caso, el informe de la Dirección de Asesoría Económica y Financiera de la Asamblea Nacional.

En caso que un proyecto no cumpla con los requisitos señalados, de acuerdo al criterio de la Junta Directiva, se devolverá a quien o quienes lo hubieran presentado a los efectos de su revisión, suspendiéndose mientras tanto el procedimiento correspondiente.

El proyecto que cumpla con los requisitos señalados se le dará Cuenta para ser incorporado al sistema automatizado.

En cada Sesión se dará Cuenta a la plenaria de los proyectos de ley recibidos por Secretaría. Para ser sometido a discusión, todo proyecto debe estar acompañado de la exposición de motivos y ser puesto a disposición de los diputados o diputadas por parte de la Secretaría.

Respecto a esta disposición, la Sala estima oportuno señalar que el artículo 207 constitucional hace una previsión sobre las reglas a seguir que todo proyecto de ley debe cumplir para que se convierta en ley.

Partiendo de la base que todo Proyecto de Ley debe recibir dos discusiones en días diferentes, encontramos que el Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional hace una exigencia muy estricta a la pretensión de ley cuya iniciativa está por presentarse para su primera discusión ante la cámara parlamentaria.

No basta entonces la simple iniciativa, sino que debe tener una exposición de motivos y el acompañamiento del estudio del impacto e incidencia presupuestaria y económica, o en todo caso, el informe de la Oficina de Asesoría Económica y Financiera de la Asamblea Nacional, tal y como lo ordena el propio Reglamento Interior y de Debates de dicho órgano, inclusive con la sanción de devolución a sus proponentes de ley y suspensión del procedimiento de formación si no se cumplen con estos pasos previos.

¿En razón a qué, toda iniciativa de ley debe llevar consigo una información técnica sobre el impacto e incidencia que en la economía y finanzas del Estado ha de tener dicha pretensión normativa?. A que toda ley comporta para su ejecución y cumplimiento una erogación del Presupuesto Nacional.

El aval económico que debe soportar todo proyecto de ley debe contar con la disponibilidad presupuestaria del Tesoro Nacional, de conformidad con el artículo 314 de la Constitución.

Para más ilustración sobre la importancia del tema presupuestario, encontramos normas constitucionales que hacen de vital interés, para los asuntos de la República, el cuidado que deben tener las altas autoridades nacionales en el manejo de los recursos en este ámbito (véanse, artículos 287, 289 y 291 de la Constitución).

De hecho encontramos que el Presidente de la República tiene, entre sus atribuciones y obligaciones previstas en el artículo 236 de la Constitución en su numeral 11, la de Administrar la Hacienda Pública Nacional; la del numeral 13, decretar créditos adicionales al Presupuesto, previa autorización de la Asamblea Nacional o de la Comisión delegada.

Corresponde por igual al Ejecutivo Nacional, cumplir con las exigencias del Régimen Presupuestario consagradas en los artículos 311 y siguientes de la Norma Suprema, pues la misma obliga a que la gestión fiscal debe estar regida, para poder ser ejecutada, con base en los principios de eficiencia, solvencia, transparencia, responsabilidad y equilibrio fiscal. Para ello, la Asamblea Nacional recibe la presentación del Ejecutivo Nacional, para su sanción legal, un marco plurianual para la formulación presupuestaria que debe contener los límites máximos de gasto y endeudamiento que hayan de contemplarse en los presupuestos nacionales.

Por ello, la propia Constitución (artículo 312) obliga a fijar límites al endeudamiento público de acuerdo con un nivel prudente en relación con el tamaño de la economía, de ahí que, toda la administración económica y financiera del Estado se rige por un presupuesto de ley nacional presentado por el Ejecutivo Nacional anualmente y aprobado por la Asamblea Nacional (artículo 313 Constitucional) y como consecuencia de ello, la Constitución en su artículo 314 señala con precisión que no se hará ningún tipo de gasto que no haya sido previsto en la Ley de Presupuesto, y que para decretar un crédito adicional al mismo debe contarse con recursos en la Tesorería Nacional para atender la respectiva erogación.

Igualmente, para la Asamblea Nacional existe una obligación constitucional de tomar en cuenta las limitaciones financieras del país cuando le corresponda acordar y ejecutar su propio presupuesto de gastos (artículo 187, numeral 22 de la Constitución).

Por ello es importante precisar que durante el procedimiento de discusión y aprobación de los proyectos de leyes, junto a la exigencia reglamentaria ya analizada, encontramos en el artículo 208 constitucional que el Cuerpo Parlamentario, en la primera discusión del proyecto de ley, ha de considerar no sólo la exposición de motivos, sino que está obligado a evaluar sus objetivos, así como su alcance y viabilidad para poder determinar su pertinencia; y obligatoriamente conforme a la previsión del artículo 211 constitucional debe consultarse a los otros Órganos del Estado, a los ciudadanos y ciudadanas, teniendo prioridad especial por ejemplo, en el derecho de palabra, los Ministros o Ministras en representación del Poder Ejecutivo para oír su opinión sobre el proyecto de ley. Esto nos lleva a entender la obligatoria concertación que debe existir entre la Asamblea Nacional y los otros Órganos del Estado durante la discusión y aprobación de las leyes.

De ahí que la viabilidad exigida en todo Proyecto de Ley tiene que ver no sólo con el impacto e incidencia económica y presupuestaria que tendría para el Estado venezolano sino con la concertación obligatoria que entre ambos Poderes, Legislativo y Ejecutivo debe existir.

Esto es así, porque el gasto público representa un elemento clave para dar cumplimiento a los objetivos de la política económica del Estado, de modo que al ser ejecutado dicho gasto a través del Presupuesto Público como instrumento de gestión del Estado para el logro de los resultados a favor de la población, a través de la prestación de servicios y logro de metas de cobertura con equidad, eficacia y eficiencia por los órganos y entes del Poder Público es indiscutible que sin la aprobación del órgano público competente en materia de planificación, presupuesto y tesorería nacional, no puede estimarse cumplida la exigencia a que se refiere el numeral 3 del artículo 103 del citado Reglamento.

Resulta importante destacar, sin prejuzgar sobre el fondo del asunto sometido a conocimiento de esta Sala, que de manera cautelar oficiosa, en aras de garantizar el principio constitucional de equilibrio fiscal contenido en el Texto Constitucional así como el principio de legitimidad del gasto, al existir límites de los gastos durante el año fiscal en curso, por cada una de las entidades del Sector Público de acuerdo a los ingresos que los financian, esto es, con la disponibilidad de los Fondos Públicos, máxime cuando se está en presencia de una situación de excepcionalidad económica a nivel nacional, tal como lo ha declarado esta Sala en sentencia n° 4 de fecha 20 de enero de 2016, mediante la cual se decidió la constitucionalidad del Decreto n° 2.184, que declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 extraordinario del 14 de enero de 2016, así como del Decreto n.° 2.270 del 11 de marzo de 2016, publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6219 Extraordinario del 11 de marzo de 2016, dictado por el Presidente de la República, mediante el cual, prorroga por sesenta (60) días el plazo establecido en el Decreto n° 2.184, antes identificado; se considera necesario, para no generar expectativas irresponsables contrarias a la ética, a la transparencia y a la democracia, mientras se decida el fondo del presente recurso, establecer que el informe sobre el impacto e incidencia presupuestaria y económica, o en todo caso, el informe de la Dirección de Asesoría Económica y Financiera de la Asamblea Nacional que debe acompañar a todo proyecto de ley, a que se refiere el numeral 3 del artículo 103 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, son requisitos esenciales y obligatorios sin los cuales no se puede discutir un proyecto de ley, y que los mismos, en previsión de los artículos 208, 311, 312, 313 y 314 de la Constitución, deben consultarse con carácter obligatorio por la Asamblea Nacional –a través de su Directiva- al Ejecutivo Nacional- por vía del Vicepresidente Ejecutivo- a los fines de determinar su viabilidad económica, aun los sancionados para la fecha de publicación del presente fallo, en aras de preservar los principios de eficiencia, solvencia, transparencia, responsabilidad y equilibrio fiscal del régimen fiscal de la República, tomando en consideración las limitaciones financieras del país, el nivel prudente del tamaño de la economía y la condición de excepcionalidad económica decretada por el Ejecutivo Nacional.

En sintonía con lo anterior, y en atención a lo dispuesto en el artículo 207 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, según el cual todo proyecto de ley para convertirse en Ley, debe seguir las reglas establecidas en la Constitución y en los reglamentos respectivos, esta Sala estima de suma importancia recordar que el proceso de formación de leyes, comprende varios pasos que conforman distintos actos, (la presentación, la discusiones del proyecto, la sanción, la promulgación y la publicación) los cuales deben seguir como antes se apuntó con los postulados y principios constitucionales.

Haciendo un resumen del recorrido adjetivo que debe llevar una propuesta de ley para convertirse en ley con fuerza constitucional, podemos decir lo siguiente: todo proyecto de ley implica dos discusiones en días diferentes ante el Cuerpo Legislativo; la iniciativa de ley, antes de su presentación en primera discusión debe cumplir con las estrictas exigencias del Reglamento Interior y Debates de la Asamblea Nacional, el cual obliga a incluir no sólo su Exposición de Motivos (para evaluar su objetivo y alcance), sino su viabilidad a través de la presentación del estudio de impacto e incidencia presupuestaria y económica o en su defecto el informe de la Oficina de Asesoría Económica de la Asamblea Nacional; cumplida ésta exigencia, la iniciativa de ley o proyecto pasa a su primera discusión en Cámara, en la cual se analiza su pertinencia (objetivo, alcance y viabilidad) en el debate parlamentario, y de aprobarse, pasaría a la Comisión Permanente respectiva para iniciar el procedimiento en segunda discusión, el cual incluye, no sólo el debate de artículo por artículo del proyecto de ley propuesto, sino que el mismo debe ser discutido conjuntamente con el Poder Popular y otros Órganos del Estado, todo esto a los fines de obtener un informe para segunda discusión en Cámara concertado con el pueblo soberano (Elemento Formativo de Estado) y otros Órganos del Estado para precisar la real y efectiva pertinencia de la ley. Ya en Cámara para su segunda discusión, el proyecto de ley se somete a la misma para la discusión artículo por artículo. Si dicho proyecto de ley, en la segunda discusión ante la Cámara no sufre modificaciones, nos da a entender que el mismo tiene la aprobación popular, tiene un fin útil para la sociedad y que es posible su cumplimiento y ejecución real en beneficio del pueblo con soporte en las Finanzas Públicas o Presupuesto Nacional.

Es sólo en ésta circunstancia cuando de manera responsable, el Cuerpo Legislativo puede Decretar la Sanción de la Ley y remitirla (ya con valor de ley) al Ejecutivo Nacional para su respectiva Promulgación y “Cúmplase” (fuerza de ley).

Si esto no se perfecciona así, tendríamos entonces una ley viciada de nulidad por carecer de los elementos de pertinencia necesarios para su existencia, independientemente, de haber cumplido con un procedimiento formal de discusión. Se trata pues, para el análisis de esta Sala, que toda iniciativa de ley para que adquiera valor y fuerza normativa debe tener en lo sustancial la tangible pertinencia respecto de su objetivo, alcance y viabilidad, y en lo adjetivo con las respectivas consultas del poder popular y otros Órganos del Estado.

No dar cumplimiento a estos pasos de concertación implicaría, de sancionarse y promulgarse la Ley, un serio compromiso, frente al pueblo venezolano, de los dos Poderes Nacionales relacionados directamente con la misma, a saber el Legislativo, quien sancionaría una ley sin haber cumplido con la exigencia de la viabilidad y consultas obligatorias en su proceso de formación al haberle dado valor de ley con su sanción; y al Poder Ejecutivo al promulgarla y darle el “cúmplase” para alcanzar la fuerza de ley.

En este sentido, y en un todo acorde con la concertación a que se ha hecho especial mención, en sentencia n° 1718 del 20 de agosto de 2004, esta Sala sostuvo –entre otras cosas- que “…es indiscutible que el principio mayoritario no se identifica con el dominio absoluto de la mayoría, o de la dictadura de la mayoría sobre la minoría, ya que, por razones de estricta lógica, toda mayoría presupone siempre la existencia efectiva de una minoría, en tal sentido, el denominado principio mayoritario, también denominado regla de la mayoría, solamente se respeta en una democracia cuando se permite a todos los ciudadanos participar en la creación del orden jurídico, sin que se menoscabe dicho principio por el hecho de que el contenido de tal orden jurídico resulte determinado por la voluntad del mayor número, salvo que, para lograr tal determinación, se haya impedido ilegítimamente a una minoría con derecho a ello la posibilidad de participar en la creación de dicho orden jurídico, dado que, tal circunstancia, supondría la violación del principio democrático y del principio mayoritario, así como un menoscabo –grave para un régimen democrático de libertades- al principio del pluralismo, no obstante que la misma cuente con el voto de la mayoría: ‘la existencia de una mayoría, presupone la existencia de una minoría, y mayoría y minoría están obligadas a entenderse. Si no, no habría tolerancia en el Parlamento’ (María Luisa Balaguer Callejón, El recurso de inconstitucionalidad, Madrid, CEPC, 2001, p. 35)…”.

Por ello, resulta importante destacar dentro del proceso de formación, el estudio -entre otras cosas- del alcance y de la viabilidad a los fines de determinar la pertinencia de la ley. El incumplimiento de este requisito constitucional que responde al respeto de los principios de equilibrio fiscal y legitimación del gasto por parte de los órganos del Poder Público, pudiese comportar un vicio en el proceso de formación de la ley.

De allí, que esta Sala estima necesario en ejercicio de su potestad cautelar de oficio, establecer como medida cautelar positiva que para el ejercicio de la atribución establecida en el artículo 215 constitucional, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela deberá, a través de las autoridades que la Constitución prevé (Ministros del ramo y Vicepresidente conforme a lo establecido en el artículo  239, numeral 5 constitucional) realizar la efectiva verificación del cumplimiento de la viabilidad a que se refiere el artículo 208 de la Constitución, sin lo cual no podrá dictarse el “Cúmplase” que establece el artículo 215 eiusdem.

Ello por cuanto la promulgación y la subsiguiente publicación de la ley en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, son requisitos sin los cuales la ley puede ser aplicada, esto es, para que surta efectos jurídicos erga omnes, como desarrollo del principio de soberanía, la cual reside en el pueblo que debe -como se apuntó en este fallo- participar en la etapa de formación, a través de las consultas públicas.

Por ello, esta Sala, dado que es un hecho público, notorio y comunicacional (véanse, entre otras, páginas web  http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/claves—estas-son-las-10-leyes-en-la-mira-de-la-n.aspx, http://radiomundial.com.ve/article/conozca-las-10-leyes-que-la-bancada-opositora-en-la-asamblea-nacional-pretende-modificar), que la Asamblea Nacional ha sancionado un conjunto de leyes sobre las cuales, ya en algunas de ellas esta Sala se ha pronunciado sobre su constitucionalidad y otras cuya petición de duda constitucional ha sido planteada por el Presidente de la República en aplicación del artículo 214 constitucional, estima necesario de manera provisional y mientras se decida el fondo del presente recurso, teniendo por norte el artículo 207 constitucional, establecer –como antes se apuntó- que el informe sobre el impacto e incidencia presupuestaria y económica, o en todo caso, el informe de la Dirección de Asesoría Económica y Financiera de la Asamblea Nacional que debe acompañar a todo proyecto de ley, a que se refiere el numeral 3 del artículo 103 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, son requisitos esenciales y obligatorios sin los cuales no se puede discutir un proyecto de ley, y que los mismos, en previsión de los artículos 208, 311, 312, 313 y 314 de la Constitución, deben consultarse con carácter obligatorio por la Asamblea Nacional –a través de su Directiva- al Ejecutivo Nacional- por vía del Vicepresidente Ejecutivo- a los fines de determinar su viabilidad económica, aun los sancionados para la fecha de publicación del presente fallo, en aras de preservar los principios de eficiencia, solvencia, transparencia, responsabilidad y equilibrio fiscal del régimen fiscal de la República, tomando en consideración las limitaciones financieras del país, el nivel prudente del tamaño de la economía y la condición de excepcionalidad económica decretada por el Ejecutivo Nacional.

De allí que lo establecido en este fallo, tenga carácter obligatorio, por cuanto todos los actos que emanen del órgano legislativo nacional están llamados al cumplimiento de la normativa vigente, en especial, la referida a la participación del pueblo en los asuntos públicos de la Nación, así como la intervención del órgano público competente en materia de planificación y presupuesto sobre el impacto económico de la ley a proponerse, lo cual como ya se apuntó reviste cabal importancia para el Estado, toda vez que cuando se propone una ley, independientemente de su contenido, la misma debe ser factible de ser ejecutada en la realidad, pues de lo contrario no tendría sentido dictar una ley cuya ejecución es de imposible cumplimiento.

Ello por cuanto, la aplicación del instrumento normativo legal genera un impacto en el gasto público del Estado, de allí que sea imperioso que exista por parte del órgano del Poder Público competente para el diseño, manejo, y ejecución del Plan y del Presupuesto del Estado, el estudio especial sobre el impacto e incidencia económica y presupuestario que la ley propuesta tendrá, pues los gastos que realiza el Estado deben estar balanceados con los ingresos fiscales. Así se decide.

 

V

DECISIÓN

Por las razones expuestas, esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, administrando justicia, en nombre de la República por autoridad de la ley, declara:

1.- COMPETENTE para conocer de la demanda de nulidad interpuesta contra la Reforma Parcial del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela nro. 6.014 Extraordinario del 23 de diciembre de 2010, y de forma subsidiaria contra los artículos 1; 25, penúltimo aparte; 27, numerales 3 y 6; 45, en su encabezamiento; 48, primer aparte; 56, último aparte; 57; 64, numeral 4; 73, último aparte; 76, único aparte; 105, último aparte; y 126 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, producto de dicha Reforma Parcial, publicado en la misma Gaceta Oficial, y contra los artículos trigésimo cuarto al cuadragésimo de la Reforma Parcial del Reglamento antes indicado.

2.- ADMITE para su tramitación la demanda de nulidad interpuesta, sin que ello implique un prejuzgamiento sobre el fondo de la pretensión.

3.- REMITE el expediente al Juzgado de Sustanciación de esta Sala, a fin de que practique la citación del Presidente de la Asamblea Nacional. Asimismo, se ordena notificar a la Fiscal General de la República, al Defensor del Pueblo y al Procurador General de la República; a tal fin, remítase a los aludidos funcionarios copia certificada del escrito contentivo de la demanda de nulidad y del presente auto de admisión. Igualmente, se ordena notificar de la presente admisión a la parte accionante y se ordena el emplazamiento de los interesados mediante cartel, el cual será publicado por la parte accionante, en uno de los diarios de circulación nacional. La parte accionante deberá consignar un (1) ejemplar del periódico donde fue publicado el cartel; el incumplimiento de esta obligación ocasionará la declaratoria de perención de la instancia y se ordenará el archivo del expediente, salvo que existan razones de orden público que justifiquen la continuación de la causa.

4.- NIEGA la medida cautelar de suspensión de los artículos 1;  numerales 3 y 6 del artículo 27; 48 primer aparte; 56 último aparte; y 64, numeral 4, del Reglamento impugnado.

5.- ACUERDA -mientras se decide el recurso de nulidad interpuesto- la medida cautelar de suspensión de los artículos 25; 57; 64, numerales 5, 6 y 8; 73; y 105, último aparte del Reglamento de Interior y Debates de la Asamblea Nacional, en los términos expresados en la motiva del fallo.

6.- ACUERDA –mientras se decide el recurso de nulidad interpuesto y con el objeto de prevenir posibles vicios de inconstitucionalidad- que el informe sobre el impacto e incidencia presupuestaria y económica, o en todo caso, el informe de la Dirección de Asesoría Económica y Financiera de la Asamblea Nacional que debe acompañar a todo proyecto de ley, a que se refiere el numeral 3 del artículo 103 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, son requisitos esenciales y obligatorios sin los cuales no se puede discutir un proyecto de ley, y que los mismos, en previsión de los artículos 208, 311, 312, 313 y 314 de la Constitución, deben consultarse con carácter obligatorio por la Asamblea Nacional –a través de su Directiva- al Ejecutivo Nacional- por vía del Vicepresidente Ejecutivo- a los fines de determinar su viabilidad económica, aun los sancionados para la fecha de publicación del presente fallo, en aras de preservar los principios de eficiencia, solvencia, transparencia, responsabilidad y equilibrio fiscal del régimen fiscal de la República, tomando en consideración las limitaciones financieras del país, el nivel prudente del tamaño de la economía y la condición de excepcionalidad económica decretada por el Ejecutivo Nacional.

Publíquese, regístrese y notifíquese. Cúmplase lo ordenado.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los 21 días del mes de abril de dos mil dieciséis (2016). Años: 206° de la Independencia y 157° de la Federación.

La Presidenta de la Sala,

Gladys María Gutiérrez Alvarado

El Vicepresidente,

Arcadio Delgado Rosales

Los Magistrados,

Carmen Zuleta de Merchán  

Juan José Mendoza Jover

Ponente

  

Calixto Ortega Ríos 

Luis Fernando Damiani Bustillos  

Lourdes Benicia Suárez Anderson

La Secretaria Temporal,

Rosa Terenzio

 

Exp. 11-0373

JJMJ

Posted in General | Leave a Comment »

Presidente Obrero Nicolas Maduro: Sigamos con Barrio Adentro llevando salud y vida a todos y todas en nuestra Patria

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 abril 2016

NICOLAS MADURO-BARRIO ADENTRO

Posted in General | Leave a Comment »

INFORME CENTRAL AL VII CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 abril 2016

7 CONGRESO PCC-Fidel Ernesto Vasquez

21El General de Ejército Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista de Cuba, tuvo a su cargo la lectura del Informe Central al VII Congreso, contentivo de una amplia, analítica y crítica información de las acciones realizadas desde el evento anterior en función de llevar adelante el modelo económico.

Nos reunimos hoy a los 5 años exactos del anterior congreso, con lo cual damos cumplimiento al objetivo de trabajo número 17 aprobado por la Primera Conferencia Nacional del Partido, que estableció mantener la periodicidad fijada en los estatutos para la celebración de los congresos del Partido salvo la amenaza de guerra, desastres naturales y otras situaciones excepcionales, expuso el también Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Al comenzar su lectura, precisó que el evento queda inaugurado cuando se cumple aniversario 55 de que el Comandante en Jefe Fidel Castro proclamara el carácter socialista de la Revolución, el 16 de abril de 1961.

Tal acontecimiento, recordó, ocurrió en la despedida del duelo de las víctimas de los bombardeos a las bases aéreas el día anterior, preludio a la invasión mercenaria por Playa Girón organizada por el gobierno de los Estados Unidos, derrotada en menos de 72 horas gracias a acciones previas acometidas por la Seguridad del Estado, y el coraje delos combatientes del Ejército Rebelde, policías y milicianos que por primera vez lucharon defendiendo el socialismo bajo el mando directo de Fidel.

A continuación puntualizó que como delegados al VII Congreso fueron elegidos mil delegados, propuestos desde la base y electos democráticamente que representan a más de 670 mil militantes integrados en unos 54 mil 500 núcleos.

Ha disminuido la militancia del Partido, lo que está influenciado por la negativa dinámica demográfica que afrontamos, el efecto de una política restrictiva de crecimiento desde el 2004 y las insuficiencias propias en el trabajo de captación, retención y motivación del potencial de militantes, señaló.

Igualmente reconoció que en los últimos años se ha logrado frenar esta tendencia.

Entre el período transcurrido desde el VI Congreso del Partido se ha aplicado lo establecido en el objetivo 18 de la Primera Conferencia Nacional de efectuar al año como mínimo dos Plenos del Comité Central, donde se analiza la marcha del proceso de implementación de los lineamientos, así como los cumplimientos del plan de la economía y los objetivos señalados, dijo.

En reuniones ordinarias de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) también se han debatido dos veces al año la ejecución del plan de la economía y el cumplimiento de los lineamientos, subrayó.

Al VII Congreso, significó, arribamos con la presentación de cuatro importantes proyectos de documentos rectores, en varios de los cuales se comenzó a trabajar prácticamente al concluir el anterior Congreso de la organización, y en estos se reseñan la evaluación de la economía en el quinquenio 2011 – 2015, el informe de los resultados de implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social y la actualización de los lineamientos para el período 2016- 2021.

Otros documentos contienen las bases del plan nacional de desarrollo económico y social hasta el 2030, la conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista y el trabajo del Partido en cumplimento de los objetivos aprobados en Ia Primera Conferencia Nacional y las directrices del primer secretario del Comité Central del Partido.

Raúl calificó esos documentos de abarcadores y de gran complejidad, que marcarán el rumbo del proceso revolucionario cubano, del Partido y de la sociedad hacia el futuro, en la construcción de un socialismo próspero y sostenible.

Están estrechamente vinculados entre sí y debemos enfocarlos no como una obra totalmente terminada ni con un prisma estático o dogmático, sino que tras los debates en este evento tal y como lo hicimos a partir del VI Congreso serán sometidos a evaluaciones periódicas donde predomine la visión dinámica de estos documentos programáticos, manifestó.

Recordó que en el congreso anterior la propuesta de los lineamientos fue sometida a amplia consulta con la militancia del Partido, la juventud comunista y el pueblo en general y posterior a su aprobación en ese evento se refrendó por la Asamblea Nacional.

En esta ocasión no se realizó ese proceso, considerando que se trata de la confirmación y continuidad de la línea acordada hace 5 años en cuanto a la actualización de nuestro modelo económico y social.

Asimismo subrayó que los cuatro proyectos enumerados que se presentan a este evento son resultado de una elaboración colectiva, con participación de profesores universitarios, académicos, investigadores de las ciencias económicas y sociales y funcionarios del Gobierno y el Partido.

Enumeró acciones realizadas en ese sentido, por cuanto el análisis no solo provino de los debates en dos Plenos del Partido realizados en diciembre y enero pasados, del cual emanaron más de 900 opiniones y sugerencias.

Estas conllevaron a la elaboración de una nueva versión para someter a los delegados del Congreso en reuniones en todas las provincias a inicios de marzo último, con la contribución de más de 3 mil 500 invitados, en representación de los diversos sectores de la sociedad, incluidos todos los diputados a la ANPP, con cuyas intervenciones y propuestas, que superaron las ocho mil 800, se preparó la versión final.

En la lectura del Informe Central al VII Congreso del Partido, el General de Ejército Raúl Castro planteó que por primer vez se presenta a un evento de la organización el tema de la conceptualización, que recoge las bases teóricas y características esenciales del modelo económico y social al que aspiramos como resultado del proceso de actualización.

A lo largo de estos cinco años se elaboraron ocho versiones de esa conceptualización, que fueron analizadas sucesivamente primero en reuniones de la comisión del Buró Político para el control de la implementación de los lineamientos y posteriormente en el Buró Político y en Plenos del comité Central, con la participación del Consejo de Ministros, argumentó.

Por su parte, el proyecto relacionado con las bases del plan nacional de desarrollo hasta el 2030 es fruto de la labor realizada desde hace cuatro años por académicos y especialistas del Gobierno y la comisión permanente para la implementación y desarrollo, expresó.

En él se abordan asuntos de alcance trascendental, cuya gran complejidad, refirió, no permitió llegar al VII Congreso con el plan nacional de desarrollo terminado como era el propósito inicial, sino que se presentan sus bases, o sea, la visión entre otros, para los sectores estratégicos, lo cual proporciona una formidable herramienta para continuar trabajando hasta su conclusión que se espera alcanzar en el 2017.

Hemos concebido que ambos documentos, es decir, la conceptualización y las bases del plan nacional de desarrollo, luego de su análisis en el Congreso sean debatidos democráticamente por la militancia del Partido y la UJC, representantes de organizaciones de masas y de amplios sectores de la sociedad, para enriquecerlos y perfeccionarlos, afirmó.

Con ese fin solicitamos al congreso que faculte al Comité Central que sea electo, para introducir modificaciones que resulten del proceso de consulta y su aprobación definitiva, incluyendo ajustes pertinentes a los lineamientos que se aprueben en este evento, significó Raúl.

Posted in General | Leave a Comment »

Negro es un color, la afrodescendencia es una cultura

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 abril 2016

@chavezcandanga

Por Fidel Ernesto Vásquez I.

El racismo constituyo una política de Estado en Venezuela desde inicios de la República hasta que asume el Comandante Presidente Hugo Chávez el poder. Asi lo fue igualmente en el resto de América Latina. Antes era la nación de los blancos propietarios.

El racismo como justificación ideológica de la explotación económica aparece por primera vez en nuestra historia con el comienzo mismo de la conquista española.

Como es bien conocido, en efecto, los Reyes católicos se decidieron a financiar el primer viaje de Colón con la esperanza de encontrar una nueva ruta de acceso a las especies, así como al oro y la plata que constituían los valores económicos fundamentales del capitalismo mercantilista de la época.

En un primer momento, Colón describe su impresión inicial de los indios de las Antillas en términos abiertamente positivos: “Ellos andan todos desnudos como su madre los parió, todos eran muy bien hechos. Ellos no traían armas ni las conocen” (Colón, 1989:30-31) Son muy mansos (Colón, 1989: 55)… era gente que se convertiría a nuestra santa fe con amor y no por la fuerza (Colón, 1989: 30)

Simultáneamente a estas primeras impresiones se percata de la existencia del Oro: “El Oro es excelentísimo; del oro se hace tesoro y con él quien lo tiene, hace cuanto quiere en el mundo (Colón, 1989: 327). de la mano de obra indígena de las Antillas.

Para justificar los posibles rendimientos económicos de sus viajes para la Corona española surge el mito racista del canibalismo de los Caribes para justificar la esclavización y explotación económica.

Para poder justificar su propuesta económica de esclavizar a los Caribes, la descripción que Colón hace de los indígenas cambia súbita y drásticamente. Ahora resulta que son indios guerreros y altamente agresivos: “Y luego que vieron cuando llegamos, tomaron sus arcos  y comenzaron a tirarnos flechas (Colón, 1989: 207-208).

Su descripción física  es también radicalmente alterada, ahora son “hombres de un ojo, y otros con hocicos de perros que comen hombre (Colón,1989: 51).

El racismo, en forma de la distorsión de las características físicas y culturales de los caribes, aparece así dentro de este contexto de conquista y colonización en función de la necesidad de justificar el rendimiento económico de la “empresa conquistadora”.

Al igual que en el caso de los caribes, el racismo constituyó uno de los principales instrumentos utilizados por los conquistadores para justificar ideológicamente la esclavitud de los africanos en América.

Durante cuatro siglos, decenas de millones de africanos fueron arrancados de sus tierras, despojados de sus referentes familiares, étnicos y culturales y reubicados en una geografía nueva, en las que sufrirían las vejaciones físicas, la explotación económica, la discriminación racial, la exclusión social y la violencia sexual de los sectores coloniales para los que el beneficio económico justificaba la negación y el exterminio de una parte de la humanidad.

A fines de 1501, los reyes católicos dieron instrucciones al Gobernador de La Española, de Indias y Tierra Firme, para introducir en estas posesiones esclavos africanos.

El tráfico de africanos se trataba, entonces, de una acción planificada dentro del cuadro de exigencias económicas del capitalismo emergente de la época. La trata constituía una respuesta a una demanda constante y segura de mano de obra africana, estaba ligada a las fluctuaciones del mercado y a la importancia relativa de la minería, del azúcar, del algodón y del café.

La discriminación es producto de un proceso estructural histórico. Cuando vemos que hay coincidencia de los grupos afro con los encarcelados, los empobrecidos, con estereotipos negativos, percibimos que no es un proceso automático, sino que obedece a un proceso colonial que asociaba la clase social con lo étnico, lo cual sigue vigente hoy en día.

La Constitución Nacional de 1999, ve a Venezuela como multiétnico y pluricultural, mientras que la del 69 nos veía como mestizos.

La pigmentación varía según el ambiente o la genética, por lo que no tiene valor calificar a alguien por su piel. Debemos calificar a las personas por sus acciones. Negro no es una cultura, afrodescendencia es una cultura. Blanco, amarillo, no son culturas, los occidentales y los asiáticos tienen sus culturas.

Por eso decimos: Negro es un color, la afrodescendencia es una cultura.

Dentro de la teoría, la discriminación tiene dos orientaciones: de acción y de omisión. La de Venezuela es de omisión, es de invisibilización de los afrodescendientes en los medios de comunicación y en el sistema educativo. Lamentablemente en Venezuela la derecha aplica el racismo, pero es una discriminación camuflada, solapada, hipócrita.

Gracias al Comandante Presidente Hugo Chávez somos ahora un Estado multietnico y pluricultural. Chávez reivindico no solo la dignidad de todas y todos, sino de la vida misma.

Posted in General | Leave a Comment »

DISCURSO COMPLETO DEL ABOGADO CONSTITUCIONALISTA, HERMANN ESCARRÁ, EN LA CONCENTRACIÓN EN RECHAZO A LA LEY DE IMPUNIDAD Y DISCORDIA NACIONAL

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 8 abril 2016

Cfe9PzHWIAAqJp-

Señor Presidente, constituyente y amigo Nicolás Maduro Moros, distinguida primera combatiente Cilia Flores, mis respetos en primer lugar a ustedes y con ustedes a todas y cada una de las víctimas y los familiares de las víctimas.

Mi saludo respetuoso, a la movilización y a todos los que han participado de este evento, que es una especie de sermón de la montaña, de canto a los bienaventurados del reino de Dios en la tierra.

Voy a hacer 3 reflexiones sintetizadas, la primera de ellas, es que el padre Libertador Simón Bolívar, en el Manifiesto de Cartagena de Indias, 1812, colocó una frase muy vigente, entre otras tantas vigentes, a cada perdón, a cada delito un perdón y después del perdón un nuevo delito; de donde nació la impunidad y por supuesto, agregamos la destrucción de la I República.

Esa frase, hoy tiene una importancia fundamental en la República Bolivariana de Venezuela.

La segunda consideración es constitucional, no lo puedo evitar. La norma, fíjense ustedes bien, la norma que establece el procedimiento frente a una ley que no es que no vulnera, viola la Constitución, sino que atenta contra la Constitución, la democracia y los derechos humanos, le otorga al Presidente de la República, Jefe de Estado, la facultad de objetarla.

Y dice, y dice la norma que podrá en Consejo de Ministros dirigir sus observaciones a la Asamblea Nacional para que se remueva la sanción parlamentaria en todo o parte de ese instrumento jurídico.

Al decir “podrá”, también dice que el Presidente de la República se puede dirigir a la honorable Sala Constitucional para que señale si ese instrumento jurídico es o no es conforme a la Constitución.

Nuestro Presidente, al utilizar el “podrá” no planteó reconsideración alguna, sino que fue directo y va directo a la Sala Constitucional para que anule este instrumento jurídico.

Lo que me dice… lo que me dice no sólo de la claridad presidencial en el tema, fue constituyente, sino me dice mucho de la necesidad de la restauración moral y ética de un país que pretenden disolver después de la magnífica obra de otro jefe de Estado y líder constituyente, Hugo Rafael Chávez Frías.

El 17 de diciembre, por invitación de Jorge Rodríguez, y acompañado de nuestro hoy flamante Vicepresidente y de mi amigo el Defensor del Pueblo, Tarek William, nos tocó hablar en un momento muy particular, del 6 de diciembre al 17 de diciembre había transcurrido muy poco tiempo y había que comprender la situación de dolor en la que se encontraba el país.

Ya con aquella altogritonería que los caracteriza habían señalado las hipótesis de conflicto, la primera de ellas se planteó después, cuando se produce la instalación de la Asamblea, y en un acto grosero, en un acto contradictorio el actual presidente de la Asamblea Nacional dice en su discurso que quiere hablar, que quiere dialogar, que quiere reunirse con el Jefe del Estado, y en la mitad del discurso dice que no pasarán seis meses sin la salida del Presidente electo por la voluntad popular, Nicolás Maduro.

Este mismo presidente enumeró cada una de las acciones que iban a realizar, esta de las últimas, la primera el referendo revocatorio, se contestó requieren 4 millones de solicitantes, 4 millones de actas, 4 millones de revisiones y sólo después, si acaso, ir al Consejo Nacional Electoral y rezar porque ninguno de nosotros presente acciones de amparo o recursos de nulidad. Por lo tanto los seis meses no eran posibles en la realidad jurídica, podría hablarse de año y medio, si acaso.

En segundo lugar, por supuesto no conociendo a Nicolás Maduro, como lo conocemos todos, casi en un término o en términos grotescos, eso se llama, y me corriges Jorge, retroproyección del yo, le asignaban a Nicolás Maduro lo que ellos harían, y hablaron de la renuncia. Y nosotros, la verdad yo fui uno de los que se preguntó: ¿estarán hablando de Andrés Eloy Blanco y el poema La renuncia, dirigida a una de las más bellas de Venezuela? y que yo alguna vez utilicé.

No hay ninguna posibilidad, ni por su reciedumbre cívica, ni por su estructura ética y moral, ni por su trayectoria, y muchísimo menos por tener en su corazón, en su alma y sus manos el legado del presidente Chávez, para que se produzca una renuncia.

Luego plantearon, como quien había descubierto un hecho inédito, la enmienda, el procedimiento de enmienda, que ellos iban a reducir el período constitucional del presidente Maduro, y que eso lo harían a través de una enmienda.

Ciertamente, en el orden estrictamente constitucional, ellos tienen el 30% del parlamento, tendrían que discutirla como una ley, es decir dos discusiones y dos informes, y luego ir al Consejo Nacional Electoral para que se convoque en un lapso de 30 días el referendo correspondiente.

Pero noté, quizá por primera vez entendí aquella frase sindical de mi padre, cuando él decía: “es un helado de yuca”. Yo no captaba bien eso.

Y es que la respuesta no podía ser otra, en latín lo que es bueno para la pava es bueno para el pavo, es decir el presidente Maduro en Consejo de Ministros también puede presentar una enmienda sin pasar por la Asamblea Nacional.

Y esa enmienda…

Y esa enmienda la verdad es que sólo requiere un artículo, no requiere más; es más ya está redactada, el artículo único de esa enmienda debe decir: “se reduce a 60 días el período constitucional de los integrantes de la Asamblea Nacional”.

Yo sólo, queridos amigos, para redondear la norma, sólo agregaría al final, coma: “pues, se trata de una Asamblea en transición…”.

La otra reflexión constitucional se hizo en ese evento —Jorge—, ya habían hablado de esta cosa tan grave, que de verdad es insólito pensar que lo hubiesen aprobado, que es esta ley. Cuando lo plantearon como una de las salidas, yo recuerdo que en esa mesa se dijo: “¿Pero —el artículo 29 de la Constitución, parte final— y los delitos de lesa humanidad y las acciones graves contra los derechos humanos dónde están? Por lo tanto de entrada, ahora más grave, pero de entrada era inconstitucional ese planteamiento, y por supuesto el proyecto de ley y hoy ley aprobada para la peor historia del parlamento venezolano.

Esa ley, si de verdad se actuara con corrección, ha debido llamarse Ley de Conciliación, de Reparo a las Víctimas, y por último el tema de la amnistía.

Pero obviamente la intención es amnistiar al narcotraficante, al vagabundo, entre otras cosas hay una norma que no he logrado entender, que es la de los niños y niñas menores de edad abusados, aparte de eso se trata de solicitar el perdón, amnistiar, ante hechos muy graves, como el saboteo a las redes eléctricas, y por supuesto todo lo que significó la guarimba, entre tantísimas cosas.

Yo les recomiendo a ellos que de verdad, porque me da tristeza ese tipo de combate ante alguien tan débil, de verdad deben buscar mejores juristas, porque ahora ese primer proyecto y el proyecto aprobado, en cualquier instancia internacional constituye una prueba erga omnes, un prueba plena que utilizaremos si es necesario.

Porque nadie pide perdón por lo que no ha hecho, nadie pide condonación, y muchísimo menos amnistía por la comisión de hechos punibles no realizados. Ahí hay una aceptación clara, inequívoca de los hechos punibles y criminales.

La Tercera consideración constitucional, es una confesión, tercera consideración constitucional, el artículo 30. Ha debido invocarse el artículo 30 para el reconocimiento y protección de las víctimas y de sus familiares, al no hacerlo se incorporan al falseamiento de la Constitución y a lo que otros juristas fraude constitucional.

De tal manera que siguiendo a un escritor, tenemos a un presidente de la Asamblea Nacional que vive en un país portátil e imaginario.

Ayer, ayer, prevalido, muy prevalido, porque sabe que eso no lo puede hacer el ministro de la Defensa, a menos que lo autorice su Comandante en Jefe (el presidente de la República), retó al ministro de la Defensa, por el único hecho de haberse mostrado en una posición patriótica, republicana y constitucional, en contra de esta ley de amnistía.

Yo le digo a este arlequín de nuevo cuño, no rete al ministro de la Defensa, réteme a mí que estoy dispuesto a debatir con usted.

Se repite un hecho, con esto termino, se repite un hecho que debo agradecer a Dios, cuando se inició el proceso constituyente y el presidente Chávez y el proceso eran satanizados, yo obtuve la autorización de Chávez para un debate en la entonces Radio Caracas Televisión, a las 9:00 de la noche, con el señor Carlos Andrés Pérez. Yo tenía 17 años menos de experiencia. Ahora los sumo y acabo de ser autorizado para el debate por el Jefe del Estado.

Termino recordando que la derecha nuestra no es cualquier derecha, no es que ellos hayan leído a Mencaf o a Carl Schmitt, no lo creo, pero sí tienen una conducta fascista, y por eso desprecian y por eso discriminan. Ellos tienen una actitud verdaderamente extraña en relación al Presidente. El Presidente de Venezuela recorrió todo el país, creo que con Darío y otros, recorrió todo el país en un autobusito, todas las plazas principales de Venezuela, para llevar a la Asamblea Constituyente las aspiraciones, dolores, creencias y necesidades del pueblo venezolano.

Era un autobús constituyente que le dio mucha fuerza a aquel proceso que ellos quisieran que no existiera.

Hoy es el Presidente de la República, Jefe de Estado y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de conformidad a la Constitución.

Pero estoy seguro que no tendría ningún inconveniente, constituyente, en volver a utilizar ese autobús para sacar de la patria a los antipatria, a los vende patria y a las lacras que viven en la nación.

Me despido queridos amigos, con un poema, yo no sé si estéticamente el poema es bello, la verdad no lo sé, eran los revolucionarios españoles contra Franco y la verdad es que yo siempre creí que ellos invocaban a Machado, pero el presidente Chávez, año 88 finales, me obsequió el poema y el poema dice así, aclaro no estoy diciendo que sea bello, lo que estoy diciendo es que tiene un gran mensaje.

Dice así y va dirigido a ellos.

“Amo, te crees amo

has querido llevarte la casa,

la pistola y hasta la mujer.

(hecho grave, agrego yo)

y hasta la mujer.

Pero yo que soy joven

(quien lo escribe) yo que soy joven

y represento la voz

más antigua de la tierra

le pedí a Dios que te quitara

la palabra y ahora te veo allí

un pobre ser

un bueno para nada

allí estás mirándome

como acaricio la espiga

en el campo verde y risueño de la vida

y como me abrazo con los jóvenes,

con las mujeres y con mi pueblo

en un canto ecuménico

de libertad y de dignidad”.

 Gracias.

Posted in General | Leave a Comment »

Nuestra hermosa Campeona Alejandra Benitez clasificó a Río 2016…ella va A PASO DE VENCEDORES como toda Patriota!!

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 26 marzo 2016

ALEJANDRA BENITEZ

Posted in General | Leave a Comment »

Un día como hoy el gobierno de la derecha fusila al joven José Manuel “El Chema” Saher

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 23 marzo 2016

JOSE MANUEL CHEMA SAHER

“Qué hermoso y grande es luchar por una causa justa y qué pequeños son todos los sacrificios que uno puede hacer en bien de su triunfo”.

José Manuel (Chema) Saher

Fidel Ernesto Vásquez I.

Un día como hoy, el 23 de marzo de 1967, después de caer prisionero, fue fusilado por bandas militares de AD-COPEI el joven guerrillero José “Chema”Saher.

Chema Saher, joven revolucionario que a temprana edad adquirió conciencia política, de sus deberes y derechos frente a la patria, a nuestro pueblo y a la humanidad; y  asumió la ideología marxista para impulsar la revolución.

Su trayectoria política lo indica así: nace en Coro, estado Falcón, el 28 de junio de 1942 y muere el 23 de marzo de 1967 en las Montañas del Bachiller del estado Miranda.

25 años de vida intensa, desde la calle Manaure de Coro, pasando por los estudios en los colegios y liceos de Pío XII y Cecilio Acosta, en Coro, y Fermín Toro y la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, donde estudió parte de la carrera de Economía.

Esos combates políticos los libró contra los últimos años de la coyuntura Perezjimenista y los primeros años de parte del Puntofijismo. Fue una lucha sin pausa ni descanso contra el enemigo de siempre.

Se alistó en los destacamentos guerrilleros de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) para combatir al gobierno de AD-COPEI a pesar de la oposición de su padre, entonces gobernador por AD del Estado Falcón y de las objeciones que formulaba el Cuartel General de las FALN por sufrir “Chema” de pies planos y por esto tener dificultades para adaptarse a las duras condiciones del combate en las montañas y los cerros de las zonas guerrilleras. Aún en esta situación, Saher se incorporó a la lucha armada y cumplió heroica y valientemente acciones de guerra tanto en la sierra de Falcón como en las montañas de El Bachiller.

Había sido dirigente estudiantil y activista social ganándose la admiración de sus compañeros de lucha. Los revolucionarios venezolanos reivindicamos el compromiso y el sacrificio de los compañeros caídos en la lucha contra el imperialismo y por la construcción del socialismo, la revolución bolivariana retoma las banderas de lucha del Chema Saher y Fabricio Ojeda; estos mártires dieron sus vidas por la autodeterminación de los pueblos y la soberanía nacional. José Manuel Saher (El Chema)  es testimonio de una vida revolucionaria

La lección que nos deja el Chema pudiéramos sintetizarla de la manera siguiente:

El Chema fue un joven de convicción política que se expresó en un ideario de lucha por la liberación del país y en el marco y rumbo del socialismo.

Un joven combatiente, comprometido con su palabra y quien ponía el pellejo de por medio en relación a sus convicciones.

Un buen lector, estudioso, analista de su tiempo y de los personajes en la escena política de aquellos días, un poeta de la vida y de la lucha por la vida y ante la vida.

Su rostro juvenil y de la sonrisa de siempre que mantenía en las dificultades, los problemas y en el calor de los debates políticos.

Hoy las circunstancias históricas y políticas son absolutamente diferentes, pero la figura heroica, valiente y juvenil está presente en la lucha, contra el enemigo de siempre, de antier (Perezjimenismo), de ayer (Puntofijismo) y de hoy (los fascistas terroristas de la derecha).

En la Revolución Bolivariana, siempre estará presente El Chema, un digno representante de la auténtica juventud revolucionaria, quien con su valiente trayectoria, compromiso y heroísmo, se hizo merecedor del epitafio de revolucionario, su lucha es el faro que ilumina a las luchas de hoy.

Honor y Gloria al Chema Saher.

Venceremos!

Posted in General | Leave a Comment »

LA VISITA A LOS SIETE TEMPLOS Y LA AGRESIÓN DE BARACK OBAMA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 22 marzo 2016

7 TEMPLOS

Por Fidel Ernesto Vásquez I.

Nunca esta demás conocer el significado de la visita a los siete templos que, cada jueves y viernes de Semana Santa, millones  de personas realizan en Venezuela,  Latinoamérica y otras regiones del mundo.

La costumbre encarna un acto de contrición por el sacrificio que supuso la condena colectiva contra el hijo de un carpintero, Jesús de Nazaret, quien terminó pagando con su vida la osadía de pregonar valores como la unidad, la solidaridad con los más necesitados, el amor al prójimo… a la vez que repudiaba abiertamente la hipocresía y tiranía de los poderes establecidos para entonces, con el Imperio Romano y las élites judías a la cabeza.

En su dura travesía hacia la cruz, donde multitudes, aupadas por los poderosos, le escupían, golpeaban y pedían a gritos su muerte, Jesús padeció siete escalas: Huerto de los Olivos; la casa de Anás; la casa de Caifás; el despacho de Poncio Pilato; el Palacio de Herodes; el Enlosado y, finalmente, el Gólgota.

La visita a los siete templos que millones de personas realizan en Semana Santa tiene como marco histórico el sufrimiento de Jesús, que fue llevado de una autoridad a otra para ser condenado a muerte por la casta dominante de entonces, que al ver el peligro de perder sus privilegios, fortunas y el poder mismo, resuelven hacerlo asesinar, como en la actualidad aplican desde  The White House, el imperio norteamericano y sus lacayos locales de la podrida derecha apátrida, contra quienes impulsamos ideas y movimientos de liberación de los pueblos por la suprema felicidad del ser humano, enmarcado en la soberanía, independencia, paz y solidaridad.

Ejemplo actual de ello es la criminal guerra económica a la que ha sido sometida nuestra Patria y el oprobioso decreto del criminal Barack Obama contra este pueblo de Libertadores, este pueblo de Paz, la tierra santa de Bolívar y Chávez, la Patria que gracias al Comandante Supremo, a nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro y a este glorioso Pueblo, nos hemos convertidos en referencia obligada de los pueblos del mundo a la hora de  aspirar una Patria, con Soberanía, Justicia, Paz,  en Socialismo Chavista, con Democracia y Libertad.

Estamos en otros tiempos, es la era Chávez-Maduro, por eso, Ya no esclavitud, Ya no obediencia a un amo tirano imperialista, Ya no Coloniaje, Ya no intervencionismo, Ya no el actuar impune del salvaje opresor.

Gracias al Comandante Supremo los pueblos enarbolan la bandera de la unión, soberanía e independencia. De allí el respaldo internacional que el compatriota Presidente Obrero Nicolás Maduro y nuestra hermosa Patria, la  República Bolivariana de Venezuela ha obtenido día a día de los pueblos del mundo.

Mientras tanto, sus mejores hombres y mujeres estamos preparados para la defensa de la Patria, bajo la conducción de nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro y del General Patriota Vladimir Padrino López, quien expreso en nombre del pueblo civil y uniformado, ese pueblo que ante el llamado de la defensa de la Patria se incorporo en esta unión cívico-militar: “Tenemos todo el derecho de expresar nuestro rechazo e indignación ante la grosera arremetida y agresión de los Estados Unidos de declarar a Venezuela como una amenaza para su política exterior y para su seguridad nacional”.

En estos tiempos no hay cabida para traiciones y dudas.

La visita a los siete templos, es por tanto, un acto de desagravio en el que pedimos perdón a Dios por las ofensas que le hicieron y por la  traición sufrida por quienes lo entregaron a las autoridades de aquella época para ser asesinado. Esos apóstatas, traidores y criminales quedaran siempre marcados y colocados en el basurero de la historia.

Hoy repetimos lo dicho por el compatriota Presidente. Obrero Nicolás Maduro: “Tus enemigos, nuestros enemigos, no pudieron contigo Comandante Chávez, juramos que NO podrán con nosotros”

En Dios, Chávez, Nicolás y el Pueblo confiamos.

Venceremos!

Posted in General | Leave a Comment »

LO DIJO FIDEL…EN 1973

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 21 marzo 2016

LO DIJO FIDEL...EN 1973

 

Año 1973. La guerra fría es más fría que nunca, Richard Nixon jura su segundo mandato como presidente de los Estados Unidos y la guerra de Vietnam llega a su fin. Al regreso de una visita por el país del sudeste asiático, el Comandante, Fidel Castro, participaba en una de sus habituales reuniones con la prensa internacional.

En un ambiente distendido, el periodista Brian Davis, de una agencia inglesa, le preguntó: “¿Cuándo cree usted que se podrán restablecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, dos países tan lejanos a pesar de la cercanía geográfica?”
El líder de la revolución cubana lo miró fijamente y respondió bien alto, para que le escucharan todos los que estaban en la sala. Estados Unidos vendrá a dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano

Algunos periodistas se rieron, otros, incrédulos, hicieron una mueca irónica y ninguno de los que estaba en la habitación -más preocupados por Vietnam que por cualquier otra cosa- creyó la predicción de un Fidel Castro visionario.

Por aquel entonces era imposible pensar que Barack Obama, un hombre negro, podía llegar a ser presidente del país más poderoso del mundo. Tampoco parecía muy viable que un argentino fuera elegido Papa cuando a lo largo de los siglos la mayoría de Pontífices habían nacido de Italia y más concretamente, de Roma.

Nadie le creía al Comandante; pero cómo no creerle al Comandante que resucitó más veces que Jesucristo, con todo respeto por Jesucristo. Porque, ¿cuántas veces mataron a Fidel? Cuente en la prensa internacional cuántas veces lo mataron y se dará cuenta de cuántas veces resucitó.

Patria o Muerte, Venceremos!

Posted in General | Leave a Comment »

GOBIERNO DE RUSIA ADVIERTE QUE INTENTAN DESTRUIR A VENEZUELA DESDE EL EXTERIOR

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 20 marzo 2016

VENEZUELA

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, expresó que Venezuela es un país amigo y que lo intentan perjudicar desde afuera. 

El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró “Venezuela no solo es nuestro amigo, sino uno de nuestros principales socios”. 

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha denunciado constantemente el intento de desestabilización de la extrema derecha nacional e internacional, que a su juicio busca retomar el poder para reinstaurar las políticas neoliberales que sometieron a Venezuela y a la región a años de exclusión social y pobreza. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró que sigue de cerca la situación interna de Venezuela y explicó que la actual coyuntura se encuentra exacerbada por interferencias externas.

Lavrov precisó que “Venezuela es un país amigo que están tratando de destruir desde afuera”. Así lo manifestó durante una reunión con el cuerpo diplomático y estudiantes latinoamericanos en Moscú, que asisten a unos estudios que organiza la Cancillería rusa.

En el encuentro, el diplomático expuso la visión de Rusia con respecto a su relación política, comercial y cultural con Latinoamérica.

Lavrov añadió que el Gobierno ruso ve con agrado que los países de la región rechacen de manera unánime los golpes de Estado, como forma de acceso al poder, así como manera de intervención.

En marzo del 2014, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa manifestó a través de un comunicado la solidaridad de ese país con Venezuela y su firme apoyo a su política de prevenir la desestabilización.

Asimismo, el Gobierno de Rusia expresó su confianza en que los esfuerzos del presidente suramericano, Nicolás Maduro, permiten consolidar la sociedad venezolana y garantizar la preservación de las leyes y del orden constitucional.

La diplomacia rusa rechazó al mismo tiempo los disturbios provocados en Venezuela (guarimbas), derivados de sectores de la extrema derecha opositora e insistió en la confianza de que el mandatario podrá preservar los preceptos establecidos en la Constitución.

El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró “Venezuela no solo es nuestro amigo, sino uno de nuestros principales socios”.

Posted in General | Leave a Comment »

Diputado Chavista Pedro Carreño: EL CIRCO DE LA MUD ES PURA PAJA PORQUE EN ESENCIA LO QUE ESTÁ MONTADO ES UN PLAN DE GOLPE DE ESTADO CON FINES INSURRECCIONALES

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 8 marzo 2016

PEDRO CARREÑO

Posted in General | Leave a Comment »

EL ASESINATO DEL COMANDANTE HUGO CHÁVEZ: EL CÁNCER COMO ARMA SECRETA CONTRA LOS LÍDERES DE IZQUIERDA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 marzo 2016

HUGO CHAVEZ FRIAS

Fidel Ernesto Vásquez

No me pidan que explique cómo, no me soliciten pruebas, pero seguro estoy que el gobierno norteamericano, el imperio y sus máximos jerarcas, lograron inocular el cáncer en nuestro Comandante Hugo Chávez.

Un cáncer agresivo que logro matar a nuestro Comandante. No tengo la menor duda de eso. El Comandante Supremo fue asesinado y algún día se podrá demostrar.

Un artículo publicado a inicios de 2012 por el periódico inglés The Guardian, revela que la CIA desarrolló una pistola para generar células cancerosas y hace un largo recuento de los líderes de la izquierda, adversarios de Estados Unidos, que han muerto por esa enfermedad.

Cuando el Comandante Presidente, Hugo Chávez, especuló que Estados Unidos podría haber desarrollado una manera para hacer un arma con el cáncer, parecía un caso para los Expedientes X y los teóricos de conspiraciones.

Esto sucedió después de que varios líderes latinoamericanos fueron diagnosticados con la enfermedad. La lista incluye al ex presidente argentino Néstor Kirchner (de colon); Dilma Rousseff, de Brasil (linfoma); su predecesor Luiz Inacio Lula da Silva (de garganta); el propio Chávez (zona pélvica);  de Cuba Fidel Castro (de estómago); Evo Morales, de Bolivia (nasal), y Fernando Lugo, de Paraguay (linfoma).

¿Qué tienen en común todos además del cáncer? Son líderes de izquierda. ¿Coincidencia?

En su discurso del 28 de diciembre de 2011 a las Fuerzas Armadas venezolanas, nuestro Comandante Chávez sugirió que EU podría haber encontrado una manera de producirles cáncer a los líderes latinoamericanos.

“¿Sería tan extraño que hayan inventado la tecnología para difundir el cáncer y que no nos enteremos hasta dentro de 50 años?” preguntó Chávez. “Es muy difícil de explicar, hasta con la ley de las probabilidades, lo que les ha estado pasando a algunos líderes en América Latina. Es muy extraño por decir lo menos” añadió.

El Comandante Chávez dijo que recibió una advertencia del Comandante de la Revolución de Cuba, Fidel Castro, que ha sobrevivido a cientos de intentos de asesinato fallidos. “Fidel siempre me ha dicho ‘Chávez, ten cuidado. Esta gente ha desarrollado tecnología. Has sido muy descuidado. Cuida lo que comes, lo que te dan de comer… una pequeña aguja y te inyectan no sé qué” dijo.

¿Suena exagerado? WikiLeaks reportó que en 2008 la CIA le pidió a su embajada en Paraguay que obtuviese todos los datos biométricos, incluyendo el ADN, de los cuatro candidatos presidenciales.

Los teóricos en conspiraciones caribeños creen que la CIA también tuvo que ver en las muertes del activista por los derechos civiles de Trinidad y Tobago y pan-africanista Kwame Ture, el legendario icono del reggae Bob Marley y el primer ministro dominico Rosie Douglas.

Durante la investigación del Comité Selecto del Senado de EU, sobre los complots de asesinato de la CIA a líderes del extranjero en 1975, se reveló que la agencia había desarrollado una pistola con dardos venenosos que causaban ataques cardiacos y cáncer.

La pistola disparaba un dardo con una punta con veneno líquido congelado, del grueso de un cabello humano y de un cuarto de pulgada de largo, que podía penetrar la ropa, era casi imposible de detectar y no dejaba rastros en el cuerpo de la víctima.

Kwane Ture, o Stokely Carmichael, el radical ex líder de los Pantera Negra que inauguró el Movimiento del Poder Negro de 1960, murió afirmando que la CIA lo había envenenado con cáncer. Ture murió de cáncer de próstata a los 57 años, en 1998. Su amigo, artista multimedia y activista Wayne Rafiki Morris afirmó que Ture dijo “sin duda” que la CIA le indujo el cáncer.

Bob Marley murió de melanoma en 1981. Tenía 36 años. El reporte oficial es que contrajo cáncer en 1977 después de lastimarse un dedo del pie, que nunca sanó, mientras se  colocaba unos zapatos que le regalo el hijo de quien luego se supo era agente de la CIA. Marley recibió de Carl Colby, hijo del ex director de la CIA William Colby, un par de botas con un trozo de alambre de cobre en su interior, que estaba cubierto con una sustancia carcinogénica que pinchó su dedo gordo.

En lo referente a zapatos envenenados hay una atemorizante similitud entre Marley y Castro. En el caso de Marley, presuntamente la CIA utilizó cáncer en sus botas; para Castro, colocó las altamente venenosas sales de talio en sus zapatos.
Después de solo ocho meses de haber sido electo primer ministro de Dominica, el político radical Rosie Douglas fue encontrado muerto en el piso de su residencia en 2000.

La causa de muerte fue dictaminada como el resultado de un ataque masivo al corazón. Su corazón era del doble de su tamaño normal. Como en el caso de Ture y Marley, hacía ejercicio con regularidad.

El hijo mayor de Douglas, Cabral, insistió en que su padre había sido asesinado y también sugirió la participación de la CIA.

En 1998, se reportó que Moshood Abiola, el hombre que se piensa que ganó las elecciones de 1993 en Nigeria, había muerto de un ataque al corazón después de que le dieron un coctel que expandió su corazón al doble de su tamaño.
Jack Ruby, asesino de Lee Harvey Oswald, el presunto asesino del presidente de EU John F. Kennedy, murió de cáncer pulmonar en 1967. Lo extraño es que las células cancerosas no eran del tipo que se origina en el sistema respiratorio. Le dijo a su familia que le habían inyectado células de cáncer en prisión, cuando había sido tratado con inyecciones por un resfriado. Murió justo antes de testificar ante el Congreso.

El bombardero de Lockerbie, Abdelbaset al-Megrahi, desarrolló cáncer terminal. El líder del partido de oposición canadiense, de tendencias izquierdistas, el Nuevo Partido Democrático (NPD), Jack Layton, murió —de una forma de cáncer no dada a conocer— en 2011. Parecería que tener tendencias de izquierda puede ser peligroso para la salud.

Después de algunos casos aquí expuestos, que consideras tú?

Posted in General | 1 Comment »

NUESTRO AMADO LIDER HUGO CHÁVEZ SIEMPRE VIVIRA CON NOSOTROS

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 marzo 2016

CHAVEZ VIVE

Posted in General | Leave a Comment »

LO QUE ME DIJERON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOBRE EL COMANDANTE SUPREMO HUGO CHÁVEZ #A3AñosDeTuSiembraComandante

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 marzo 2016

Hugo Chavez-Fidel Ernesto Vasquez

LO QUE DIJERON LOS MEDIOS

Posted in General | Leave a Comment »

EL ATAQUE DE LA DERECHA A NUESTRO PRESIDENTE OBRERO NICOLÁS MADURO LO RESPONDEREMOS CON RESISTENCIA POPULAR

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 4 marzo 2016

NICOLAS MADURO MOROS

Posted in General | Leave a Comment »

Hoy realizamos en la Vicepresidencia de la República Misa en Honor a nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 3 marzo 2016

Misa en Honor Cte Chavez-Fidel Ernesto Vasquez

Posted in General | Leave a Comment »

GENERAL PATRIOTA VLADIMIR PADRINO LÓPEZ: “LOS SOLDADOS DE LA PATRIA MÁS NUNCA EMPUÑARÁN SUS ARMAS CONTRA EL PUEBLO”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 27 febrero 2016

GENERAL PATRIOTA VLADIMIR PADRINO LOPEZ

Posted in General | Leave a Comment »

27 de febrero: El día que la Derecha y Carlos Andrés Pérez ordenaron masacrar al pueblo

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 27 febrero 2016

Posted in General | Leave a Comment »

GOBIERNO CHAVISTA DEL PRESIDENTE OBRERO NICOLÁS MADURO ENTREGO 95 AUTOBUSES YUTONG ENSAMBLADOS EN VENEZUELA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 26 febrero 2016

NICOLAS MADURO MOROS

Posted in General | Leave a Comment »

TSJ DECLARA CONSTITUCIONAL Y VIGENTE EL DECRETO DE EMERGENCIA ECONOMICA DICTADO POR EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA NICOLÁS MADURO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 11 febrero 2016

En ponencia conjunta de todos sus magistrados y magistradas, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, afirmó la constitucionalidad del Decreto N° 2.184, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio nacional de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de 60 días, el cual fue publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 6.214 Extraordinario, del 14 de enero de 2016.

En la referida sentencia N° 4 del 20 de enero de 2016, observó el TSJ que el referido Decreto atiende de forma prioritaria aspectos de seguridad económica, que encuentran razón, además, en el contexto económico latinoamericano y global actual, y resulta proporcional, pertinente, útil y necesario para el ejercicio y desarrollo integral del derecho constitucional a la protección social por parte del Estado.

La Sala Constitucional constató que se verifican los extremos de necesidad, idoneidad y proporcionalidad de las medidas de excepción decretadas, y que el decreto resguarda y no implica restricción de aquellos derechos cuyas garantías no pueden ser limitadas por expreso mandato constitucional, en cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 337 del Texto Fundamental y 7 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

Finalmente, destaca la decisión, que el decreto cumple con los principios y normas contenidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en tratados internacionales sobre derechos humanos válidamente suscritos y ratificados por la República, y en la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción; sin perjuicio del control posterior que pueda efectuar esta Sala, de conformidad con sus atribuciones constitucionales.

Cabe destacar que la decisión emanada del Tribunal Supremo de Justicia en Sala Constitucional, obedece a lo dispuesto en los artículos 336.6 y 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y 25.6 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, en concordancia con lo establecido en el artículo 31 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

tsj

Expediente n.° 16-0038

 

 

PONENCIA CONJUNTA

 

El 14 de enero de 2016, fue presentado en la Secretaría de esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, oficio s/n° de la misma fecha, suscrito por el ciudadano Nicolás Maduro Moros, en su carácter de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, quien remite el DECRETO N.° 2.184, MEDIANTE EL CUAL SE DECLARA EL ESTADO DE EMERGENCIA ECONÓMICA EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL, DE CONFORMIDAD CON LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y SU ORDENAMIENTO JURÍDICO, POR UN LAPSO DE SESENTA (60) DÍAS, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016, con el objeto de que esta Sala se pronuncie acerca de la constitucionalidad del señalado Decreto, en atención a lo dispuesto en los artículos 336.6 y 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y 25.6 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, en concordancia con lo establecido en el artículo 31 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

En esa misma oportunidad, se dio cuenta en Sala y ésta acordó asumir el asunto como ponencia conjunta de todas las magistradas y todos los magistrados que la componen, quienes con tal carácter suscriben la presente decisión.

Realizado el estudio individual de las actas que conforman el presente expediente, esta Sala Constitucional pasa a decidir, previas las siguientes consideraciones:

I

CONTENIDO DEL DECRETO

El texto del Decreto remitido a los fines descritos, el cual fue publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016, es el siguiente:

DECRETO N.° 2.184, MEDIANTE EL CUAL SE DECLARA EL ESTADO DE EMERGENCIA ECONÓMICA EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL, DE CONFORMIDAD CON LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y SU ORDENAMIENTO JURÍDICO, POR UN LAPSO DE SESENTA (60) DÍAS, EN LOS TÉRMINOS QUE EN ÉL SE INDICAN.

 

 

NICOLÁS MADURO MOROS

Presidente de la República 

 

En cumplimiento del mandato constitucional que ordena la suprema garantía de los derechos humanos, sustentada en el ideario de El Libertador Simón Bolívar y los valores de paz, igualdad, justicia, independencia, soberanía y libertad, que definen el bienestar del pueblo venezolano para su eficaz desarrollo social en el marco del Estado democrático y social de Derecho y de Justicia y en ejercicio de las atribuciones que me confieren el artículo 226 y el numeral 7 del artículo 236 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con lo dispuesto en los artículos 337, 338 y 339 ejusdem, concatenados con los artículos 2°, 3°, 4°, 5°, 6°, 7°, 10, 17 y 23 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, en Consejo de Ministros,

 

CONSIDERANDO

Que con ocasión de la muerte del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana y Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, sectores nacionales e internacionales iniciaron una serie de acciones tendientes a desestabilizar la economía del país, debilitar sus instituciones legítimamente establecidas y provocar una ruptura del hilo constitucional, sobre la base de un malestar social inducido por dichos sectores,

 

CONSIDERANDO

Que en el marco de la guerra económica iniciada contra el pueblo venezolano se establecieron mecanismos de coordinación entre factores internos y externos en detrimento de las actividades económicas, lo cual ha incidido negativamente en los ciudadanos y ciudadanas, dificultando el ejercicio de su derecho a disponer y acceder libremente a bienes y servicios esenciales, en detrimento de sus derechos constitucionales a la salud y a la alimentación,

 

CONSIDERANDO

Que ante la ofensiva económica y la disminución del ingreso petrolero, se requiere la verdadera unión patriótica del pueblo venezolano libre y consciente, con su Gobierno Revolucionario, para adoptar y asumir las medidas urgentes y de carácter extraordinario que garanticen al Pueblo venezolano la sostenibilidad de la economía, hasta restablecer satisfactoriamente tal anormalidad e impedir la extensión de sus efectos,

 

CONSIDERANDO

Que las medidas a ser tomadas para proteger al Pueblo en función de las amenazas existentes, deben ser de una gran magnitud e impacto en la economía nacional y de carácter estructural, sin afectar los derechos a la vida digna, la salud, la alimentación, la educación, el trabajo, y todos aquellos reivindicados a los venezolanos y las venezolanas por la Revolución Bolivariana mediante la lucha de clases que impuso la voluntad del pueblo por sobre los intereses particulares de la burguesía,

 

CONSIDERANDO

Que las estrategias de desestabilización económica han provocado una caída abrupta de los precios de nuestra principal fuente de ingresos, como lo es el petróleo, lo cual atenta contra los derechos del pueblo venezolano, afectando gravemente los ingresos fiscales y de divisas del país, generando un obstáculo a la ejecución y cumplimiento de los objetivos trazados en el Plan de la Patria, Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019.

DECRETO

Artículo 1°. El estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, a fin de que el Ejecutivo disponga de la atribución para adoptar las medidas oportunas que permitan atender eficazmente la situación excepcional; extraordinaria y coyuntural por la cual atraviesa la economía venezolana, y que permita asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos y el libre acceso a bienes y servicios fundamentales e igualmente, mitigar los efectos de la inflación inducida, de la especulación, del valor ficticio de la divisa, el sabotaje a los sistemas de distribución de bienes y servicios, así como también contrarrestar las consecuencias de la guerra de los precios petroleros, que ha logrado germinar al calor de la volátil situación geopolítica internacional actual, generando una grave crisis económica.

 

Artículo 2°. Como consecuencia de la declaratoria del estado de emergencia económica a que se refiere este Decreto, el Ejecutivo Nacional podrá dictar las medidas que considere convenientes, particularmente relacionadas con los siguientes aspectos:

  1. Disponer los recursos provenientes de las economías presupuestarias del ejercicio económico financiero 2015, con la finalidad de sufragar la inversión que asegure la continuidad de las misiones sociales para el pueblo venezolano, el financiamiento de la recuperación en el corto plazo de la inversión en infraestructura productiva agrícola e industrial y el abastecimiento oportuno de alimentos y otros productos esenciales para la vida.
  2. Asignar recursos extraordinarios a proyectos previstos o no en la Ley de Presupuesto a los órganos y entes de la Administración Pública, para optimizar la atención de los venezolanos y venezolanas en sectores como salud, educación, alimentos y vivienda, los cuales también podrán ser ejecutados a través de las Misiones y Grandes Misiones.
  3. Diseñar e implementar medidas especiales, de aplicación inmediata, para la reducción de la evasión y la elusión fiscal.
  4. Dispensar de las modalidades y requisitos propios del régimen de contrataciones públicas a los órganos y entes contratantes en determinados sectores, a fin de agilizar las compras del Estado que revistan carácter de urgencia, dentro del plazo de vigencia de este Decreto.
  5. Dispensar de los trámites, procedimientos y requisitos para la importación y nacionalización de mercancías, cumpliendo con los requerimientos fitosanitarios pertinentes.
  6. Implementar medidas especiales para agilizar el tránsito de mercancías por puertos y aeropuertos de todo el país, pudiendo desaplicar temporalmente normas legales que se requiera para hacer posible dicha agilización, salvo en lo concerniente a salud y seguridad y defensa de la Nación.
  7. Dispensar de los trámites cambiarios establecidos por CENCOEX  y por el Banco Central de Venezuela, a órganos y entes del sector público o privado, a los fines de agilizar y garantizar la importación de bienes o insumos indispensables para el abastecimiento nacional, la reactivación productiva del país o el aumento de la capacidad tecnológica productiva, sin que esto se constituya en modo alguno como un mecanismo en detrimento de la recuperación del aparato productivo nacional.
  8. Requerir a empresas del sector público y privado incrementar sus niveles de producción así como el abastecimiento de determinados insumos a los centros de producción de alimentos o de bienes esenciales, para garantizar la satisfacción de necesidades básicas de las venezolanas y los venezolanos.
  9. Adoptar todas las medidas necesarias para asegurar el acceso oportuno de la población a los alimentos, medicinas y demás bienes de primera necesidad, así como a todos los servicios necesarios para el disfrute pleno de sus derechos. En tal sentido, el Ejecutivo Nacional podrá requerir de las personas naturales y jurídicas propietarias o poseedoras, los medios de transporte, canales de distribución, centros de acopio, beneficiadoras, mataderos y demás establecimientos, bienes muebles y mercancías que resulten necesarios para garantizar el abastecimiento oportuno de alimentos a las venezolanas y los venezolanos, así como de otros bienes de primera necesidad.
  10. Adoptar las medidas necesarias para estimular la inversión extranjera en beneficio del desarrollo del aparato productivo nacional, así como las exportaciones de rubros no tradicionales, como mecanismo para la generación de nuevas fuentes de empleo, divisas e ingresos.
  11. Desarrollar, fortalecer y proteger el Sistema de Misiones y Grandes Misiones Socialistas, en aras de propender a la incorporación de los pequeños y medianos productores, ya sean comunales, privados, estatales o mixtos.

 

Artículo 3°. El Presidente de la República, podrá dictar otras medidas de orden social, económico o político que estime convenientes a las circunstancias, de conformidad con los artículos 337, 338 y 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, con la finalidad de resolver la situación extraordinaria y excepcional que constituye el objeto de este Decreto e impedir la extensión de sus efectos.

A todo evento, las medidas que adopte el Ejecutivo Nacional en atención a la emergencia económica que regula este Decreto, estarán orientadas a proteger y garantizar los derechos y el buen vivir de las familias, de los niños, niñas y adolescentes y de los adultos mayores.

 

Artículo 4°. Los Ministerios del Poder Popular con competencia en materia de economía y finanzas podrán efectuar las coordinaciones necesarias con el Banco Central de Venezuela a los fines de establecer límites máximos de ingreso o egreso de moneda venezolana de curso legal en efectivo, así como restricciones a determinadas operaciones y transacciones comerciales o financieras, restringir dichas operaciones al uso de medios electrónicos debidamente autorizados en el país, para la protección de la moneda nacional.

 

Artículo 5°. Los Poderes Públicos, los órganos de seguridad ciudadana, la policía administrativa, así como la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, están obligados a colaborar con el cabal cumplimiento de las medidas a que se refiere este Decreto.

 

Artículo 6°. Se convoca a la participación activa de los Consejos Presidenciales del Gobierno del Poder Popular, al Parlamento Comunal, Comunas, Consejos Comunales y demás organizaciones de base del Poder Popular, a la clase obrera, la clase media, comunidades indígenas, campesinos, productores, empresarios, deportistas, artistas y cultores nacionales, jóvenes, estudiantes, y en general al pueblo venezolano a la consecución de los más altos objetivos de consolidación de la patria productiva y económicamente independiente, como fiel manifestación de la cohesión existente entre los venezolanos y las venezolanas en el desarrollo económico nacional y contra las acciones ejercidas por factores internos y externos que pretenden la desestabilización económica del país.

 

Artículo 7°. Este Decreto se remitirá a la Asamblea Nacional, a los fines de su consideración y aprobación, dentro de los ocho (8) días siguientes a su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con el artículo 26 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

 

Artículo 8°. Este Decreto se remitirá a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, a los fines de que se pronuncie sobre su constitucionalidad, dentro de los ocho (8) días siguientes a su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con el artículo 31 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

 

Artículo 9°. Este Decreto tendrá una duración de sesenta (60) días, contados a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, prorrogables por sesenta (60) días más de conformidad con el procedimiento constitucionalmente establecido.

 

Artículo 10. Este Decreto entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

 

Dado en Caracas, a los catorce días del mes de enero de dos mil dieciséis. Años 205° de la Independencia, 156° de la Federación y 16° de la Revolución Bolivariana.

Ejecútese

(L.S.)

 

NICOLÁS MADURO MOROS

 

Refrendado

El Vicepresidente Ejecutivo

de la República y Primer Vicepresidente

del Consejo de Ministros

 

ARISTÓBULO ISTÚRIZ ALMEIDA

 

Refrendado

 

 

[Todos los Ministros del Poder Popular]”

 

II

DE LA COMPETENCIA

Corresponde a esta Sala Constitucional determinar su competencia para pronunciarse acerca de la constitucionalidad del Decreto n.° 2.184, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de sesenta (60) días, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario el 14 de enero de 2016.

En tal sentido, se observa que el artículo 336.6 Constitucional prevé lo siguiente:

Artículo 336. Son atribuciones de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia: (…)

6.- Revisar, en todo caso, aun de oficio, la constitucionalidad de los decretos que declaren estados de excepción dictados por el Presidente o Presidenta de la República”.

Por su parte, el artículo 339 eiusdem, dispone lo siguiente:

Artículo 339El Decreto que declare el estado de excepción, en el cual se regulará el ejercicio del derecho cuya garantía se restringe, será presentado, dentro de los ocho días siguientes de haberse dictado, a la Asamblea Nacional, o a la Comisión Delegada, para su consideración y aprobación, y a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, para que se pronuncie sobre su constitucionalidad. El Decreto cumplirá con las exigencias, principios y garantías establecidos en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en la Convención Americana sobre Derechos Humanos. El Presidente o Presidenta de la República podrá solicitar su prórroga por un plazo igual, y será revocado por el Ejecutivo Nacional o por la Asamblea Nacional o por su Comisión Delegada, antes del término señalado, al cesar las causas que lo motivaron”. (Resaltado añadido)

 En similar sentido, el artículo 25.6 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, prevé lo que sigue:

Artículo 25. Competencias de la Sala Constitucional. Son competencias de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia: (…)

  1. Revisar en todo caso, aun de oficio, la constitucionalidad de los decretos que declaren estados de excepción que sean dictados por el Presidente o Presidenta de la República”.

 Por su parte, el artículo 32 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, dispone lo que a continuación se transcribe:

Artículo 32. La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia decidirá en el lapso de diez días continuos contados a partir del recibo de la comunicación del Presidente de la República o del Presidente de la Asamblea Nacional, o del vencimiento del lapso de ocho días continuos previsto en el artículo anterior, siguiendo el procedimiento que se establece en los artículos subsiguientes (…)”.

 Efectivamente, esta Sala Constitucional, en sentencia n.° 2.139 del 7 de agosto de 2003, se pronunció favorablemente sobre su competencia en este supuesto, afirmando que “…de conformidad con el artículo 336.6 del Texto Fundamental, esta Sala es competente para revisar ‘en todo caso, aun de oficio, la constitucionalidad de los decretos que declaren estados de excepción dictados por el Presidente o Presidenta de la República’, por ser actos dictados en ejecución directa de la Constitución…” (Resaltado añadido).

Como puede apreciarse, conforme a las referidas normas constitucionales y legales, corresponde a esta Sala Constitucional revisar, en todo caso, la constitucionalidad de los decretos que declaren estados de excepción dictados por el Presidente de la República.

Siendo ello así, esta Sala resulta competente para pronunciarse sobre la constitucionalidad del Decreto n.° 2.184, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de sesenta (60) días, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016; remitido tempestivamente a esta Sala. Así se declara.

III

PUNTO PREVIO

 

Conforme a lo dispuesto en el artículo 34 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, “Los interesados podrán, durante los cinco primeros días del lapso establecido en el artículo 32 de esta Ley, consignar ante la Sala Constitucional los alegatos y elementos de convicción que sirvan para demostrar la constitucionalidad o la inconstitucionalidad del decreto que declare el estado de excepción, acuerde su prórroga o aumente el número de garantías restringidas”.

Ahora bien, consta en autos que no fueron consignados ante esta Sala ninguno de los referidos alegatos sobre el Decreto sub examine, razón por la cual, de seguidas, en cumplimiento de lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, pasa pronunciarse sobre la constitucionalidad del mismo.

 

           

IV

CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Verificada la competencia de esta Sala Constitucional respecto de la remisión tempestiva efectuada por el ciudadano Presidente de la República, cumplidos los trámites correspondientes y estando dentro de la oportunidad para dictar el fallo, incumbe en este estado analizar la constitucionalidad del Decreto n.° 2.184, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de sesenta (60) días, en los términos que en él se indican, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016.

Al respecto, examinado el contenido del instrumento jurídico-constitucional remitido a esta Sala del Tribunal Supremo de Justicia, se observa sumariamente que se trata de un Decreto cuyo objeto es, a tenor de su artículo 1, que el Ejecutivo disponga de la atribución para adoptar las medidas oportunas que permitan atender eficazmente la situación excepcional, extraordinaria y coyuntural por la cual atraviesa la economía venezolana, y que permita asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos y el libre acceso a bienes y servicios fundamentales, e, igualmente, mitigar los efectos de la inflación inducida, de la especulación, del valor ficticio de la divisa, el sabotaje a los sistemas de distribución de bienes y servicios, así como también contrarrestar las consecuencias de la guerra de los precios petroleros, que ha logrado germinar al calor de la volátil situación geopolítica internacional actual, generando una grave crisis económica.

Particularmente, observa la Sala que este instrumento está compuesto de la siguiente forma:

La fundamentación jurídica, la cual expresa los dispositivos constitucionales y legales en que se basan las competencias que está ejerciendo el ciudadano Presidente de la República en Consejo de Ministros, entre los cuales se invocan los artículos 226 y 236, numeral 7 Constitucionales, que aluden esencialmente a la acción de gobierno y a la facultad para dictar estados de excepción, en concordancia con los artículos 337, 338 y 339 eiusdem, normas que a su vez fueron concatenadas con los artículos 2 al 7, 10, 17 y 23 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, todos los cuales refieren diversos aspectos atinentes al régimen jurídico de tales estados de excepción.

Los acápites intitulados como “considerando”, los cuales expresan las condiciones fácticas que han sido observadas por el Ejecutivo Nacional para ejercitar las competencias antes reseñadas.

El cuerpo del Decreto, luego del mencionado artículo 1, cuyo texto manifiesta el objeto esencial del mismo, continúa con el artículo 2, que contiene los aspectos en el marco de los cuales el Ejecutivo Nacional podrá dictar las medidas que considere necesarias; y el artículo 3, que establece la potestad del Presidente de la República de dictar otras medidas de orden social, económico o político que estime conveniente.

El artículo 4 prevé la posibilidad de que los Ministerios del Poder Popular con competencia en materia de Economía y de Finanzas realicen las coordinaciones necesarias con el Banco Central de Venezuela, a los fines de establecer límites máximos de ingresos o egresos de moneda venezolana de curso legal en efectivo, restricciones tanto a determinadas operaciones y transacciones comerciales o financieras, como al uso de medios electrónicos debidamente autorizados en el país para realizar dichas operaciones.

El artículo 5 dispone que los Poderes Públicos, los órganos de Seguridad Ciudadana y Policía Administrativa, así como la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, están obligados a colaborar con el cabal cumplimiento de las medidas a que se refiere el Decreto.

El artículo 6 convoca a la participación activa de los Consejos Presidenciales del Gobierno del Poder Popular, al Parlamento Comunal, Comunas, Consejos Comunales y demás organizaciones de base del poder popular, a la clase obrera, la clase media, comunidades indígenas, campesinos y campesinas, productores productoras, empresarios, deportistas, artistas y cultores nacionales, jóvenes, estudiantes, y en general al pueblo venezolano a la consecución de los más altos objetivos de consolidación de la patria productiva y económicamente independiente, como fiel manifestación de la cohesión existente entre los venezolanos en el desarrollo económico nacional y contra las acciones ejercidas por factores internos y externos que pretenden la desestabilización económica del país.

Los artículos 7 y 8 señalan que el Decreto será remitido a la Asamblea Nacional, a los fines de su consideración y aprobación, así como a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, con el objeto de que se pronuncie sobre su constitucionalidad, en ambos casos dentro de los 8 días siguientes a su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con los artículos 26 y 31 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

El artículo 9 contempla una vigencia de sesenta (60) días, prorrogables por sesenta (60) días más, para la ejecución de los objetivos plasmados en el Decreto.

Por último, el artículo 10, determina la entrada en vigencia del Decreto, a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Ahora bien, señalado el contenido del referido Decreto, esta Sala estima pertinente asentar algunas nociones sobre la naturaleza, contenido y alcance de los estados de excepción, como uno de los regímenes del derecho constitucional de excepción que, una vez satisfechos los presupuestos fijados por el constituyente, puede ser declarado de manera facultativa por el Presidente de la República, y en virtud del cual éste queda investido de facultades excepcionales para conjurar los hechos que condujeron a su declaratoria, conforme a los artículos 337, 338 y 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; configurándolo como un acto con proyección política, reglado por ésta.

En tal sentido, los artículos 337 y 338 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela disponen lo siguiente:

Artículo 337. El Presidente o Presidenta de la República, en Consejo de Ministros, podrá decretar los estados de excepción. Se califican expresamente como tales las circunstancias de orden social, económico, político, natural o ecológico, que afecten gravemente la seguridad de la Nación, de las instituciones y de los ciudadanos y ciudadanas, a cuyo respecto resultan insuficientes las facultades de las cuales se disponen para hacer frente a tales hechos. En tal caso, podrán ser restringidas temporalmente las garantías consagradas en esta Constitución, salvo las referidas a los derechos a la vida, prohibición de incomunicación o tortura, el derecho al debido proceso, el derecho a la información y los demás derechos humanos intangibles”.

Artículo 338. Podrá decretarse el estado de alarma cuando se produzcan catástrofes, calamidades públicas u otros acontecimientos similares que pongan seriamente en peligro la seguridad de la Nación o de sus ciudadanos y ciudadanas. Dicho estado de excepción durará hasta treinta días, siendo prorrogable hasta por treinta días más.

Podrá decretarse el estado de emergencia económica cuando se susciten circunstancias económicas extraordinarias que afecten gravemente la vida económica de la Nación. Su duración será de hasta sesenta días, prorrogable por un plazo igual.

Podrá decretarse el estado de conmoción interior o exterior en caso de conflicto interno o externo, que ponga seriamente en peligro la seguridad de la Nación, de sus ciudadanos y ciudadanas, o de sus instituciones. Se prolongará hasta por noventa días, siendo prorrogable hasta por noventa días más.

La aprobación de la prórroga de los estados de excepción corresponde a la Asamblea Nacional. Una ley orgánica regulará los estados de excepción y determinará las medidas que pueden adoptarse con base en los mismos”.

 

 Así pues, en general, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela consagra la posibilidad de que el Presidente de la República en Consejo de Ministros decrete estados de excepción, en sus distintas formas: estado de alarma, estado de emergencia económica, estado de conmoción interior y estado de conmoción exterior, conforme a lo previsto en sus artículos 337 y 338.

Igualmente, los referidos artículos constitucionales establecen los escenarios que deben considerarse para decretar los estados de excepción, es decir, i) el estado de alarma, ii) el estado de emergencia económica y iii) el estado de conmoción interior o exterior en caso de conflicto interno o externo; así como el tiempo por el que puede ser instaurado cada uno de ellos, y la enumeración taxativa de los supuestos de hecho en los cuales procedería la declaratoria de los referidos estados de excepción.

En este sentido, el artículo 339 eiusdem dispone que el Decreto que declare el estado de excepción, en el cual se regulará el ejercicio del o de los derechos relacionados, será presentado, dentro de los ocho (8) días siguientes de haberse dictado, a la Asamblea Nacional, para su consideración y aprobación, y a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, para que se pronuncie sobre su constitucionalidad.

De otra parte, el desarrollo legislativo de esta figura jurídica extraordinaria de orden constitucional está regulado en la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, publicada en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, bajo el n° 37.261 del 15 de agosto de 2001, la cual establece, entre otros tópicos, los supuestos para que se configuren los estados de excepción.

Ese instrumento legal estatuye en su artículo 2 que los Estados de Excepción son circunstancias de orden social, económico, político, natural o ecológico, que afecten gravemente la seguridad de la Nación, de sus ciudadanos o de sus instituciones, al tiempo que dispone los principios rectores de los mismos.

En la doctrina patria, los estados de excepción han sido definidos como circunstancias extraordinarias dotadas de la característica de la irresistibilidad de los fenómenos y la lesividad de sus efectos, que se plantean en un régimen constitucional, afectando o amenazando con hacerlo a sus instituciones fundamentales, impidiendo el normal desarrollo de la vida ciudadana y alterando la organización y funcionamiento de los poderes públicos (Rondón de Sansó, Hildegard. Cuatro Temas Álgidos de la Constitución Venezolana de 1999. Editorial Ex Libris, Caracas. 2004).

Particularmente, la doctrina citada identifica los siguientes elementos conceptuales sobre la noción que ocupa a la Sala en esta ocasión, a saber:

-Los estados de excepción son circunstancias de variada índole: derivados del hombre, de la naturaleza o de los fenómenos socio-económicos.

-Las circunstancias que conforman los estados de excepción pueden afectar la seguridad de la nación, de las instituciones o de los ciudadanos.

-Los hechos que determinan el estado de excepcional no pueden combatirse con las facultades de las cuales normalmente dispone el Poder Público para actuar en las situaciones habituales en las que se desarrolla la vida colectiva e institucional.

De allí que los conceptos que entran en juego son:

1.- La heterogeneidad de las circunstancias determinantes de los estados de excepción. En efecto, la noción no se limita simplemente a los hechos político-militares o bélicos, -como se consideró durante mucho tiempo-, ya que se entendía como sinónimo de estados de excepción las alteraciones que, en el orden político, podían afectar al gobierno y a las instituciones del Estado, mencionándose como tales, las sublevaciones civiles o militares, las asonadas, los intentos de golpe de estado, el descubrimiento de focos conspirativos contra el régimen, la presencia de tropas extranjeras en el territorio nacional, la actuación de grupos subversivos contra el orden gubernativo institucional o político, e incluso, las crisis virulentas en el seno de los poderes públicos. A estas figuras bélicas tradicionales hay que agregar hoy en día, nuevas modalidades que no implican la presencia de un enemigo identificable, sino que los actos dañinos que se producen derivan de sujetos u organizaciones que se mueven en la sombra y que utilizan como recurso básico el elemento-sorpresa (…).

2.- La irresistibilidad de los fenómenos, esto es, la incapacidad de atender las necesidades que surgen de los hechos excepcionales con los medios disponibles durante los períodos de normalidad (…).

3.- La lesividad de los hechos, esto es, la producción o inminencia de producción de daños a las personas, a las cosas y a las instituciones, derivados directa o indirectamente de las circunstancias que conforman el estado de excepción. El daño grave o amenaza de daño, se refiere tanto al de naturaleza material como al que está en el orden de lo inmaterial. Así, el daño psicológico que se produce por el temor de enfermedades o peligros y, por la inducción al odio irracional contra personas o instituciones, también configura al supuesto de la norma. Uno de los daños más graves que los movimientos desestabilizadores producen es el que afecta la psiquis, creando una situación de miedo o manía persecutoria en las personas, todo lo cual llega a conformar sentimientos colectivos de inseguridad y temor permanentes”.

 

 En tal sentido, puede afirmarse que los estados de excepción son circunstancias de variada índole, que pueden afectar la seguridad de la nación, de las instituciones o de los ciudadanos, para cuya atención no serían totalmente suficientes ni adecuadas a los fines del restablecimiento de la normalidad, las facultades de que dispone ordinariamente el Poder Público, y ante las cuales el ciudadano Presidente de la República, en Consejo de Ministros, está investido de potestades plenas para declarar tal estado en los términos que contemple en el Decreto respectivo, con los límites y bajo el cumplimiento de las formalidades estatuidas en el Texto Fundamental, pero siempre en la búsqueda de garantizar la independencia y soberanía de la República en todos sus atributos y aspectos.

Respecto de las circunstancias que ameritarían la activación de tal mecanismo excepcional y extraordinario, ciertamente, tal como lo propugna la doctrina antes mencionada, destacan los conceptos de heterogeneidad, irresistibilidad o rebase de las facultades ordinarias del Poder Público y de lesividad, por la producción potencial o acaecida de daños a personas, cosas o instituciones. De éstos la Sala estima pertinente aludir a la heterogeneidad, puesto que, en efecto, las condiciones que pueden presentarse en el plano material, sean de origen natural, económico o social en general, son de enorme diversidad e índole, y, en esa medida, los estados de excepción reconocidos por Decreto del Presidente de la República, pueden versar sobre hechos que tradicionalmente se asocian a este tipo de medidas; empero, por igual, pueden referirse a situaciones anómalas que afecten o pretendan afectar la paz, la seguridad integral, la soberanía, el funcionamiento de las instituciones, la economía y la sociedad en general, a nivel nacional, regional o local.

Igualmente, los estados de excepción solamente pueden declararse ante situaciones objetivas de suma gravedad que hagan insuficientes los medios ordinarios de que dispone el Estado para afrontarlos. De allí que uno de los extremos que ha de ponderarse se refiere a la proporcionalidad de las medidas decretadas respecto de la ratio o las situaciones de hecho acontecidas, en este caso, vinculadas al sistema socio-económico nacional, las cuales inciden de forma negativa y directa en el orden público constitucional. De tal modo que las medidas tomadas en el marco de un estado de excepción, deben ser, en efecto,  proporcionales a la situación que se quiere afrontar en lo que respecta a gravedad, naturaleza y ámbito de aplicación, en virtud de lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

En cuanto a la naturaleza propiamente del Decreto que declara el estado de excepción, la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción señala en su artículo 21, que éste suspende temporalmente, en las leyes vigentes, los artículos incompatibles con las medidas dictadas en dicho Decreto.

Por su parte, artículo 22 eiusdem dispone que el mismo tendrá rango y fuerza de Ley, y que entrará en vigencia una vez dictado por el Presidente de la República, en Consejo de Ministros. Igualmente, prevé que deberá ser publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela y difundido en el más breve plazo por todos los medios de comunicación social.

Por otra parte, el lapso de vigencia del mencionado instrumento jurídico-constitucional está supeditado a los parámetros que dispone la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En ese sentido, el Decreto que declara el estado de excepción es un acto de naturaleza especial, con rango y fuerza de ley, de orden temporal, con auténtico valor que lo incorpora al bloque de la legalidad y que está, por tanto, revestido de las características aplicables de los actos que tienen rango legal ordinariamente, y más particularmente, concebido en la categoría de actos de gobierno. Ello tendría su asidero en las especialísimas situaciones fácticas bajo las cuales es adoptado y los efectos que debe surtir con la inmediatez que impone la gravedad o entidad de las afectaciones que el Poder Público, con facultades extraordinarias temporarias derivadas del propio Decreto, está en la obligación de atender.

En idéntico orden de ideas, esta Sala se ha pronunciado en sentencia n.° 3.567 del 6 de diciembre de 2005 (caso: “Javier Elechiguerra y otros”), y en sentencia n.° 636 del 30 de mayo de 2013 (Caso: “Juan José Molina”), en la que se ha analizado el marco constitucional aplicable a los Estados de Excepción, como uno de los mecanismos cardinales dirigidos a resguardar la eficacia del Texto Constitucional, precisando lo siguiente:

La lectura de las normas transcritas [artículos 333, 334, 335, 336, 337, 338 y 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela], da cuenta de una diversa gama de instrumentos, instituciones y medidas que la propia Constitución estatuyó, en salvaguarda del orden fundamental normativo que de ella dimana, como expresión del consenso básico del pueblo que legitimó su dictado. Así, por ejemplo, en ellas se instaura la jurisdicción constitucional y las principales herramientas de justicia constitucional; se perfilan los regímenes de excepción y -a la vez- se imponen límites y controles al ejercicio de tal facultad como mecanismo de interdicción de los actos de fuerza y arbitrariedad (interior o exterior) o imprevistos calamitosos que amenacen menoscabar el orden estatal.

(…)

Como se podrá notar, el dominador común de los reseñados mecanismos es uno solo: brindar continuidad al orden normativo fundamental que impone la Constitución; garantizar, pues, con vocación de permanencia, «los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para ésta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna», tal y como postula el preámbulo de nuestra Carta Magna.

II

Los estados de excepción en particular, como una de estas herramientas, y por primera vez en nuestra tradición constitucional, encuentran un vasto desarrollo en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en la que se definen expresamente las circunstancias que originan cada una de sus modalidades (estado de alarma, de emergencia económica, de conmoción interior o exterior), al tiempo que le impone precisos límites en aras de minimizar su grado de afectación, no sólo en la esfera de actuación de los órganos del Poder Público, sino en la vida de los ciudadanos, en cuyo favor no sólo se instaura un catálogo abierto de derechos no susceptibles de restricción (como se infiere de la frase «derechos humanos intangibles»), sino que se preserva -aun en tales condiciones de excepción- el principio de responsabilidad de los órganos que estructuran al Poder Ejecutivo.

Se reconoce, por tanto, la existencia de un derecho de necesidad con miras a enfrentar aquellas «circunstancias de orden social, económico, político, natural o ecológico, que afecten gravemente la seguridad de la Nación, de las instituciones y de los ciudadanos y ciudadanas, a cuyo respecto resultan insuficientes las facultades de las cuales se disponen para hacer frente a tales hechos» (artículo 337).

Para ello, se le otorga al Presidente de la República la excepcionalísima potestad de restringir temporalmente derechos y garantías constitucionales, salvo los denominados derechos humanos intangibles, lo que si bien supone un reforzamiento de las potestades brindadas en condiciones de normalidad al Poder Ejecutivo, encuentra justificación «cuando concurran elementos de necesidad y urgencia derivados de circunstancias fácticas que requieran una pronta intervención normativa que se dicte y aplique con una celeridad que supere al tiempo en que se tarda el riguroso proceso de formulación de las leyes» (stc. n° 1507/2003, caso: María Ríos Oramas). Aunque ello deba siempre efectuarse respetando las restricciones de nuestro ordenamiento constitucional, incluyendo aquellas preceptuadas por los principales instrumentos de derechos humanos suscritos por la República: el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 4.1) y la Convención Interamericana de Derechos Humanos (artículo 27.1)”.

Se trata entonces de un límite legítimo a algunos derechos y garantías constitucionales reconocido por el Constituyente de 1999, fundado en razones excepcionales, cuyo único propósito es establecer un orden alternativo, temporal y proporcional dirigido a salvaguardar la eficacia del Texto Constitucional y, por ende, la eficacia de los derechos y garantías, en situaciones de anormalidad de tal entidad que comprometan la seguridad o la vida económica de la Nación, de sus ciudadanos o ciudadanas, de sus instituciones o el normal funcionamiento de los Poderes Públicos y de la sociedad en general.

Asimismo, busca alcanzar los fines esenciales del Estado previstos en el artículo 3 constitucional, y persigue la intención de permitir la continuidad y desarrollo de los objetivos generales y estratégicos previstos en el Plan de la Patria, Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación, 2013-2019, entre los que destacan la transformación del sistema económico trascendiendo el modelo rentista petrolero capitalista hacia el modelo económico productivo socialista, basado en el desarrollo de las fuerzas productivas; construir una sociedad igualitaria y justa, y Desarrollar el poderío económico en base al aprovechamiento óptimo de las potencialidades que ofrecen nuestros recursos para la generación de la máxima felicidad de nuestro pueblo.

Ahora bien, para que el acto de gobierno sometido al examen sea controlable constitucionalmente, requiere al menos de un fundamento objetivo, lo cual, en el caso de los estados de excepción o de necesidad, se traduce en la invocación directa de las normas constitucionales y legales -contenidas en la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción-, que habilitan al Presidente de la República para ejercer esa potestad, y el establecimiento de medidas razonables y proporcionales a la situación que se pretende controlar, que justifiquen la injerencia del Estado en el ámbito de los derechos y garantías constitucionales de sus ciudadanos.

Al respecto, por lo que atañe a la base jurídica invocada por el ciudadano Presidente de la República para dictar el Decreto sub examine, resaltan el artículo 226 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual reconoce que [e]l Presidente o Presidenta de la República es el Jefe o Jefa del Estado y del Ejecutivo Nacional, en cuya condición dirige la acción del Gobierno”; el numeral 7 del artículo 236 del mismo Texto Constitucional, que alude a la competencia específica del Presidente de la República para declarar los estados de excepción en los casos previstos en esta Constitución; y los artículos 337, 338 y 339 eiusdem, así como los artículos 2 al 7, 10, 17 y 23 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, que dan cuenta de una diversa gama de medidas oportunas que permitan atender eficazmente las situaciones coyunturales, sistemáticas, inéditas y sobrevenidas. Tal basamento jurídico, además de constar de forma clara en el Decreto, ha sido ampliamente difundido por el Presidente de la República en diversas alocuciones, y discutido con las organizaciones de base del Poder Popular, organizaciones sindicales y cámaras empresariales.

Al respecto, el Decreto sometido al control de esta Sala sobre la constitucionalidad, plantea desde su primer artículo que el mismo tiene como objeto que el Ejecutivo disponga de la atribución para adoptar las medidas oportunas que permitan atender eficazmente la situación excepcional, extraordinaria y coyuntural por la cual atraviesa la economía venezolana, y que permita asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos y el libre acceso a bienes y servicios fundamentales e igualmente, mitigar los efectos de la inflación inducida, de la especulación, del valor ficticio de la divisa, el sabotaje a los sistemas de distribución de bienes y servicios, así como también contrarrestar las consecuencias de la guerra de los precios petroleros, que ha logrado germinar al calor de la volátil situación geopolítica internacional actual, generando una grave crisis económica.

Adicionalmente, se aprecia que la medida declarativa del estado de excepción, obedece a la meritoria necesidad de proteger al pueblo venezolano y a las instituciones, expresión directa del Poder Público, que han sido objeto de acciones tendientes a desestabilizar la economía del país, generándose un malestar social, tal como se señalará más adelante al aludir al hecho público comunicacional sobre las acciones que ha venido desplegando el Poder Público, siendo ineludible para el restablecimiento de las actividades económicas, esta vez, en el ámbito nacional, como continuación del derecho constitucional de excepción que de forma coherente ha venido ejerciéndose en los últimos meses, tal como en los decretos números 1.950, 1.969 y 1.989, de 21 de agosto de 2015, 29 de agosto de 2015 y 7 de septiembre de 2015, respectivamente, así como los números 2.013, 2.014, 2.015 y 2.016, del 15 de septiembre de 2015, también sometidos a control de este órgano, cuyo propósito es atender eficazmente la situación coyuntural, sistemática y sobrevenida, del contrabando de extracción organizado a diversas escalas, así como la violencia delictiva que le acompaña y los delitos conexos, que trasgreden el orden público, la seguridad y defensa, así como la soberanía alimentaria y económica de la zona fronteriza y del resto de la Nación; respecto de los cuales esta Sala Constitucional declaró su constitucionalidad, mediante sentencias números 1.173 del 28 de agosto de 2015; 1.174 del 8 de septiembre de 2015; 1.176 del 15 de septiembre de 2015; y 1.183, 1.181, 1.182 y 1.184 del 22 de septiembre de 2015, y, finalmente, 1.353 del 4 de noviembre de 2015, respectivamente, así como también la constitucionalidad de los decretos que prorrogan el lapso de duración de los referidos estados de excepción, mediante sentencias n.ros 1.351 del 30 de octubre de 2015; 1.369 del 12 de noviembre de 2015 y 1.465 del 20 de noviembre de 2015; 1.547, 1.545, 1.546 y 1.548 del 27 de noviembre de 2015; y 2 del 8 de enero de 2016.

Como se observa, el ciudadano Presidente de la República atendió una situación alarmante y grave, por la guerra económica iniciada contra el pueblo venezolano, a fin de controlar eficazmente la situación excepcional, extraordinaria y coyuntural por la que atraviesa la economía venezolana, lo que constituye un hecho público comunicacional, habida cuenta los hechos que han venido reportando los medios de comunicación y las acciones pertinentes con las medidas adoptadas por el Ejecutivo Nacional, pudiendo citar, entre otras tantas, las siguientes reseñas a título enunciativo:

LA TORMENTA PERFECTA ECONÓMICA EN VENEZUELA COBRA ÍMPETU PARA 2015

El presidente Nicolás Maduro afronta una situación dramática provocada por la caída en barrera de los precios del petróleo: en el último cuatrimestre de 2014, el barril de crudo venezolano se ha desplomado de 95 a 53 dólares y nadie se atreve a pronosticar cuándo se estabilizará.

Por cada dólar que desciende el precio, Venezuela deja de percibir 650 millones de dólares al año y en todo 2015 podría dejar de ingresar entre 20.000 y 35.000 millones de dólares. El tope establecido para las reservas internacionales es de 30 mil millones de dólares (actualmente se ubican en 21.678 millones de dólares).

Pero la caída del precio del crudo, cuya exportación genera 95 por ciento de los ingresos de divisas del país, es sólo una de un abanico de malas noticias en materia económica para el próximo año, hasta el punto de que algunos especialistas pronostican ya una “tormenta perfecta” económica.

Algunas agencias calificadoras no descartan un default, aunque el gobierno ha cuidado el pago de su deuda externa y bonos petroleros.

Expertos alertaron que Venezuela podría acercarse a una situación de quiebra por el desplome petrolero, lo que podría ocurrir a mediados de marzo, cuando vencen 1.000 millones de dólares en bonos soberanos, más intereses. En el conjunto de 2015 el país deberá pagar más de 35.000 millones de dólares en vencimiento de bonos.

Los desequilibrios se vienen arrastrando desde 2012, cuando el gobierno volcó su esfuerzo y recursos en lograr la reelección del mandatario Hugo Chávez, ya enfermo de cáncer, según confesó el exministro de Planificación Jorge Giordani.”. (Correo del Caroní 21/12/14 http://www.correodelcaroni.com/index.php/economia/item/25320-la-tormenta-perfecta-economica-en-venezuela-cobra-impetu-para-2015).

 

LA GUERRA ECONÓMICA

‘No me sorprende que la oposición, estimulada desde Madrid, Miami y Bogotá, insista en negar que existe una guerra económica que influye significativamente en la situación de especulación y escasez’: Díaz Rangel

Caracas, 21 de junio de 2015.- No me sorprende que la oposición, estimulada desde Madrid, Miami y Bogotá, insista en negar que existe una guerra económica que influye significativamente en la situación de especulación y escasez, y en el multimillonario contrabando de extracción de un tercio de lo que se produce en Venezuela hacia Colombia. Comprobado está que muchos bachaqueros están organizados más allá de las fronteras. Se ha calculado que más de 10 millones de colombianos se benefician diariamente de ese contrabando, al que debe sumarse una parte de lo que Venezuela importa. La manipulación monetaria del dólar Cúcuta es parte de esa guerra.

En otra oportunidad escribí sobre la guerra económica, apoyado en 1.200 documentos de la CIA y 18 mil del Departamento de Estado, entre los 24 mil desclasificados en 2003, muchos de ellos recogidos y comentados por Peter Kornbluh en su libro Pinochet: los archivos secretos. Fueron cifras para desestabilizar al gobierno del presidente Allende, hasta su derrocamiento. Copias de esos documentos desclasificados entregaron a Chile “para compensar un poco el daño que le hicieron”, según el entonces secretario de Estado Colin Powell.

Recordemos

En una reunión el 15 de septiembre de 1970 en la Casa Blanca, el presidente Nixon dio instrucciones a Henry Kissinger, al fiscal general John Mitchel, y al director de la CIA, Richard Helms, “de promover un golpe de Estado que impidiese a Allende ser investido el 4 de noviembre o que lo derrocara luego de su recién creado gobierno”. El jefe de la CIA resumió las instrucciones:

“¡Salvar a Chile, aunque solo haya una posibilidad contra 10!”, “sin implicación alguna de la embajada”, “¡10 millones de dólares disponibles, ampliables!”, “jornada completa, nuestros mejores hombres”, y “hacer saltar la economía” (negritas DR).

Esta última orden tuvo expresiones concretas. En un mensaje de Helms a Kissinger le decía: “El pretexto más lógico para lograr poner en marcha a los militares sería una repentina situación económica desastrosa”, y le hicieron llegar una advertencia a Frei, todavía presidente: “No dejaremos que llegue una sola tuerca o tornillo a Chile si Allende se hace del poder. Haremos todo cuanto esté en nuestros manos para condenar al país y a sus habitantes a las privaciones y la pobreza más absolutas”. La decisión de Washington era irreversible.

Kornbluh agrega: “Tanto la CIA como los miembros del Departamento de Estado lograron el respaldo de las empresas estadounidenses que tenían intereses en Chile”. La ITT fue de las más activas golpistas. “Lo más importante es la guerra sicológica en el interior de Chile, subrayaron los funcionarios de la CIA”. Asesinaron al general Schneider, comandante en jefe del Ejército. No tenían límites en sus acciones. El Banco Mundial, que había proporcionado 31 millones de dólares al gobierno de Frei entre 1969 y 1970, no aprobó crédito alguno entre 1971 y 1973, del gobierno de Allende. El Banco de Exportaciones e Importaciones, que concedió a Chile préstamos y créditos comerciales por unos 280 millones entre 1967 y 1970, no otorgó un solo centavo por ese concepto en 1971″.

Estimularon el desabastecimiento a fondo, sin dólares para importar y con la producción decreciendo, era la política de las “cacerolas vacías”, y paros de transporte. En fin, que en el área de la economía no dejaron nada por hacer. Pero fueron más allá: “Los ‘tres frentes de acción’ para la creación de ‘un clima propicio para el golpe’ eran la guerra económica, la guerra política y la guerra psicológica”, que incluía la mediática.

Era una guerra a muerte. Por supuesto, esos millones de dólares fueron a los partidos, comenzando por el Demócrata Cristiano de Frei, a la prensa, encabezada por El Mercurio, y a organizaciones sindicales y ONG como Patria y Libertad. Simultáneamente no cesaban en sus esfuerzos de penetración de las Fuerzas Armadas. Por todos lados les enviaban mensajes. El Comando Sur, el mismo que con tanta frecuencia formula denuncias contra Venezuela, tal como lo hizo hace poco (ver “Amenazas militares a Venezuela”, domingo 7-06), les hizo llegar este: “Estados Unidos respaldará un golpe de Estado contra Allende con todos los medios necesarios”.

¿Y por qué ese gran esfuerzo de EEUU por impedir que Allende asumiera el poder, y si asumía, que gobernara? Alguna vez lo explicó Kissinger: por ser un gobierno electo tenía mayores posibilidades de influir en América Latina que Fidel Castro. Si esa fue la razón fundamental para derrocar a Allende, pueden imaginarse el caso de Venezuela, que ha sido factor en las victorias de la izquierda en países latinoamericanos, fundamental para crear Unasur y Celac, y avanzar en la integración, y además, tiene las mayores reservas de petróleo, que tanto necesita EEUU. De manera que hoy existen razones más poderosas para tratar de desestabilizar el gobierno de Maduro y buscar su desplazamiento.

Si esa guerra económica y la ofensiva en otros frentes se desarrollaba solo ante una posibilidad de influir que tenía el Chile de Allende, según Kissinger, se explica esa ofensiva brutal en el caso de Venezuela, con Chávez y Maduro, cuyas influencias no son una posibilidad: ahí están no solo gobiernos como los de Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador y Nicaragua independientes de Washington, con políticas exteriores soberanas. Como si fuera poco, existen Unasur, Celac y otras instituciones como el Alba y Petrocaribe.

Para quienes no creen en la guerra económica les he resumido el interés de Washington y su intervención para promover esa guerra en Chile, las condiciones que impusieron, los factores que intervinieron y las consecuencias habidas.

Y ahora, vean la situación de Venezuela y pregúntense si “los intereses” de EEUU no lo llevan a estimular esa guerra, que por supuesto incluye la mediática internacional, como nunca la ha habido en la región. De “acoso mediático terrible”, lo calificó la canciller Delcy Rodríguez. Es la situación que seguimos viviendo, no obstante la lucha emprendida, que ahora debe combinarse con el diálogo y la diplomacia, ante los intentos de abrir un nuevo frente con la Exxon por el Oriente.

¿Por qué no van a México a pedir justicia para los 43 estudiantes normalistas desaparecidos? O a Chile a demandar cese de la represión contra los estudiantes? ¿O al Perú con varias semanas en huelga? ¿Por qué no se han acercado a Colombia a verificar tantos atropellos e injusticias? Vienen a Venezuela de varios países a perturbar la situación interna, en descarada intromisión. Pero en ningún caso se justifican los bochornosos hechos del viernes, cuando impidieron con violencia que senadores de Brasil llegaran a Caracas.

¡Hay quienes asocian el abominable crimen de Charleston a la presencia de un presidente negro! Como si pareciera que el odio racial contenido durante decenios no ha desaparecido, y esta oleada de crímenes de negros sería una expresión.

Solo 2% de los más ricos y millonarios ecuatorianos sería afectado con la ley sobre herencia, pero vean cómo han podido movilizar sectores populares confundidos con el apoyo mediático para desestabilizar el gobierno de Correa. ZGM.

VTV / ÚN

http://www.vtv.gob.ve/articulos/2015/06/21/la-guerra-economica-2919.html

CEPAL: LA SITUACIÓN ECONÓMICA EN VENEZUELA EMPEORARÁ EN 2016

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe advierte que la contracción llegará al 7% en Venezuela para el próximo año.

América Latina y el Caribe registrará una recesión del 0,3% en 2015, informó hoy la Cepal, que revisó a la baja su anterior previsión para la región, en la que estimaba un crecimiento del 0,5 %.

Venezuela y Brasil liderarán las caídas con contracciones del 6,7 y 2,8%, respectivamente, y serán los únicos países, junto a la pequeña isla caribeña de Santa Lucía, en cerrar con números rojos el 2015.

Los principales factores que llevarán a la recesión son la debilidad de la demanda interna en la región, un entorno global marcado por el bajo crecimiento en los países desarrollados y la desaceleración de las economías emergentes, en especial de China, precisó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Las proyecciones del crecimiento apuntan a que las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, en especial, petróleo y minerales, y con creciente grado de integración comercial con China, registrarán la mayor desaceleración”, señaló la Cepal.

Para enfrentar este panorama, destacó la Cepal, resulta imprescindible revertir la caída de la tasa de inversión y la menor contribución de la formación bruta de capital al crecimiento, ya que, subrayó, no solo afecta el ciclo económico, sino también la capacidad y calidad del crecimiento de mediano y largo plazo.

“Dinamizar la inversión constituye una tarea fundamental para cambiar la actual fase de desaceleración y para alcanzar una senda de crecimiento sostenido y sustentable en el largo plazo”, sostuvo el organismo.

De cara al 2016, América Latina y el Caribe experimentará una leve mejoría y crecerá un 0,7%, aunque América del Sur seguirá en recesión (-0,1%).

Según las previsiones, la situación económica en Venezuela empeorará y la contracción llegará al 7%, mientras que Brasil también seguirá con números rojos, pero mejores que este año, con una recesión del 1%.”

http://www.larazon.net/2015/10/05/cepal-la-situacion-economica-en-venezuela-empeorara-en-2016/

Tal situación económica advierte relaciones con la realidad económica global actual en general, lo que también constituye un hecho público comunicacional. Al respecto, entre otras tantas, pudieran señalarse las siguientes reseñas a título enunciativo:

“6 RIESGOS PARA LA ECONOMÍA MUNDIAL EN 2016

China, caídas de materias primas y petroprecios son algunos de los desafíos, según economistas; la ruptura de relaciones entre Irán y Arabia Saudita también puede afectar a la economía global.

Domingo, 10 de enero de 2016 a las 06:00

PARÍS, Francia (AFP) — El espectro de una crisis similar a la de 2008 amenaza en este principio de año con el ocaso de la economía china, que arrastra a los emergentes, la crisis deflacionista, los conflictos regionales o las burbujas financieras.

Este es un resumen de los factores de riesgo que pesan sobre 2016:

Aterrizaje brutal de China

El derrumbe bursátil chino hace temer un aterrizaje brutal de una economía que fue uno de los principales motores del crecimiento mundial en los últimos 10 años.

“El crecimiento de la vieja economía industrial china es casi cercano a cero. Ya está en situación de hard landing (aterrizaje forzoso)”, afirma a la AFP, Olivier Garnier, jefe economista de la empresa de servicios financieros Société générale, aunque opina que el sector de los servicios sostiene aún a la economía del gigante asiático.

No sólo se ven afectados los mercados bursátiles. También sufren las economías de los socios comerciales de China.

En Estados Unidos, por ejemplo, “los mercados anticipan los efectos de la desaceleración china en la actividad económica estadounidense, pues la brutal caída de la riqueza financiera es un riesgo que pesa sobre el consumo de las familias”, explica Xavier Ragot, presidente del OFCE (Observatorio Francés de Coyunturas Económicas).

En Europa, la Bolsa de Fráncfort fue la que más padeció la caída bursátil china, ya que Alemania es el país europeo más dependiente de sus exportaciones a China.

Caída de materias primas

China ha sido en la última década la locomotora económica para los países emergentes gracias a su fuerte demanda de materias primas. Pero los precios de éstas empezaron a caer a partir de 2014 a medida que el gigante asiático mostraba síntomas de desaceleración en su actividad industrial.

El derrumbe de la Bolsa china complica las cosas. Y algunos emergentes, como Brasil, se hallan atrapados entre una baja de ingresos y el alza de los tipos de interés en Estados Unidos, que propicia una salida de capitales.

Hundimiento del petróleo

La desaceleración económica china, que reduce su demanda energética, también contribuye a la caída del precio del petróleo. Ante el brutal derrumbe de las cotizaciones, los países productores ven aumentar su déficit público.

“Para mantener la paz social y los gastos en armamento, esos países no pueden reducir sus gastos públicos. Es una fuente de riesgo”, asegura Garnier.

Una crisis deflacionista

La caída del precio del petróleo genera a su vez un riesgo deflacionista en los países importadores. “Los precios de las materias primas caen, la actividad cae. Hay un riesgo deflacionista muy fuerte”, destaca por su lado Ragot.

La deuda

Algunos expertos aluden al riesgo de una burbuja en los mercados de obligaciones. Con los bajos tipos de interés en Europa y Estados Unidos, el dinero ha acudido en masa a los países emergentes, que ofrecen mejores rendimientos.

Pero debido a las nuevas incertidumbres en los emergentes y el alza de las tasas en Estados Unidos, estos capitales abandonan los países con economía en desarrollo, dificultando las condiciones de financiación de éstos. La falta de confianza en los emergentes puede disparar su ‘prima de riesgo’ en el mercado de obligaciones y agravar su deuda pública, añade el experto.

Los conflictos regionales

Por último, la proliferación de tensiones geopolíticas es una amenaza para la economía mundial.

La ruptura de relaciones entre Irán y Arabia Saudita o el ensayo de bomba de hidrógeno por Corea del Norte “son factores de incertidumbre”, indica Ragot. “Hay un riesgo y un impacto negativo en las inversiones”, constata.

http://www.cnnexpansion.com/economia/2016/01/07/6-riesgos-para-la-economia-mundial-en-2016”

 

 

“CAÍDA IMPLACABLE DEL PETRÓLEO: UNO DE LOS 8 COLAPSOS EN LA ECONOMÍA MUNDIAL EN 2016 SEGÚN EXPERTOS

Algunos expertos ofrecen sus previsiones acerca de la situación económica y geopolítica que vivirá el mundo este año.

  1. Caída implacable del Petróleo

El petróleo Brent ha bajado de la cifra psicológica de 31 dólares por barril por primera vez desde 2004 y su precio se ha reducido en más de un 12% desde principios de año. La previsión más fatalista es la de los analistas del Banco Británico Standard Chartered. Quienes estiman que podía caer hasta 10 dólares por barril. Otras entidades financieras como Barclays, Macquarie, Bank of America, Merril Lynch y Societe Generale han rebajado sus previsiones para los precios del petróleo en 2016.

  1. Crecimiento moderado de la economía mundial

La organización de investigación Conference Board pronostica que el crecimiento económico mundial será del 2,8 % en 2016, frente al 2,5 % del año pasado. A su vez, la revista “Forbes” considera que la dinámica de la economía mundial será comparable con años anteriores, con una ligera mejora de los resultados de los países europeos y una pequeña ralentización de los asiáticos. Las perspectivas más sombrías son para las economías vinculadas con la extracción de recursos naturales.

  1. Aumento mundial de impagos de deuda

En 2015 se registró la mayor cantidad de impagos de deuda corporativos tras la crisis financiera. Muchas empresas, sobre todo del sector de la energía y las materias primas, incurrieron en esa situación fruto de su endeudamiento excesivo, debido a que fueron engañadas por las tasas de interés cercanas a cero, según el portal Zero Hedge. En la situación actual, cuando los precios de crudo han caído más de un 50 %, muchas compañías de este sector han dejado de pagar sus deudas. En 2016, los autores predicen que se producirá una oleada masiva de morosidad.

  1. La migración en la UE

Una serie de ataques terroristas en ciudades europeas similares a los de París, combinados con el actual flujo de refugiados, podrían desatar una crisis en la Unión Europea (UE) con facilidad. Las previsiones de Bloomberg indican que la nacionalista francesa Le Pen arengará a Europa con su discurso populista, que extendería la xenofobia y los temores económicos y podría amenazar la continuidad de la política de fronteras abiertas del viejo continente.

  1. Referéndum en el Reino Unido sobre la pertenencia a la UE

A finales de 2016, el Reino Unido celebrará un referéndum para decidir si permanece en el bloque de la Unión Europea o lo abandona. Gran parte de la sociedad británica está descontenta con los flujos migratorios; por lo tanto, existe una alta probabilidad de que el resultado de la votación provoque la salida del país de la UE, lo que supone un riesgo político y una amenaza para la estabilidad de los índices de divisas y valores nacionales, según estima la analista superior de Forex Club, Aliana Afanásieva, citada por el portal Expert.

  1. Aumento de la tasa de interés de la FED de EE.UU.

A finales de año pasado, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED por sus siglas en inglés) subió las tasas de interés por primera vez desde 2008. Por lo tanto, este organismo se convirtió en la primera (y principal) gran entidad bancaria central que elevó sus tipos de interés. Con esa ligera subida, el organismo norteamericano trató de demostrar al mundo que su política durante la crisis financiera fue adecuada y tuvo un efecto positivo. Sin embargo, la economía de EE.UU. no está tan bien como pudiera parecer, sino que se encuentra en recesión.

  1. La desaceleración de la economía china

El Banco Mundial pronostica que la economía de China continuará creciendo menos en 2016. Según este organismo, el PIB del país asiático ascendería a un 6,7 %, frente a 6, 9 % de 2015. Además la posible volatilidad financiera y la inestabilidad de la región Asia-Pacífico, podría provocar que disminuyera más rápidamente de lo esperado.

  1. Estancamiento económico en Latinoamérica

El último informe del Banco Mundial (BM) pinta una situación económica oscura en América Latina y el Caribe para este año, ya que prevé que la Región se estanque, tras la caída del 0,9 % que vivió en 2015. En un informe titulado “Perspectivas Económicas Mundiales”, el BM señala que “el crecimiento más fuerte de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe contrarrestará la debilidad en Sudamérica”, publica el portal América Economía.

(RT)

http://laiguana.tv/articulos/20352-economia-mundial-colapsos-petroleo”

 

“GOBIERNO FRANCÉS DECLARA ESTADO DE EMERGENCIA ECONÓMICA

A menos de un año y medio para los comicios presidenciales, Hollande aspira ganar votos a través de un plan laboral, dada la elevada tasa de desocupación.

El presidente de Francia, François Hollande, anunció este lunes un plan de emergencia nacional contra el desempleo, que incluye la formación, el aprendizaje y las subvenciones para las pequeñas y medianas empresas, informa el rotativo ‘Le Figaro’, cita RusiaToday.

Para poner en marcha el plan se invertirán más de dos mil 200 millones de dólares en aras de redefinir el modelo económico.

A menos de un año y medio para los comicios presidenciales de 2017, Hollande aspira ganar el voto de los franceses, por lo que se enfoca en un nuevo plan que aborde el tema laboral, dada la elevada tasa de desocupación.

Este paquete de medidas fue una de sus principales promesas electorales en 2012, pero la crisis global incrementó el índice de paro laboral que ronda el 10 por ciento.

“Hay un camino entre el liberalismo sin conciencia y el inmovilismo sin futuro”, señaló Hollande en un discurso anual ante empresarios galos.

No deje de leer » El 1% de los más ricos del mundo posee más que el 99% restante

Insistió en actualizar el modelo de trabajo de Francia con una economía de rápido movimiento, cada vez más globalizada y digital, que según él busca alentar a las empresas a contratar, y la capacitación de medio millón de trabajadores.

La ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, consideró que los pocos empleos creados en 2015 y el bajo crecimiento económico, “son insuficientes para invertir la curva del desempleo”.

“Estamos en una situación diferente a la de años precedentes. Después de varios años de destrucción de empleos, en 2015 creamos 40 mil. Esto significa que hay una reactivación de la actividad económica, pero aún es una reactivación tímida”, expresó El Khomi, durante una entrevista con la emisora de radio France Inter.

Aunque las expectativas de Hollande son altas, la ministra aclaro que el cálculo de crecimiento es del 1,5 por ciento para 2016 (no es suficiente), “sobre todo para los demandantes menos calificados de trabajo”.

El DATO » En 2015, Francia invirtió millones de dólares en el envío de artillería y tropas a Siria e Irak con el argumento de combatir las posiciones de Estadio Islámico (EI) tras los atentados perpetrados en París (capital).

Analistas señalan que los planes para el crecimiento laboral, aún insuficiente para lograr una recuperación sostenida del empleo; por ello para disminuir el paro y relanzar un crecimiento sostenible deben constituir los objetivos centrales de las políticas macroeconómicas”.

http://www.telesurtv.net/news/Gobierno-frances-declara-estado-de-emergencia-economica-20160118-0013.html

 

Expuesto lo anterior, esta Sala observa que las situaciones fácticas consideradas y que el Ejecutivo Nacional puede afrontar a través del Decreto de Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, por su gravedad, responden al deber de cumplir con postulados constitucionales que garanticen en favor de la población el orden público constitucional. Entre ellos se pueden mencionar los artículos 112, 117, 299 y 320 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:

Al respecto, los artículos 112 y 117 eiusdem pautan lo que sigue:

“Artículo 112. Todas las personas pueden dedicarse libremente a la actividad económica de su preferencia, sin más limitaciones que las previstas en esta Constitución y las que establezcan las leyes, por razones de desarrollo humano, seguridad, sanidad, protección del ambiente u otras de interés social. El Estado promoverá la iniciativa privada, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, empresa, comercio, industria, sin perjuicio de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país”.

 

Artículo 117. Todas las personas tendrán derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen, a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno. La ley establecerá los mecanismos necesarios para garantizar esos derechos, las normas de control de calidad y cantidad de bienes y servicios, los procedimientos de defensa del público consumidor, el resarcimiento de los daños ocasionados y las sanciones correspondientes por la violación de estos derechos”.

Por su parte, los artículos 299 y 320 del Texto Fundamental estipulan lo siguiente:

Artículo 299. El régimen socioeconómico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en los principios de justicia social, democracia, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, a los fines de asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna y provechosa para la colectividad. El Estado conjuntamente con la iniciativa privada promoverá el desarrollo armónico de la economía nacional con el fin de generar fuentes de trabajo, alto valor agregado nacional, elevar el nivel de vida de la población y fortalecer la soberanía económica del país, garantizando la seguridad jurídica, solidez, dinamismo, sustentabilidad, permanencia y equidad del crecimiento de la economía, para lograr una justa distribución de la riqueza mediante una planificación estratégica democrática participativa y de consulta abierta”.

Artículo 320. El Estado debe promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios, para asegurar el bienestar social”.

 

Así pues, observa esta Sala Constitucional, que el Decreto mediante el cual se declara el estado de emergencia económica en todo el territorio Nacional, atiende de forma prioritaria aspectos de seguridad económica, que encuentra razón, además, en el contexto económico latinoamericano y global actual, y resulta proporcional, pertinente, útil y necesario para el ejercicio y desarrollo integral del derecho constitucional a la protección social por parte del Estado, ineludibles para la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, y para la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo, conforme a lo previsto en el artículo 3 Constitucional.

El artículo 4 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción establece exigencias de justificación o razonabilidad de las medidas dispuestas para resolver la situación de hecho que afecta la seguridad de la Nación, de sus ciudadanos y sus instituciones.  Por tanto, esta Sala Constitucional constata, luego del análisis conducente, que se verifican los extremos de necesidad, idoneidad y proporcionalidad de las medidas de excepción decretadas, las cuales se juzgan necesarias, adecuadas y proporcionales al restablecimiento de las condiciones socioeconómicas que permitan la estabilización económica del país y mitigar los efectos de la inflación inducida.

De allí que se estime ajustado al orden constitucional y, por ende procedente, que el Ejecutivo Nacional, con vista en las circunstancias presentadas en todo el territorio nacional, emplee las herramientas que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ha dispuesto, en cumplimiento –tal como lo manifiesta el Decreto- del deber irrenunciable e ineludible del Estado Venezolano de garantizar el acceso oportuno de la población a bienes y servicios básicos y de primera necesidad, así como el disfrute de sus derechos en un ambiente pleno de tranquilidad y estabilidad.

Ello así, se observa que el Decreto objeto de examen de constitucionalidad, preserva y ratifica la plena vigencia de los derechos y garantías constitucionales y demás previstos en el ordenamiento jurídico, desprendiéndose de ello la configuración de otro elemento en el examen de constitucionalidad, a favor de la plena adecuación a los preceptos y límites que se coligen del Texto Fundamental, a ser observados cuando el Jefe del Estado ejercita las facultades de declaratoria de Estados de Emergencia Económica. El Decreto, asimismo, resguarda y no implica restricción de aquellos derechos cuyas garantías no pueden ser limitadas por expreso mandato constitucional, a saber, las referidas a los derechos a la vida, prohibición de incomunicación o tortura, el derecho al debido proceso, el derecho a la información y los demás derechos humanos intangibles, tal como lo disponen los artículos 337 del Texto Fundamental y 7 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

Esta Sala considera atinado referir que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, así como la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, disponen de normas precisas en cuanto a la materia de deberes generales de la ciudadanía, y, particularmente, bajo la vigencia de un estado de excepción decretado conforme al Texto Fundamental,  destacando que toda persona natural o jurídica, de carácter público o privado, está obligada a cooperar con las autoridades competentes para la protección de personas, bienes y lugares.

En este sentido, se estima oportuno citar el criterio asentado en sentencia n.° 1158 del 18 de agosto de 2014, en la que esta Sala realizó una interpretación de las normas constitucionales sobre el modelo de Estado Constitucional, la finalidad del mismo y su relación con el aspecto socioeconómico nacional:

“En tal orden, resulta necesario hacer mención al modelo de Estado consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual de manera clara e indubitable instituye a nuestro Estado como un “Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuaciónla vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”, como de manera expresa es indicado en el artículo 2 constitucional. 

En consecuencia de ello, el propio Texto Constitucional en su artículo 3, se encarga de señalar expresamente los propósitos últimos a los que debe estar orientada la actuación integral del Estado, estatuyendo que “El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución… (omissis) 

Partiendo de dicho marco conceptual y ontológico, la concepción del Estado Social Constitucional, comporta una verdadera reconfiguración y redimensionamiento del mismo, implicando una vinculación concreta y específica de todos y cada uno de los componentes y factores que en él existen, conllevando una relación normativa de alto nivel por parte de la integralidad de sus componentes, al contenido y dimensiones de dicho modelo, lo que traerá como consecuencia, que la cláusula consagratoria de este modelo de Estado despliegue sus efectos jurídicos plenos, como parámetro hermenéutico tanto en la serie de postulados constitucionales y legales, es decir, en la exégesis del orden jurídico de nuestro país, y desde luego, en la configuración de políticas y acciones de los poderes públicos. 

Por ello, resulta incuestionable para esta Sala sostener que la consagración constitucional de la cláusula del Estado Social, contenida en el caso de nuestro país en el artículo 2 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, comporta verdaderos efectos normativos y por ende, de necesaria y vinculante observación, con la significación y trascendencia que las normas constitucionales implican para el Estado, en todos y cada uno de sus componentes. 

De esta manera, el precepto constitucional en el que se consagra la forma de Estado Social determina el despliegue de sus efectos en el valor de la hermenéutica del ordenamiento jurídico, tal y como acertadamente lo postula el autor español Enrique Álvarez Conde, al enseñar que para que “los poderes  públicos puedan desarrollar e interpretar adecuadamente aquellos preceptos constitucionales y de legislación ordinaria que son su desarrollo… –la cláusula del Estado Social- …viene a constituir el último criterio interpretativo, aparte de su propia eficacia jurídica, pues no hay que olvidar que, como norma jurídica, se convierte en un auténtico parámetro de constitucionalidad.” (Álvarez Conde, Enrique: “Curso de Derecho Constitucional”. Volumen I. Editorial Tecnos. Madrid. 2003. Pág. 116).  

En razón de ello, el paradigma de Estado Social comporta un cambio en la manera en la que el Estado debe actuar y desenvolverse, tanto en su fuero interno como en el externo, lo cual desde luego, acarrea repercusiones de diversa índole en las relaciones del mismo con sus ciudadanos, estableciendo deberes de actuación estatal en los distintos órdenes de la vida social, para asegurar la procura existencial de los ciudadanos, en función de lo que el Estado asume la responsabilidad de intervenir de manera activa, precisamente para consolidar dicho objetivo, asumiendo para sí la gestión de determinadas prestaciones, actividades y servicios, así como también, haciéndose responsable y garante de las necesidades vitales requeridas por los ciudadanos para su existencia digna y armónica, lo cual, vale destacar, ha sido puesto de manifiesto por esta Sala Constitucional, expresado en decisiones trascendentales para la vida social de nuestro país, dentro de la que destaca la sentencia  Nº 85 del 24 de enero de 2014, expediente Nº 01-1420, (caso “ASOCIACIÓN CIVIL DEUDORES HIPOTECARIOS DE VIVIENDA PRINCIPAL (ASODEVIPRILARA),” en la que se tuvo la oportunidad de indicar:    

omissis  

Es precisamente en ese orden, en el que este Tribunal Supremo de Justicia, actuando en Sala Constitucional, observa que una de las consecuencias fundamentales que la cláusula del Estado Social implica, en el desarrollo y ejercicio de las funciones del Poder Público, se encuentra en la necesaria armonía que debe existir entre la concepción del Estado y la actividad llevada a cabo por la función legislativa y de desarrollo normativo. 

En efecto, según se ha tenido la oportunidad de señalar supra, la concepción de determinado Estado como social, implica un redimensionamiento de la conducta que el mismo debe asumir frente a las dinámicas sociales, a los efectos de sopesar las desigualdades presentes en toda sociedad, y garantizar de esta manera  la satisfacción de las necesidades esenciales de los ciudadanos para alcanzar condiciones o estándares de vida digna. Por tales motivos, el Estado tendrá como una de sus principales herramientas, para materializar  y asumir el rol que le impone su configuración, al conjunto de normas y textos legales que conforman su ordenamiento jurídico, los cuales se estructuran como implementos indispensables para acometer los fines de su esencia de contenido social. 

En este orden, la conformación de un Estado bajo una noción social, requiere necesariamente que el entramado normativo que define su ordenamiento jurídico, lleve a cabo una regulación que comporte un  desarrollo sistemático y progresivo de las diversas actividades que implican el rol que el mismo se encuentra llamado a desarrollar en el ámbito de las relaciones sociales, es decir, la actividad legislativa entra a desempeñar un papel de fundamental importancia, en cuanto se presenta como herramienta vital para que el Estado pueda satisfacer la misión social que constituye su esencia, por mandato constitucional. 

Lo anterior comporta tanto para la concepción de los derechos de rango constitucional como los de rango legal, un auténtico cambio en la formulación de los mismos, que impone que no puedan estar circunscritos a simples e irrestrictos parámetros de libertad para los ciudadanos, o representar normas permisivas, bajo una postura en sentido negativo o abstencionista del Estado, en los términos verificados bajo una concepción liberal de aquél; sino que las normas y la actividad de producción normativa, pasan a ser materializadas en términos de imposición de derechos imprescindibles y vitales para la vida de los ciudadanos, con el correspondiente correlativo de los deberes impuestos al Estado en la tutela y en el alcance de los mismos. 

De esta manera, se configura una nueva manera de concebir la interpretación normativa, partiendo de la conciencia de la dimensión dentro de la cual el elemento normativo pasará a desempeñarse, esto es, dentro de un Estado  de naturaleza social; y a su vez, de que el Estado detenta una serie de deberes ineludibles, que no quedan a su mero arbitrio o capacidad discrecional, sino que por el contrario, comportan un imperativo del más alto nivel, que debe encontrar reflejo y sustento en preceptos normativos en los que el Estado, se encuentre igualmente obligado al cumplimiento de la dimensión de su fin social. 

No obstante ello, debe necesariamente dejar claro esta Sala, que la  reformulación en la concepción de los derechos y de la concepción normativa a la que aquí se alude, no supone en modo alguno, un desconocimiento o menoscabo de los derechos de libertad de los ciudadanos, ya que el Estado Social “sigue siendo un Estado de derecho, esto es, un Estado garantista del individuo frente al poder y en el intercambio con los demás ciudadanos, pero es también un Estado Social, esto es un Estado comprometido con la promoción del bienestar de la sociedad y de manera muy especial con la de aquellos sectores más desfavorecidos de la misma.” (Pérez Royo, Javier: “Curso de Derecho Constitucional.” Editorial Marcial Pons. Madrid. 2003. Pág. 202.)

Por tal motivo, la concepción de los derechos y del orden jurídico en general, que se impone en razón de la concepción social del Estado, implica una articulación entre los derechos sociales, y por tanto de prestación positiva para el Estado, con los denominados derechos de libertad, para lograr una coexistencia armónica entre los mismos, en la cual los derechos de libertad pasan a ser regulados y canalizados por las normas, con la finalidad de armonizarlos y adecuarlos a la concepción de Estado, evitando la degeneración o distorsión de estos, para tornarse en instrumentos para el atropello, el abuso, y para la generación de asimetrías  sociales, que en forma última comportan el desconocimiento y cercenamiento de otros derechos y libertades de la población, así como de los principios y valores estatuidos en el texto constitucional.

En este contexto, los derechos relativos a las libertades económicas, se encuentran sujetos a una regulación que determina y canaliza su ejercicio en sociedad, en aras de garantizar una adecuada convivencia social y su articulación dentro del todo armónico que debe representar el Estado; encontrándose por ende sometidos a una serie de limitaciones para su adecuado ejercicio; limitaciones éstas que vienen impuestas y determinadas en la Constitución y las Leyes, y por razones de desarrollo humano y  de interés social, lo que permite que el Estado posea un régimen de intervención en la economía, resultando ello del todo comprensible, bajo el entendido de que precisamente el conjunto de actividades de tal naturaleza,  implican una de las principales formas a través de las cuáles  éste alcanza su desarrollo y la consecución de sus fines.

Ese régimen de intervención que posee el Estado, comprende lógicamente el desarrollo económico establecido en el artículo 299 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la promoción de la iniciativa privada mediante la cual se obliga al Estado en el artículo 112 eiusdem, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, la libertad de empresa, la libertad de comercio, la libertad de industria, sin perjuicio de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país, bajo el entendido de que en definitiva el Estado, en su condición de principal garante del orden público, del interés general, de la paz y de la justicia, detenta una serie de deberes respecto de sus habitantes, concebidos como cuerpo social, con miras hacia la consecución de los altos fines que rigen y condicionan su existir, en función de la  consolidación de una sociedad justa, próspera y digna. 

De esta manera, en el contexto del sistema económico bajo la concepción del Estado Social, el Estado debe no tan sólo intervenir en la dinámica económica para regular y fiscalizar las relaciones que tengan lugar en el seno de la misma, así como los derechos de los ciudadanos; sino también, se encuentra obligado a la creación de las condiciones y a la adopción de medidas de acción, que sean necesarias para establecer la vigencia de sus postulados, y configurar un nuevo orden en las relaciones económicas, que responda a los valores de igualdad, justicia, responsabilidad social, humanismo y dignidad, entre otros, que es en definitiva la finalidad de las normas contempladas en los artículos 2, 3, 112, 113, 114, 115, 117, 299, 300 y 301 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.  

Precisamente en razón de ello, esta Sala observa que el propio artículo 112 constitucional, establece los parámetros sobre los cuáles el Estado desempeña su actuación en relación con el derecho de la libertad económica, cuando de manera expresa señala que “El Estado promoverá la iniciativa privada, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, de empresa, de comercio, industria…”. Esto además comporta, como también lo expresa el artículo en referencia, el que en base a la serie de factores recién mencionados, el Estado se encuentre en la capacidad de “…dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país.” 

De igual manera, también bajo esta óptica, el texto constitucional consagra la severa pena frente a la verificación de ilícitos económicos, de especulación, acaparamiento, usura, cartelización y otros delitos conexos, como expresamente lo indica el artículo 114 constitucional; así como también se indica de manera diáfana en la Ley Fundamental que “Todas las personas tendrán derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen, a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno. La ley establecerá los mecanismos necesarios para garantizar esos derechos, las normas de control de calidad y cantidad de bienes y servicios, los procedimientos de defensa del público consumidor, el resarcimiento de los daños ocasionados y las sanciones correspondientes por la violación de estos derechos” (Artículo 117)”.

En conclusión, estima esta Sala que el Decreto en cuestión cumple con los principios y normas contenidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en tratados internacionales sobre derechos humanos válidamente suscritos y ratificados por la República, y en la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción.

En fuerza de las anteriores consideraciones, esta Sala Constitucional debe pronunciarse afirmativamente respecto de la constitucionalidad del Decreto n.° 2.184, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de sesenta (60) días, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016, en la medida en que cumple los extremos de utilidad, proporcionalidad, tempestividad, adecuación, estricta necesidad para solventar la situación presentada y de completa sujeción a los requisitos constitucionales, dirigiéndose a adoptar las medidas oportunas que permitan atender eficazmente la situación excepcional; extraordinaria y coyuntural por la cual atraviesa la economía venezolana, e igualmente mitigar los efectos de la inflación inducida, de la especulación, del valor ficticio de la divisa, el sabotaje a los sistemas de distribución de bienes y servicios, así como también contrarrestar las consecuencias de la guerra de los precios petroleros, que ha logrado germinar al calor de la volátil situación ‘geopolítica internacional actual,’ que ‘ha impactado de manera sustantiva el ingreso nacional’, por lo cual se circunscribe a una de las diversas clasificaciones contempladas en el artículo 338 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Ello así, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala Constitucional, declara la constitucionalidad del Decreto n.° 2.184, dictado por el Presidente de la República, mediante el cual declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de sesenta (60) días, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016, el cual deberá ser acatado y ejecutado por todo el Poder Público y la colectividad, conforme a sus previsiones y al resto del orden constitucional y jurídico en general, para alcanzar cabalmente sus cometidos. Así se decide.

En virtud de los razonamientos jurídicos que anteceden, este Tribunal Supremo de Justicia en Sala Constitucional, dictamina la constitucionalidad del Decreto sub examine, el cual fue dictado en cumplimiento de todos los parámetros que prevé la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción y demás normativas aplicables, preservando los Derechos Humanos y en protección del Texto Fundamental, el Estado, sus instituciones y el pueblo, lo cual motiva el respaldo orgánico de este cuerpo sentenciador de máximo nivel de la Jurisdicción Constitucional hacia las medidas contenidas en el Decreto objeto de examen de constitucionalidad dictado por el ciudadano Presidente de la República, en Consejo de Ministros, en reconocimiento de su pertinencia, proporcionalidad y adecuación, el cual viene a apuntalar con sólido basamento jurídico y con elevada significación popular, la salvaguarda del pueblo y su desarrollo armónico ante factores inéditos y extraordinarios adversos en nuestro país, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; sin perjuicio del control posterior que pueda efectuar esta Sala de conformidad con sus atribuciones constitucionales.

Finalmente, se ordena la publicación de la presente decisión en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, en la Gaceta judicial y en la página web de este Tribunal Supremo de Justicia.

 

V

DECISIÓN

Por las razones precedentemente expuestas, esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en nombre de la República por autoridad de la ley, declara:

1.- Que es COMPETENTE para revisar la constitucionalidad del Decreto n.° 2.184, dictado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de sesenta (60) días, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016.

2.- La CONSTITUCIONALIDAD del Decreto n.° 2.184, dictado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio Nacional, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y su ordenamiento jurídico, por un lapso de sesenta (60) días, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 6.214 Extraordinario del 14 de enero de 2016, conforme al artículo 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

3.- Se ordena la PUBLICACIÓN de la presente decisión en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, en la Gaceta Judicial y en la página web de este Tribunal Supremo de Justicia.

Publíquese y regístrese. Remítase copia certificada de la presente decisión al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y al Presidente de la Asamblea Nacional. Archívese el expediente. Cúmplase lo ordenado.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los 20 días del mes de enero de dos mil dieciséis (2016). Años: 205º de la Independencia y 156º de la Federación.

La Presidenta

GLADYS MARÍA GUTIÉRREZ ALVARADO

 

 …/

…/

El Vicepresidente,

 

 

 

ARCADIO DELGADO ROSALES

Los Magistrados,

 

 

 

CARMEN ZULETA DE MERCHÁN

 

 

JUAN JOSÉ MENDOZA JOVER

 

    

CALIXTO ORTEGA RÍOS

   

 

LUIS FERNANDO DAMIANI BUSTILLOS

 

 

 …/

…/

 

 

 

LOURDES SUÁREZ ANDERSON

 

El Secretario,

 

 

 

 

 

JOSÉ LEONARDO REQUENA CABELLO

 

 

 

Expediente n.° 16-0038

Posted in General | Leave a Comment »

Hoy se cumple otro año que naciste mi vieja linda

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 7 febrero 2016

Fidel Ernesto Vasquez

Hoy se cumple otro año que naciste para bendición sagrada de nuestra existencia.

No diré que estas ausente porque vives en mi mente, corazón, en cada hacer de mi vida, en todo lo que soy y en mi eterno recuerdo.

Aún así, lo confieso, me haces falta, mucha falta.

Sigo avanzando en esta azarosa vida con el legado de tú ejemplo y fortaleza

Te amo mamá

Posted in General | Leave a Comment »

EL CÁNCER COMO ARMA SECRETA CONTRA LOS LÍDERES DE IZQUIERDA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 6 febrero 2016

Hugo Chavez- Fidel Ernesto Vasquez

Fidel Ernesto Vásquez

No me pidan que explique cómo, no me soliciten pruebas, pero seguro estoy que el gobierno norteamericano, el imperio y sus máximos jerarcas, lograron inocular el cáncer en nuestro Comandante Hugo Chávez.

Un cáncer agresivo que logro matar a nuestro Comandante. No tengo la menor duda de eso. El Comandante Supremo fue asesinado y algún día se podrá demostrar.

Un artículo publicado a inicios de 2012 por el periódico inglés The Guardian, revela que la CIA desarrolló una pistola para generar células cancerosas y hace un largo recuento de los líderes de la izquierda, adversarios de Estados Unidos, que han muerto por esa enfermedad.

Cuando el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, especuló que Estados Unidos podría haber desarrollado una manera para hacer un arma con el cáncer, parecía un caso para los Expedientes X y los teóricos de conspiraciones.

Esto sucedió después de que varios líderes latinoamericanos fueron diagnosticados con la enfermedad. La lista incluye al ex presidente argentino Néstor Kirchner (de colon); Dilma Rousseff, de Brasil (linfoma); su predecesor Luiz Inacio Lula da Silva (de garganta); el propio Chávez (zona pélvica);  de Cuba Fidel Castro (de estómago); Evo Morales, de Bolivia (nasal), y Fernando Lugo, de Paraguay (linfoma).

¿Qué tienen en común todos además del cáncer? Son líderes de izquierda. ¿Coincidencia? En su discurso del 28 de diciembre de 2011 a las Fuerzas Armadas venezolanas, Chávez sugirió que EU podría haber encontrado una manera de producirles cáncer a los líderes latinoamericanos.
“¿Sería tan extraño que hayan inventado la tecnología para difundir el cáncer y que no nos enteremos hasta dentro de 50 años?” preguntó Chávez. “Es muy difícil de explicar, hasta con la ley de las probabilidades, lo que les ha estado pasando a algunos líderes en América Latina. Es muy extraño por decir lo menos” añadió.

El Comandante Chávez dijo que recibió una advertencia del Comandante de la Revolución de Cuba, Fidel Castro, que ha sobrevivido a cientos de intentos de asesinato fallidos. “Fidel siempre me ha dicho ‘Chávez, ten cuidado. Esta gente ha desarrollado tecnología. Has sido muy descuidado. Cuida lo que comes, lo que te dan de comer… una pequeña aguja y te inyectan no sé qué” dijo.

¿Suena exagerado? WikiLeaks reportó que en 2008 la CIA le pidió a su embajada en Paraguay que obtuviese todos los datos biométricos, incluyendo el ADN, de los cuatro candidatos presidenciales.

Los teóricos en conspiraciones caribeños creen que la CIA también tuvo que ver en las muertes del activista por los derechos civiles de Trinidad y Tobago y pan-africanista Kwame Ture, el legendario icono del reggae Bob Marley y el primer ministro dominico Rosie Douglas.

Durante la investigación del Comité Selecto del Senado de EU, sobre los complots de asesinato de la CIA a líderes del extranjero en 1975, se reveló que la agencia había desarrollado una pistola con dardos venenosos que causaban ataques cardiacos y cáncer.

La pistola disparaba un dardo con una punta con veneno líquido congelado, del grueso de un cabello humano y de un cuarto de pulgada de largo, que podía penetrar la ropa, era casi imposible de detectar y no dejaba rastros en el cuerpo de la víctima.

Kwane Ture, o Stokely Carmichael, el radical ex líder de los Pantera Negra que inauguró el Movimiento del Poder Negro de 1960, murió afirmando que la CIA lo había envenenado con cáncer. Ture murió de cáncer de próstata a los 57 años, en 1998. Su amigo, artista multimedia y activista Wayne Rafiki Morris afirmó que Ture dijo “sin duda” que la CIA le indujo el cáncer.

Bob Marley murió de melanoma en 1981. Tenía 36 años. El reporte oficial es que contrajo cáncer en 1977 después de lastimarse un dedo del pie, que nunca sanó, mientras jugaba futbol. Los teóricos de conspiraciones alegan que Marley recibió de Carl Colby, hijo del ex director de la CIA William Colby, un par de botas con un trozo de alambre de cobre en su interior, que estaba cubierto con una sustancia carcinogénica que pinchó su dedo gordo.

En lo referente a zapatos envenenados hay una atemorizante similitud entre Marley y Castro. En el caso de Marley, presuntamente la CIA utilizó cáncer en sus botas; para Castro, colocó las altamente venenosas sales de talio en sus zapatos.
Después de solo ocho meses de haber sido electo primer ministro de Dominica, el político radical Rosie Douglas fue encontrado muerto en el piso de su residencia en 2000.

La causa de muerte fue dictaminada como el resultado de un ataque masivo al corazón. Su corazón era del doble de su tamaño normal. Como en el caso de Ture y Marley, hacía ejercicio con regularidad.

El hijo mayor de Douglas, Cabral, insistió en que su padre había sido asesinado y también sugirió la participación de la CIA.

En 1998, se reportó que Moshood Abiola, el hombre que se piensa que ganó las elecciones de 1993 en Nigeria, había muerto de un ataque al corazón después de que le dieron un coctel que expandió su corazón al doble de su tamaño.
Jack Ruby, asesino de Lee Harvey Oswald, el presunto asesino del presidente de EU John F. Kennedy, murió de cáncer pulmonar en 1967. Lo extraño es que las células cancerosas no eran del tipo que se origina en el sistema respiratorio. Le dijo a su familia que le habían inyectado células de cáncer en prisión, cuando había sido tratado con inyecciones por un resfriado. Murió justo antes de testificar ante el Congreso.

El bombardero de Lockerbie, Abdelbaset al-Megrahi, desarrolló cáncer terminal. El líder del partido de oposición canadiense, de tendencias izquierdistas, el Nuevo Partido Democrático (NPD), Jack Layton, murió —de una forma de cáncer no dada a conocer— en 2011. Parecería que tener tendencias de izquierda puede ser peligroso para la salud.

Desde 1953, los rusos usaron microondas para atacar al personal de la embajada de EU en Moscú, Rusia. Un tercio del personal eventualmente murió de cáncer a causa de la irradiación de microondas. Imagine lo avanzada y sofisticada que se ha vuelto en el presente la tecnología del asesinato.

Después de algunos casos aquí expuestos, que consideras tú?

Posted in General | Leave a Comment »

HOY CONMEMORAMOS EL NATALICIO DE NUESTRO FRATERNO CAMARADA ROBERT SERRA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 16 enero 2016

ROBERT SERRA

Posted in General | Leave a Comment »

Que indignación escuchar “el tal muerto de la guaya”… MIRE BIEN SU ROSTRO PARA QUE NO SE LE OLVIDE SR RAMOS ALLUP, SE LLAMABA ELVIS RAFAEL DURÁN

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 15 enero 2016

Henry Ramos Allup

Posted in General | Leave a Comment »

ASÍ ACTÚA EL FASCISMO ANTIPATRIA EN LA ASAMBLEA NACIONAL…

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 7 enero 2016

Cambio de nombre de plaza Bolivar

Posted in General | Leave a Comment »

Le recordamos a la derecha fascista…

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 6 enero 2016

Le recordamos a la derecha fascista…

Posted in General | Leave a Comment »

(VIDEO) Asi comienza esa escoria de Ramos allup el “Cambio” en la AN: Ordena eliminar todos los cuadros de El Libertador y el Comandante Chávez

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 6 enero 2016

Posted in General | 3 Comments »

El rostro del fascismo al descubierto: EL FASCISTA COBARDE JULIO BORGES MANDO A AGREDIR A NUESTRA COMPATRIOTA DIPUTADA NORA DELGADO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 6 enero 2016

EL ROSTRO DEL FASCISMO

Posted in General | Leave a Comment »

SE INSTALA LA ASAMBLEA NACIONAL, ES PARLAMENTO PEQUEÑO BURGUÉS, ADECO BURGUÉS. CON EL PARLAMENTO COMUNAL Y EL PUEBLO EN LA CALLE VAMOS A PROTEGER LAS LEYES POPULARES

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 5 enero 2016

Instalacion de la AN

Posted in General | Leave a Comment »

Albert Camus 56 años después

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 4 enero 2016

Albert Camus

Cuatro de enero de 1960. Un Facel Vegas se estrella contra un árbol en el Yonne. Es el coche de Michel Gallimard, hijo del editor. A su lado su mujer Janine, su hija Anne y Albert Camus. Michel Gallimard morirá cinco días más tarde. Camus muere en el acto. Tenía cuarenta y siete años. Entre los restos del accidente se encuentra su último manuscrito, inacabado, “El Primer Hombre”. Está dedicado a su madre con estas palabras: “A tí que nunca podrás leer este libro.” Catherine Camus nunca aprendió a leer. Viuda en 1914 tras la muerte de su marido, modesto empleado en la viticultura, movilizado y herido en el frente, su madre deberá trabajar duro para educar a sus dos hijos.

Lucien, el mayor, y Albert, nacido en 1913 en Mondovi, Argelia. Cuando dedica este libro, ya es premio Nobel de literatura. Lo recibió en 1957 y lo dedicó, esta vez, a su maestro, Louis German. Es él quien, habiendo notado las aptitudes del muchacho, le conseguirá una beca para entrar en el Instituto de Argel. Allí brillará más como portero en el equipo de fútbol que por sus notas excepcionales, pero sin embargo entablará amistad con su profesor de filosofía, Jean Grenier.

La filosofía. Se le criticará mucho tiempo a Camus en este campo. Produce demasiado y muy deprisa. Teatro, afiliación al Partido Comunista, periodista en “Argel Republicano” donde escribirá una serie de reportajes sobre la miseria de la Kabila. En unos años, escribe sus obras: El Malentendido, Los Justos, Calígula…, sus novelas: El Extranjero, La Peste, La Caída.., sus ensayos: El revés y el derecho, El Mito de Sísifo, El Hombre rebelde.

Durante la guerra, escribe en “Combat”, uno de los periódicos de la Resistencia, donde llegará, tras la guerra a ser su editorialista, en esta condición, el 8 de agosto de 1945, será el único, sí, el único, en dirigir al mundo esta advertencia: “La civilización mecánica acaba de alcanzar su máximo grado de salvajismo. Será necesario elegir, en un futuro más o menos cercano, entre el suicidio colectivo o el uso inteligente de las conquistas científicas.”

“… yo elijo a mi madre”

Algunos piensan que hace demasiado. Otros no lo suficiente, cuando el conflicto en Argelia se convierte en guerra y, destrozado, lanzará un día esta frase que parece ir contra su obra: “Entre la justicia y mi madre, yo elijo a mi madre.” Durante mucho tiempo no se ha comprendido la indiferencia de Mersault, el personaje de “El Extranjero”, con respecto a su madre: “Hoy mamá ha muerto…”Camus nunca fue un hombre de certezas o de razones totalizantes como diría poco más o menos Sartre.

Obsesionado por la muerte y la ausencia de Dios, su revuelta no es contra la condición humana, sino contra lo que esclaviza al hombre. “Todos llevamos en nosotros mismos nuestros suplicios y nuestros pesares. Pero nuestra tarea no es desencadenarlos por el mundo. Es combatirlos en nosotros mismos y en los otros.” (“El Hombre rebelde”)

Posted in General | Leave a Comment »

CUMPLEAÑOS DE UN PATRIOTA COMUNISTA: YUL JABOUR TANNOUS… EN TIEMPOS DE BATALLA POR LA DEFENSA DE LAS CONQUISTAS POPULARES

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 2 enero 2016

YUL JABOUR

Posted in General | Leave a Comment »

(Discurso) COMANDANTE DE LA DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS FIDEL CASTRO, EL 1 DE ENERO DE 1959: ESTA VEZ SÍ QUE ES LA REVOLUCIÓN

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 1 enero 2016

COMANDANTE FIDEL CASTRO

 

 

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba, el 1ro. de enero de 1959

Santiagueros, compatriotas de toda Cuba:

Al fin hemos llegado a Santiago (Aplausos).  Duro y largo ha sido el camino, pero hemos llegado (Aplausos).

Se decía que hoy a las 2:00 de la tarde se nos esperaba en la capital de la República, el primer extrañado fui yo (Aplausos), porque yo fui uno de los primeros sorprendidos con ese golpe traidor y amañado de esta mañana en la capital de la República (Aplausos).

Además, yo iba a estar en la capital de la República, o sea, en la nueva capital de la República (Aplausos), porque Santiago de Cuba será, de acuerdo con el deseo del presidente provisional, de acuerdo con el deseo del Ejército Rebelde y de acuerdo con el deseo del pueblo de Santiago de Cuba, que bien se lo merece, la capital (Aplausos).  ¡Santiago de Cuba será la capital provisional de la República!  (Aplausos).

Tal vez la medida sorprenda a algunos, es una medida nueva, pero por eso ha de caracterizarse, precisamente, la Revolución, por hacer cosas que no se han hecho nunca (Aplausos). Cuando hacemos a Santiago de Cuba capital provisional de la República sabemos por qué lo hacemos.  No se trata de halagar demagógicamente a una localidad determinada, se trata, sencillamente, de que Santiago ha sido el baluarte más firme de la Revolución (Aplausos).

La Revolución empieza ahora, la Revolución no será una tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros, sobre todo, en esta etapa inicial, y en qué mejor lugar para establecer el Gobierno de la República que en esta fortaleza de la Revolución (Gritos y aplausos); para que se sepa que este va a ser un gobierno sólidamente respaldado por el pueblo en la ciudad heroica y en las estribaciones de la Sierra Maestra, porque Santiago está en la Sierra Maestra(Gritos y aplausos).  En Santiago de Cuba y en la Sierra Maestra tendrá la Revolución sus dos mejores fortalezas (Aplausos).

Pero hay, además, otras razones: el movimiento militar revolucionario, el verdadero movimiento militar revolucionario, no se hizo en Columbia.  En Columbia prepararon un “golpecito” de espaldas al pueblo, de espaldas a la Revolución y, sobre todo, de acuerdo con Batista (Aplausos).

Puesto que la verdad hay que decirla y puesto que venimos aquí a orientar al pueblo, les digo y les aseguro que el golpe de Columbia fue un intento de escamotearle al pueblo el poder y escamotearle el triunfo a la Revolución.  Y, además, para dejar escapar a Batista, para dejar escapar a los Tabernillas, para dejar escapar a los Pilar García y a los Chavianos, para dejar escapar a los Salas Cañizares y a los Ventura (Aplausos).

El golpe de Columbia fue un golpe ambicioso y traidor que no merece otro calificativo, y nosotros sabemos llamar las cosas por su nombre y atenernos, además, a la responsabilidad (Aplausos).

No voy a andar con paños calientes para decirles que el general Cantillo nos traicionó y no es que lo voy a decir, sino que lo voy a probar.  Pero, desde luego, lo habíamos dicho siempre:  no vayan a tratar a última hora a venir a resolver esto con un “golpecito militar”, porque si hay golpe militar de espaldas al pueblo, la Revolución seguirá adelante, que esta vez no se frustrará la Revolución.

Esta vez, por fortuna para Cuba, la Revolución llegará de verdad al poder.  No será como en el 95 que vinieron los americanos y se hicieron dueños de esto (Aplausos).  Intervinieron a última hora y después ni siquiera dejaron entrar a Calixto García que había peleado durante 30 años, no quisieron que entrara en Santiago de Cuba (Aplausos).  No será como en el 33 que cuando el pueblo empezó a creer que una Revolución se estaba haciendo, vino el señor Batista, traicionó la Revolución, se apoderó del poder e instauró una dictadura por once años.  No será como en el 44, año en que las multitudes se enardecieron creyendo que al fin el pueblo había llegado al poder, y los que llegaron al poder fueron los ladrones.  Ni ladrones, ni traidores, ni intervencionistas.  Esta vez sí que es la Revolución.

Pero, no querían que fuese así.  En los instantes mismos en que la dictadura se desplomaba como consecuencia de las victorias militares de la Revolución, cuando ya no podían resistir ni siquiera 15 días más, viene el señor Cantillo y se convierte en paladín de la libertad.  Naturalmente, que nosotros nunca hemos estado en una actitud de rechazar cualquier colaboración que implicase un ahorro de sangre, siempre que los fines de la Revolución no se pusiesen en peligro. Naturalmente, que nosotros siempre hemos estado llamando a los militares para buscar la paz, pero la paz con libertad y la paz con el triunfo de la Revolución, era la única manera de obtener la paz.

Por eso, cuando el 24 de diciembre se nos comunicó el deseo del general Cantillo de tener una entrevista con nosotros, aceptamos la entrevista.  Yo les confieso a ustedes que, dado el curso de los acontecimientos, la marcha formidable de nuestras operaciones militares, yo tenía muy pocos deseos de ponerme a hablar de movimientos militares; pero yo entendí que era un deber, que nosotros los hombres que tenemos una responsabilidad no nos podemos dejar llevar por las pasiones.  Y pensé que si el triunfo se podía lograr con el menor derramamiento de sangre posible, mi deber era atender las proposiciones que me hiciesen los militares (Aplausos).

Fui a ver al señor Cantillo que vino a hablarme en nombre del Ejército.  Se reunió conmigo el día 28 en el central Oriente, adonde llegó en un helicóptero, a las 8:00 de la mañana.  Allí conversó con nosotros durante cuatro horas, y yo sí que no voy a hacer una historia inventada ni cosa que se parezca, porque tengo testigos excepcionales de la entrevista.  Allí estaba el Dr.  Raúl Chibás, allí estaba un sacerdote católico, allí estaban varios militares cuyos testimonios no pueden ser puestos en duda por ningún concepto.

Allí, después de analizar todos los problemas de Cuba, después de puntualizar todos los detalles, acordó, el general Cantillo, realizar de acuerdo con nosotros un movimiento militar revolucionario.  Lo primero que le dije fue esto, después de analizar bien la situación:  la situación del Ejército, la situación a que lo había llevado la dictadura; después de aclararle que a él no le tenía que importar Batista ni los Tabernillas ni toda aquella gente, no le tenía que importar nada, porque aquella gente había sido muy desconsiderada con los militares cubanos; que aquella gente había llevado a los militares a una guerra contra el pueblo, que es una guerra que se pierde siempre, porque contra el pueblo no se puede ganar una guerra (Aplausos).

Después de decirle que los militares eran víctimas de las inmoralidades del régimen, que los presupuestos para comprar armamentos se los robaban, que a los soldados los engañaban constantemente, que aquella gente no merecía la menor consideración de los militares honorables, que el Ejército no tenía por qué cargar con la culpa de los crímenes que cometía la pandilla de los esbirros de confianza de Batista; le advertí, le advertí bien claramente, que yo no autorizaría jamás, por mi parte, ningún tipo de movimiento que permitiese la fuga de Batista.  Le advertí que si Batista quería fugarse, que se fugara enseguida y con él Tabernilla y todos los demás, pero que mientras que nosotros pudiéramos evitarlo, teníamos que impedir la fuga de Batista (Aplausos).

Todo el mundo sabe que nuestro primer planteamiento en caso de un golpe militar para llegar a un acuerdo con nosotros era la entrega de los criminales de guerra, y esa era una condición esencial.

Y se podía haber capturado a Batista y a todos sus cómplices.  Y yo se lo dije bien claro que no estaba de acuerdo con que Batista se fuera.  Le expliqué bien qué tipo de movimiento había que hacer; que yo no respaldaría, ni el Movimiento 26 de Julio ni el pueblo, respaldarían un golpe de Estado, porque la cuestión es que el pueblo es el que ha conquistado su libertad y nadie más que el pueblo (Aplausos).

La libertad nos la quitaron mediante un golpe de Estado, pero para que se acabaran de una vez y para siempre los golpes de Estado, había que conquistar la libertad a fuerza de sacrificio de pueblo, porque no hacíamos nada con que dieran un golpe mañana y otro pasado y otro dentro de dos años y otro dentro de tres años; porque aquí quien tiene que decidir, definitivamente, quién debe gobernar es el pueblo y nadie más que el pueblo (Aplausos).

Y los militares deben estar incondicionalmente a las órdenes del pueblo y a la disposición del pueblo y a la disposición de la Constitución, y de la ley de la República.

Si hay un gobierno malo que roba y que hace más de cuatro cosas mal hechas pues, sencillamente, se espera un poco y cuando llegan las elecciones se cambia el mal gobierno; porque para eso los gobiernos en los regímenes constitucionales democráticos tienen un período de tiempo limitado.  Porque si son malos, el pueblo los cambia y vota por otros mejores.

La función del militar no es elegir gobernantes, sino garantizar la ley, garantizar los derechos del ciudadano (Aplausos).  Por eso le advertí que golpe de Estado ¡no!, movimiento militar revolucionario, ¡sí!, y no en Columbia sino en Santiago de Cuba (Aplausos).

Le dije bien claro, que la única forma de lograr la vincu­­lación y la confraternización del pueblo y de los militares y de los revolucionarios, no era dando un “madrugonazo” en Columbia, a las dos o las tres de la mañana, sin que nadie se enterara como acostumbran a hacer estos señores, sino sublevando la guarnición de Santiago de Cuba, que era lo suficientemente fuerte y estaba lo suficientemente bien armada para iniciar el movimiento militar y sumar al pueblo, y sumar a los revolucionarios a ese movimiento; que en las circunstancias en que estaba la dictadura era irresistible, porque de seguro que se sumarían de inmediato todas las guarniciones del país, y eso fue lo que se acordó.

Y no solo se acordó eso, sino que yo le hice prometer, porque él pensaba ir a La Habana al día siguiente, y nosotros no estábamos de acuerdo, porque yo le decía:  “Es un riesgo que usted vaya a La Habana”.  Él decía: “No, no es ningún riesgo”.  “Usted corre mucho peligro de que lo detengan porque esa conspiración… aquí todo se sabe”.  “No, yo estoy seguro que no me detienen”.  Y claro, cómo lo iban a detener si era un golpe de Batista y de Tabernilla.  Yo dije, bueno, o este hombre lo tiene todo resuelto allí, lo controla todo, o este golpe es un poco sospechoso.  Y entonces le dije:  “Usted me promete que usted no se va a dejar persuadir en La Habana por una serie de intereses que están detrás de usted, para dar un golpe en la capital.  Usted me promete que no”.  Y me dice:  “Le prometo que no”.  “Usted me jura que no”.  Y me dijo:  “Le juro que no”.

Yo considero que lo primero que debe tener un militar es honor, que lo primero que debe tener un militar es palabra; y este señor ha demostrado no solo falta de honor y falta de palabra, sino falta, además, de cerebro.  Porque un movimiento que pudo haberse hecho desde el primer momento con todo el respaldo del pueblo y con el triunfo asegurado de antemano, lo que hizo fue dar un salto mortal en el vacío.  Creyó que iba a ser demasiado fácil engañar al pueblo y engañar ala Revolución.

Sabía algunas cosas, sabía que en cuanto dijeran que Batista había agarrado el avión, el pueblo se iba a tirar a la calle loco de contento.  Y pensaron que el pueblo no estaba lo suficientemente maduro para distinguir entre la fuga de Batista y la Revolución.  Porque si Batista se va y se apoderan allá de los mandos los amigos de Cantillo, muy bien pudiera ser que el doctor Urrutia tuviera que irse dentro de tres meses también; porque, lo mismo que nos traicionaban ahora, nos traicionaban luego.  Y la gran verdad es que el señor Cantillo nos traicionó a nosotros antes de dar el golpe.  Dije que lo demostraba, y lo voy a demostrar.

Se acordó con el general Cantillo que el levantamiento se produciría el día 31 a las 3:00 de la tarde.  Se aclaró que el apoyo de las fuerzas armadas al movimiento revolucionario sería incondicional, el presidente que designasen los dirigentes revolucionarios y los cargos que a los militares les asignasen los dirigentes revolucionarios.  Era un apoyo incondicional el ofrecido.

Se acordó el plan en todos sus detalles: el día 31, a las 3:00 de la tarde, se sublevaría la guarnición de Santiago de Cuba.  Inmediatamente varias columnas rebeldes penetrarían en la ciudad, y el pueblo, con los militares y con los rebeldes, confraternizaría inmediatamente, lanzándose al país una proclama revolucionaria e invitando a todos los militares honorables a unirse al movimiento.

Se acordó que los tanques que hay en la ciudad serían puestos a disposición de nosotros, y yo me ofrecí, personalmente, para avanzar hacia la capital con una columna blindada, precedida por los tanques.  Los tanques me serían entregados a las 3:00 de la tarde, no porque se pensase que había que combatir, sino para prever en caso de que en La Habana el movimiento fracasase y hubiese necesidad de situar nuestra vanguardia lo más cerca posible de la capital.  Y, además, para prever que no se fueran a realizar excesos en la ciudad de La Habana.

Era lógico que con el odio despertado allí contra la fuerza pública por los inenarrables horrores de Ventura y de Pilar García, la caída de Batista iba a producir una desorbitación en la ciudadanía.  Y que, además, aquellos policías se iban a sentir sin fuerza moral para contener al pueblo, como efectivamente ocurrió.

Una serie de excesos han tenido lugar en la capital: saqueos, tiroteos, incendios.  Toda la responsabilidad cae sobre el general Cantillo por haber traicionado la palabra empeñada y por no haber realizado el plan que se acordó.  Creyó que nombrando capitanes y comandantes de la policía —muchos de los cuales cuando los habían nombrado ya se habían ido, prueba de que no tenían la conciencia muy tranquila— iba a resolver la cuestión.

Qué distinto, sin embargo, fue en Santiago de Cuba.  ¡Qué orden y qué civismo!  ¡Qué disciplina demostrada por el pueblo!  Ni un solo caso de saqueo, ni un solo caso de venganza personal, ni un solo hombre arrastrado por las calles, ni un incendio.  Ha sido admirable y ejemplar el comportamiento de Santiago de Cuba, a pesar de dos cosas:  a pesar de que esta había sido la ciudad más sufrida y que más había padecido el terror, por lo tanto, la que más derecho tenía a estar indignada (Aplausos); y a pesar, además, de nuestras declaraciones de esta mañana diciendo que no estábamos de acuerdo con el golpe.

Santiago de Cuba se comportó ejemplarmente bien, y creo que será este caso de Santiago de Cuba un motivo de orgullo para el pueblo, para los revolucionarios y para los militares de la Plaza de Santiago de Cuba (Aplausos).

Ya no podrán decir que la Revolución es la anarquía y el desorden.  Ocurrió en La Habana por una traición, pero no ocurrió así en Santiago de Cuba, que podemos poner como modelo cuantas veces se trate de acusar a la Revolución de anárquica y desorganizada (Aplausos).

Es conveniente que el pueblo conozca las comunicaciones que intercambiamos el general Cantillo y yo.  Si el pueblo no está cansado (Gritos y exclamaciones de:  “¡No!”) le puedo leer las mismas.

Después de los acuerdos tomados, cuando nosotros ya habíamos suspendido las operaciones sobre Santiago de Cuba, porque el día 28 ya nuestras tropas estaban muy próximas a la ciudad, y se habían realizado todos los preparativos para el ataque a la Plaza, de acuerdo con la entrevista sostenida, hubimos de realizar una serie de cambios, abandonar las operaciones sobre Santiago de Cuba y encaminar nuestras tropas hacia otros sitios, donde se suponía que el movimiento no estaba asegurado desde el primer instante.  Cuando todos nuestros movimientos estaban hechos, la columna preparada para marchar sobre la capital, recibo, unas pocas horas antes, esta nota del general Cantillo que dice textualmente:

“Han variado mucho las circunstancias en sentido favorable a una solución nacional” —en el sentido que él quiere para Cuba.  Era extraño, porque después de analizar los factores que se contaban, no podía ser más favorable la circunstancia.  Estaba asegurado el triunfo, y esto era una cosa extraña que viniera a decir: “Han variado muy favorablemente las circunstancias”.  Las circunstancias de que Batista y Tabernilla estaban de acuerdo, asegurado el golpe.  “[…] Que recomiendo no hacer nada en estos momentos y esperar los acontecimientos en las próximas semanas, antes del día 6”.

Desde luego, la tregua prolongada indefinidamente, mientras ellos hacían todos los amarres en La Habana.

Mi respuesta inmediata fue esta:

El contenido de la nota se aparta por completo de los acuerdos tomados, es ambiguo e incomprensible.  Y me ha hecho perder la confianza en la seriedad de los acuerdos.  Quedan rotas las hostilidades a partir de mañana a las 3:00 p.m., que fue la fecha y hora acordadas para el movimiento.

(Aplausos)

Ocurrió entonces una cosa muy curiosa.  Además de la nota, que era muy breve, yo le mando a decir al jefe de la Plaza de Santiago de Cuba con el portador de la misma, que si las hostilidades se rompían porque los acuerdos no se cumplían y nos veíamos obligados a atacar la Plaza de Santiago de Cuba, entonces no habría otra solución que la rendición de la Plaza; que exigiríamos la rendición de la Plaza si las hostilidades se rompían y el ataque se iniciaba por nuestra parte.  Pero ocurrió que el portador de la nota no interpreta correctamente mis palabras y le dice al coronel Rego Rubido que yo decía que exigía la rendición de la Plaza como condición para cualquier acuerdo.  Él no dijo lo que yo le había afirmado:  “Que si se iniciaba el ataque”, pero no que yo le había puesto al general Cantillo como condición que se rindiera la Plaza.

En consecuencia del mensaje, el coronel jefe de la Plaza de Santiago de Cuba me envía una carta muy conceptuosa y muy pundonorosa que voy a leer también.  Naturalmente que se sentía ofendido con aquel plan­teamiento que le habían hecho erróneamente, y dice:

La solución encontrada no es golpe de Estado ni Junta Militar, y, sin embargo, creemos que es la que mejor conviene al doctor Fidel Castro, de acuerdo con sus ideas, y pondría en 48 horas el destino del país en sus manos.  No es solución local, sino nacional; y cualquier indiscreción adelantada podría comprometerla o destruirla creando el caos.  Queremos que se tenga confianza en nuestra gestión y se tendrá la solución antes del día 6.

En cuanto a Santiago, debido a la nota y a las palabras del mensajero, hay que cambiar el plan y no entrar.  Dichas palabras han causado malestar entre el personal “llave” y nunca se entregarían las armas sin pelear.  Las armas no se rinden a un aliado y no se entregan sin honor.

Frase muy hermosa del jefe de la Plaza de Santiago de Cuba.

Si no se tiene confianza en nosotros o si se ataca Santiago, se considerarán rotos los acuerdos y se paralizarán las gestiones para la solución ofrecida, desligándonos formalmente de todo compromiso.  Esperamos, debido al tiempo necesario para actuar en una u otra forma, que la respuesta llegue a tiempo para ser enviada a La Habana en el viscount de la tarde.

Mi respuesta a esta nota del coronel José Rego Rubido fue la siguiente:

Territorio Libre de Cuba, diciembre 31 de 1958.

Señor coronel.

Un lamentable error se ha producido en la trasmisión a usted de mis palabras.  Tal vez se debió a la premura con que respondí a su nota y a lo apurado de la conversación que sostuve con el portador.  Yo no le dije que la condición planteada por nosotros en los acuerdos que se tomaron era la rendición de la Plaza de Santiago de Cuba a nuestras fuerzas.  Hubiese sido una descortesía con nuestro visitante, y una proposición indigna y ofensiva para los militares que tan fraternalmente se han acercado a nosotros.

La cuestión es otra: se había llegado a un acuerdo y se adoptó un plan entre el líder del movimiento militar y nosotros.  Debía comenzar a realizarse el día 31 a las 3:00 p.m.  Hasta los detalles se acordaron después de analizar cuidadosamente los problemas que debían afrontarse. Se iniciaría con el levantamiento de la guarnición de Santiago de Cuba, persuadí al general C.  [Cantillo] de las ventajas de comenzar por Oriente y no en Columbia, por recelar el pueblo grandemente de cualquier golpe en los cuarteles de la capital de la República, y lo difícil que iba a ser, en ese caso, vincular la ciudadanía al movimiento.  Él coincidía plenamente con mis puntos de vista; se preocupaba solo por el orden en la capital y acordamos medidas para conjurar el peligro.

La medida era, precisamente, el avance de la columna nuestra sobre Santiago de Cuba.

Se trataba de una acción unida de los militares, el pueblo y nosotros; un tipo de movimiento revolucionario que desde el primer instante contaría con la confianza de la nación entera.  De inmediato, y de acuerdo con lo que se convino, suspendimos las operaciones que se estaban llevando a cabo, y nos dimos a la tarea de realizar nuevos movimientos de fuerzas hacia otros puntos como Holguín, donde la presencia de conocidos esbirros hacía casi segura la resistencia al movimiento militar revolucionario.

Cuando ya todos los preparativos estaban listos por nuestra parte, recibo la nota de ayer, donde se me daba a entender que no se llevaría [a cabo] la acción acordada.  Al parecer había otros planes, pero no se me informaba cuáles ni por qué.  De hecho ya no era cosa nuestra la cuestión.  Teníamos simplemente que esperar.  Unilateralmente se cambiaba todo.  Se ponía en riesgo a las fuerzas nuestras que, de acuerdo con lo que se contaba, habían sido enviadas a operaciones difíciles; quedábamos sujetos, además, a todos los imponderables.  Cualquier riesgo del general C., en sus frecuentes viajes aLa Habana, se convertiría militarmente para nosotros en un desastre.  Reconozca usted que todo está muy confuso en este instante, y que Batista es un individuo hábil y taimado, que sabe maniobrar.  ¿Cómo puede pedírsenos que renunciemos a todas las ventajas obtenidas en las operaciones de las últimas semanas, para ponernos a esperar pacientemente a que los hechos se produzcan?

Bien aclaré que no podía ser una acción de los militares solos; para eso, realmente, no había que esperar los horrores de dos años de guerra. Cruzarnos de brazos en los momentos decisivos es lo único que no se nos puede pedir a los hombres que no hemos descansado en la lucha contra la opresión desde hace siete años.

Aunque ustedes tengan la intención de entregar el poder a los revolucionarios, no es el poder en sí lo que a nosotros nos interesa, sino que la Revolución cumpla su destino.  Me preocupa, incluso, que los militares, por un exceso injustificado de escrúpulos, faciliten la fuga de los grandes culpables, que marcharán al extranjero con sus grandes fortunas, para hacer desde allí todo el daño posible a nuestra patria.

Personalmente puedo añadirle que el poder no me interesa, ni pienso ocuparlo.  Velaré solo porque no se frustre el sacrificio de tantos compatriotas, sea cual fuere mi destino posterior.  Espero que estas honradas razones, que con todo respeto a su dignidad de militares les expongo, las comprendan. Tengan la seguridad de que no están tratando con un ambicioso ni con un insolente […].

Párenme los tanques allí, hagan el favor (Gritos y aplausos).

Cuando terminemos nuestras declaraciones y la proclamación del presidente provisional, los tanques le harán honor al poder civil de la República, pasando enfrente de nuestros balcones (Aplausos).

Continúo leyendo la carta del día 31 al señor coronel jefe de la Plaza de Santiago de Cuba.

Personalmente puedo añadirle que el poder no me interesa, ni pienso ocuparlo, velaré solo porque no se frustre el sacrificio de tantos compatriotas, sea cual fuere mi destino posterior.  Espero que estas honradas razones, que con todo respeto a su dignidad de militares les expongo, las comprendan. Tengan la seguridad de que no están tratando con un ambicioso ni con un insolente [repite el párrafo anterior a la interrupción].

Siempre he actuado con lealtad y franqueza en todas mis cosas.  Nunca se podrá llamar triunfo a lo que se obtenga con doblez y engaño.  El lenguaje del honor que ustedes entienden es el único que yo sé hablar.

Nunca se mencionó en la reunión con el general C. la palabra rendición, lo que ayer dije y reitero hoy es que a partir de las 3:00 de la tarde del día 31, fecha y hora acordadas, no podíamos prorrogar la tregua con relación a Santiago de Cuba, porque eso sería perjudicar extraordinariamente a nuestra causa.  Nunca una conspiración es segura.  Anoche llegó aquí el rumor de que el general C. había sido detenido en La Habana; que varios jóvenes habían aparecido asesinados en el cementerio de Santiago de Cuba.  Tuve la sensación de que habíamos perdido el tiempo miserablemente, aunque afortunadamente hoy parece comprobarse que el general C. se encuentra en su puesto, ¿qué necesidad tenemos de correr esos riesgos?

Lo que dije al mensajero en cuanto a rendición, que no fue trasmitido literalmente y pareció motivar las palabras de su nota de hoy, fue lo siguiente: que si se rompían las hostilidades por no cumplirse lo acordado, nos veríamos obligados a atacar la Plaza de Santiago de Cuba, lo que es inevitable, dado que en ese sentido hemos encaminado nuestros esfuerzos en los últimos meses, en cuyo caso, una vez iniciada la operación, exigiríamos la rendición de las fuerzas que la defienden. Esto no quiere decir que pensemos que se rindan sin combatir, porque yo sé que, aun sin razón para combatir, los militares cubanos defienden las posiciones con tozudez y nos han costado muchas vidas.  Quise decir solo que después que se haya derramado la sangre de nuestros hombres por la conquista de un objetivo, no podía aceptarse otra solución, ya que aunque nos cueste muy caro, dadas las condiciones actuales de las fuerzas que defienden al régimen, las cuales no podrán prestar apoyo a esa ciudad, esta caería inexorablemente en nuestras manos.  Ese ha sido el objetivo básico de todas nuestras operaciones en los últimos meses, y un plan de esa envergadura no puede suspenderse por unas semanas sin graves consecuencias, caso de que el movimiento militar se frustre, perdiéndose, además, el momento oportuno, que es este, cuando la dictadura está sufriendo grandes reveses en las provincias de Oriente y Las Villas.

Se nos pone en el dilema de renunciar a las ventajas de nuestras victorias o atacar, un triunfo seguro a cambio de un triunfo probable. ¿Cree usted que con la nota de ayer, ambigua y lacónica, contentiva de una decisión unilateral, pueda yo incurrir en la responsabilidad de mantener en suspenso los planes?

Como militar que es reconozca que se nos pide un imposible.  Ustedes no han dejado un minuto de hacer trincheras; esas trincheras las pueden utilizar contra nosotros un Pedraza, un Pilar García, o un Cañizares, si el general C.  es relevado del mando y con él sus hombres de confianza.  No se nos puede pedir que permanezcamos ociosos. Vea usted que se nos coloca en una situación absurda. Aunque defiendan con valor sus armas, no nos queda más remedio que atacar, porque nosotros también tenemos obligaciones muy sagradas que cumplir.

Más que aliados, deseo que los militares honorables y nosotros seamos compañeros de una sola causa, que es la de Cuba […].

Deseo, por encima de todo, que usted y sus compañeros no se hagan una idea errónea de mi actitud y de mis sentimientos.  He sido extenso para evitar que se confundan o tergiversen los conceptos.

Respecto a la tácita suspensión del fuego en la zona de Santiago de Cuba, para evitar toda duda, ratifico que aunque en cualquier instante antes de que se inicien los combates podemos reanudar las operaciones, a partir de hoy debe quedar advertido que el ataque se va a producir de un momento a otro, y que por ninguna razón volveremos a suspender los planes, ya que todo esto, como son cuestiones que se tramitan en secreto, puede sembrar la confusión en el pueblo y perjudicar la moral de nuestros combatientes.

Atentamente,

Libertad o muerte.

(Aplausos)

El coronel Rego me respondió con una pundonorosa carta que es también digna de aplausos, y que dice así:

Señor:

Recibí su atenta carta fechada en el día de hoy [31 de diciembre de 1958] y créame que le agradezco profundamente la aclaración relativa a la nota anterior, aunque debo confesarle que siempre supuse que se trataba de una mala interpretación, pues a través del tiempo he observado su línea de conducta y estoy convencido de que es usted un hombre de principios.

Yo desconocía los detalles del plan original, pues solamente fui informado de la parte a mí concerniente, como también desconozco algunos pequeños detalles del plan actual.  Yo estimo que, en parte, usted tiene razón cuando hace el análisis del plan original, pero creo que demoraría unos días más en llegar a su consumación y nunca podría evitarse que muchos de los culpables —grandes, medianos y chicos— se escaparan.

Soy de los que pienso que es absolutamente necesario dar un ejemplo en Cuba para aquellos que, aprovechando las posiciones del poder (Aplausos) cometen toda clase de hechos punibles, pero, desgraciadamente, la historia está plagada de casos semejantes y rara vez los culpables pueden ser puestos a disposición de las autoridades competentes, porque rara vez las revoluciones se hacen como deben hacerse.

Y por eso se escapan los grandes culpables como se han escapado, desgraciadamente, hoy.

Continúa la carta:

Comprendo perfectamente sus preocupaciones en el presente caso.  Yo, menos responsabilizado con la historia, también las tengo.

En cuanto a la actuación unilateral de que me habla, le reitero que no he participado en ello.  En ambos casos solo fui informado de la parte que me concernía, estimando que lo ocurrido ha sido que el general C.  tornó la idea de lo que usted deseaba de acuerdo con sus normas y principios, actuando en consecuencia.

No tengo motivos para suponer que persona alguna esté tratando de propiciar la fuga de culpables y, personalmente, soy opuesto a tal cosa —decía el coronel Rego Rubido (Aplausos)— pero caso de producirse, la responsabilidad histórica por tales hechos recaería sobre quienes los hicieren posible y nunca sobre los demás.

Creo, sinceramente, que todo habrá de producirse en armonía con sus ideas y que el general está procediendo, inspirado en los mejores deseos para bien de Cuba y de la Revolución que usted acaudilla.

Supe de un joven estudiante muerto que se encontraba en el cementerio, y hoy mismo dispuse que se agotaran los medios investigativos, a fin de determinar quién fue el autor y las circunstancias en que ocurriera el hecho, tal como lo realicé en días pasados, hasta poner a disposición de la autoridad judicial correspondiente a los presuntos responsables.

Finalmente, debo informarle que cursé un despacho al general interesando un avión para hacerle llegar su conceptuosa carta, y no se impaciente, que a lo mejor antes de la fecha fijada como límite máximo está usted en La Habana.

Cuando el general se marchó, le pedí que me dejara el helicóptero con el piloto por si a usted se le ocurría pasear el domingo por la tarde sobre Santiago (Aplausos).

Bueno, doctor, reciba usted el testimonio de mi mejor consideración y el ferviente deseo de un feliz Año Nuevo.

Firmado:  Coronel Rego Rubido

(Aplausos)

En este estado estaban las conversaciones cuando, tanto el coronel Rego, jefe de la Plaza de Santiago de Cuba, como yo, fuimos sorprendidos por el golpe de Estado de Columbia que se apartaba por completo de lo acordado.  Y lo primero que se hizo, lo más criminal que se hizo, fue dejar escapar a Batista, a Tabernilla y a los grandes culpables (Aplausos).  Los dejaron escapar con sus millones de pesos, los dejaron escapar con los 300 ó 400 millones de pesos que se han robado y ¡muy caro nos va a costar eso!  Porque ahora van a estar desde Santo Domingo y desde otros países haciendo propaganda contra la Revolución, fraguando todo el daño posible contra nuestra causa.  Y durante muchos años los vamos a tener ahí amenazando a nuestro pueblo, manteniéndolo en constante estado de alerta, porque van a pagar y a fraguar conspiraciones contra nosotros.  Y todo por la debilidad, por la irresponsabilidad y por la traición de los que promovieron el golpe contrarrevolucionario de la madrugada de hoy.

¿Qué hicimos nosotros?  Tan pronto supimos del golpe, nos enteramos por Radio Progreso; y a esa hora, adivinando yo lo que se estaba fraguando, ya estaba haciendo unas declaraciones, cuando me entero de que Batista se había ido para Santo Domingo.  Yo pensé:  ¿Será un rumor?, ¿será una bola?  Y mando a ratificar; cuando oigo la noticia de que, efectivamente, el señor Batista y su camarilla se habían escapado y, lo más bonito es que el general Cantillo decía que ese movimiento se había producido gracias a los patrióticos propósitos del general Batista, ¡los patrióticos propósitos del general Batista!, ¡que renunciaba para ahorrar derramamiento de sangre!  ¿Qué les parece?  (Gritos).

Hay algo más todavía.  Para tener una idea de la clase de golpe que se preparó, basta decir que a Pedraza lo había nombrado miembro de la Junta y se fue (Risas y gritos).  Yo creo que no hay que añadir nada más para ver la clase de intenciones que tenían los golpistas.  Y no nombraron al presidente Urrutia, que es el presidente proclamado por el Movimiento y por todas las organizaciones revolucionarias (Aplausos).  Llamaron a un señor que es el más viejo, nada menos, de todos los magistrados del Tribunal Supremo, que
son bastante viejos todos (Risas); y sobre todo un señor que ha sido presidente, hasta hoy, de un Tribunal Supremo de Justicia, donde no había justicia de ninguna clase.

¿Cuál iba a ser el resultado de todo esto?  Pues una revolución a medias, una componenda, una caricatura de revolución.  El señor Perico de los Palotes; lo mismo da que se llame de una manera o de otra.  Ese señor Piedra, que a estas horas si no ha renunciado que se prepare, que lo vamos a ir a hacer renunciar aLa Habana (Aplausos).  Creo que no dura las 24 horas.  Va a romper un récord (Risas y aplausos).

Designan a este señor, y muy bonito: Cantillo, héroe nacional, paladín de las libertades cubanas, amo y señor de Cuba, y el señor Piedra allí. Sencillamente habíamos derrocado a un dictador para implantar otro. En todos los órdenes, el movimiento de Columbia era un movimiento contrarrevolucionario, en todos los órdenes se apartaba del propósito del pueblo, en todos los órdenes era sospechoso; e inmediatamente el señor Piedra hizo un lla­mamiento, dijo que lo iba a hacer para llamar a los rebeldes y una comisión de paz.  Y nosotros tan tranquilos, dejábamos los fusiles y lo dejábamos todo, y nos íbamos allá a rendirles pleitesía al señor Piedra y al señor Cantillo.

Era evidente que tanto Cantillo como Piedra estaban en la luna.  Estaban en la luna porque creo que el pueblo de Cuba ha aprendido mucho, y los rebeldes hemos aprendido algo.

Esa era la situación esta mañana, que no es la situación de esta noche, porque ha cambiado mucho (Aplausos).  Ante este hecho, ante esta traición, dimos órdenes a todos los comandantes rebeldes de continuar las operaciones militares, y de continuar marchando sobre los objetivos; en consecuencia, inmediatamente dimos órdenes a todas las columnas destinadas a la operación de Santiago de Cuba a avanzar sobre la ciudad.

Yo quiero que ustedes sepan que nuestras fuerzas venían muy seriamente decididas a tomar Santiago de Cuba por asalto.  Ello hubiera sido muy lamentable, porque hubiese costado mucha sangre, y esta noche de hoy no sería una noche de alegría como esta, y de paz como esta, y de confraternidad como esta (Aplausos).

Debo confesar que si en Santiago de Cuba no se libró una batalla sangrienta se debe, en gran parte, a la patriótica actitud del coronel del Ejército JoséRego Rubido (Aplausos); a los comandantes de las fragatas Máximo Gómez y Maceo, al jefe del Distrito Naval de Santiago de Cuba (Aplausos), y al oficial que desempeñaba el cargo de la jefatura de policía (Aplausos).  Todos —y es justo que aquí lo reconozcamos y se lo agradezcamos— contribuyeron a evitar una sangrienta batalla y a convertir el movimiento contrarrevolucionario de esta mañana en el movimiento revolucionario de esta tarde.

A nosotros no nos quedaba otra alternativa que atacar porque no podíamos permitir la consolidación del golpe de Columbia y, por lo tanto, había que atacar sin espera.  Y cuando las tropas marchaban ya sobre sus objetivos, el coronel Rego hizo un viaje en el helicóptero para localizarme.  Los jefes de las fragatas hicieron contacto con nosotros y se pusieron, incondicionalmente, a las órdenes de la Revolución (Aplausos).

Contándose ya con el apoyo de las dos fragatas, que tienen un altísimo poder de fuego, con el apoyo del Distrito Naval y con el apoyo de la Policía, convoqué entonces a una reunión de todos los oficiales del Ejército de la Plaza de Santiago de Cuba, que son más de 100.  Les dije a esos militares, cuando los invité a reunirse conmigo, que yo no tenía la menor preocupación en hablarles, porque sabía que tenía la razón; porque sabía que comprenderían mis argumentos y que de esta reunión se llegaría a un acuerdo.

Y, efectivamente, en horas de la noche, en los primeros momentos de la noche, nos reunimos en El Escandel la casi totalidad de los oficiales del Ejército de Santiago de Cuba, muchos de ellos hombres jóvenes que se les ve ansiosos de luchar por el bien de su país.  Reuní a aquellos militares y les hablé de nuestro sentimiento revolucionario, les hablé de nuestro propósito con nuestra patria, les hablé de lo que queríamos para el país, de cuál había sido siempre nuestra conducta con los militares, de todo el daño que le había hecho la tiranía al Ejército y cómo no era justo que se considerase por igual a todos los militares; que los criminales solo eran una minoría insignificante, y que había muchos militares honorables en el Ejército, que yo sé que aborrecían el crimen, el abuso y la injusticia.

No era fácil para los militares desarrollar un tipo determinado de acción; era lógico, que cuando los cargos más elevados del Ejército estaban en manos de los Tabernilla, de los Pilar García, de los parientes y de los incondicionales de Batista, y existía un gran terror en el Ejército; a un oficial aisladamente no se le podía pedir responsabilidad.

Había dos clases de militares —y nosotros los conocemos bien—:  los militares como Sosa Blanco, Cañizares, Sánchez Mosquera, Chaviano (Gritos y abucheos), que se caracterizaron por el crimen y el asesinato a mansalva de infelices campesinos.  Pero hubo militares que fueron muy honrados en su campaña; hubo militares que jamás asesinaron a nadie, ni quemaron una casa, como fue el comandante Quevedo, que fue nuestro prisionero después de una heroica resistencia en la Batalla de Jigüe, y que hoy sigue siendo comandante del Ejército (Aplausos); el comandante Sierra, y otros muchos militares que jamás quemaron una casa.  A esos militares no los ascendían, a los que ascendían era a los criminales, porque Batista siempre se encargó de premiar el crimen. Tenemos el caso, por ejemplo, del coronel Rego Rubido, que no le debe sus grados a la dictadura, sino que ya era coronel cuando se produjo el 10 de Marzo (Aplausos).

El hecho cierto es que recabé el apoyo de la oficialidad del Ejército de Santiago de Cuba, y la oficialidad del Ejército de Santiago de Cuba le brindó su apoyo incondicional a la Revolución Cubana (Aplausos).  Reunidos los oficiales de la Marina, de la Policía y del Ejército, se acordó desaprobar el golpe amañado de Columbia y apoyar al Gobierno legal de la República, porque cuenta con la mayoría de nuestro pueblo, que es el doctor Manuel Urrutia Lleó (Aplausos); y apoyar a la Revolución Cubana.  Gracias a esa actitud se ahorró mucha sangre, gracias a esa actitud se ha gestado de verdad, en la tarde de hoy, un verdadero movimiento militar revolucionario.

Yo comprendo que en el pueblo hay muchas pasiones justificadas.  Yo comprendo las ansias de justicia que hay en nuestro pueblo, y se cumplirá porque habrá justicia (Aplausos).  Pero yo le quiero pedir a nuestro pueblo antes de nada, calma.  Estamos en instantes en que debemos con­­solidar el poder antes que nada.  ¡Lo primero ahora es consolidar el poder!  Después reuniremos una comisión de militares honorables y de oficiales del Ejército Rebelde para tomar todas las medidas que sean aconsejables, para exigir responsabilidad a aquellos que la tengan (Aplausos).  ¡Y nadie se opondrá!, porque al Ejército y a las Fuerzas Armadas son a los que más les interesa que la culpa de unos cuantos no la pague todo el cuerpo, y que no sea una vergüenza vestir el uniforme militar (Aplausos); que los culpables sean castigados para que los inocentes no tengan que cargar con el descrédito (Aplausos).  ¡Tengan confianza en nosotros!, es lo que le pedimos al pueblo, porque sabemos cumplir con nuestro deber (Aplausos).

En esas circunstancias se realizó en la tarde de hoy un verdadero movimiento revolucionario del pueblo, de los militares y de los rebeldes, en la ciudad de Santiago de Cuba (Aplausos).  Es indescriptible el entusiasmo de los militares, y en prueba de confianza les pedí a los oficiales que entraran conmigo en Santiago de Cuba, ¡y aquí están todos los oficiales del Ejército!  (Aplausos).  ¡Ahí están los tanques a disposición de la Revolución!  (Aplausos).  ¡Ahí está la artillería a disposición de la Revolución!  (Aplausos).  ¡Ahí están las fragatas a disposición de la Revolución!  (Gritos y aplausos).

Yo no voy a decir que la Revolución tiene el pueblo, eso ni se dice, eso lo sabe todo el mundo.  Yo decía que el pueblo, que antes tenía escopeticas, ya tiene artillería, tanques y fragatas; y tiene muchos técnicos capacitados del Ejército que nos van a ayudar a manejarlas, si fuese necesario (Aplausos).  ¡Ahora sí que el pueblo está armado!  Yo les aseguro que si cuando éramos 12 hombres solamente no perdimos la fe (Aplausos), ahora que tenemos ahí 12 tanques cómo vamos a perder la fe.

Quiero aclarar que en el día de hoy, esta noche, esta madrugada, porque es casi de día, tomará posesión de la presidencia de la República, el ilustre magistrado, doctor Manuel Urrutia Lleó (Aplausos).  ¿Cuenta o no cuenta con el apoyo del pueblo el doctor Urrutia?  (Aplausos y gritos).  Pero quiere decir, que el presidente de la República, el presidente legal, es el que cuenta con el pueblo, que es el doctor Manuel Urrutia Lleó.

¿Quién quiere al señor Piedra para presidente?  (Abucheos y gritos de:  “¡Nadie!”).  Si nadie quiere al señor Piedra para presidente, ¿cómo se nos va a imponer al señor Piedra para presidente?  (Abucheos).  Si esa es la orden del pueblo de Santiago de Cuba, que es el sentimiento del pueblo de Cuba entera, tan pronto concluya este acto marcharé con las tropas veteranas de la Sierra Maestra, los tanques y la artillería hacia la capital, para que se cumpla la voluntad del pueblo (Aplausos).

Aquí estamos, sencillamente, a las órdenes del pueblo.  Lo legal en este momento es el mandato del pueblo.  Al presidente lo elige el pueblo y no lo elige un conciliábulo en Columbia, a las 4:00 de la madrugada (Aplausos).  El pueblo ha elegido a su presidente y eso quiere decir que desde este instante quedará constituida la máxima autoridad legal de la República (Aplausos).  Ninguno de los cargos ni de los grados que se han concedido de acuerdo con la Junta Militar de la madrugada de hoy tienen validez alguna.  Todos los nombramientos de cargos dentro del Ejército son nulos —me refiero a todos los nombramientos que se han hecho esta mañana—; quien acepte un cargo designado por la Junta traicionera de esta mañana estará asumiendo una actitud contrarrevolucionaria, llámese como se llame (Aplausos), y, en consecuencia, quedará fuera de la ley.

Tengo la completa seguridad de que mañana todos los mandos militares de la República habrán aceptado las disposiciones del presidente de la República(Aplausos).  El presidente procederá de inmediato a designar a los jefes del Ejército, de la Marina y de la Policía (Aplausos) por los altos servicios que ha prestado en esta hora a la Revolución y por haber puesto sus miles de hombres a la disposición de la Revolución.  He recomendado para jefe del Ejército al coronel RegoRubido (Aplausos).  Igualmente se designará como jefe de la Marina a uno de los dos comandantes de la fragata que primero se sumaron a la Revolución(Aplausos), y le he recomendado al presidente de la República que designe para jefe nacional de la Policía al comandante Efigenio Ameijeiras, que ha perdido tres hermanos (Aplausos), que es uno de los expedicionarios del Granma y uno de los hombres más capacitados del ejército revolucionario (Aplausos). Ameijeiras está en operaciones en Guantánamo, pero mañana él llega aquí (Aplausos).

Yo solo pido tiempo para nosotros y para el poder civil de la República a fin de ir realizando las cosas a gusto del pueblo, pero poco a poco (Aplausos). Solo le pido una cosa al pueblo, y es que tenga calma.  (Del público le dicen:  “¡Oriente federal, Oriente capital!”).  ¡No!, ¡no!, la República unida siempre y por encima de todas las cosas (Aplausos).  Lo que hay que pedir es justicia para Oriente (Aplausos).  En todo, el tiempo es un factor importante.  La Revolución no se podrá hacer en dos días; ahora, tengan la seguridad de que la Revolución la hacemos.  Tengan la seguridad de que por primera vez de verdad la República será enteramente libre y el pueblo tendrá lo que merece (Aplausos).  El poder no ha sido fruto de la política, ha sido fruto del sacrificio de cientos y de miles de nuestros compañeros.  No hay otro compromiso que con el pueblo y con la nación cubana.  Llega al poder un hombre sin compromisos con nadie, sino con el pueblo exclusivamente (Aplausos).

El Che Guevara (Aplausos) recibió la orden de avanzar sobre la capital no provisional de la República, y el comandante Camilo Cienfuegos, jefe de la Columna 2 Antonio Maceo (Aplausos) ha recibido la orden de marchar sobre la gran Habana y asumir el mando del campamento militar de Columbia (Aplausos). Se cumplirán, sencillamente, las órdenes del presidente de la República y el mandato de la Revolución (Aplausos).

De los excesos que se hayan cometido en La Habana, no se nos culpe a nosotros.  Nosotros no estábamos en La Habana.  De los desórdenes ocurridos enLa Habana, cúlpese al general Cantillo y a los golpistas de la madrugada, que creyeron que iban a dominar la situación allí (Aplausos).  En Santiago de Cuba, donde se ha hecho una verdadera Revolución, ha habido orden completo.  En Santiago de Cuba se han unido el pueblo, los militares y los revolucionarios, y eso es indestructible (Aplausos).

La jefatura del Gobierno, la jefatura del Ejército y la jefatura de la Marina estarán en Santiago de Cuba, y sus órdenes serán de obligatorio cumplimiento a todos los mandos de la República.

Esperamos que todos los militares honorables acaten estas disposiciones, porque el militar, antes que nada, está al servicio de la ley y de la autoridad —no de la autoridad constituida, porque muchas veces está una autoridad mal constituida—, la autoridad legítimamente constituida (Aplausos).

Ningún militar honorable tiene nada que temer de la Revolución.  Aquí en esta lucha no hay vencidos, porque solo el pueblo ha sido el vencedor (Aplausos).  Ha habido caídos de un lado y de otro, pero todos nos hemos unido para darle el apoyo a la Revolución.  Nos hemos dado el abrazo fraternal los militares buenos y los revolucionarios (Aplausos).

No habrá ya más sangre.  Espero que ningún núcleo haga resistencia, porque aparte de ser una resistencia inútil y una resistencia que sería aplastada en pocos instantes, sería una resistencia contra la ley y contra la República y contra el sentimiento de la nación cubana (Aplausos).

Ha habido que organizar este movimiento de hoy para que no ocurra otra guerra dentro de seis meses.  ¿Qué pasó cuando el machadato?  Pues que también un general de Machado dio un golpe y quitó a Machado, y puso a un presidente que duró 15 días; y vinieron los sargentos y dijeron que aquellos oficiales eran responsables de la dictadura de Machado, y que ellos no los respetaban.  Creció la efervescencia revolucionaria y expulsaron a los oficiales.  Ahora no podrá ocurrir así; ahora estos oficiales tienen el respaldo del pueblo, y tienen el respaldo de la tropa, y tienen el prestigio que les da el haberse sumado a un verdadero movimiento revolucionario (Aplausos).

Estos militares serán respetados y considerados por el pueblo y no habrá que emplear la fuerza, ni habrá que andar con fusiles por la calle, ni metiéndole miedo a nadie porque el verdadero orden, el verdadero orden es el que se basa en la libertad, en el respeto y en la justicia, y no en la fuerza.  Desde ahora en adelante el pueblo será enteramente libre y el pueblo sabe comportarse debidamente, como lo ha demostrado hoy (Aplausos).

La paz que nuestra patria necesita se ha logrado. Santiago de Cuba ha pasado a la libertad sin que hubiera que derramar sangre.  Por eso hay tanta alegría, y por eso es que los militares que en el día de hoy desoyeron y desaprobaron el golpe de Columbia para sumarse incondicionalmente a la Revolución merecen nuestro reconocimiento, nuestra gratitud y nuestro respeto (Aplausos).  Los institutos armados de la República serán en el futuro modelos de instituciones, por su capacidad, por su educación y por su identificación con la causa del pueblo.  Porque los fusiles, de ahora en adelante, solo estarán siempre al servicio del pueblo (Aplausos).

No habrá más golpes de Estado, no habrá más guerra, porque por eso nos hemos preocupado, de que no ocurra ahora como cuando Machado.  Estos señores, para hacer más parecido el caso de la madrugada de hoy con el caso de la caída de Machado, aquella vez pusieron a un Carlos Manuel, y ahora pusieron a otro Carlos Manuel (Abucheos).

Lo que no habrá esta vez es un Batista (Aplausos), porque no habrá necesidad de un 4 de septiembre, que destruyó la disciplina en las Fuerzas Armadas, porque lo que ocurrió con Batista fue que instauró aquí la indisciplina en el Ejército, porque su política consistía en halagar a los soldados para mantener disminuida la autoridad de los oficiales.  Los oficiales tendrán autoridad, habrá disciplina en el Ejército.  Habrá un Código Penal Militar, donde los delitos contra los derechos humanos y contra la honradez y la moral que debe tener todo militar, serán castigados debidamente (Aplausos).

No habrá privilegios para nadie.  El militar que tenga capacidad y tenga méritos será el que ascienda, y no el pariente, el amigo, como ha existido hasta hoy, que no se han respetado los escalafones.

Para los militares se acabará, como se acabará para los trabajadores, toda esa explotación de contribuciones obligatorias, que en los obreros es la cuota sindical y en los militares es el peso para la primera dama, y los dos pesos para esto, y los dos pesos para lo otro, y les acaban con el sueldo (Aplausos).

Naturalmente, que el pueblo todo lo debe esperar de nosotros, y lo va a recibir.  Pero he hablado de los militares para que ellos sepan que también todo lo van a recibir de la Revolución, todas las mejoras que jamás han tenido, porque cuando no se robe el dinero de los presupuestos estarán mucho mejor los militares de lo que están hoy.  Y el soldado no ejercerá funciones de policía, el soldado estará en su entrenamiento, en su cuartel; no tendrá que estar ejerciendo funciones de policía.

Nosotros (Gritos de: “¡Microonda!”) de microonda nada (Aplausos), aunque sí quiero aclarar que en este momento los rebeldes andamos con microondas porque las necesitamos (Aplausos), pero las microondas ahora no las tendrán los esbirros, ni nada de eso; nada de asesinos, ni nada de frenazos delante de las casas y la tocadera a medianoche (Gritos y aplausos).

Yo tengo la seguridad de que tan pronto tome posesión y asuma el mando el presidente de la República, decretará el restablecimiento de las garantías y la absoluta libertad de prensa y todos los derechos individuales en el país (Aplausos); y todos los derechos sindicales, y todos los derechos y todas las demandas de nuestros campesinos y de nuestro pueblo en general.

No nos olvidaremos de nuestros campesinos de la Sierra Maestra y de los de Santiago de Cuba (Aplausos).  No nos iremos a vivir a La Habana olvidados de todos; donde yo quiero vivir es en la Sierra Maestra (Aplausos).  Por lo menos, en la parte que me corresponda, por un sentimiento muy profundo de gratitud, no olvidaré a aquellos campesinos; y tan pronto tenga un momento libre voy a ver dónde vamos a hacer la primera Ciudad Escolar, con cabida para 20 000 niños (Aplausos).  Y lo vamos a hacer con la ayuda del pueblo.  Los rebeldes van a trabajar allí.  Le vamos a pedir a cada ciudadano un saco de cemento y una cabilla (Aplausos y gritos de: “¡Sí, sí!”).  Y yo sé que obtendremos la ayuda de nuestra ciudadanía (Aplausos).

No olvidaremos a ninguno de los sectores de nuestro pueblo (del público le dicen:  “¡Viva Crescencio Pérez!”).  ¡Que viva Crescencio Pérez que perdió a un hijo en los días postreros de la guerra!

La economía del país se restablecerá inmediatamente.  Este año nosotros seremos los que cuidaremos la caña, para que no se queme.  Porque este año los impuestos del azúcar no servirán para comprar armas homicidas y bombas y aviones para bombardear al pueblo (Aplausos).

Cuidaremos las comunicaciones y ya, desde Jiguaní hasta Palma Soriano, la línea telefónica está restablecida y la vía férrea será restablecida (Aplausos). Y habrá zafra en todo el país y habrá buenos salarios, porque yo sé que ese es el propósito del presidente de la República.  Y habrá buenos precios porque, precisamente, el miedo a que no hubiera zafra ha levantado los precios del mercado mundial; y los campesinos podrán sacar su café (Aplausos); y los ganaderos todavía podrán vender sus reses gordas en La Habana, porque afortunadamente el triunfo ha llegado a tiempo, para que no haya ruina de ninguna clase.

No es a mí a quien le corresponde hablar de estas cosas.  Ustedes saben que somos hombres de palabra y que lo que prometemos lo cumplimos.  Y queremos prometer menos de lo que vamos a cumplir, no más, sino menos de lo que vamos a cumplir, y hacer más de lo que ofrezcamos al pueblo de Cuba (Aplausos).

No creemos que todos los problemas se vayan a resolver fácilmente, sabemos que el camino está preñado de obstáculos, pero nosotros somos hombres de fe, que nos enfrentamos siempre a las grandes dificultades (Aplausos).

Podrá estar seguro el pueblo de una cosa, y es que podemos equivocarnos una y muchas veces, lo único que no podrá decir jamás de nosotros es que robamos, que traicionamos, que hicimos negocios sucios, que usamos el favoritismo, que usamos los privilegios (Aplausos).  Y yo sé que el pueblo los errores los perdona, y lo que no perdona son las sinvergüencerías, y los que hemos tenido son sinvergüenzas (Aplausos).

Al asumir como presidente el magistrado, doctor Manuel Urrutia Lleó, a partir de ese instante, cuando jure ante el pueblo la presidencia de la República, él será la máxima autoridad de nuestro país (Aplausos).  Nadie piense que yo pretenda ejercer facultades aquí por encima de la autoridad del presidente de la República, yo seré el primer acatador de las órdenes del poder civil de la República, y el primero en dar el ejemplo (Aplausos).  Cumpliremos sencillamente sus órdenes, y, dentro de las atribuciones que nos conceda, trataremos de hacer lo más posible por nuestro pueblo, sin ambiciones, porque afortunadamente estamos inmunes a las ambiciones y a las vanidades.  ¡Qué mayor gloria que el cariño de nuestro pueblo!  ¡Qué mayor premio que esos millares de brazos que se agitan llenos de esperanza, de fe y de cariño hacia nosotros!  (Aplausos).

Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad ni por la ambición, porque como dijo nuestro Apóstol:  “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”, y no hay satisfacción ni premio más grande que cumplir con el deber como lo hemos estado haciendo hasta hoy, y como lo haremos siempre.  Y en esto no hablo en mi nombre, hablo en nombre de los miles y miles de combatientes que han hecho posible la victoria del pueblo (Aplausos).

Hablo del profundo sentimiento de respeto y de devoción hacia nuestros muertos, que no serán olvidados.  Los caídos tendrán en nosotros los más fieles compañeros.  Esta vez no se podrá decir, como otras, que se ha traicionado la memoria de los muertos, porque los muertos seguirán mandando.  Físicamente no están aquí Frank País, Josué País, Pepito Tey ni tantos otros, pero están moralmente, están espiritualmente; y solo la satisfacción de saber que el sacrificio no ha sido vano, compensa el inmenso vacío que dejaron en el camino (Aplausos).  Sus tumbas seguirán teniendo flores frescas.  Sus hijos no serán olvidados, porque los familiares de los caídos serán ayudados (Aplausos).

Los rebeldes no cobraremos sueldo por los años que hemos estado luchando.  Y nos sentimos orgullosos de no cobrar sueldos por los servicios que le hemos prestado a la Revolución; en cambio, es posible que sigamos cumpliendo nuestras obligaciones sin cobrar sueldos, porque si no hay dinero, ¡no importa!, lo que hay es voluntad, y hacemos lo que sea necesario (Aplausos).

Pero también quiero aquí repetir lo que dije en La historia me absolverá, y es que también velaremos porque no les falten el sustento, ni la asistencia, ni la educación a los hijos de los militares que han caído luchando contra nosotros, porque ellos no tienen culpa de los horrores de la tiranía (Aplausos). Y seremos generosos con todos porque, repito, que aquí no ha habido vencidos sino vencedores. Serán castigados solo los criminales de guerra, porque ese es un deber ineludible con la justicia (Aplausos).  Y ese deber puede tener la seguridad el pueblo de que lo cumpliremos. Y cuando haya justicia, no habrá venganza. Para que el día de mañana no haya atentados contra nadie tiene que haber justicia hoy.  Como habrá justicia no habrá venganza ni habrá odio. El odio lo desterraremos dela República, como una sombra maldita que nos dejó la ambición y la opresión (Aplausos).

Triste es que se hayan escapado los grandes culpables.  No faltan miles de hombres que quieran perseguirlos, pero nosotros tenemos que respetar las leyes de otros países.  A nosotros nos sería fácil porque voluntarios tenemos de sobra para ir a perseguir a esos delincuentes, y hombres que estén dispuestos a jugarse la vida.  Pero no queremos aparecer como un pueblo que viole las leyes de los demás pueblos; las respetaremos mientras se respeten las nuestras. Pero sí advierto que si en Santo Domingo se ponen a conspirar contra la Revolución (Gritos de: “¡Trujillo!”).  Sí, Trujillo.  Yo había pensado, en alguna ocasión, que Trujillo nos había hecho daño vendiéndole armas a Batista, y el daño que le hizo no fue porque vendiera armas, sino porque vendiera armas tan malas que cuando cayeron en nuestras manos no servían para nada (Risas y aplausos). Sin embargo, vendió bombas, y con las bombas fueron asesinados muchos campesinos.  No dan ni deseos de devolverle las carabinas porque no sirven, sino de devolverle algo mejor.

Es lógico, en primer término, que los perseguidos políticos de Santo Domingo tendrán aquí su mejor casa y su mejor asilo.  Y los perseguidos políticos de todas las dictaduras tendrán aquí su mejor casa y la mayor comprensión, porque nosotros hemos sido perseguidos políticos.

Si Santo Domingo se convierte en arsenal de la contrarrevolución, si Santo Domingo se convierte en base de conspiraciones contra la Revolución Cubana, si esos señores se dedican desde allá a hacer conspiraciones, más vale que se vayan pronto de Santo Domingo, porque allí no van a estar tampoco muy seguros (Aplausos).  Y no seremos nosotros, que nosotros no tenemos que meternos en los problemas de Santo Domingo, es que los dominicanos han aprendido el ejemplo de Cuba, y las cosas se van a poner por allí muy serias (Aplausos).  Los dominicanos han aprendido que es posible pelear contra la tiranía y derrotarla, y ese ejemplo es lo que más temían preci­samente los dictadores, el ejemplo alentador para América que acaba de producirse en nuestra patria (Aplausos).

Vela por el curso y el destino de esta Revolución la América entera. Toda ella tiene sus ojos puestos en nosotros.  Toda ella nos acompaña con sus mejores deseos de triunfo.  Toda ella nos respaldará en nuestros momentos difíciles.  Esta alegría de hoy no solo es en Cuba, sino en América entera. Como nosotros nos hemos alegrado cuando ha caído un dictador en la América Latina, ellos también se alegran hoy por los cubanos.

Debo concluir, aunque sea enorme el cúmulo de sentimientos y de ideas que con el desorden, el bullicio y la emoción de hoy acuden a nuestra mente. Decía —y quedó sin concluir aquella idea— que habría justicia, y que era lamentable que hubiesen escapado los grandes culpables, por culpa de quienes ya sabemos, porque el pueblo sabe quién tiene la culpa de que se hayan escapado; y que vinieran a dejar aquí, no voy a decir a los más infelices, pero sí a los más torpes, a los que no tenían dinero, a los hombres de fila que obedecieron las órdenes de los grandes culpables.  Dejaron escapar a los grandes culpables para que el pueblo saciase su ira y su indignación con los que tienen menos responsabilidad. Aunque está bien que se les castigue ejemplarmente, para que aprendan.

Siempre pasa lo mismo, el pueblo les advierte que los grandes se van y ellos se quedan, y sin embargo, siempre pasa lo mismo, los grandes se van y ellos se quedan, pues que se castiguen también (Aplausos).  Si los grandes se van tendrán también su castigo.  Duro, muy duro es tener que vivir alejado de la patria por toda la vida, porque, cuando menos, serán condenados al ostracismo por toda la vida los criminales y los ladrones que han huido precipitadamente.

¡Quién viera por un agujero —como dice el pueblo— al señor Batista en estos momentos!  ¡Al guapo, al hombre soberbio que no pronunciaba un solo discurso si no era para llamar cobardes, y miserables y bandidos a todos los demás!  Aquí ni siquiera se ha llamado bandido a nadie, aquí no reina ni se respira el odio, la soberbia ni el desprecio, como en aquellos discursos de la dictadura. Aquel hombre que dice que cuando entró en Columbia llevaba una bala en la pistola (Gritos), se marchó en horas de la madrugada en un avión, con una bala en la pistola (Gritos).  Quedó demostrado que los dictadores no son tan temibles ni tan suicidas, y que cuando llega la hora en que están perdidos huyen cobardemente. Lo lamentable realmente es que haya escapado cuando pudiera haber sido hecho prisionero, y si hacemos prisionero a Batista le hubiéramos quitado los 200 millones de pesos que se robó (Aplausos).  ¡Reclamaremos el dinero téngalo donde lo tenga!  (Aplausos) porque no son delincuentes políticos, sino delincuentes comunes.  Y vamos a ver los que aparezcan en las embajadas, si es que el señor Cantillo no les ha dado ya salvoconducto. Vamos a distinguir entre los delincuentes políticos y los delincuentes comunes.  Asilo para los delincuentes políticos, nada para los delincuentes comunes. Tienen que ir ante los tribunales y demostrar que son delincuentes políticos, y si se demuestra que son delincuentes comunes, que los entreguen a las autoridades (Gritos de: “¡Mujal, Mujal!”). Y Mujal, a pesar de lo grande y lo gordo que es, no se sabe dónde está en este momento (Gritos).  Nadie tiene noticias.  ¡Cómo han huido! ¡Yo no me explico cómo ustedes se acuerdan todavía de esos infelices!  (Risas).  Por fin el pueblo se libró de toda esa canalla.

Ahora hablará el que quiera, bien o mal, pero hablará el que quiera.  No es como ocurría aquí, que hablaban ellos solos y hablaban mal (Gritos).  Habrá libertad absoluta porque para eso se ha hecho la Revolución; libertad incluso para nuestros enemigos; libertad para que nos critiquen y nos ataquen a nosotros; que siempre será un placer saber que nos combaten con la libertad que hemos ayudado a conquistar para todos (Aplausos). Nunca nos ofen­deremos, siempre nos defenderemos y seguiremos solo una norma:  la norma del respeto al derecho y a los pensamientos de los demás.

Esos nombres que se han mencionado aquí, esa gente, Dios sabe en qué embajada, en qué playa, en qué barco, adónde han ido a parar.  Bástenos saber que nos hemos librado de ellos, y que si tienen alguna casita, alguna finquita, o alguna vaquita por ahí; la tendremos sen­cillamente que confiscar.

Porque debo advertir que los funcionarios de la tiranía, los representantes, los senadores, los alcaldes, los que no han robado particularmente, pero que han cobrado los sueldos, tendrán que devolver hasta el último centavo de lo que han cobrado en estos cuatro años, porque han cobrado ilegalmente y tendrán que devolverle a la República el dinero que han cobrado todos esos senadores, y todos esos representantes; y si no lo devuelven, les confiscaremos las propiedades que tengan.

Esto, aparte de lo que se hayan robado, porque el que haya robado, a ese no le quedará nada del producto del robo, porque esa es la primera ley de la Revolución.  No es justo que se mande a prisión a un hombre que se robó una gallina, o un guanajo, y que los que se roban millones de pesos estén encantados de la vida por ahí.  ¡Que se anden con cuidado!  (Aplausos).  Y que anden con cuidado los ladrones de hoy y de ayer.  Que anden con cuidado porque la ley revolucionaria puede caer sobre los hombros de todos los culpables de todos los tiempos, porque la Revolución llega al triunfo sin compromisos con nadie en absoluto, sino con el pueblo, que es al único al que debe su victoria (Aplausos).

Voy a terminar (Gritos de: “¡No!”).  Voy a terminar por hoy (Gritos de:  “¡No!”).  Bueno, recuerden que tengo que marchar inmediatamente, es mi obligación, y ustedes llevan muchas horas parados (Gritos de: “¡No, no!”).

Veo tantas banderas blancas, rojas y negras en los vestidos de nuestras compañeras, que realmente se nos hace duro abandonar esta tribuna, donde hemos experimentado, todos los que estamos aquí presentes, la más grande emoción de nuestras vidas (Gritos y aplausos).

No podemos menos que recordar a Santiago de Cuba con entrañable cariño.  Las veces que nos reunimos aquí, un mitin allá en la Alameda, un mitin acá en una avenida (Gritos de: “¡Trocha!”).  En Trocha, donde dije un día que si nos arrebataban los derechos por la fuerza cambiaríamos las escobas por los fusiles, y culparon a Luis Orlando de aquellas declaraciones, yo me callé la boca.  En el periódico salió que era Luis Orlando el que las había hecho, y era yo el que las había hecho; pero no estaba muy seguro de si estaban bien hechas, porque en aquella época no había… (Risas).  Y resultó que tuvimos que cambiarlo todo: los estudiantes, sus libros y sus lápices por los fusiles; los campesinos, sus aperos de labranza por el fusil, y todos tuvimos que cambiarlo todo por el fusil. Afortunadamente, la tarea de los fusiles ha cesado.  Los fusiles se guardarán donde estén al alcance de los hombres que tendrán el deber de defender nuestra soberanía y nuestros derechos.

Pero, cuando nuestro pueblo se vea amenazado, no pelearán solo los 30 000 ó 40 000 miembros de las Fuerzas Armadas, sino pelearán los 300 000, 400 000 ó 500 000 cubanos, hombres y mujeres que aquí pueden coger las armas (Gritos y aplausos).  Habrá armas necesarias para que aquí se arme todo el que quiera combatir cuando llegue la hora de defender nuestra independencia (Aplausos). Porque está demostrado que no solo pelean los hombres, sino pelean las mujeres también en Cuba (Aplausos), y la mejor prueba es el pelotón Mariana Grajales, que tanto se distinguió en numerosos combates (Aplausos). Y las mujeres son tan excelentes soldados como nuestros mejores soldados hombres (Aplausos).

Yo quería demostrar que las mujeres podían ser buenos soldados. Al principio la idea me costó mucho trabajo, porque existían muchos prejuicios.  Había hombres que decían que cómo mientras hubiera un hombre con una escopeta se le iba a dar un fusil a una mujer.  ¿Y por qué no?

Yo quería demostrar que las mujeres podían ser tan buenos soldados, y que existían muchos prejuicios con relación a la mujer, y que la mujer es un sector de nuestro país que necesita también ser redimido, porque es víctima de la discriminación en el trabajo y en otros muchos aspectos de la vida (Aplausos).

Organizamos las unidades de mujeres, que demostraron que las mujeres pueden pelear.  Y cuando en un pueblo pelean los hombres y pueden pelear las mujeres, ese pueblo es invencible.

Mantendremos organizadas las milicias o la reserva de combatientes femeninas, y las mantendremos entrenadas, todos los voluntarios. Y estas jóvenes que hoy veo con los vestidos negro y rojo, del 26 de Julio, yo aspiro a que aprendan también a manejar las armas (Aplausos).

Y esta Revolución, compatriotas, que se ha hecho con tanto sacrificio, ¡nuestra Revolución!, ¡la Revolución del pueblo es ya hermosa e indestructible realidad!  ¡Cuánto motivo de fundado orgullo!  ¡Cuánto motivo de sincera alegría y esperanza para todo nuestro pueblo!  Yo sé que no es aquí solo en Santiago de Cuba, es desde la punta de Maisí hasta el cabo de San Antonio.

Ardo en esperanzas de ver al pueblo a lo largo de nuestro recorrido hacia la capital, porque sé que es la misma esperanza, la misma fe de un pueblo entero que se ha levantado, que soportó paciente todos los sacrificios, que no le importó el hambre; que cuando dimos permiso tres días para que se restablecieran las comunicaciones, para que no pasara hambre, todo el mundo protestó (Aplausos). Es verdad, porque lo que querían era lograr la victoria costara lo que costara. Y este pueblo bien merece todo un destino mejor, bien merece alcanzar la felicidad que no ha logrado en sus 50 años de República; bien merece convertirse en uno de los primeros pueblos del mundo, por su inteligencia, por su valor, por su espíritu (Aplausos).

Nadie puede pensar que hablo demagógicamente, nadie puede pensar que quiero halagar al pueblo.  He demostrado suficientemente mi fe en el pueblo, porque cuando vine con 82 hombres a las playas de Cuba, y la gente decía que nosotros estábamos locos y nos preguntaban que por qué pensábamos ganar la guerra, yo dije: “porque tenemos al pueblo” (Aplausos).

Y cuando fuimos derrotados la primera vez, y quedamos un puñado de hombres, y persistimos en la lucha, sabíamos que esta sería una realidad, porque creíamos en el pueblo.  Cuando nos dispersaron cinco veces en el término de 45 días, y nos volvimos a reunir y reanudar la lucha, era porque teníamos fe en el pueblo; y hoy es la más palpable demostración de que aquella fe era fundamentada (Aplausos).

Tengo la satisfacción de haber creído profundamente en el pueblo de Cuba y de haberles inculcado esa fe a mis compañeros. Esa fe, que más que una fe es una seguridad completa en todos nuestros hombres. Y esa misma fe que nosotros tenemos en ustedes es la fe que nosotros queremos que ustedes tengan en nosotros siempre (Aplausos).

La República no fue libre en el 95 y el sueño de los mambises se frustró a última hora.  La Revolución no se realizó en el 33 y fue frustrada por los enemigos de ella.  Esta vez la Revolución tiene al pueblo entero, tiene a todos los revolucionarios, tiene a los militares honorables.  ¡Es tan grande y tan incontenible su fuerza, que esta vez el triunfo está asegurado!

Podemos decir con júbilo que en los cuatro siglos de fundada nuestra nación, por primera vez seremos enteramente libres (Aplausos), y la obra de los mambises se cumplirá (Aplausos).

Hace breves días, el 24 de diciembre, me fue imposible resistir la tentación de ir a visitar a mi madre, la que no veía desde hacía varios años.  Cuando regresaba por el camino que cruza a través de los Mangos de Baraguá, en horas de la noche, un sentimiento de profunda devoción a los que viajábamos en aquel vehículo, nos hizo detener allí, en aquel lugar donde se levanta el monumento que conmemora la Protesta de Baraguá y el inicio de la Invasión.  En aquella hora, la presencia en aquellos sitios, el pensamiento de aquellas proezas de nuestras guerras de independencia, la idea de que aquellos hombres hubiesen luchado durante 30 años para no ver logrados sus sueños, para que la República se frustrara, y el presentimiento de que muy pronto la Revolución que ellos soñaron, la patria que ellos soñaron sería realidad, nos hizo experimentar una de las sensaciones más emocionantes que puedan concebirse.

Veía revivir aquellos hombres con sus sacrificios, con aquellos sacrificios que nosotros hemos conocido también de cerca. Pensaba en sus sueños y sus ilusiones, que eran los sueños y las ilusiones nuestras, y pensé que esta generación cubana ha de rendir, y ha rendido ya, el más fervoroso tributo de reconocimiento y de lealtad a los héroes de nuestra independencia.

Los hombres que cayeron en nuestras tres guerras de independencia juntan hoy su esfuerzo con los hombres que han caído en esta guerra; y a todos nuestros muertos en las luchas por la libertad podemos decirles que por fin ha llegado la hora en que sus sueños se cumplan.

Ha llegado la hora de que al fin ustedes, nuestro pueblo, nuestro pueblo bueno y noble, nuestro pueblo que es todo entusiasmo y fe; nuestro pueblo que quiere de gratis, que confía de gratis, que premia a los hombres con cariño más allá de todo merecimiento, tendrá lo que necesita (Aplausos). Y solo aquí me resta decirles, con modestia, con sinceridad, con profunda emoción, que aquí en nosotros, en sus combatientes revolucionarios, tendrán siempre servidores leales, que solo tendrán por divisa servirles (Aplausos).

Hoy, al tomar posesión de la presidencia de la República el doctor Manuel Urrutia Lleó, el magistrado que dijo que la Revolución era justa (Aplausos), pongo en sus manos las facultades legales que he estado ejerciendo como máxima autoridad dentro del territorio liberado, que ya es hoy toda la patria; asumiré, sencillamente, las funciones que él me asigne.  En sus manos queda toda la autoridad de la República (Aplausos).

Nuestras armas se inclinan respetuosas ante el poder civil en la República civilista de Cuba (Aplausos). No tengo que decirle que esperamos que cumpla con su deber, porque sencillamente estamos seguros de que sabrá cumplirlo. Al presidente provisional de la República de Cuba cedo mi autoridad; y le cedo en el uso de la palabra al pueblo.  Muchas gracias.

(Ovación)

Posted in General | Leave a Comment »

Al pueblo Cubano, a Fidel y Raúl… Viva Cuba: 57 años de grandes logros y la dignificación de todo un pueblo

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 1 enero 2016

VIVA CUBA

Posted in General | 1 Comment »

FELÍZ AÑO 2016 A TODAS Y TODOS LOS COMPATRIOTAS DE LA PATRIA GRANDE Y A NUESTROS HERMANOS DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 31 diciembre 2015

El porvenir se está nutriendo de la esperanza, esperanza concreta y tangible que se encarna en la vía venezolana hacia el socialismo.

Patria, Socialismo o Muerte

Venceremos!!

Fidel Ernesto Vásquez I. 

Posted in General | Leave a Comment »

HACE 5 AÑOS EL CORONEL RUIZ, SECRETARIO GENERAL DE GOBIERNO DEL ESTADO VARGAS EMPRENDIO EL VIAJE ETERNO

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 28 diciembre 2015

JOSE MANUEL RUIZ

El Coronel José Manuel Ruiz formaba parte del equipo del Gobernador Jorge Luis García Carneiro,  desde la época que fue ministro del Presidente Hugo Chávez.

Como Secretario General de Gobierno, se distinguió por brindar apoyo a las comunidades, fortaleciendo con su labor la gestión de gobierno de General García Carneiro.

Hace cinco años emprendió el viaje a la eternidad, sorprendiéndonos a todos quienes trabajamos junto a él, a sus amigos y familiares.

A toda su familia y compatriotas del PSUV nuestras palabras eterna de solidaridad por nuestro fraterno amigo y ocurrente compañero de trabajo revolucionario en la gobernación varguense.

Hasta Siempre.

Posted in General | Leave a Comment »

(DESCARGAR) LAS MAS HERMOSAS CARTAS DE AMOR ENTRE MANUELA Y SIMÓN BOLÍVAR

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 27 diciembre 2015

LAS MAS HERMOSAS CARTAS DE AMOR ENTRE MANUELA Y SIMÓN BOLÍVAR

PARA DESCARGAR EL ARCHIVO, FAVOR PULSE  EL SIGUIENTE ENLACE:

LAS MAS HERMOSAS CARTAS DE AMOR ENTRE MANUELA Y SIMON BOLIVAR

Posted in General | Leave a Comment »

CON MACRI, EL FASCISMO RETORNA A LA ARGENTINA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 26 diciembre 2015

CON MACRI, EL FASCISMO RETORNA A LA ARGENTINA

 

El plan general del  “cambio” prevé cambios en el Impuesto a las Ganancias, alza en las tarifas de servicios, negociación con los fondos buitre, liberación en las restricciones al dólar, cierre de canales de medios de comunicación, entre otros temas.

Unificar el tipo de cambio

Macri “Yo dejo flotar el tipo de cambio”.

Negociar con los fondos buitre

El presidente de Argentina negociará un “arreglo con los fondos buitre” así como renegociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la deuda de Argentina. Este organismo internacional apoyó económicamente a la última dictadura y propuso créditos en 1990, a cambio de medidas que desmejoraron a la población, entre ellas aumentar la edad de jubilación de los adultos mayores.

Aumento de tarifas en servicios de gas y electricidad

Macri quita los subsidios al consumo de electricidad y gas, dijo que la quita de subsidios y la actualización del marco tarifario aumentará las ganancias de las empresas de energía.

“El precio del gas subirá 3420%, y el de la electricidad 350% para la industria y 643% al consumidor”.

Despido de trabajadores estatales

Informó que se estudiará en detalle la situación de los empleados públicos y despedirán a aquellos que consideren improductivos.

Derogar el memorándum con Irán

Macri enviará al Parlamento un proyecto de ley para derogar el memorándum de entendimiento con Irán y anular la “Comisión de la Verdad” que los gobiernos de Argentina e Irán acordaron para investigar el atentado contra la AMIA.

El Caso AMIA es una investigación judicial sobre el atentado que el 18 de julio de 1994 provocó la muerte en Buenos Aires de 85 personas, cuando explotó un coche bomba frente a la sede porteña de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Natalio Alberto Nisman, quien investigaba el caso pero apareció muerto el pasado enero, saltó a la fama internacional cuando en 2010 WikiLeaks publicó una serie de cables de la embajada de Estados Unidos (EE.UU.) en Argentina, en los que se comprobaba cómo la investigación que él llevaba sobre el atentado a la AMIA era dirigida desde Washington.

Sacar del aire el programa de crítica social y política “6, 7, 8”

Este proyecto comunicacional transmitido por la TV Pública. “6,7,8” empezó a emitirse durante la gestión de la presidenta Cristina Fernández.  Sus panelistas discuten el tratamiento que le dan los medios de comunicación y los sectores políticos de Argentina a la información política y social.

“Hernán Lombardi administrará todos los medios públicos. Tendrá rango de ministro y se va a ocupar de todo el sistema de medios. No va a haber 6,7,8 ni 8,7,6”.

Eliminar Fútbol para Todos

Fútbol Para Todos, es un programa gubernamental de la Argentina, dependiente de la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros.

“Me parece que el Fútbol para Todos no es una prioridad”, dijo Macri.

Este programa es una sociedad entre el Estado y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para la transmisión de todos los partidos de Primera y Nacional B por canales públicos.

Subir el impuesto a las Ganancias

Macri también confirmó que subirá el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. “Vamos a ajustar el mínimo no imponible para devolver la justicia a ese impuesto”.

Remover a la Procuradora General de la Nación

Macri informo que aunque constitucionalmente la Procuradora tiene periodo, ella será removida mediante un decreto presidencial.

Según el artículo 76 de la ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal, el jefe de los Fiscales solo puede ser removido por los causales y el procedimiento establecido en los artículos 53 y 59 de la Constitución Nacional, es decir, un juicio político.

El Senado es la única autoridad que puede evaluar la sustitución de un Procurador y lo hace con la misma mayoría que se prevé para los jueces de la Corte Suprema de Justicia, dos tercios de la Cámara alta. En caso contrario, el cargo es vitalicio.

Existe una imposibilidad de aplicar un Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo para remover a un procurador de la nación. Eso equivale a un golpe institucional”.

Sustituir a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual

Este organismo está a cargo de Martín Sabbatella, cuyo período vence en 2017. Para este cargo, Macri designó a un miembro del PRO: Miguel de Godoy.

Según el artículo 14° de la ley de medios, “el presidente y los directores sólo podrán ser removidos de sus cargos por incumplimiento o mal desempeño de sus funciones o por estar incurso en las incompatibilidades previstas por la Ley 25.188”.

Además, “la remoción deberá ser aprobada por los dos tercios del total de los integrantes del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual (39 miembros), mediante un procedimiento en el que se haya garantizado en forma amplia el derecho de defensa, debiendo la resolución que se adopta al respecto estar debidamente fundada”.

La ley claramente establece los períodos que dura cada gestión y cuándo se tienen que producir las designaciones.

Remoción del titular de los medios públicos

Mauricio Macri quiere a Hernán Lombardi para dirigir la TV Pública, Radio Nacional, Encuentro y DeporTV, la agencia de noticias Télam, el parque Tecnópolis y el ex Correo Central pero el mandato del presidente de Radio y Televisión Argentina, Tristán Bauer, es hasta 2017.

Para el proceso de remoción, Bauer tendría que apartarse por voluntad propia pero él aseguró que su mandato es hasta diciembre de 2017 y “pienso cumplirlo”.

La reglamentación de la Radio y Televisión argentina sostiene en su artículo 9: “serán causales de remoción, previa sustanciación que garantice el derecho de defensa del acusado, las siguientes: procesamiento firme por delitos dolosos, mal desempeño, negligencia grave, morosidad en el ejercicio de sus funciones, desconocimiento inexcusable del derecho e inhabilidad física o psíquica”.

Reestructuración del Banco Central

La Carta Orgánica del Banco Central señala en el artículo 9 que “los integrantes del directorio podrán ser removidos de sus cargos, por el Poder Ejecutivo nacional, por incumplimiento de las disposiciones contenidas en la presente Carta Orgánica o por incurrir en alguna de las inhabilidades previstas en el artículo anterior”.

Gabinete económico con 6 ministros

Los ministerios de este gabinete económico serán, según dijo Macri: Hacienda y Finanzas; Trabajo; Agricultura, ganadería y pesca; Energía; Transporte y Producción.

Suspender a Venezuela del Mercosur

Durante su campaña electoral y en la primera rueda de prensa ofrecida como mandatario elegido, insistió en solicitar la aplicación de la cláusula democrática a Venezuela para que sea suspendida como miembro pleno del Mercosur.

“Es evidente que corresponde que se aplique esa cláusula porque las denuncias son claras, son contundentes, no son un invento”.  Macri está en contra de que la justicia venezolana se aplique al responsable de la muerte de 43 personas en las guarimbas, acciones desestabilizadoras de 2014 y está en contra de la participación de militares en el Gobierno.

Pero el Protocolo de Ushuaia por el cual se rige Mercosur, establece que la cláusula sólo se puede aplicar “en caso de ruptura del orden democrático en alguno” de los países miembro del bloque regional.

Posted in General | 2 Comments »

ASÍ GOBIERNAN LOS FASCISTAS DE LA DERECHA: EL PUEBLO SUFRIENDO Y EL FASCISTA MAURICIO MACRI DE VACACIONES…

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 diciembre 2015

MACRI

Posted in General | Leave a Comment »

La derecha es la misma vaina donde sea… EL FASCISTA MACRI CERRO CANAL SENADO TV-ARGENTINA

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 diciembre 2015

RAMOS ALLUP Y MACRI

Posted in General | Leave a Comment »

Nació el Jesús Obrero

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 25 diciembre 2015

JESUS

Nacido en Belén, bajo la sangrienta estrella de David y en la aldea más olvidada del mundo un 25 de diciembre de un año que ahora suelen llamarle cero.

Allí nació, en medio del estiércol del ganado, entre pobres bestias de carga y en un humilde y vulgar pesebre nació el hombre más grande de este mundo.

Fue hijo de un explotado carpintero, por la plusvalía de las puertas y las ventanas, y de la humilde y doméstica María.

Creció viendo las miserias de su pueblo y la tristeza de los judíos pisoteados por el emperador romano. El rey de los miserables judíos, se volvió subversivo y planificó el destino contra Roma, no como una revuelta sin trascendencia y de inmolación, en la que murieran inútilmente mucho zelotas con bríos pero sin estrategias, sino como prediciendo con la claridad de los procesos históricos que los sistemas imperiales se revuelcan en la laxitud pueril de sus contradicciones, hasta volver al polvo.

Fue capturado por el sistema, torturado y asesinado injustamente en una cruz, clavado de pies y manos, de frente al sol murió el hombre. Viendo la utopía azul en forma de nube que había embobado a grandes religiones históricas que se emborracharon de cielos y se marcharon del suelo.

Abajo el mundo cayó derrotado para siempre por la fuerza de los omnipresente status quo.

Hoy se le recuerda entre árboles y pólvora navideña, y cada quien se programa para ser bueno, para dar migajas, para vestirse de un viejo barbón bobo que regala juguetes y sonrisas con la idea clara de que sus fabricas hacen las horas extras de la rentabilidad inhumana. Entre luces falsas que parodian el brillo de las estrellas y entre compras suntuarias de consumo inmediato, se sigue crucificando de nuevo al más grande hombre de todos los tiempos. A aquel que no le dieron de beber ni de comer, ni lo visitaron en la cárcel cuando se hizo subversivo, ni le dieron ni de vivir ni de bien morir: Jesús el Nazareno, el Mesías que anunció las buenas nuevas del socialismo por los siglos de los siglos… y que desde esta Patria de Bolívar y Chávez, un Presidente Obrero, un Presidente humilde como el Pueblo, el compatriota amigo Nicolás Maduro Moros, con la bendición bendita de quienes le juramos lealtad, amor y acompañamiento infinito, lideriza la ruda batalla por la construcción de ese sueño del Jesús Obrero por la Suprema Felicidad del Pueblo Venezolano, Caribeño y de América Latina.

Hoy, en día del nacimiento de Jesús Obrero, en día de ratificación de la palabra empeñada en el cumplimiento del legado del Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, los Bolivarianos que abrazamos la lucha que lideriza ese otro Obrero líder, Nicolás Maduro, podemos decir como esta sellado en la moneda Nicaragüense: “En Dios Confiamos”.

Por la Patria, Venceremos

Posted in General | Leave a Comment »

Comandante Fidel Castro, en 1973: “Estados Unidos dialogará con Cuba cuando tenga un presidente negro y haya un Papa latinoamericano”

Posted by Fidel Ernesto Vásquez I, en 22 diciembre 2015

fidel castro

Posted in General | Leave a Comment »